Gantz Club


    Gantz Overdrive capítulo 9

    Comparte
    avatar
    Diogo Rangel
    Experimentado
    Experimentado


    42 / 10042 / 100

    X-Rifle

    Nada
    Nada
    Mensajes1574 Reputación77
    Dinero98050
    Puntos Gantz0 100 Puntos4 Vida
    100 / 100100 / 100
    0 / 9990 / 999
    0 / 9990 / 999

    Traje
    100 / 100100 / 100
    0 / 3000 / 300

    Vehiculo
    0 / 1000 / 100
    0 / 5000 / 500
    0 / 9000 / 900

    Energia
    100 / 100100 / 100
    0 / 9990 / 999
    Radar Nada

    Gantz Overdrive capítulo 9

    Mensaje  Diogo Rangel el Mar Abr 19, 2016 11:54 pm

    Capítulo 09

    Bajo tierra

    No habían pasado ni quince minutos desde que llamaron a todos los soldados de la división de cazadores y estos ya se encontraban en el hangar formándose en fila con sus trajes listos frente a la esfera.
    Takeshi miraba a todos lados al menos unos ciento sesenta miembros de cazadores, de diferentes edades y nacionalidades, se encontraban en el hangar vestidos solo con el traje y ya con sus armas listas para entrar en combate, todos bien alineados por batallones.
    A unos metros de Takeshi el chico escuchaba las nerviosas y descontroladas oraciones de Rangel, ah ni que estuviera tan mal ir a enfrentarse a esos vampiros maricas.
    En ese momento el capitán Paige se presentó ante todo el batallón con su misma actitud de autoridad que siempre tenía.
    Este se puso en medio del frente de los soldados en una tarima para que todos pudieran verlo.
    -buenas tardes damas y caballeros, algunos están al pendiente de los acontecimientos ocurridos hace unos minutos, los que no solo deben saber que hubo un ataque terrorista masivo en Roma-comenzó a explicar mientras comenzaba a caminar de un lado a otro por esa tarima.
    -bien ahora las divisiones de Asesinos y de Gantzers rojos ya se encuentran en el campo de batalla para intentar poner las cosas en orden, ahora esos vampiros nos han declarado la guerra, la división de inteligencia ha detectado que esos vampiros han estado cultivando una serie de huevecillos que dentro de poco se abrirán y los usarán contra nosotros nuestro deber es reventar esas mierdas antes de que salgan, pero no confíen podrían tener vigilantes, vampiros o quizás otros extraterrestres similares-
    Rangel dio un suspiro de alivio mientras que otros miembros de la división comenzaban a replicar, claro la mayoría quería ir a una batalla contra esos cabrones que amenazaban con destruir el mundo.
    -¡orden!, aquí en NOMI no hacemos lo que queremos, aquí en NOMI nos dedicamos a obedecer órdenes, ahora iremos una caverna por consecuente no habrá permiso ni necesidad de usar vehículos, la misión iniciará en un minuto, -
    Comenzó la transferencia a donde sería la batalla o más el exterminio de esos huevecillos, Takeshi se preguntaba cuanto valdría cada uno o pelearían sin ganar puntos o si encontrarían a los vampiros y cada vampiro cuantos puntos valdría.
    La transferencia comenzó y Takeshi llegó a una zona muy oscura, donde se respiraba un aire muy pesado, acompañado de la casi infinita oscuridad se convertía en un ambiente muy tétrico.
    La oscuridad solo duró unos segundos cuando otro miembro fue transferido frente a Takeshi, el traje de este miembro brillaba, bueno los bulbos del traje siempre brillaban pero aquel traje tenía algo diferente, los bulbos del traje no salían de este y se conectaban con los demás bulbos mediante líneas luminosas y en el centro de la parte superior de la espalda ese traje tenía marcado un aro luminoso.
    Takeshi no comprendió que sucedía y fue entonces cuando se dio cuenta, ese debía ser el traje mejorado que daba la esfera si lo pedías.
    Más y más luces comenzaron a aparecer en aquel lugar rompiendo con la oscuridad que rodeaba todo.
    -¿todos se encuentran bien?- preguntó la teniente Harrison
    -si señora- respondieron todos menos Takeshi.
    -ya estamos todos, solo falta el capitán- informó la teniente mientras que aparecía una última transferencia.
    -muy bien pelotón estamos listo para avanzar-informó el capitán- ahora si revisan sus radares podrán ver que nos encontramos en una serie de minas muy profundas y elaboradas, cada batallón deberá buscar el nido de esas criaturas y cuando lo encuentren deberán informarme de inmediato para que todos seamos transferidos, si en algún punto se requiere que el escuadrón se divida, tiene permiso para hacerlo, solamente asegúrense de que nadie se quede solo, si se encuentran en grupos chicos y se topan con guardias escóndanse den el aviso para pedir los refuerzos- indicó el capitán por radio a todos los escuadrones- una cosa más durante la transferencia les hemos equipado a todos con un visor especial que les da visión de rayos infrarrojos, ultravioleta y de rayos equis, aplicados a un ajustador de colores que les permitirán ver en la oscuridad como si fuera de día, solo deberán presionar el botón que tiene en sus audífonos de su oreja izquierda, solo recuerden una vez que encuentren el activen la opción de ayuda en sus radares -
    Takeshi saco el radar y comenzó a teclearlo, la luz que emitía servía bastante bien para poder leerlo, en él se encontraban los puntos donde estarían los escuadrones aliados, entonces imitando al grupo de lelos entero, presionó el botón de su audífono y enfrente de él se desplegó una pantalla que cubría sus ojos de derecha a izquierda.
    Era como ver la escena de una película de terror con todo el brillo y el contraste aumentado, la cueva o más bien esa mina no tenía un camino recto como el chico imaginaba si no que tenía un camino que serpenteaba mucho.
    -muy bien tropa avancen-ordenó el capitán- solo
    El grupo comenzó a caminar por ese piso desigual con rocas que salían de todas partes, una vez que comenzaron a avanzar por el tunel.
    Caminar por el era algo complicado debido al piso todo desigual también por el techo, estalactitas, estalagmitas que a todo momento les impedían el paso, el capitán les ordenó por el audífono que no dispararan contra las paredes ya que podrían ocasionar un derrumbe.
    Durante el trayecto por la cueva, todo el tiempo se escuchaban reportes de cómo los batallones se dividían con forme encontraban túneles en aquella mina, pero ninguna pista de los huevecillos.
    Fue hasta diez minutos después de que comenzó la misión cuando su pelotón encontró el primer tunel que dividiría al grupo en dos.
    -hombres por la izquierda, mujeres por la derecha- ordenó el capitán.
    El grupo entero se dividió en seguida, la mala parte de que ahora solo estuvieran los ocho miembros masculinos y el capitán era escuchar los rezos del pendejo de Rangel.
    Hubo un eco muy débil a lo lejos seguido de un silencio incómodo, al principio Takeshi preferiría las misiones por que podría usarlas para practicar la lucha y le parecían divertidas pero está se volvió muy aburrida, no estaban haciendo absolutamente, solo avanzar sin rumbo por aquel lugar.
    Fue hasta que después de otros cinco minutos casi en silencio, exceptuando los rezos de Rangel cuando encontraron otra división donde debían volver a separarse.
    -Romani, Cheng, Kolesnikov, Rodríguez y Rangel por la derecha, Tendo, Schultz, Gorski y yo iremos por la izquierda, recuerden deben reportar cuando encuentren el nido de esas criaturas.
    El grupo se dividió en dos siguiendo las instrucciones del capitán Paige, el tunel por donde Takeshi siguió al capitán parecía ir introduciéndose hacia una zona más profunda, mientras avanzaban a Takeshi le dio la impresión de que caminaban sobre las paredes y el techo, era como si el tunel estuviese girando.
    -aquí Echo dos- informó por la radio una mujer- por la radio hemos encontrado a los primero guardias, somos un total de cuatro miembros y cuatro objetivos, pedimos per miso para entrar en combate capitán cambio-
    -aquí el capitán Paige tiene permiso para entrar en combate y pidan refuerzos al terminar, cambio y fuera-
    - entendido señor cambio y fuera.
    Qué envidia sentía Takeshi otro equipo ya había comenzado a romperles la madre a esos vampiros y mientras tanto ellos no les tocaba nada de nada.
    Avanzaron un poco más para encontrarse con una enorme pared que ya no les permitiría avanzar más allá de ese punto, se trataba de una pared enorme de unos veinte metros de alto.
    -habrá que regresar al punto de división original.
    Gorski se adelantó a observar la pared mientras que el capitán recibía el informe de los primeros enfrentamientos.
    -aquí Echo dos ya hemos eliminado la amenaza y estamos esperando a los refuerzos, pero Echo uno no llega-
    -aquí Charlie tres estamos cerca de su posición somos un total de cuatro, llegaremos en un minuto- informó una voz masculina muy gangosa.
    -recibido Charlie tres llegue a la posición de Hecho dos-
    -Capitán aquí Bravo cuatro hemos visualizado a una docena de guardias que se dirigen hacia el sur, pedimos autorización para seguirlos y también refuerzos mandamos nuestra señal-
    -Recibido Bravo cuatro, Bravo tres y Bravo dos vayan de inmediato como refuerzo y encuéntrense con Bravo cuatro antes de comenzar el combate.
    -Aquí bravo tres informando que estamos lejos de la posición de Bravo cuatro nos tomará un tiempo llegar cambio-
    -aquí bravo dos hemos visualizado a cuatro objetivos a los que tenemos enfrente a solo unos doce metros, no hay escapatoria debemos entrar en combate…
    -aquí Gama uno estamos cerca de la posición de Bravo tres vamos en camino.
    - recibido y autorizado Bravo.
    El capitán continuó recibiendo diversos informes de que se iniciaban combates cosa que molestaba a Takeshi a tal punto de comenzarse a encabronar, no era que no sonará interesante la estrategia que dirigía el capitán Paige, pero sin que ellos participaran en la batalla lo hacía aburrido.
    -permiso para hablar señor- interrumpió Gorski.
    -concedido soldado Gorski- respondió el capitán.
    -debería ver esto, he encontrado dibujos en esta cueva y…
    -esos dibujos son irrelevantes soldado.
    Al capitán no le importaban simples y ridículos ejemplos de pinturas rupestres que pudieran aparecer, estaban en una misión de búsqueda, combate y eliminación no de vacaciones o en un viaje científico.
    -en serio capitán debe verlos- insistió Gorski
    El soldado había visto algo pintado en la pared que de verdad le preocupaba no eran simples pinturas rupestres ya que parecían haber sido pintados hace poco.
    Jürgen que se volteó a verlo en ese instante comprobó que esas cosas no eran pinturas rupestres, cuando este puso su mano en el dibujo se dio cuenta de que su guante quedó pintada, significaba que ese dibujo todavía estaba fresco no debía llevar más de dos días de haber sido pintado.
    -capitán apoyo al soldado Gorski, tiene que verlos-
    Takeshi que estaba desesperado volteó a ver los jeroglíficos que habían visto sus compañeros, cuando el chico volteó a verlos vio que eran figuritas de humanos caminando sobre una línea amarilla bastante bien dibujadas para ser dibujos de unos cuarenta centímetros de alto, dos manos de cinco dedos, dos pies también de cinco dedos, tenían animales caminando a su lado y debajo de la línea , estaban otra figuras también humanas que caminaban debajo de esa línea en lo que parecían ser los túneles.
    -gran cosa- respondió el chico con incredulidad y si vaya pérdida de tiempo intentar examinar esos dibujos
    -no si son la gran cosa ya que así los miras con atención los de arriba son humanos y los de abajo no lo son- explicó de forma agresiva el soldado Gorski
    Takeshi no sabía que era peor escuchar los rezos de mierda de Rangel o una discusión de unos dibujos en una cueva, ya quería romperles la madre a esos extraterrestres de una buena vez.
    -Y que con que no lo sean, son solo dibujos antiguos- replicó Takeshi mirando la pared y los dibujos en ella, se fijó más en los de abajo y vio que los humanos de arriba estaban pintados de colores negro, amarillo y café claro mientras que los de abajo parecían estar pintados de colores grises, blancos, amarillo, pero un tono amarillo más opaco, Takeshi levanto la vista, los dibujo de los humanos de abajo estaban más grandes estas medían unos sesenta centímetros de largo y eran ligeramente más gruesos y estos parecían no tener ojos, Takeshi volteó a todos lados viendo que más se encontraba en aquella pared, un metro arriba de ese dibujo se encontraba otro igual, de un lado estaban un grupo de humanos de color beige, negro y amarillo y del otro humanos de color gris, blanco y amarillo, unos frente a otros, apunto de enfrentarse entre si ambos sostenían lanzas y espadas.
    Takeshi levantó más la mirada ahora se podían ver a los dibujos de color Beige negro y amarillo rodeando a los de otros colores , en un dibujo más arriba se podía ver a los humanos de blanco, gris y amarillo descendiendo a una mina.
    -parece el escenario de una guerra-murmuro Takeshi
    Gorski y Jürgen voltearon a verlo no creían lo que acaba de ver el chico.
    -miren, ahí están los pueblos en paz, ahí en medio están a punto de enfrentarse, ahí están derrotados y ahí arriba están volviendo a su hogar derrotados y siesos son los humanos, blancos, negros y amarillos y estos son grises, amarillos y blancos pero son más grandes-
    -como lo gigantes de catástrofe de la guerra- intervino Gorski.
    -Tomare fotografías de esto para el informe- les indicó el capitán.
    Los tres soldados se apartaron mientras que el capitán usaba su radar y usaba una de las aplicaciones para sacar las fotografías.
    Takeshi siguió admirando la pintura y entonces se topó con un dibujo de lo que serían las criaturas de abajo.
    Definitivamente no eran humanos, sus caras eran más redondas y cachetonas de lo que eran las caras humanas, no tenían la pronunciación de la barba, la nariz era más redonda, las cejas eran muy delgadas y parecían no tener ojos, el único rasgo humano que tenía el del dibujo era su cabello de color café medio corto
    -definitivamente no son humanos- murmuró Takeshi- mierda odio admitir que tiene razón-
    -adivinaré las criaturas que emergerán de esos huevecillos- intervino Jürgen.
    -quizás no cadete Tendo inteligencia mostro una serie de gusanos de un medio metro de largo- ahora debemos regresar con el resto del batallón-
    -Qué extraño se parecen a los monstruos de Gears of war, aunque esos parecen ser de roca y estos parecen ser más mutantes-
    -bien suficiente análisis por ahora soldado Gorski, regresemos con el resto del batallón-
    - aquí Épsilon dos hombre caído, hombre caído, el soldado Barry Jackson ha caído-gritó por la radio la voz de una joven mujer muy alterada.
    -tranquilícese soldado Balboa, recuerde que NOMI está programada para transferirnos de último minuto antes de morir-
    -no capitán el soldado fue decapitado por uno de los vampiros y no fue transferido-
    Eso puso en alerta al capitán como era posible NOMI estaba diseñada para hacer eso, debía ser un error pero NOMI era ña más alta tecnología jamás creada por la humanidad era virtualmente imposible que hubiera error.
    -central hemos recibido informe del fallecimiento de uno de los soldados, necesito saber que está pasando-
    -recibido capitán comenzaremos a hacer pruebas en NOMI pero la misión seguirá en pie, si los miembros mueren podrán ser revividos con el menú de cien puntos.
    Se escuchó un horrible grito no muy lejos de donde se encontraban, no podían seguir perdiendo el tiempo.
    -bien alfa uno todos diríjanse de regreso es hora de que vayamos a combatir-
    -al fin- murmuró Takeshi
    Comenzaron a correr de regreso hacia donde el grupo se dividió está vez trotando, no tardaron ni la mitad del tiempo en regresar.
    -aquí delta dos, capitán hemos encontrado el nido de los huevecillos es enorme debe haber al menos unos cien mil de esas cosas enviaré la señal-
    -recibido delta dos vamos en camino- respondió el capitán
    En ese instante Takeshi revisó su rada y en la pantalla apareció un punto en forma de estrella que sería el lugar al que tendrían que ir para destrozar a esos huevecillos.
    -delta dos tiene mi permiso para comenzar a destrozarlos- les ordenó el capitán
    Llegaron a la división donde el grupo de hombres de dividió en cuatro, una vez ahí el capitán comenzó a guiarlos por el estrecho tunel, que se hacía cada vez más chico a cada paso que daban.
    Siguieron avanzando por aquel tunel, Takeshi esperaba encontrarse dentro de poco con los otros pero estos no aparecían.
    -aquí delta dos- dijo Chen Ho por el radio- capitán hemos encontrado también otra entrada al nido y hay muchos, pido autorización para empezar la aniquilación de los huevecillos-
    -autorización aceptada eliminen a todos esos huevecillos, estaremos ahí dentro de poco-
    -al menos no hay vampiros estamos de suerte- se escuchó hablar a Rangel.
    -pudo saber porque chingados le teme ese marica a los vampiros-
    -ese lenguaje- le dijo alguien por la radio.
    Genial o estaban en la puta misión o estaban en clases de buenos modales y no una batalla contra extraterrestres.
    Siguieron avanzando por el tunel que comenzaba a hacerse cada vez más espacioso hasta que llegaron a lo que parecía ser una cueva bastante más grande en sus paredes había más dibujos de las mismas criaturas.
    Avanzaron por esa cueva donde al final de ella se podía ver una luz amarillenta muy brillante.
    -¿habrán encendido fuego?-
    Avanzaron a mayor velocidad hacia donde provenían esas luces muy brillantes, cuando llegaron a esa nuevo tramo de la mina se encontraban con un agujero muy profundo que descendía como si fuese un tobogán que se dirigiera hacia el centro de la tierra.
    La fuente de esas luces eran unas rocas amarillas de forma circular que brillaban.
    Takeshi levantó la mirada en diferentes direcciones, en aquel lugar había muy poco espacio donde poner los pies para poder moverse.
    -los huevecillos son estos-
    Takeshi maldijo en silencio y esperan hasta ahora para informar que esas cosas eran las criaturas que estaban buscando.
    -disparen hasta que destruyan a todos.
    -¡capitán, chicos estamos aquí!-gritó Rangel desde el otro lado de esa cueva.
    Se encontraban justo en el centro de aquel lugar donde había un islote de piedra donde el resto del pelotón había saltado desde esa base al centro para evitar seguir la corriente de la parte externa que descendía hasta el fondo y desde ahí se habían puesto a disparar contra esas cosas debían haber cientos, quizás decenas de miles.
    -bien batallón tiene autorización para disparar-
    El resto del grupo sacó las pistolas y rifles y comenzó a disparar contra los huevecillos haciéndolos explotar salpicando otros huevecillos de su brillante sangre amarilla, Takeshi respiro profundamente esperaba que le dieran al menos un mísero punto por cada huevecillo que destrozaran.
    Takeshi personalmente preferiría reventarlos a golpes pero bueno no quería pasar otra semana en castigos disciplinares, el chico disparaba de aquí a haya reventando esos huevecillos, cada vez que uno reventaba se escuchaba un molesto chillido del interior era como si esas crías de los que fueran estuvieran sufriendo un dolor mortal al explotar.
    En ese momento otro grupo de tres mujeres apareció por un tunel que se encontraba en una de las partes inferiores de aquel lugar.
    -aquí Gama tres hemos llegado al nido-
    -tienen autorización de destruir esos huevecillos- indicó el capitán Paige.
    Takeshi disparaba ahí, luego haya no tenía sentido saber cuántas de esas mierdas ya había asesinado.
    -¿capitán por qué no terminamos con esto rápido y usa el súper arma?—preguntó Rangel por la radio.
    Al fin algo inteligente sale por la boca de ese pendejo, con el arma que aplasta todo podrían matar hasta veinte huevecillos por disparo.
    -negativo cadete Rangel estamos en una mina podríamos derribarla y quedar atrapados en ella.
    A ese paso jamás acabarían, y eso se volvería mortalmente aburrido, después de unos cinco minutos, veinte según Takeshi, ya debían haber eliminado a al menos unos mil huevecillos, se unieron otro grupos pequeños de dos o cuatro personas, hombres y mujeres en algunos casos que salieron de otros túneles y recibían indicaciones para disparar, nadie tuvo autorización de usar el arma de gravedad.
    -capitán desde aquí se puede ver un pasillo que lleva a otra cueva ligeramente más veía llena de esos huevecillos- informó una de las mujeres mientras que un pelotón de ocho personas llegaban al nido por el tunel que habían usado ellos para llegar
    -recibido Bravo, yo me encargo, pelotón alfa Tendo, Gorski, Schultz vengan conmigo, los demás quédense aquí a eliminar a esas cosas.
    El capitán Paige dio un salto hacia uno de los pasillos que se habían formado al destrozar los huevecillos.
    Los cuatro avanzaron por el pasillos mientras que los demás soldados disparaban sin piedad y dejando más agujeros en aquella mina.
    El pasaje que todavía no había sido recorrido por nadie en el batallón los condujo a otra cueva donde no tan grande como en la que estuvieron apenas unos minutos atrás, ahí estaban unos huevecillos divididos en dos mitades una del lado derecho otra del lado izquierdo y en medio un pasillo por donde podrían caminar cinco personas al mismo tiempo sin problemas guardando una distancia de un metro entre cada una.
    -¿Por qué los dividirán?-pregunto Gorski.
    -solo dispárenle, Tendo y Gorski por la derecha, nosotros los de izquierda.
    El grupo se volteó hacia su lado no había muchos de esos huevecillos, del lado que le tocó a Takeshi a lo mucho unos cincuenta.
    El chico levantó la pistola y disparó varias veces contra esos huevecillos junto con Gorski y en menos de unos minutos, mientras se escuchaba que más grupos llegaban al otro nido poco a poco los huevecillos de esa zona dejaron de existir junto con la luz amarilla que emitían.
    -bien volvamos a…
    En ese momento justo en medio de esa cueva se abrió un agujero gigante de donde salió una gigantesca planta que en lugar de tener tallo y hojas tenía lo que parecía ser carne muy rojiza la planta debía medir unos diez metro de alto sus pétalos también eran de piel rojiza.
    Esa cosa comenzó a moverse meneándose de un lado a otro emitiendo un sonido no muy diferente a los que emitían las criaturas a las que siempre enfrentaban.
    Eso era perfecto ahora podría eliminar a esa cosa y ganaría puntos, la criatura sacó de la parte de donde debía tener sus pétalos salió una sustancia que parecía sangre.
    -¡maniobras evasivas ahora!-gritó el capitán Paige
    Takeshi no hizo caso se lanzó de frente contra aquella planta mientras que le disparaba directo en la parte de en medio del tallo, la sustancia roja cayo chorreando el suelo provocando unas leves nubes de vapor era como si fuera agua hirviendo.
    Las explosiones de la pistola eran automáticas así que el daño comenzó en seguida provocando que la planta se doblara hacia un lado.
    -cadete Tendo… que problema con este cadete disparen-
    El capitán y los dos soldados más sacaron los rifles y comenzaron a dispararle a la planta en diferentes partes del tallo a la planta.
    Takeshi se acercó lo suficiente a la planta este dio un salto y dio una patada giratoria, pero al momento del impacto el chico sintió como si tocara agua hirviendo, seguido de ver como un humo negro salía de la piel de la planta.
    El chico alejó su pie enseguida, también había sentido como si le hubieran quemado levemente el pie, el chico retrocedió unos pasos saltando con la pierna izquierda.
    Aquella cosa debía tener algo en el tallo que ocasionó que la bota con la que la había pateado se quemara y ahora tenía el pie desnudo hasta el tobillo.
    -mierda… qué diablos-
    Se parecía a los simbiontes a los que había enfrentado en aquella misión, quizás sea una criatura muy similar.
    Takeshi volvió a levantar la pistola y presionó los gatillos de la pistola varias veces haciendo explotar más partes de aquella planta.
    De la mitad de la planta salieron unas lianas de color rojo que salieron a velocidad agarrando a Gorski por el tórax junto con los brazos levantándolo en el aire.
    La planta sacó otras dos lianas iguales, Jürgen se lanzó hacia enfrente aterrizando boca abajo en el piso para evitar que las lianas lo atraparan, el capitán Paige logro esquivar el latigazo que le lanzo esa planta.
    -capitán terminemos con esa cosa rápido y use el súper arma- propuso Jürgen.
    -negativo soldado ya expuso los motivos.
    Takeshi desvió la pistola hacia la liana que mantenía sostenido a Gorski lo azotó contra el piso con fuerza a lo que Gorski respondió con un leve gemido.
    Takeshi guardo su pistola que lanzaba las explosiones y sacó la pistola de transferencia, las dirigió hacia la planta apretó los gatillos y disparó el triángulo de luz neón que voló a velocidad contra la planta enredándose alrededor de ella.
    Ya estaba solo tenía que volver a jalar los gatillos y aquella cosa desaparecería, pero antes de que el chico pudiera jalar los gatillos las cuerdas del triángulo luminoso se quemaron y los restos de las cuerdas terminaron cayendo al piso.
    Jürgen saco la espada negra y la extendió comenzó a correr hacia la planta, está respondió con un fuerte latigazo, a los que Jürgen determinado y desesperado por destruir esa cosa.
    Cuando la espada se deslizo un tajo de izquierda a derecha y Jürgen la sacó este volvió a retroceder, esa idea había sido mala.
    Este levantó la espada para poder verla bien, aquella cosa debía ser muy resistente ya que la hoja de la espada se había derretido y la planta no sufrió ningún rasguño.
    -la otra espada, la espada fuerte- dijo Jürgen, mientras que Takeshi y el capitán seguían disparando contra la criatura
    -será los mismo- respondió el capitán, solo tenemos que disparar es lo único que le hace efecto-
    Era verdad las explosiones de los rifles y las pistolas eran lo único que dañaban a esa planta enorme ya que de todo el daño que había recibido, el de las explosiones, habían provocado que la criatura expulsara más de ese líquido rojo y que perdiera importante fragmentos de piel, cosa que daba una duda era una planta o un gusano, si era una planta significaba que debería tener una raíz y las raíces estaban bajo tierra, eso era.
    -¡Tendo, Jürgen, Gorski disparen en el mismo lugar justo en la base de donde sale el tallo!-
    -¿Cómo?
    -no creo que...
    -¡es una orden!
    Takeshi sin ponerse a meditar sobre qué hacer con respecto a la orden del capitán si seguirla o simplemente seguir disparando apuntó con la pistola a la base del tallo de la planta, Gorski y Jürgen lo imitaron las explosiones comenzaron a arrancarle pedazos de piel hasta que provocaron un agujero en forma medio ovalado lo suficientemente grande como para que un hombre adulto pudiera meterse adentró, Takeshi no comprendí para que atravesarla de esa forma
    -bien ahora distráiganla y prepárense para dispararla cuando les de la señal.
    El capitán corrió hacia la planta y se metió en el agujero mientras que Gorski y Jürgen comenzaba a dispararle a los pétalos y la planta sacaba sus lianas.
    El capitán se adentró en el agujero con su pistola comenzó a disparar contra el piso provocando agujeros en la tierra, capitán siguió disparando para poder escavar cada vez más y más profundo hasta que debajo del piso apareció lo que parecía ser un corazón latente de donde salían las raíces y el tallo de aquella cosa.
    El capitán guardo la pistola preparándose para lo peor respiró profundamente y jalo con toda su fuerza aquel corazón que tenía unos treinta centímetros de diámetro, siendo un órgano deforme no parecía tener algún buen lugar para agarrar aquella cosa así que el capitán concentró toda su fuerza antes de hundir con fuerza sus dedos en aquella cosa, tenía el traje mejorado quizás podría resistir algo contra la piel hirviente de esas cosa.
    -¡dispárenle ya!-
    Gorski se encontraba siendo atado de las piernas por las lianas de la planta a lo que Jürgen salió corriendo con espada para rebanarla, Takeshi aun cojeando fue el único atento levantó la pistola apuntando a ese órgano rojo y jalo los gatillos, la punta y los focos de la pistola se iluminaron haciendo contacto en el órgano viviente de la criatura destrozándolo por completo.
    La planta emitió un grito muy agudo como casi todos los extraterrestres a los que enfrentaba mientras que comenzaba a perder equilibrio y caía al piso muerta.
    Takeshi bajo el pie al suelo, había estado cojeando desde que perdió la bota del traje y no la había bajado hasta ahora.
    -escuchamos gritos- intervino alguien que llegó por uno de los pasillos.
    Se trataba de un grupo de tres soldados dos jovencitas poco más grandes que Takeshi y otro joven negro de cabello corto de la edad de Gorski.
    -una criatura ala que enfrentamos no tienen que preocuparse de nada-respondió Gorski
    Takeshi volteó a ver a Gorski, la planta había derretido el tórax del traje dejando al descubierto el musculoso pecho del joven, lo que provocó que Takeshi se sintiera un poco incómodo así que intentó mirar hacia otro lado
    -¿alguna novedad soldado Robinson?-preguntó el capitán con tentación que soplarse las quemada manos.
    Ni siquiera el traje mejorado lo había protegido de la piel de aquella planta, sí que de verdad debía de ser potente aquella cosa ya que sus manos tenían leves quemaduras.
    -somos del escuadrón Épsilon- reportó el chico negro
    -¿dónde está el resto de su pelotón?-preguntó Jürgen.
    -encontramos una docena de vampiros y eliminaron al resto solo quedamos nosotros-dijo con tristeza una de las chicas.
    A lo lejos se escuchaban disparo no eran las explosiones de las pistola, eran disparos de armas convencionales no venían de la parte superior donde cerca de la mitad de la facción estaba destrozando los huevecillos si no que venía de otro tunel que estaba al final de la zona donde estaban y parecían estarse acercando.
    -bien en marcha otro equipo debió haber entrado en combate- dijo el capitán Paige mientras que se aseguraba de que no hubiera más huevecillos en aquel trecho- ustedes tres Épsilon están adheridos al equipo alfa, ahora debemos apoyar al escuadrón que viene de esa cueva y eliminar a esos vampiros.
    Takeshi sonrió de verdad iban a enfrentarse a los vampiros por fin ganaría más puntos, pero su sonrisa no duró mucho cuando intervino Jürgen de sorpresa.
    Señor no creo que sea buena idea capitán, Gorski no tiene la mitad del traje, Tendo le hace falta una bota del traje y a mí una manga.
    Takeshi no había notado que Jürgen no tenía una manga y en su antebrazo tenía una quemadura.
    -seríamos un estorbo- continuó
    -es una orden soldado- añadió el capitán poniéndose serio ya que detrás de esa cueva estaba un equipo luchando, necesitaban ayudarlo o podrían morir, ya habían fallecido más de treinta miembros y con o sin el menú de cien puntos no era algo aceptable que se sufrieran tantas bajas en un solo día.
    -El capitán se adelantó al a lo que Takeshi, Gorski y Robinson obedecieron en seguida, Gorski levantó los hombros en señal de yo no sé cuándo Jürgen se volteó a verlo y ambos los siguieron al final quedaron las chicas que no dijeron nada, una de ellas puso cara de preocupación y después se unieron al grupo.
    Los siete llegaron al tunel que conducía a donde se producían los disparos, este tunel no era muy curveado pero tenía muy poca altura, Robinson, el capitán, Gorski y Jürgen tuvieron en encorvarse un poco para poder pasar, Takeshi y las dos chicas pasaron sin problemas por aquel tunel.
    -capitán Paige aquí central, hemos recibido informes de que la batalla en Italia ha concluido los soldados ya han comenzado a ser transferidos de regreso y se reporta la posible llegada de un grupo numerosos de vampiros a esa zona cambio-
    -aquí el capitán Paige recibido nos daremos prisa cambio-respondió el capitán
    -¿capitán a donde se dirige? Cambio-
    -a socorrer a un escuadrón ya perdimos a muchos cambio.
    -dense prisa les daremos cinco minutos-
    -entendido cambio y fuera-
    Siguieron por ese tunel varios segundos más hasta que llegaron a un pasaje más amplió gracias a las luces de la pantalla podían ver, los disparos sonaron más cerca.
    Enfrente de ellos a un lado unas rocas muy gruesas donde se encontraba un escuadrón completamente femenino.
    Las chicas se encontraban agachadas para evitar los disparos de una docena de vampiros que se encontraban del otro lado de esas rocas.
    Esos vampiros estaban disparando con metralletas que seguramente tendrían unas balas más poderosas que las normales que si podían dañar el traje.
    No los habían visto podrían atacar y matarlos sin que esos cabrones los vieran.
    Takeshi levantó la pistola y presiono los gatillos después de apuntar al primer vampiro, seguido de cuatro disparos más uno por parte del rifle del capitán dos por parte de las chicas y uno de Jürgen.
    Takeshi no lo pensó dos veces en seguida volvió a disparar contra otro objetivo al mismo tiempo que otra de los mujeres que estaban agachadas en las rocas se levantó y disparó contra otro vampiro.
    Era la primera vez que Takeshi veía como les explotaban las cabezas a los vampiros der sus cabezas no salía sangre salía una sustancia negra más viscosa que casi parecía humo y sus cuerpos caían al piso.
    -¡Vinieron más!- grito uno de los vampiros
    Algunos de los vampiros se voltearon para atacar al grupo, cosa que aprovecharon dos de las chicas para hacerles volar las cabezas a esos que voltearon.
    Dos vampiros más explotaron mientras que el último se levantaba y comenzaba a correr por el tunel para evadir los disparos.
    Takeshi no perdió el tiempo este se lanzó corriendo hacia el vampiro a través de la cueva, cuando el vampiro se dio vuelta en el tunel Takeshi sintió cuando su pie descalzó piso un roca un poco puntiaguda, no había tiempo tenía que alcanzarlo.
    El chico recorrió el tunel persiguiendo al vampiro a lo lejos escuchaba otros grito, cuando el tunel dejo de serpentear y por fin tuvo al vampiro frente a él, pero estaba muy lejos como para que la pistola lo destrozará así que Takeshi levantó la pistola de captura presionó los gatillos y el triángulo de cuerdas luminosas salieron volando hacia el vampiro atándolo y asegurándolo contra el piso.
    -adiós- respondió Takeshi presionando los gatillos de nuevo transfiriendo al extraterrestre.



    Mi condición:




    Alianza:



    Mi número:


      Fecha y hora actual: Lun Jun 18, 2018 12:27 am