Gantz Club


    Gantz Overdrive capítulo 8

    Comparte
    avatar
    Diogo Rangel
    Experimentado
    Experimentado


    42 / 10042 / 100

    X-Rifle

    Nada
    Nada
    Mensajes1574 Reputación77
    Dinero98050
    Puntos Gantz0 100 Puntos4 Vida
    100 / 100100 / 100
    0 / 9990 / 999
    0 / 9990 / 999

    Traje
    100 / 100100 / 100
    0 / 3000 / 300

    Vehiculo
    0 / 1000 / 100
    0 / 5000 / 500
    0 / 9000 / 900

    Energia
    100 / 100100 / 100
    0 / 9990 / 999
    Radar Nada

    Gantz Overdrive capítulo 8

    Mensaje  Diogo Rangel el Dom Abr 10, 2016 9:18 pm

    Capítulo 8 Declaración de guerra
    -y fue el coronel mostaza con la daga en la cocina-dijo Romani
    -conclusión incorrecta- interrumpió Gorski
    -¿tienes algo que lo justifique?-preguntó Romani
    Gorski pasó una tarjeta por boca abajo hacia Romani está la agarró la vio por unos segundos y se la regresó a Gorski y apuntó algo en su hoja
    -bien mi turno- dijo Humberto mientras que agarraba el dado para lanzarlo
    Se encontraban en el dormitorio justo en la tarde Jürgen, Romani, Kolesnikov, Umberto, Rangel y Gorski se encontraban sentados en los sillones del dormitorio de la base en torno a una pequeña mesa de vidrio jugando Clue, Chen Ho estaba de servicio en la guardia y Takeshi intentaba dormir al día siguiente tenía que ir al colegio
    Takeshi malhumorado como siempre intentaba dormir pero la mayoría de su equipo como cada fin de semana en la tarde se dedicaban a jugar juegos de mesa, siempre yn cuando no hubiera misiones o trabajo de servicio a la base, la parte mala era que hacían mucho ruido cada vez que jugaban, el juego de esta semana Clue, la semana pasada calabozos y dragones,, la semana anterior fue Viuda negra uno peor que los demás.
    -¿tienen que hacer tanto puto ruido?-preguntó Takeshi enojado de verdad mientras se levantaba de mal humor para reclamarles, cosa que seguramente les valdría madres.
    -tengo que ir a la escuela mañana lunes-
    -no es nuestro problema- respondieron Kolesnikov y Romani.
    Takeshi entró en un estado de furia porque chingados tenía que soportar esto cada domingo, mierda de verdad eso de tener que vivir en la base con problemas de horario y todacía tener que ir al colegio, si fuera por podría dormirse en un hotel en Tokio.
    - Rangel que no estabas alardeando con que tenías que estudiar para tu examen de trigonometría-
    - Oye Tendo- Rangel volteó a ver a Takeshi- el examen fue el viernes
    Rangel respiró profundamente intentando tragarse el enojo vaya sí que ese pendejo no ponía atención en nada, bueno era de esperarse del hijo de un Yakuza.
    -deberías jugar un poco para variar- intervino Gorski levantando los dados y lanzandolos
    -si estoy seguro de que fue la señora escarlata…- si por qué no juegas además solo te faltaron diez minutos antes de despertarte y salir corriendo a tu aburrida escuela- dijo Romani
    -es más ni le hechas ganas para que preocuparte- intervino Kolesnikov.
    Takeshi, más malhumorado y después de tranquilizarse un poco optó por no discutir y mejor vestirse para ir al colegio, vaya mierda en serio otra semana fastidiosa.
    Una vez después de ir a desayunar, de bañarse y de ponerse el uniforme escolar el chico se dirigió hacia la esfera para transferirlo mientras pasaba por el pasillo escuchó la chica dele quipo técnico hablar en tono preocupado con una mujer cincuentona de cabello riso color naranja, Takeshi no la conocía pero si había escuchado sobre ella, era la jefa del departamento de desarrollo científico
    -…de acuerdo con el capitán Cárdenas los liberaron en plena manifestación- dijo la chica del equipo técnico mientras que Burai se acercaba, como no había nadie, el chico podía escuchar lo que decían ambas mujeres.
    - ¿y comparten ADN tanto humano como extraterrestre?- preguntó la señorita Green.
    - hasta el momento el análisis lo indica- respondió la otra mujer.
    -extraterrestres creados por humanos, me niego a aceptarlo…
    Sus voces comenzaron a alejarse mientras que ambas mujeres caminaban por el pasillo, Takeshi volteó con curiosidad. Eso que decían sonaba muy interesante, extraterrestres creados por humanos.
    El chico se detuvo en seco pensando en seguir escuchando listo para voltearse pero cuando se dio la vuelta esas mujeres habían desaparecido del pasillo.
    Takeshi recordó que tenía que ir al colegio así que reanudo su marcha hasta la esfera que lo transferiría.
    Llego a clases apenas a tiempo, las clases eran más o menos iguales la verdad no se perdió de mucho, bueno a menos que se considere mucho el estúpido control del salón de clases.
    Cuando la mitad de las clases se terminaron y comenzó la media hora de descanso Takeshi aprovecho para levantarse y despejarse de la hora del puto sueño que tenía, cuando de pronto la puerta se abrió de una patada muy fuerte y por ella entraron un sujeto que venía de otra de los grupos de primer año.
    -¡bien cabrones quien es el líder de este grupo!- grito el matón
    Todo el grupo señaló a Aida Koga que era campeón de karate, y había ganado el control del salón.
    Koga delgado larguirucho y ñoñamente peinado de copete de mango chupado se puso de pie de su asiento, dio un escupitajo al bote de basura y camino orgullosamente al sujeto que estaba de pie frente a la puerta.
    -soy yo algún problema puto-
    Takeshi sacudió la cabeza, mientras que todo el grupito de curiosos rodeaba a ambos chicos que se romperían la madre el uno al otro.
    -si este salón es mío a partir de ahora- le respondió el agresor que entro al salón
    - quieres este salón tendrás que quitármelo de encima-
    Esas palabras fueron un grave error por parte de Aida, el agresor que se encontraba a solo unos pasos de el, se abalanzó de sorpresa golpeando la parte central superior del pecho de Aida.
    Aida retrocedió levemente y se recobró casi en seguida.
    El agresor volvió a golpearlo peor Aida bloqueo su golpe con la palma de la mano y con la otra mano le doblo el codo para hacerle una llave antes de tirar al agresor.
    Takeshi dio un bostezo muy largo, en verdad quería que esa pelea terminara ya para poder salir del puto salón e ir a mojarse la cara para terminar de despertarse por completo.
    El chico volvió a bostezar mientras que se estiraba y la pelea entre esos dos se alargaba cada vez más, increíble que hacía unos meses y apenas unos meses Takeshi estaría rompiéndole la madre a ese cabrón que entró a la clase, pero ya no sentía tanto interés por eso, quizás las misiones que tenía en NOMI llenaban ese hueco, bueno si era divertido pero obedecer órdenes de militares quizás eso era un obstáculo.
    Por fin la batalla había terminado cuando Koga Aida era lanzado contra el pizarrón blanco donde el profesor escribía lo que explicaba.
    Por fin terminó el combate Takeshi sin prestar atención a lo que decía el cabrón que había ganado, el chico caminó a la salida cuando una mano lo agarró del hombro para detenerlo.
    -Tienes que pagar tu derecho a respirar aquí- lo detuvo el hijo de perra que había ganado el combate
    -y si me niego hijo de la gran puta- le respondió Takeshi en tono enojado.
    -parece ser que serás el primero en desobedecer, bueno puede que romperé otra cara más- ese sujeto miro a todo el salón haciendo gala de su ego
    Takeshi se dio la vuelta para quedar frente a ese cabrón, Takeshi se puso en guardia y antes de que se diera cuanta Takeshi se lanzó contra él, lo agarró de las solapas, dio una patada en los tobillos de ese chico para que perdiera el equilibrio y jalando de las solapas con toda su fuerza lo azotó contra el piso, su espalda choco con mucha fuerza tanto que los demás compañeros de Takeshi se quedaron impresionados, Takeshi no llevaba puesto el traje de combate, el otro se puso de pie lentamente volviéndose a colocar en posición de combate, tenía un ojo morado y le salía sangre de ambas fosas nasales.
    -si sigues así terminarás lastimándote aún más, pero si quieres que te rompa la cara ven puto- le dijo Takeshi.
    El otro chico dio un salto para darle una patada giratoria a Takeshi pero el chico agarró a tiempo la pierna de ese sujeto dio un giro con toda su fuerza y lo azotó contra el pizarrón de clases.
    -y si vas a pelear contra mi mejor asegúrate de estar a tu cine por ciento, lo digo porqué de la pelea anterior no saliste ileso- le dijo Takeshi mientras el resto del grupo daba leves aplausos.
    Koga se puso de pie, el también san graba por ambas fosas nasales miraba con recelo a Takeshi, como podía ser que el pudiera ganar, bueno claro el había debilitado mucho y ese imbécil se llevaba toda la gloria.
    El agresor salió cojeando del salón y el grupo admirando a Takeshi, al menos la mayoría otros cuchicheaban detrás de él.
    -oye no te sientas tan chulo yo lo debilite y no creas por vencer a un enemigo débil tendrás mi grupo- le dijo Koga a Takeshi advirtiéndole que no le quitarían su lugar.
    -bien porqué tengo otras madre en la cabeza que liderar a estos- respondió de manera grosera Takeshi dándose la vuelta para salir del puto salón
    -Vaya mierda- refunfuño el chico mientras que caminaba por el pasillo, tenía que soportar a estos imbéciles y también a los militares.
    El chico subió a los baños y comenzó a mojarse la cara para despertarse del todo y poder continuar con su puta vida.
    El chico subió la mirada, todavía estaba en el lavabo, el chico vio su rostro a través del espejo lleno de grafitis que los conserjes no se atrevían a limpiar o quizás se cansaban de eso ya que los alumnos lo rayaban al día siguiente.
    La vista del chico se detuvo al final del baño donde dos alumnos de segundo o tercero entraban al mismo retrete a comprarle drogas a otro alumno.
    La campana del final del descanso sonó y Takeshi regresó al salón de clases esperando que sus compañeros dijeran o le hicieran algo, pero no le dijeron nada, quizás sea mejor así.
    El maestro llego cinco minutos tarde, cinco minutos en que el chico pensaba en si Chie había hecho caso a su advertencia y de cuidarse la espalda todo el tiempo.
    Takeshi lo haría pero no podría quedarse en Tokio todo el día tenía que ir a las misiones y a la base y algo le decía que la policía lo vigilaría, le parecía algo estúpido el que no haya tenido que presentarse a alguna audiencia o juicio.
    Por fin terminaron las clases y Takeshi salió derechito hacia el dojo a entrenar Judo, una vez terminado el entrenamiento, tenía que seguir con la rutina, sus interminables deberes, si por el fuera ni los haría aunque no eran muchos.
    Mientras caminaba por la calle una patrulla de policía dio la vuelta e hizo sonar la sirena por un segundo provocando que Takeshi respirara de desesperación, ahora que chingados había hecho o mejor que no había hecho, el chico se volteo poniendo una mueca en su cara mientras que la patrulla de detenía frente a el.
    -me exoneraron y no he hecho nada malo- respondió el chico en tono grosero mientras se detenía.
    El vidrio de la ventana de la patrulla se deslizo hacia adentro mientras que Takeshi se agachaba casi de malas, en lo personal no quería tener que dar explicaciones a la policía.
    -Tendo Takeshi queda detenido por no aceptar una invitación a comer-le respondió la voz profunda del oficial de Asuma el líder del equipo de Japón-anda sube tengo mucho que platicarte- Takeshi no se movió pensaba en que podrían de verdad arrestarlo y ya había traído demasiados problemas- tranquilo no te estoy arrestando- sube te abro la puerta de enfrente.
    El oficial le abrió la puerta del copiloto y Takeshi sin saber por qué, quizás porqué era el único miembro en esa habitación en quien el chico confiaba, decidió subirse al asiento delantero de la patrulla.
    Takeshi cerró la puerta y se abrochó el cinturón, mientras que Asuma aceleraba y el coche comenzaba a rodar con velocidad por la calle.
    -¿Cómo supo que estaba aquí?- le preguntó el chico.
    -dos cosas la primera háblame de tu y la segunda vi lo de tu… juicio y que le lanzaste una advertencia a Chie-
    Eso explicaba muchas cosas entonces debía significar que Asuma ya sabía sobre NOMI y que quería que Takeshi le pasara información.
    -… y me gustaría que me dijeras tu versión que fue lo que pasó-
    Takeshi respiro profundamente bueno si ya estaba exonerado entonces no podía pasarle nada.
    -bueno Chie me pasó un archivo que es un periódico con información de la guerra lo abrí en una biblioteca pública, la policía lo vio y me mandaron a arrestar pero no pudieron-
    -¿y en dónde has estado todo este tiempo?-preguntó Asuma mientras daba giro en una avenida
    -se supone que no debo hablar de es- respondió Takeshi
    -oye se todo sobre NOMI yo mismo hable con el capitán Paige cuando pasaron tu caso en la comisaría-
    Takeshi no esperaba eso el capitán y el comandante le habían dicho que quedó absuelto pero nunca le dieron detalles de cómo pasó.
    -también sabemos de NOMI mira la bomba no te explotará si hablas ahora, tranquilo, pero quiero que me lo digas tú-
    -bueno…- Takeshi no sabía por dónde empezar-NOMI se divide en diferentes tropas yo fui a una y Shion fue a otra y llevo dos misiones.
    -¿y eso que Chie te dio te sirvió de algo?-
    -bueno este… si creo que me dio un nombre murió en la guerra y es la única persona a quien puedo preguntarle una vez que lo reviva-
    -¿Cómo llevaste a esa conclusión?-preguntó Asuma mientras se metían a un estacionamiento y daban giros para encontrar lugar.
    -bueno vi imágenes de él cargando a un niño y soy yo, lo encontré un archivo
    -¿vas a revivirlo?, no creo que sea tu padre biológico-
    - tampoco lo creo, pero de todas formas lo haré, si es que me dan permiso-
    -si te dan permiso…
    Asuma apago el motor de la patrulla y retiro la llave.
    Ambos se desabrocharon el cinturón y salieron del auto mientras comenzaban a caminar por el techado estacionamiento.
    -si en mis últimas misiones mi traje ha actuado raro y no saben explicarlo así que quieren que pida el segundo traje-le explico el chico mientras que caminaban por el estacionamiento, pasaron a unas puertas automáticas y subieron por una rampa mecánica que los subió al piso superior.
    Habían ingresado a un centro comercial bastante grande que contenía todo tipo de tiendas súper mercado, cafetería, una librería, una óptica, una pizzería, un cine, joyería, zapatería, una tienda para Otakus entre otras cosas.
    Takeshi no solía visitar ese tipo de tiendas en lo personal no encontraba muy llamativa esa idea, bueno las veces cuando iba al cine por lo general iba a un cine más solo y con menos gente por donde vivía antes.
    Ambos hombres caminaron por la tienda y pasaron a un restaurante tradicional de comida japonesa.
    Entraron al local y subieron las escaleras para comer en el piso de arriba sentándose en la mesa de la ventana.
    Una vez que ordenaron y por fin les sirvieron la comida, Takeshi esperaba que Asuma siguiera con su interrogatorio sobre NOMI, este comenzó a comer sin decir nada.
    El chico miró por la ventana mientras le servían y en silencio comenzó a comer.
    -¿dime ya conseguiste novio?-preguntó de repente
    Takeshi no pudo evitar el sonrojarse y molestarse al mismo tiempo, como era posible que ese cabrón le pregunté algo así en un restaurante público.
    -¡que nadie aquí te conoce!-
    -no…
    -enserio… quizás deberías buscar bien, con todos los miembros que tienen seguramente encontraras a un grandote que te guste-
    -realmente no hablo casi con nadie-respondió el chico.
    -bueno y cuando hablarás con Chie, Gantz no para de molestarla con que está enamorada de ti-
    Takeshi trago bocado e intentó mirar hacia otro lado, Chie la primera persona en toda su vida que había confiado en el y se había enamorado de el, pero eso no quitaba que era gay, entonces que decirle, ser sincero y romperle el corazón a esa chica o fingir que el estaba interesado en ella.
    Takeshi no sabía que contestar, mientras comía recordaba lo que Asuma le dijo el otro día que las mujeres buscaban dos tipos de hombres uno que las protegiera y otro al cuál proteger y que para Chie Takeshi tenía un poco o un mucho de ambos.
    Takeshi hubiera preferido seguir hablando de NOMI, bueno si es que nadie escuchaba con atención lo que decían.
    La comida terminó y regresaron a la patrulla donde Asuma llevo a Takeshi a una zona apartada donde el chico fue transferido a la base de NOMI, en toda la comida Asuma que se dio cuenta de que el chico se sentía incómodo por la charla y que probablemente tendría problemas con el capitán si tenía una relación abierta de esa manera seguramente lo expulsarían de ahí, así que se dedicó a hablar por completo a su trabajo como policía, lo que resultó una charla peor.
    Al final Asuma de despidió con un saludo de lejos cuando dejó a Takeshi en una zona alago apartada y el chico pidió la transferencia a NOMI.

    El resto de esa semana y la semana siguiente y otra semana más no hubo cacería de extraterrestres, lo que causaba que el chico se aburriera de muerte entrando y saliendo de la base para las clases de Judo y la escuela, el ya no había visto a nadie de la habitación, las cosas en la base seguían más o menos igual, en sus tiempo libres el chico había ido a ver otras secciones de la base, por ejemplo descubrió que había un taller donde trabajaban con vehículos de guerra, armamento militar convencional, un laboratorio donde examinaban muestras de los extraterrestres muertos, incluso llegó a ver un simulador de combate donde los miembros de la elite estrella entrenaban para aprender a usar los nuevos diseños de los robots gigantes, como Takeshi un fin de semana no tenía nada que hacer se animó a probarlos, se suponía que estaban abiertos paras todos.
    -bien ponte en esa base, y ponte el casco.
    Takeshi sabía que el robot no servía sin la armadura más grande, como no la tenía no podía usar el robot original, así que se puso en medio de la plataforma circular donde su puso unos guantes muy gruesos, botas igual de grandes y un casco que simularía un nuevo tipo de robot conectados mediante cables a lo que parecía ser un tablero.
    Takeshi se puso en medio de ese simulador que tenía una esfera de color rojo y dorado que combinaba con la pared en medio donde debía colocar sus manos.
    -bien las instrucciones son las siguientes tienes que usar el tablero circular, en cada lado izquierda y derecha esas son tus manos que usaras para combatir y en el pisos tienes unos sensores que usaras para avanzar-
    La simulación comenzó y enseguida Takeshi fue trasladado a un escenario falso donde el fondo era negro con líneas verdes tanto horizontales como verticales que formaban perfecto cubos.
    El chico bajo la mirada en lugar de sus manos habían unas manos robóticas gigantes, la imagen estaba compuesta por líneas verticales y horizontales de color azul, Takeshi comenzó a probar el simulador era difícil, aun usando la fuerza del traje mover sus manos en aquel tablero y no digamos los pies y esa cosa apenas se movía.
    -aprieta con la palma de la mano para dar el golpe- iniciaremos la batalla ahora- dijo el operador
    Enfrente del mirador del chico apareció la forma de un alíen este parecía ser uno de los gigantes que los atacaron en la guerra, pero los cubo que lo formaban eran de color blanco.
    La batalla comenzó Takeshi apenas podía moverse con libertad en aquella simulación, el brazo derecho apenas se estiraba y al momento de atacar el disparo hacía retroceder al robot, la pierna izquierda no respondía a tiempo.
    Takeshi todo el tiempo presionaba con la mano para atacar pero ese robot no respondía a tiempo y no dirigía el ataque como debería ser.
    Una vez que el enemigo perfectamente bien programado para no fallar nunca le dio al robot de Takeshi con quinta vez consecutiva sin que el chico le diera un solo golpe.
    En la pantalla de Takeshi aparecieron unas letras rojas que decían.
    “PERDISTE”
    Takeshi encabronado se quitó el casco y lo colocó con brusquedad en el controlador circular.
    -cuidado ese quipo es muy costoso-
    -esa mierda no hace nada de lo que le ordeno y se supone que van a usarlo en batalla, si va a ser así nunca van a conseguir ni mierda de minerales-replicó el chico.
    -modera tu lenguaje cadete, y este es un controlador experimental todavía no está listo de hecho esos nuevos robots estarán listos para entrar en funcionamiento dentro de siete años-
    -¡¿Qué?! Y para que los prueban ahora-
    -necesitamos hacer todas las pruebas posibles-respondió el operador.
    Takeshi miro al lado a ver a los otros cuatro soldados de NOMI probando los emuladores de esos nuevos robots, parecían estar haciéndolo mucho mejor que él.

    Al regresar ese día a su dormitorio soportar a sus ruidosos compañeros, el chico se sentó en su cama, el dormitorios estaba completamente vacío sorpresa por fin podría dormir tranquilamente, el chico se recostó en la cama cuando se le ocurrió algo y si estaban por empezar una misión y el no sabía nada.
    -fue en ese momento en que Rangel entró por la puerta cargando un mochila muy voluminosa que debía tener al menos media docena de libros y cuadernos dentro.
    El chico la dejo en medio de la mesa, antes de sacar los cuadernos y libros antes de comenzar a revisarlos y separarlos.
    A Takeshi le importabas un huevos que hiciera ese pendejo, debería agradecer el no tener que ir a Housen y tener peleas en clases casi a diario.
    -vamos a ver…libro de diplomado en matemáticas se queda… libro de inglés básico… se va el cuaderno…
    En ese momento sonó una campana por el altavoz por toda la base, la que usaban para anunciar algo importante, según el estúpido manual que Takeshi apenas había hojeado su manual.
    -atención a todos los miembros de asesinos veloces favor de presentarse en su respectivo Hangar para una misión urgente de nivel cinco, a todos los miembros de asesinos veloces favor de presentarse en su respectivo Hangar para una misión urgente de nivel cinco.
    Rangel se quedó plasmado en la silla donde estaba sentado de verdad era algo de qué preocuparse, acaban de llamar a todo un batallón para una sola misión, entonces irían a una batalla seria que probablemente tendría varias tragedias.
    -nivel cinco uuuuyyy que miedo que malo- dijo Takeshi con forma burlona
    -imagínate las de nivel tres ya es malo-respondió Rangel, asomándose por las ventanas del dormitorio a ver como soldados de asesinos de velocidad salían corriendo hacia su respectivo hangar.
    Para Takeshi ese cabrón no tenía que responder ni si quiera le agradaba y ni le dirigió la palabra, pero para que discutir con ese nerd.
    Volvieron a repetir el mensaje por el altavoz después de cinco minutos, mientras que Romani y Gorski volvían de quien sabe dónde y llegaban al dormitorio.
    -nivel tres- les dijo Rangel- nivel tres-
    -si también lo escuché-le respondió Romani.
    -cazadores de velocidad, encargados de mantener la paz en la tierra, si los llamaron a todos juntos quiere decir que algo muy malo debió pasar- dijo Gorski asomándose por la ventana
    -me pregunto si también enviarán a Gantzers rojos o a ángeles de negro- intervino Rangel mientras que este guardaba sus cosas y comenzaba a buscar el control remoto para encender el televisor.
    -¿Qué haces?-
    -ver noticias, quizás esté pasando algo que no estemos enterados.
    La televisión se encendió en un canal estático donde no se podía ver ninguna señal.
    -que carajos…
    Rangel comenzó a presionar los botones para pasar los canales pero estos seguían sin emitir nada.
    -sin oficial al mando y sin una buena televisión- alego el chico mientras que salía del dormitorio para ir al dormitorio de enfrente tocó la puerta y los miembros del otro equipo le abrieron la puerta.
    -Marcos- miro a uno de los otros soldados- Jean- miro al otro ¿tienen señal en su televisor?-preguntó el chico
    El soldado del otro pelotón afirmo moviendo la cabeza de arriba abajo.
    -nos dejarían verla creo que algo está pasando-
    -si también se me ocurrió.
    Rangel regresó al dormitorio con Tendo, Gorski y Romani.
    -vengan ellos si tienen señal-
    Gorski y Romani salieron de la habitación para ir al otro dormitorio, el chico que estaba en el agarró el control remoto y comenzó a cambiarle al resto de los canales.
    -¿en cuál en específico?-
    -La CNN-
    Takeshi sin saber por qué se levantó de la cama y fue hacia el otro dormitorio y entró dentro, en el otro dormitorio se encontraba el otro pelotón completo junto con Gorski, Rangel, Romani y el.
    Todos veían con atención el televisor mientras que veían con atención a la presentadora de noticias.
    -…y vamos en directo a Roma, donde nos comentan donde hace unas horas comenzó lo que parece ser una masacre… vamos contigo Robert.
    La pan talla cambio para mostrar al mal maquillado reportero señal que salió a la escena de acción donde ocurría todo.
    -Gracias Tania, estamos en las calles centrales de roma donde una serie de sujetos vestidos como ejecutivos ha comenzado una serie de ejecuciones en un radio de nueve calles por todo…
    La cámara cayó al piso mostrando lo que parecía ser como el reportero caía al piso y un segundo después la cámara se volvía a levantar, está vez mostrando a un hombre de cabello café largo y quebrado que acompañado de su cara blanca y sus ojos rojos muy llamativos.
    Ese tipo le recordaba a alguien pero era difícil de identificarlo quizás en la televisión o en algún lado.
    -se parece a Nicolás Cage- susurró uno de los soldados del otro pelotón
    Esas palabras hicieron reaccionar a Takeshi entonces si lo había visto, en aquella misión al final apareció ese tipo junto con sus allegados y mataron a varios de los miembros.
    -no me gusta decir las cosas dos veces- dijo por el micrófono su voz era idéntica a la que Takeshi recordaba-así que diré esto en inglés… somos vampiros, literalmente durante siglos hemos sido víctimas de persecución, pero siempre nos mantuvimos en la cima de todos, dominando la tierra desde la noche y las sombras, pero desde el dos mil tres nos volvimos presas, siendo cazados por los soldados que salvaron a su patética especie hace once años, hoy nos revelaremos, mataremos a cada ser humano que nos encontremos, ahora me dirijo a los soldados del traje negro, sabemos que siguen operando a escondidas del mundo-
    Extendió las manos y los brazos en señal de emoción, el chico no pudo determinar si era enojo, felicidad o emoción.
    -¡vamos cazadores de extraterrestres vengan aquí estoy! ¡Muéstrense no sean cobardes!-
    Detrás de el hubo una explosión que provocó un agujero en el piso, sin darle a ningún objetivo en específico.
    -sí que son rápido…- dijo volteando a ver dónde fue el disparo y luego volvió a dirigirse a la pantalla--… son rápidos, bueno es hora de unirme a la batalla, espero que se muestren ante el mundo y que el director de la CNN no piense en cortar la emisión o mataré al presidente de Italia, bien veamos que tan fuertes serán los soldados de NOMI.
    -¡un segundo!, ¿Cómo sabe el nombre de NOMI?-
    -se supone que su nombre es secreto máximo-
    -y que pasará un año más antes de que anunciar su existencia ante el mundo-
    Aquel hombre que se revelo como vampiro comenzó a caminar mientras estiraba los brazos y de ellos salía un lanza cohetes y con el comenzó a disparar contra los edificios una y otra vez, mientras que la cámara los veía.
    Más vampiros fueron uniéndose a la revuelta disparando contra quien sabe quién hacia alrededor.
    -¿creen que los asesinos ya hayan llegado?-preguntó Gorski.
    -¡ahí están y los muy cobardes usan el modo invisible de sus trajes!- anunció el líder frente a la pantalla.
    -¡fuego!-ordenó una mujer vampiro
    Los vampiros comenzaron a disparar contra la nada y de la nada algo les disparaba a los vampiros que les hacía explotar sus cabezas.
    -era obvio la oficina central no quiere que nos vena todavía- murmuro alguien del otro dormitorio.
    Takeshi miraba a sus compañeros todos estaban muy atentos al televisor lo que estaba pasando era de verdad un horrible y nada agradable espectáculo, bueno para la gente normal.
    Takeshi ansiaba ir a combatir ene se momento preguntándose cuantos puntos ganaría podría atacar por detrás y quizás llegar a los cien esa misma tarde.
    -ahora pondremos una lente especial en la cámara- dijo otro vampiro que se veía bastante más joven.
    Al colocar la lente los colores de la pantalla cambiaron levemente o eso le pareció a Takeshi y ahora se podían ver a los soldados de NOMI enfrentándose en un duelo de espaldas contra los vampiros, la cámara se movió para mostrar diferentes ángulos, pudieron ver a los francotiradores a los pistoleros disparando desde detrás de columnas.
    -lo tenían todo bien planeado- dice otro de los miembros del otro escuadrón
    En lo personal ese comentario no tenía nada de inteligente, claro que algo así estuvo más que bien planeado.
    La conexión con la cámara y el estudio fue interrumpido, la transmisión puso la famosa pantalla de colores que indicaba pérdida total de señal, estaba claro que protegerían al presidente italiano y que no se dejarían chantajear por terroristas.
    -atención a todos los miembros de Gantzers rojos favor de dirigirse hacia su respectivo hangar para entrar en una misión repito-
    -bien si van a mandar a todo un segundo pelotón…
    -quiere decir que hay más enemigos de los que esperábamos-
    Repitieron el mensaje al menos unas tres veces más durante los siguientes cinco minutos, Takeshi se asomó por la ventana para ver a los soldados correr a sus respectivas bases.
    -atención a todos los miembros de ángeles de negro favor de dirigirse a su respectivo hangar-
    -si llamarán a todos los escuadrones, uno por uno-dijo Rangel respirando profundamente, intentando mantener la calma- vampiros no me gustan, porqué si son con los que menos quiero pelear-
    -oh cállate para u información los ángeles de negro solo irán a rescatar y auxiliar a la gente-le dijo Marco
    -todos los miembros de “Demoleros rojos” favor de presentarse en su respectivo hangar para entrar en una misión.
    A Rangel le comenzaron a temblar las piernas, Takeshi no podía comprender el porqué se tenía que poner así ni que esos vampiro fueran tan malos.
    -atención a todos los miembros de “cazadores” favor de dirigirse a su respectivo hangar para trasnferencia-



    Mi condición:




    Alianza:



    Mi número:


      Fecha y hora actual: Lun Sep 24, 2018 6:00 pm