Gantz Club


    Gantz Overdrive capítulo 10

    Comparte
    avatar
    Diogo Rangel
    Experimentado
    Experimentado


    42 / 10042 / 100

    X-Rifle

    Nada
    Nada
    Mensajes1574 Reputación77
    Dinero98050
    Puntos Gantz0 100 Puntos4 Vida
    100 / 100100 / 100
    0 / 9990 / 999
    0 / 9990 / 999

    Traje
    100 / 100100 / 100
    0 / 3000 / 300

    Vehiculo
    0 / 1000 / 100
    0 / 5000 / 500
    0 / 9000 / 900

    Energia
    100 / 100100 / 100
    0 / 9990 / 999
    Radar Nada

    Gantz Overdrive capítulo 10

    Mensaje  Diogo Rangel el Lun Abr 25, 2016 11:22 pm

    Capítulo 10
    El vampiro fue transferido con la pistola especial cuando el vampiro desapareció Takeshi reaccionó dando un giro rápido apuntando al lugar de donde venía para encontrarse con el capitán Paige molesto una vez más por su desobediencia.
    -cadete Tendo estará bajo castigo disciplinar por desobedecer órdenes y por apuntar con un arma a su oficial al mando-
    En ese momento comenzó la transferencia de regreso al hangar la cueva quedó atrás para todos los miembros que sobrevivieron a la misión.
    Takeshi regresó al hangar esperando seguir viendo el rostro enfurecido del capitán pero en su lugar se topó con la espada de una de sus compañeras que llegó antes de el.
    Bueno al menos ya no escuchaba al capitán Paige con lo mismo de obedecer órdenes cosa que a Takeshi no se le daba bien.
    Más compañeros siguieron apareciendo en el hangar, algunos se arrodillaron en el piso quizás por cansancio o por lamentar la muerte de varios de sus compañeros, cuando se suponía que NOMI no los dejaría morir así de fácil.
    Pasaron varios minutos antes de que por fin terminara la transferencia, el capitán ordenó que se formaran filas pero nadie se interesó en hacerlo todos estaban muy afectados por lo que pasó, bueno quien no públicamente les habían declarado la guerra y habían mostrado la existencia de NOMI ante todo el mundo de una forma no muy buena.
    Takeshi intentó no pensar en eso bueno no les afectaba mucho siempre podían mandar misiones a lugares alejados de la sociedad pero y si lo descubrían podrían darlo de baja antes de conseguir los cien puntos.
    En ese momento en la esfera comenzaron a salir las imágenes con las fotografías de las caras, seguidas de un texto en letras verdes con los miembros que murieron.
    De un total de ciento sesenta y dos miembros un total de cuarenta y ocho habían fallecido en la misión, quedando solo un total de cinto veinte cuatro miembros pero esas muertes no solo aparecieron en la pantalla de la esfera también aparecieron en unas pantallas LCD ubicada en las paredes de ese Hangar, sin que a Takeshi le importara ninguno de los miembros de su batallón falleció, al menos del escuadrón masculino ya que del femenino Hilda murió, también Marcos el que les abrió la puerta para que entraran a ver el televisor fue de los últimos en morir y un minuto después comenzó la repartición de puntos.
    La mayoría de los miembros no consiguieron puntos ya que esos huevecillos no valían ni un solo punto, fue hasta después de unos veinte miembros que no ganaron puntos por fin salió alguien que sí gano puntos pero no fueron demasiados, la repartición de puntos siguió hasta que por fin una tal Sandra León consiguió llegar a cien puntos y revivió a una de sus compañeras, después siguieron más y más puntos hasta que por fin James Norwest llego a ciento diez puntos y pudo revivir a su novia, fue hasta que pasaron cerca de ochenta miembros de los cuales solo veinte consiguieron puntos de los cuales solo tres habían llegaron a los cien puntos cuando por fin Takeshi vio sus puntos que había ganado.
    CADETE TENDO
    30 PUNTOS
    TOTAL 70 PUNTOS
    30 MÁS PARA LLEGAR A 100

    Treinta puntos si que habían sido muchos, pero como los consiguió había eliminado a dos vampiros y a esa planta, por lo que había escuchado cada vampiro valía una cantidad diferente de puntos que iba desde los tres hasta los once puntos, quizás la mayoría de esos puntos vinieron por eliminar a esa planta.
    La repartición de puntos terminó con solo nueve miembros llegando a los cien puntos reviviendo a nueve de sus compañeros.
    Por fin pudieron formar filas pero no por las buenas fue por las malas después de ser regañados con fuerza por el capitán, cuando el capitán les dio permiso de retirarse dijo.
    -antes de retirarnos nombrare a algunos de nosotros, a quien nombre deberán quedarse a su respectivo castigo disciplinar- dijo con fuerza el capitán- cadetes Frank Hanzel, Tendo Takeshi, Rangel Diogo y Hachirou Oka, soldados Edwars Kevin, Anderson Logan y McQueen Stanford
    -permiso para hablar señor- intervino Rangel de manera inmediata
    -permitido cadete Rangel-respondió el capitán
    -no desobedecía órdenes en ningún momento y no cometí ninguna falta durante la misión porque el castigo-
    -es verdad cadete pero durante la misión se comportó muy temerosamente y tuvo problemas de miedo señal de que necesita aprende a tener mejor carácter.
    Algunos de los soldados soltaron una leve risa cuando el capitán le respondió a Tendo, pero este levantó la mirada enojado mientras añadía.
    -y hay mucho más castigo por si alguien más quiere unírseles-
    Las risas desaparecieron en seguido y una vez que todos se retiraron del Hangar, solo los siete que mencionó el capitán se quedaron.
    El capitán los guio fuera del Hangar, no sin antes ordenarles que se quitaran los trajes y se pusieran uniformes militares y les dio unas pesadas mochilas llenas de los que Takeshi aseguró que eran piedras, el capitán los puso a correr recorriendo todo el perímetro de la base, después hicieron treinta lagartijas, recorrieron un circuito completo de obstáculos redes de cuerda subir la cuerda bajar arrastrándose por debajo de una cama de alambre de púas, pasaron a velocidad por un pasamanos.
    Al final los llevo a los almacenes a cargar sacos de granos de maíz y llevarlos de uno en uno de un hangar a otro esa fue la peor parte.
    Al final después de cargar entre los siete un total de cincuenta sacos, el capitán se acercó a ellos, Takeshi pensó que sería el momento en que por fin los dejaría ir.
    -bien ahora pasaran el resto de la noche en la celda de castigo, ahora dejen regresen esos equipos y después pongan las manos detrás de la espalda-
    Regresaron esos equipos a una bodega y luego unos sujetos los esposaron con las manos en la espalda.
    Takeshi de manera no intencional junto con Rangel, Oka y los otros que solo se quejaron siguieron al capitán y a los que los esposaron, de mala manera, hacia uno de los edificios era un lugar a donde Takeshi nunca había visitado.
    Ahí pasaron frente a unos guardias, el capitán los dejo en la recepción, de pie, mientras que el llenaba unos formatos y minutos después el capitán regresó y les dio instrucciones de seguirlo.
    El interior del edificio era de color gris y tenía señalamientos en letras de color verde militar.
    Cuando el grupo pasó frente a los soldados que hacían guardia Takeshi vio que toda esa oficina de unos diez metros de largo y de ancho, no había mucho espacio dentr5o ya que todo estaba lleno de muebles con archivos dentro, un escritorio donde un hombre ingresaba la información en una computadora.
    Aquel lugar a diferencia de toda la base tenía algo raro era como si el aire estuviera muy pesado y frío era algo molesto, en especial con sus compañeros quejándose del dolor.
    Subieron dos pisos hasta la celda donde se quedarían el resto del día y toda la noche hasta el amanecer, no era una celda muy grande.
    El capitán no entró en ella solo Takeshi y los demás entraron uno por uno, les quitaron las esposas y fueron introduciéndose en al celda.
    Se trataba de un cuarto muy chico pero bastante alto de unos cuatro metros, donde solo había una ventana en la pared del fondo, la ventana tenía barrotes metálicos cosa que a Takeshi le parecía innecesarios ya que eran el agujero era demasiado pequeño como para que una persona pudiera salir.
    La puerta que también era una reja que se cerraba jalándola de la parte izquierda a la derecha fue cerrada con llave y el capitán sin decir nada se retiró junto con los otros soldados.
    -genial solo por no tener carácter- comenzó a alegar Rangel mientras se sentaba en la cama de debajo de una de las literas.

    La habitación estaba vacía solo tenía cuatro literas colgadas de la pared, Takeshi sin pensarlo se subió en la cama de arriba de las literas del fondo quedándose solo como siempre y pensar que estarían ahí por al menos unas doce o trece horas.
    -¿por no tener carácter?-preguntó una de sus compañeros en tono sarcástico.
    -oye- intervino Rangel poniéndose de pie furioso- se llama ser precavido, además ese hombre ni sabe por lo que yo he pasado-volvió a replicar- de hecho nadie en este circo sabe por lo que he pasado.
    -pues cuéntanos tenemos toda la noche para hablar intervino otro-
    Takeshi escuchó como Rangel respiró profundamente, era obvio que era un tema que quería evitar.
    -No lo entenderemos si no nos no dices- dijo el primero que había hablado con.
    - si es cierto ¿por qué le tienes tanto miedo a los vampiros?-
    -por mariquita- respondió Tendo saltando de su litera al piso- eres demasiado cobarde y llorón.
    Rangel volvió a respirar ahora si estaba perdiendo la paciencia y estaba entrando en enojo.
    -al menos me siguen gustando las mujeres y no los hombres Tendo-
    Takeshi no lo esperaba nunca le había dicho a nadie en la base que era gay, pero como era que el lo había descubierto.
    -¿espera vas en serio?-
    -decir algo así es grave-
    -simple Romani encontró por accidente pornografía gay en tu cama y nos na mostró a todos, y durante la revisión Gorski vio como te le quedaste viendo al capitán.-
    -bueno no es que no me importe pero… deberías tener cuidado con eso chico aún en el dos mil veinte la homosexualidad no está del todo bien vista en el ejército-
    -y que con que sea Gay-
    -sí y que con que sea Gay, soy más macho y más fuerte que tú- le respondió Takeshi poniéndose en posición de pela- apuesto a que3 nunca has peleado a puños en al vida real
    Rangel caminó hacia Takeshi poniéndose en posición de pelea.
    -no oigan-
    -esperen si hacen eso solo prologaran más su castigo-
    Era cierto si querían salir de ahí tenían que comportarse y era algo a lo que Takeshi no se acostumbraba, en especial porqué quería romperle la cara a ese cabrón.
    -¡tengo una idea!- intervino otro de los que estaban en el castigo levantándose de su cama.
    -¿Por qué no nos presentamos y hablamos de nuestra experiencia en esto?, digo si nos examinamos bien todos tenemos más o menos la misma edad-.
    Takeshi ni lo había notado había estado tan molesto por el castigo que ni se dio cuenta de que los seis castigados todos eran jóvenes que debían tener entre los quince y los veinte o veintiún años de edad.
    -bien empiezo-dijo el que lo propuso mientras que los demás fascinados por su idea se levantaron y formaron un círculo en medio, todos menos Takeshi que se quedó atrás de pie, no planeaba formar parte de eso.
    - Mi nombre es Logan Anderson soy de Ontario Canadá tengo diecisiete años, llegue aquí con los cien puntos y revivía a un padre de familia actualmente no tengo familia ya que quedé huérfano y me entregaron al orfanato de Londres y de ahí a la calle y a la esfera negra- dijo alegremente
    Se trataba de un joven de piel negra con poco cabello era ligeramente más alto que Takeshi y tenía el cuerpo con poco músculo marcado, su cara era alargada y tenía poco cabello tenía una nariz muy puntiaguda
    -voy yo me llamo Kevin Charlie Edwards tengo diecisiete años soy originario de Oxford también me trajeron aquí con los cien puntos pero yo pedí la espada yo todavía tengo familia, biológica mis padres y mis hermanos mayores soy el tercero- dijo con pesimismo.
    Se trataba de un chavo delgado blanco de cabello castaño que aún corto se le veía quebrado, su cara todavía tenía señales de acné.
    -yo soy Diogo Rangel Morales, tengo bueno… quince años, soy del distrito federal de México n o tengo familia ya que soy un clon, el original quedó en coma y los vampiros lo asesinaron.
    -espera… solo por eso les temes tanto a esos tipos-
    -bueno no es solo eso, tuve una misión contra ellos y me lanzaron lejos aterrice en el auto de mi padre el me vio le tuve que mentir y cuando me encontró días después este me dio una buena paliza.
    -espera ¿eres un clon?- preguntó Kevin
    -si… claramente dije que el original quedó en coma, tenía doce años en aquel entonces en la guerra-
    -un segundo si tenías doce años cuando fue la guerra como es que tienes quince ahora-intervino Logan.
    Eso si sonaba interesante Takeshi dejó de mirar al suelo levantó la mirada no quería perderse ningún detalle.
    -bueno cuando acabo la guerra los soldados fueron transferidos a la tierra pero sus trajes desaparecieron y sus armas también, horas después los clones también fueron transferidos o almacenados hace apenas tres años me sacaron de ahí, aunque para mí la transferencia fue instantánea pero yo llegué aquí.
    -espera ¿Cómo era tu nombre?- preguntó Kevin
    -Diogo Rangel Morares-
    -espera ¿Rangel es tu segundo nombre?-preguntó Logan
    -no es mi primer apellido y Morales es el segundo apellido
    Todos se quedaron sorprendidos al escuchar eso, la verdad era para sorprenderse, muy pocos países eran los que usaban dos apellidos.
    -sorprendente-intervino uno de los que no se habían presentado
    -me toca dijo otro de los chicos poniéndose de pie en forma enérgicamente-me llamo Hanzel Frank soy de Berlín tengo diecinueve años y reviví a mi novia con la esfera-
    Era un chico de cabello pelirrojo corto que lo traía perfectamente peinado, aunque su cachetona cara mostraba unas pecas y algunas cicatrices de varicela que lo hacían parecer más chico, aunque era el que tenía más musculatura del grupo.
    -mi nombre es Oka Hachirou tengo veintiún años morí antes de la guerra y me revivieron aquí y soy de Osaka en Japón- se limitó a decir Oka
    Era japonés y tenía un cabello café que acaba de ser rapado ya que Takeshi recordó que Oka había llegado con una larga melena.
    -que tal tu Tendo porqué no dejas de estar de gruñón y hablas o participas para variar- le dijo Rangel
    Bueno no perdía nada si decía algo así que Takeshi se acercó al grupo y comenzó a hablar.
    -Me llamo Tendo Takeshi tengo quince años soy de Tokio en Japón llegue con los cien puntos y reviví a una m chica que me ama pese a que soy gay, listo gran cosa-
    -sigo yo…- dijo el último poniéndose de pie ya que se había sentado en el frio piso.
    -me llamo Stanford McQueen soy de Nueva Jersey, en estados Unidor tengo dieciséis años y obtuve los cien puntos aunque yo pedí el dinero- dijo el chico de cabello café cortó que usaba lentes negros ovalados
    -un segundo…- intervino Rangel- tienes dieciséis y te nombraron soldado-
    -bueno digamos que estuve en la guerra a los cinco años, mis padres murieron me adoptaron tengo un IQ de ciento cincuenta y buen promedio terminé la primaria a los diez años, la secundaria a los once y terminé una carrera a los quince hace poco hice una Tesis y quizás por eso me pusieron rango de soldado hoy fue mi primera misión, dentro de NOMi claro.
    Sonaba estúpidamente tonta la forma tan optimista en que contaba su historia pero también en como hablaba mientras movía sus manos en señal de hiper actividad y ansiedad ahora todos entendían porqué estaba ahí seguramente había estado muy ansioso y eso le impidió realizar alguna orden que le dieron.
    -desearía tenr aquí mi baraja de Yugioh el tiempo e pasaría más rápido- se quejó Rangel después de otra media hora que el grupo estuvo sentado en el centro y en completo silencio la verdad el tiempo si pasaba muy despacio en especial en aquel sitio tan frío y tan oscuro.
    -o no necesariamente Yugioh tampoco estaría mal Hero Clix o algún buen comic o libro no estaría mal-
    -¿te gusta Hero Clix?-preguntó Stanford de manera sorpresiva mientras se acercaba más a Rangel que respondió con un seco si.
    -no es genial cada mes comprar los nuevos tableros y los nuevos personajes para personalizar tu equipo…- todo lo decía moviendo los dedos anciosamente- a mi me gusta formar equipo con Flash por qué tiene la híper velocidad puede moverse la mitad de su rango atacar y regresar, Wolverine que se regenera y ataca con sus garras de acero, Hulk que no se cansa, linterna verde que puede cargar a un personaje extra para que se adelante…
    -ah si yo también los uso también me gusta usar a Linterna roja y a Fenix…
    Se pusieron a hablar de su ridículo juego de mesa cosa que hartó más a Takeshi, después de la interminable charla de heroclix pasaron a Yugioh donde hablaban de combinaciones de diferente barajas, increíble que ese juego de cartas siguiera a la venta.
    -no es por interrumpir su emocionante charla- los interrumpió Kevin con su tono secó- pero que tal si participamos todos en alguna charla más acorde a nuestra situación actual, acabamos de entrar en guerra.
    Takeshi se había olvidado de eso, esa tarde horas atrás les habían declarado la guerra frente a todo el mundo y en parte Kevin tenía razón debían estar hablando de esas cosas.
    -oye no todo son extraterrestres hay que divertirse de vez en cuando- le interrumpió Rangel.
    -me preguntó que estarán haciendo los capitanes y el comandante en este momento- dijo Logan
    -seguramente estarán en una junta discutiendo las estrategias de guerra que usarán para enfrentar a los vampiros- respondió Stanford volteando a ver a Logan- eso lo sé porque es obvio.
    -¿habrán muerto más miembros?-preguntó Hanzel viendo por la ventana distraídamente.
    -seguramente- le respondió Takeshi-pero revivieron a algunos, seguramente tendremos que trabajar mucho para que podamos juntar puntos y revivir al resto-
    -el que otros mueran en esta clase de batallas es algo normal, no es necesario que revivamos a otros, la mejor manera de evitar morir es pedir las mejores armas- intervino Ok.
    Era la primera vez que Takeshi lo había escuchado hablar en verdad no esperaba escuchar una voz así de profunda.
    Por un lado tenía razón las armas básicas eran buenas pero no eran del todo efectivas contra cierto tipo de extraterrestres, si tuvieran mejores armas podrían tener victorias más a menudo y muchos de los que murieron podrían haberse salvado o al menos obtener el traje más fuerte.
    -¿Cuántas veces han obtenido los cien puntos?-
    -una- respondieron casi todos al mismo tiempo.
    -yo siete veces- respondió Oka
    -yo cuatro- respondió Rangel- siempre pido el dinero, como soy menor de edad no me pueden pagar un sueldo base así que siempre pido el dinero, es una buena cantidad.
    - de que hablas si nos dan dinero- intervino Takeshi
    Y era cierto cada quincena le llegaban una cantidad moderada de dinero, no era mucho pero no pagaba renta ni la escuela, y con eso pagaba sus clases de Judo.
    -¿y en que los gastas?-preguntó Stanford.
    -por lo general en los cursos que tomo el ejército no me los pueden pagar ya que soy indocumentado así que tomo diferentes cursos.
    -¿Qué cursos has tomado?-preguntó Stanford
    -bueno desde diciembre del dos mil diecisiete hace tres años, he tomado cursos diplomado en matemáticas que lo acabe en un año desde algebra hasta calculo lineal, después tomé un curso de computación básico, ya sabes hoja de cálculo, power Point, Excel, manipulación de software y eso, y desde hace un año en diciembre comencé a tomar un curso para dibujar historietas-
    -espera si estás de indocumentado como tomas esos cursos-
    -con identificaciones falsas Kevin-
    -¿y los miembros de tu antiguo equipo?-preguntó Logan
    Rangel miró hacia arriba intentando recordar de lo que había pasado con cada miembro de aquella esfera al que llamaron Kuxtal.
    -bueno el líder fornicó luego, luego con una de las mujeres de ahí, se embarazó y ahora su hija tiene once años y pico, viven bien, otro tiene un hijo de más o menos la misma edad y dirige no sé qué empresa de talleres mecánicos, otra que estudiaba la universidad, ahora es maestra y tiene una hija en el kínder, uno que era militar, no sé nada de él si murió o si aún vive, mi compañera por la queme sacrifique y por la que estoy aquí y a la que reviví con mis cien puntos ella tenía doce ahora ella tiene veintitrés años, tiene su carrera en licenciatura y está estudiando la maestría.
    -bueno yo reviví a una chica- respondió Takeshi
    -yo reviví a un amigo espero que no tarde en llegar a los cien será divertido verlo aquí luego veré que hacer- dijo Hanzel
    -yo pedí el dinero- dijo Kevin con su tonó de aburrimiento- reviviré a otros-
    -yo pedí el arma- respondió Logan
    -¿Qué arma pediste?, el traje la espada o la pistola de gravedad-
    -yo...la espada, después reviviré a alguien a quien sea, luego el traje y después pediré dinero y así lo haré- respondió Logan ¿y tú Stanford?-
    -también dinero, pediré dinero cada vez que llegué a los cien quiero estudiar más cosas-
    -¿Qué harás tú la próxima vez que llegues Tendo?, ¿pedirás el segundo traje o el dinero?-
    -bueno…tengo que revivir a alguien.
    -¿ a tu madre? O ¿a tu novio?-preguntó Logan
    -solo alguien a quien quiero agradecerle-
    -¿tu agradeciendo?-preguntó Rangel con sarcasmo
    -¿es un chico guapo o es una chica sexy?-preguntó Logan- si es chica preséntamela
    -prisioneros es hora de apagar la luz-anunciaron por el altavoz.
    Las luces se apagaron dejándolos a oscuras, fue ahí cuando la charla acaba y con solo la iluminación de la noche los chicos regresaron a sus respectivas literas.

    Fue al día siguiente cuando los despertaron con un gran estruendo a la fuerza y los sacaron de ahí de regreso al hangar, se despidieron una vez que volvieron a la base, les regresaron sus trajes y radares, también la espada mejorada a Logan.
    Takeshi regresó al dormitorio se cambió de ropa y regresó a los deberes escolares que había dejado pendientes.
    Durante el resto del día todos los batallones estuvieron ocupados llevando reportes, limpiando la base, haciendo inventarios, al pelotón de Takeshi le otorgaron la tarea de hacer limpieza, genial otro castigo más, como si lo de ayer no hubiese sido suficiente.
    Solo tuvieron que limpiar su habitación, el Hangar, las ventanas del exterior del batallón antes de que Takeshi tuviera que irse corriendo a clases a las siete de la tarde.
    Con sueño y con el horario de dormir alterado Takeshi apenas pudo concentrarse en las clases, aunque la mayoría de los que hablaban los alumnos era de la declaración de guerra.
    -lo emitieron en directo a todo el mundo-
    -pues yo no les temo tengo suficientes huevos como para romperles la madre.
    -¿harán obligatorio el enlistarse en el ejército?-
    -ojalá y si quiero romperles la cara y violarme a sus viejas.
    Sonaba estúpido viniendo de ellos ya que no entendían lo que de verdad estaba pasando, vaya grupito de pendejos con quien estaba, lo que le recordaba que pasarían con los miembros restantes que estaban en la esfera de Japón, los transferirían al Hangar antes de tiempo o los mandarían ayudar a la guerra con los vampiros.
    Al terminar las clases Takeshi esperaba que Asuma lo fuera a buscar para preguntarle sobre la guerra pero este no apareció quizás este ocupado en la oficina o en alguna junta para mantener la paz en el país.
    Al salir a la calle el chico vio como la gente salía de las tiendas departamentales con muchas bolsas de bolsas la mayoría comida, sábanas, baterías para linterna y otras cosas de verdad debían estar asustados.
    Durante la práctica de Judo el maestro Hayate les recordó el tiempo que les quedaba para el torneo y que esperaba que de verdad se estuvieran preparando para participar.
    Bueno eso servía de distracción para olvidar lo que había pasado el día anterior, cuando Takeshi entró a las regaderas fue un milagro que no terminará excitado sexualmente al ver los cuerpos desnudos de sus compañeros.
    El chico regresó a la base después de terminar la rutina diaria, la verdad no había mucha diferencia bueno solo que ahora había un ambiente de tensión muy grande que reinaba en toda la base, durante esos días el único que no parecía estar así de Tenso, sin contar al capitán era Shion que conservaba esa actitud indiferente y seria con todo el mundo, Shion fuera de sus obligaciones como soldado se pasaba todo el tiempo entrenando o leyendo en la biblioteca, hasta donde sabía Takeshi el nunca salía de la base, ese si era un antisocial bueno quizás era porqué toda su familia estaba muerta o quizás estaba amargado por ser solo un peón usado como experimento.
    Fue hasta cuatro o cinco días después de la declaración de guerra cuando por fin mandaron llamar a todos los escuadrones para otra misión, hasta donde sabía Takeshi cada escuadrón tendría una misión diferente y una vez más enviarían a todo el escuadrón al mismo tiempo divididos al mismo tiempo.
    Hasta donde Takeshi sabía otros escuadrones ya habían ido a hacer inteligencia tomando prisioneros y hackeando computadores, también salvando vidas y evitando que esas mierdas roben un hospital de sangre.
    Takeshi no pensaba que tipo de misión les tocaría ese día, pero al momento de encontrarse en el hangar junto con los demás, el ambiente estaba más tenso que el del otro día.
    Takeshi estaba haciendo fila y una vez más el mariquita de Rangel se la pasaba rezando a todas las religiones existentes y por existir, la verdad en lugar de eliminar los nervios solo empeoraban las situaciones poniendo más nerviosos a los que estaban a su lado, a tres que estaban formados detrás de el y al que estaba enfrente de el.
    -alguien cállelo- susurró una joven que estaba frente a Takeshi.
    -le regalaría la mitad de los puntos a quien lo mate-
    -¡silencio!- gritó el capitán mientras que se colocaba frente a todo el pelotón frente a una tarima mirando a todo el mundo, como si necesitará subirse a una tarima para demostrar su superioridad con su voz y su físico ya eran imponentes.
    -buenas tardes, los reportes de inteligencia, el enemigo ha comenzado a reclutar a más soldados, debemos evitar eso-explicaba mientras que caminaba de un lado a otro- la misión del día de hoy se dividirá en dos partes, la primera atacaremos a un clan de vampiros que se unirá a ellos, este grupo es conocido como “Los sangre azul” que se encuentran en los Estados Unidos específicamente hablando en Washinton y la segunda parte atacaremos un campamento en Pensilvania no muy lejos de Nueva York, donde están preparándose para atacar la ciudad, hay más detalles pero se los daré más tarde, por ahora para la primera parte solo tenemos una hora exactamente eliminen a todos-



    Mi condición:




    Alianza:



    Mi número:


      Fecha y hora actual: Lun Jun 18, 2018 12:23 am