Gantz Club


    Gaantz Overdrive capítulo 11

    Comparte
    avatar
    Diogo Rangel
    Experimentado
    Experimentado


    42 / 10042 / 100

    X-Rifle

    Nada
    Nada
    Mensajes1574 Reputación77
    Dinero98050
    Puntos Gantz0 100 Puntos4 Vida
    100 / 100100 / 100
    0 / 9990 / 999
    0 / 9990 / 999

    Traje
    100 / 100100 / 100
    0 / 3000 / 300

    Vehiculo
    0 / 1000 / 100
    0 / 5000 / 500
    0 / 9000 / 900

    Energia
    100 / 100100 / 100
    0 / 9990 / 999
    Radar Nada

    Gaantz Overdrive capítulo 11

    Mensaje  Diogo Rangel el Mar Mayo 10, 2016 10:27 pm

    Capítulo 11 Una larga guerra

    Takeshi:
    Comenzó la transferencia  el hangar quedó atrás y fue remplazado por un bosque de altos y gruesos árboles en el estado de Washington.
    Para muchos de los soldados era la primera vez que visitaban los Estados Unidos entre ellos Takeshi.
    Ya había anochecido y la única fuente de luz que tenían eran las luces de los bulbos de los trajes de combate.
    Ciento treinta y tres miembros estaban reunidos ene se bosque muchos sacaron los radares para conocer la ubicación del enemigo y al igual que la vez anterior tendrían en sus rostros unas pantallas que les permitirían ver en la oscuridad como si estuvieran a plena luz de día.
    -bien escuadrones el enemigo se encuentra medio kilómetro al norte, por ser una misión especial no habrá límite de área pero aunque intente desertar morirá al instante-les indicó el capitán Paige desde el auricular.
    - avanzaremos por tierra tomando una formación circular con las armas en alto listos para disparar, una vez que el enemigo sea avistado deberán disparar a mi orden si el enemigo se percata de nuestra presencia es necesario que se use el modo invisible del traje
    Todos comenzaron a avanzar dividiéndose en grupos tomando posiciones en formación  circular.
    Algunos de los escuadrones recibieron la orden de adelantarse e ir por las copas de los árboles directo hacia el objetivo.
    Takeshi sostenía la pistola Ye en la mano prefería esa arma para usarla para destruir al objetivo a golpes, el chico corría detrás de Gorski  al lado de Romani y de Rangel.
    -a unos segundos- susurró alguien
    El capitán detuvo a escuadrón levantando la mano en alto, Takeshi se colocó  a su  lado  esperando ser el primero en disparar.
    Enfrente de ellos se encontraba un hombre fornido con los brazos llenos de tatuajes célticos, tenía en sus manos una escopeta que seguramente debía ser especial de los vampiros.
    -muy bien abran fuego...
    Takeshi se adelantó apretó los gatillo de su arma y de los cañones salió el triángulo de cuerdas luminoso que voló a velocidad y amarró al vampiro0 en unas cuerdas, mientras que al mismo tiempo otro de los soldados disparó antes de que Takeshi pudiera transferirlo.
    Puta madre acaba de perder valiosos puntos.
    -¿escuchaste eso?-preguntó una voz masculina
    Antes de que alguien se  moviera uno de los soldados que estaba en la copa de los árboles disparó contra ese vampiro.
    -sigamos-
    Siguieron avanzando por el bosque hasta  llegar a donde encontraron a una doce más de vampiros, antes de que Takeshi pudiera disparar  los demás miembros del pelotón dispararon quedándose con más puntos y el nada.
    Siguieron avanzando hasta llegar a una casa de unos tres pisos, parecía una casa muy elegante de tres pisos hechos de madera rustica muy fina, vaya mierda de envidia, ser vampiro debe ser un lujo muy grande.
    Una vez que los escuadrones estuvieron en posición el capitán dio la orden para iniciar el asalto.
    Takeshi no perdió el tiempo ahora si ganaría puntos, el chico saltó hacia el interior de la casa atravesando la ventana rompiéndola en trozos terminando entro del recibidor de la casa donde una docena de vampiros se quedaron sorprendidos tras su llegada.
    -¿Quién chingados es?-preguntó el vampiro más viejo.
    En ese momento Takeshi presionó los gatillos de su arma el triángulo luminoso ató al vampiro más viejo, acto seguido Takeshi volvió a presionar los gatillos y ese viejo vampiro fue transferido, cosa que provocó a los demás vampiros.
    -hijo de puta-
    -un pinche cazador de vampiros
    Los vampiros estiraron sus manos para sacar sus pistolas especiales.
    Dos de las cabezas de los vampiros explotaron antes de que terminaran de sacar las pistolas, esos miembros habían entrado de la misma forma en que entró Takeshi, rompiendo las ventanas.
    La puerta también fue destrozada, está vez por el capitán Paige que le dio una fuerte patada al estilo militar y en automático disparó con el rifle dos veces destrozando a los vampiros en automático.
    Hubo una corriente de electricidad y detrás de tres delos vampiros aparecieron tres Gantzers que se habían acercado disimuladamente y al estar cerca los atravesaron con las espadas.
    Takeshi volvió a presionar los dos gatillos para  que volviera a salir el triángulo de luz neón que ató a una joven mujer vampiro que en automático le volvió a explotar la cabeza.
    Los últimos dos vampiros apuntaron a Takeshi, el chico sintiendo el peligro encima se lanzó hacia un lado para evitar los disparos, cosa que fue un error por parte de los vampiros, en ese momento otro espadachín que tenía la espada mejorada decapitó a los dos vampiro en un amplio movimiento.
    -recibidor despejado- informó el capitán-
    -segundo piso despejado, solo había cuatro objetivos-
    -ático despejado soplo había un objetivo- anunciaron por radio.
    Si el conteo de Takeshi no fallaba solo habían ido a eliminar a menos de veinte vampiros, vaya manera tan más estúpida de mover a un pelotón completo, bueno aún tenía posibilidad  de conseguir más de cien si lograba  moverse rápido por las ciudades de… que nombre tenía la ciudad de mierda ala que tenía que ir.
    -bien el resto de miembros  del clan está debajo en el sótano- susurró alguien.
    Eso era solo tenía que bajar al sótano antes que nadie y apretar los gatillo tan rápido como pudiera.
    -¡escuché disparos!-gritó una voz desde abajo.
    -¡¡son los miembros de NOMI!!-gritó una mujer
    El capitán olvido la palabra estrategia y saco el arma de gravedad para apuntarlo sobre el  piso en el que estaban de pie.
    -disparen al discreción a la señal-ordenó el capitán
    El capitán no especificó cuál sería la famosa señal que daría, para muchos quedo esa duda, peor para Takeshi y para otros más  quedaba más que claro lo que era esa señal.
    El capitán presionó el piso y este fue presionado con fuerza cayendo  sobre los vampiros que se encontraban en el sótano.
    Los soldados que entendieron la señal del capitán sacaron las armas y comenzaron a disparar contra los vampiros que estaban  debajo, Takeshi los imitó disparando los gatillos dela pistola Ye  varias veces sin saber si estaba asegurando objetivos para transferirlos.
    -alto al fuego, Brazo, Delta, Landa, Charlie y Zeta dentro del sótano ahora.
    Los escuadrones saltaron dentro del agujero  mientras que disparaban  a los objetivos que estaban abajo, Takeshi  gracias a su visor especial pudo distinguir a un gran número de objetivos
    -Charlie, Épsilon por las escaleras-
    Dos escuadrones se apresuraron en ir a las escaleras para atacar a los vampiros.
    -Gama, Alfa  saltaremos en seguida- ordenó el capitán cuando recibieron el reporte de las primeras bajas de vampiros.
    Takeshi sonrió levemente el pertenecía al escuadrón alfa, y eso era bueno entrar como refuerzo significaba que tendría a su merced a objetivos distraídos
    Takeshi estaba listo para saltar al interior por ese agujero y para disparar y transferir a los objetivos, se escuchaban las explosiones y disparos de las armas de los vampiros, debían darse prisa
    En ese momento antes de que pudieran dar un paso más  una fuerte energía  que salió del sótano expulso a todos los soldados de la casa mientras que está explotaba con gran fuerza provocando un incendio forestal.

    Shion:
    Todos los escuadrones presenciaban batalla en diferentes  zonas alrededor del globo terrestre, escuadrón suicida se encontraba en las afueras de Roma donde  se encontraba la máxima concentración de vampiros, el objetivo aunque fuera de la idea del motivo de existencia de escuadrón suicida, era asesinar a uno de los máximos líderes de los vampiros.
    Pese a que aún era de día en la localidad las calles estaban vacías debido a la gente que estaba muy asustada en especial por lo ocurrido días atrás, aunque lo más probable, era porqué el gobierno dio orden de evacuación en dichas zonas para que los civiles no sufrieran daños.
    Shion atravesó a uno de los vampiros por en medio de su espalda  con su espada normal, debía guardar la espada más fuerte para los vampiros más fuertes.
    El resto de sus compañeros, con quien no planeaba unir fuerzas para luchar contra esos sujetos, luchaban contra los vampiros la mayoría enfrentando de frente a dos vampiros a la vez, algunos a tres.
    Se encontraban en una plaza rodeada de edificios el lugar central de donde se desarrollaba la batalla, ya llevaban media hora de combate, el piso empedrado de la plaza estaba  cubierto de cadáveres, sangre, armas y partes mutiladas tanto de vampiros como miembros  de Gantz.
    Shion pasó corriendo hacia el otro lado de la plaza  directo hacia donde había un automóvil volteado donde estaba  un vampiro bastante rápido que había estado eliminando miembros de Gantz uno por uno.
    Shion dio un salto en el aire dándose impulso con la fuerza del traje para saltar más alto y dirigir su espada hacia el objetivo, la espada se extendió hasta tener un largo de cinco metros mientras que Shion se dirigía hacia su objetivo con mayor velocidad.
    El vampiro se volteó justo a tiempo para evadir el ataque del espadachín que intentaría matarlo.
    La espada partió en dos en un golpe limpio el automóvil en el que  el vampiro estaba de pie, Shion retiro la espada regresándola a su tamaño original o al tamaño tradicional de las espadas.
    Shion no dudaba ni por un segundo en enfrentar a un vampiro ya que había enfrentado a decenas de vampiros el solo en el pasado podía con este solo además aunque  aparecieran más los demás miembros de Gantz lucharían contra ellos y si cuenta no fallaba ya había asesinado a más de veinte vampiros, si cada uno valía un punto…
    El vampiro un hombre de piel negra calvo de complexión  medio musculosa que usaba lentes  con micas rojas sostenía su brillante espada plateada en lo alto.
    Ambos contendientes se miraron el uno al otro fijamente antes de correr el uno al otro para que comenzara la pela.
    Las espadas de ambos chocaron provocando chispas, ambos ponían fuerza para ganar el empuje de las espadas y matarse entre ellos.
    Shion levantó el pie y lo uso para empujar al vampiro de una patada, el vampiro retrocedió  varios pasos hacia atrás tropezando con el borde de la banqueta,  cayendo al piso baca arriba mientras que Shion volvía a atacar  deslizando su espada hacia abajo.
    El vampiro en un rápido movimiento se dio la vuelta y giró para evadir el ataque  de Shion, este estiró su mano y saco de ella una pistola que uso para disparar contra Shion.
    Shion se lanzó hacia un lado el sabía lo peligrosas que podían ser esas balas y quería resguardar su traje y su arma más fuerte al menos hasta que saliera el jefe.
    Las balas chocaron contra el automóvil que no explotó, era obvio que ese mito de las películas de que si le disparas a un automóvil este explotaba era una realidad.
    El vampiro se puso de pie mientras que seguía disparando contra la pared en caso de que el soldado de NOMI  saliera en cualquier momento asesinarlo y seguir con la batalla a su manera, pero no podía  distraerse ya había perdido mucho tiempo  peleando contra esos soldados aunque era parte de la guerra matarlos a todos, aunque debía admitir que eran muy fuertes.
    Shion salió de su escondite cuando el vampiro dejo de disparar debido a la ausencia de balas.
    Shion extendió su espada cuando…
    Otros dos vampiros, estos parecían ser mucho más jóvenes o fueron transformados más jóvenes que el vampiro negro.
    -vete- le dijeron ambos.
    Ambos vampiros habían sacado sus espadas para  interceptar el ataque de la espada de Shion, esos dos vampiros eran casi nuevos y los aprendices de un amigo de ese vampiro, pero pese a que casi no se relacionaban entre ellos, se conocían muy bien.
    -¡Mark, Fiona!, ¿Qué hacen aquí? ¡Les ordene que se quedaran!-
    -no podemos- respondieron ambos.
    -la misión es más importante- dijo  Fiona
    -ahora tienes que irte rápido Jordán- dijo Mark.
    -solo tú conoces la contraseña—añadió Fiona poniendo fuerza en su empuje
    El vampiro asintió,  guardo la pistola en una funda que tenía en la ropa para no volver a  sacarla de su mano, se dio la vuelta y con la espada todavía en la mano derecha se dio la vuelta y comenzó a correr por la calle, salto al techo de un camión turístico vacía y dio otro salto.
    -¡no me estorben basuras!-gritó Shion
    Shion puso más fuerza en el traje inflando  y de un empujón derribo a ambos chicos que no debían tener más de veinte años.
    Al chocar contra el piso ambos vampiros  se pusieron de pie al instante  para luchar contra el soldado.
    Shion  preparó su espada estaba listo para enfrentar a esos dos, este extendió su espada mientras que daba un giro rápido con la mano para dar un ataque circular.
    Ambos vampiros saltaron para evadir ese ataque y se dirigían hacia Shion  con sus espadas listos para cortar  los brazos de Shion.
    Shion miraba hacia arriba, el ataque de esos dos sería obvio, Shion regreso el tamaño de su espada a casi el tamaño original y la cambi0o de posición.
    Segundos después antes de que los vampiros aterrizaran este volvió a extender la espada y con un giro rápido las manos de ambos fueron cortadas  y sus espadas junto con sus manos salieron volando por los aires.
    Shion retrocedió  dos metros dando un leve brinco hacia atrás para evadir lo que quedaba del ataque de los vampiros.
    Ambos cayeron al piso mientras que Shion les dio el golpe de gracia cortándoles la cabeza a ambos con un solo ataque.
    Ese vampiro s ele había escapado por culpa de estos dos, pero todavía había muchos objetivos para eliminar
    Jordán que ya había escapado de la zona de batalla se encontraba saltando de edificio en edificio, se detuvo detrás de un taque de agua para cubrirse del sol, en ese instante necesitaba la droga en ese instante, en su cuerpo sentía como la luz del sol lo quemaría dentro de poco.
    Saco de su ropa una botella color naranja con unas píldoras negras, saco una y se la trago en seco, ahora solo debía esperar unos minutos y volvería a correr.
    A le lejos se podían escuchar las disparos de la batalla entre humanos y vampiros, ambos bandos se estaban destrozando mutuamente sin si quiera terminar la misión.
    Jordán volvió a correr una vez que la droga hizo efecto y continuó saltando entre los edificios, para llegar a una iglesia donde se metió dentro por una de las ventanas de un segundo piso, paso corriendo por el pasillo y bajo las escaleras hasta llegar al altar donde el sacerdote daba sus misas.
    Una vez ahí Jordán dio varios golpes en el piso hasta  que trono y quitó las rocas  metió la mano para jalar una palanca.
    Detrás de una de las columnas que sostenían el edificio salieron unas escaleras que descendía, debía admitirlo era un magnífico mecanismo creado por los humanos.
    Jordán descendió por el dando un brinco y después de unos diez segundos de caída  aterrizó en una habitación muy amplia, la luz que salía de ella era muy abaja pero iluminaba lo suficiente para poder ver bien.
    La vista de Jordán se posos en diferentes lados y por fin encontró lo que buscaba, parecía ser una súper computadora y enfrente de ella  estaba un vidrio que mostraba lo que había detrás.
    Jordán apretó los interruptores para encender las luces, detrás de esa ventana se encontraba un dispositivo, probablemente el más poderosos creado por la mano del hombre.
    Jordán introdujo en el teclado de esa súper computadora la contraseña y la puerta de acceso se abrió.
    Ahora podía acceder a esa habitación, cuando el vampiro entró comenzó a analizar lo que había en la habitación.
    -así que se trata de esto-susurró para si mismo- esto podría representar el final o el ascenso de NOMI, quizás aún es tiempo para cambiar de bando-

    Takeshi:
    Takeshi había salido disparado  varios metros de distancia,  aterrizando boca abajo, rebotó una vez en el piso, volvió a rebotar se deslizo varios metros en el piso y chocando de espaldas contra un árbol muy grueso.
    Takeshi entre abrió el ojo izquierdo mientras intentaba ponerse de pie, todo a su alrededor era oscuro, solo podía distinguir sombras a su alrededor y a lo lejos las llamas del incendió que alcanzaban una altura de más de veinte metros, el chico tenía su brazo izquierdo enfrente de su rostro, el chico volteó su brazo para  ver el bulbo de su traje que chorreaba el líquido azul, señal de que el traje de Takeshi se había dañado por completo y que ya no servía para nada.
    Reuniendo la fuerza que le quedaba Takeshi se fue poniendo poco a poco de pie usando su otro brazo para poder levantarse, primero quedo de rodillas y luego pudo ponerse de pie,  el chico sentía un fuerte dolor en el antebrazo  derecho y cuando lo examinó descubrió que estaba sangrando mucho.
    Fue ahí cuando se dio cuenta de que fue la explosión la que daño al traje pero el golpe en el piso le había dañado el antebrazo.
    -¡transferencia, transferencia!-gritaba alguien desesperadamente.
    Pero la transferencia no llegaba, Takeshi comenzó a caminar hacia enfrente mientras observaba cuidadosamente el piso iluminado por el fuego, buscando algún arma para disparar desde lejos a los extraterrestres.
    Pero no había nada solo encontró rocas, tierra pedazos de la casa.
    -¡Owen!-
    -Carie tranquila, no tengas miedo, ya vamos a volver-
    Los sollozos de los miembros del batallón resonaban en todas partes, ya nadie parecía estar preocupado por la misión, quizás ya no quedaban  vampiros y todos ya habían muerto en la explosión, pero si era así porque chingados no iniciaba la transferencia
    -Los objetivos han sido eliminados, iniciaremos de inmediato la segunda fase de la operación- informó el capitán Paige desde la radio.
    -¡que insensibles ya perdimos a muchos más!- escuchó Takeshi decir a alguien.
    En ese momento comenzó la transferencia y el incendió desapareció mientras que Takeshi escuchaba decir al capitán una solicitud al cuartel.
    -que el equipo de Ángeles de negro venga y extinga el fuego-
    El incendio y el bosque desaparecieron enfrente de Takeshi y fueron remplazados por una visión más oscura, el chico no podía distinguir nada, solo notó que el viento soplaba en otra dirección y que no se sentía el mismo calor nocturno de primavera.
    Pese a la oscuridad Takeshi pudo distinguir las formas de los edificios abandonados junto con la hierba crecido en señal de descuido humano que había presenciado Pensilvania.
    La transferencia de Takeshi terminó el chico levanto su brazo para notar que ya no tenía ninguna molestia  y que su traje volvía a funcionar una vez más, cosa que era un alivio.
    Pero la misión aún no había terminado, seguía la peor parte, antes solo atacaron un pequeño clan de no más de treinta vampiros y ahora atacarían a todo un pelotón que seguramente los duplicaban o triplicaban en número.
    Los que quedaban de la parte anterior ya habían sido transferidos aunque Takeshi no notó la ausencia de muchos, por las caras de muchos de sus compañeros podía saber que mínimo habían perdido a unos veinte.
    -¡soldados no es tiempo para llorar la batalla aún no termina!-gritó el capitán por los auriculares.
    Ese jefecito tenía razón no era tiempo de estar de maricas llorones, era tiempo de pelear, una vez terminada la misión podrían tener un momento de duelo y revivir a sus compañeros con el menú de cien puntos.
    -tiene razón- dijo el chico cuando paso caminando por la calle al lado de una joven mujer que lloraba por su novio.
    Aunque Takeshi sabía lo que acaba de decir, esa escena de esa mujer le recordó cuando Chie murió y pese a que el chico quería luchar y que pudo haber revivido a alguien más decidió revivirla a ella, pese a que Chie ni siquiera le caía bien.
    No, se estaba distrayendo necesitaba volver a concentrarse en la batalla, normalmente el chico le gustaba usar la fuerza bruta pero está ocasión podría ser la excepción, no se estaba distrayendo otra vez.
    Usando los radares la tropa comenzó a moverse por la calle, había múltiples objetivos cerca del cuarenta por ciento ubicados al centro de la ciudad en otras palabras el objetivo principal  mientras que el resto se encontraba  dispersos, probablemente guardias que estarían vigilando escondidos en los edificios.
    -bien a partir de aquí  usen el modo invisible, la orden  tengan siempre a tres compañeros  junto a ustedes- ordenó el capitán.
    Francamente Takeshi preferiría hacerlo solo otra vez y en especial que a su lado no había nadie que los acompañara, los soldados habían sido transferidos aleatoriamente a Pensilvania.
    Mierda tenía que encontrar a alguien o estar otra noche sin censar en la prisión.
    Takeshi paso corriendo una vez que activó el modo invisible del traje  para comenzar a buscar sus objetivos.
    Había uno no muy lejos y por lo que Takeshi entendió estaba dentro de un edificio dos cuadras al frente, se trataba de un edificio de cuatro pisos, no debía suponer un gran problema entrar discretamente solo debía encontrar un buen punto para saltar, además solo era un objetivo.
    Takeshi se colocó enfrente del edificio no sabía de qué lado podía estar el vampiro, si en el lado norte o en el lado sur y tampoco en que puto piso y como todas las cortinas estaban cerradas no podían darse una idea y revisar todo el edificio el solo no serviría.
    -aquí Charlie dos estamos encima de una torre de agua tengo al objetivo en la mira es solo uno cambio-dijo una voz  familiar que hablaba en tono burlón.
    Takeshi la conocía pero de donde el chico cerró los ojos intentando pensar la habían escuchado, por supuesto se trataba de Hanzel
    -aquí Echo tengo  a dos objetivos en otro edificio de cinco pisos en el techo mis compañeros están apuntando-dijo una chica.
    -esperen acabo de ver a otro guardia dentro del edificio de cinco pisos.
    Varios escuadrones siguieron dando sus respectivas  posiciones  todos listos para atacar a los vampiros que estaba de guardia, Takeshi revisaba su radar según el recordaba  de la única que leyó el manual de usuario del radar indicaba que se podía usar de forma tridimensional.
    Takeshi  comenzó a  rebuscar entre las zonas para ubicar todos los puntos de control de los vampiros y así fue como encontró al objetivo que atacaría, se encontraba en la planta baja entonces no habría problema podría hacerlo el solo
    -aquí Tendo del equipo Alfa me transfirieron lejos de algún otro soldado, estoy frente al edificio de cinco pisos, si es solo uno yo me encargo.
    -negativo soldado es peligroso- informó la Teniente Harrison por radio.
    -Qué tal si yo lo ayudo- intervino por radiola voz de otro chico delos que habían estado en el castigo con Takeshi el día anterior-lo tengo en la mira y estoy justo enfrente del edificio listo para disparar.
    -muy bien soldado tienen aprobación- respondió el capitán Paige.
    -Logan cierto, gracias pero  podré con él no te preocupes, el objetivo está en la planta baja observando por la ventanas del comercio de la pizzería-
    -si Takeshi y también ya lo tengo fichado ¿no quieres que me encargue yo?-preguntó Logan aún con el vidrio le puedo volar la cabeza.
    -mejor no este necesito practicar para un torneo de Judo y estos me vienen de anillo al dedo- respondió Takeshi.
    -eres un busca pleitos- le respondió Logan
    Takeshi aprovechando que era invisible se puso frente a la ventana  sacó la pistola para revisar el interior definitivamente había  un vampiro adentro, el visor de rayos equis lo confirmaba con él podía ver sus huesos.
    Takeshi guardo su arma en la funda de su traje  se puso en posición de tomar carrera, concentró toda su fuerza en su traje, este se infló hasta tal punto en que se marcaban las venas de todo su traje, Takeshi aprovecho es e impulso para lanzarse hacia enfrente  y saltar hacia enfrente.
    El chico atravesó la ventana, aterrizando a menos de un metro del vampiro, el chico  agarró de las solapas al distraído vampiro  lo levanto y  lanzó al vampiro con todas sus fuerzas contra la pared que fue atravesada con el cuerpo del vampiro que también atravesó dos paredes más chocando contra una tercera dejando  una grita muy grande en la pared, quedando bastante lastimado, claro Takeshi tenía la técnica y la fuerza para destrozar a cualquier enemigo.
    Un relámpago rodeó a Takeshi volviéndolo visible otra vez el vampiro apena comprendió que había pasado, herido  levantó la mirada para ver al chico que se acercaba  caminando con toda seguridad hacia él.
    El moribundo vampiro levanto su arma apuntándole al chico pero Takeshi llegó más rápido y  girándole un brazo hacia el otro lado  con una mano agarro la pistola con la otra mano  y se la arrebató de un tirón.
    Takeshi usando la mano con la que le arrebató la pistola al vampiro dio un  golpe de tajo y le partió la mano al vampiro.
    El joven vampiro dio un grito.
    -¡cállate!-le gritó enojado Takeshi
    Takeshi  concentrándose  en poner toda su fuerza, listo para  dar el mejor ataque de golpes que tenía, dio una patada  con la pierna izquierda poniendo toda su fuerza en el traje  inflando más los músculos de sus piernas, dio la patada ascendente, provocando que la cabeza del vampiro  se lanzará hacia atrás separándose  levemente del cuello del vampiro,  Takeshi volvió a poner fuerza en sus brazos y agarró la cabeza del vampiro con ambas manos y se la arrancó al vampiro.
    -aquí el cadete Tendo objetivo neutralizado-
    -bien hecho cadete ahora dirígete hacia el norte tres cuadras y encontrarás a un equipo de cuatro soldados únete a ellos y espera instrucciones- ordenó el capitán Paige.



    Mi condición:




    Alianza:



    Mi número:


      Fecha y hora actual: Lun Jun 18, 2018 12:29 am