Gantz Club


    Otherside: Hotel Necker

    Comparte
    avatar
    Sanoj
    Maton
    Maton


    64 / 10064 / 100

    Escopeta

    Nada
    Nada
    Mensajes2456 Reputación168
    Dinero1
    Puntos Gantz0 100 Puntos3 Vida
    100 / 100100 / 100
    200 / 999200 / 999
    0 / 9990 / 999

    Traje
    0 / 1000 / 100
    0 / 3000 / 300

    Vehiculo
    0 / 1000 / 100
    0 / 5000 / 500
    0 / 9000 / 900

    Energia
    100 / 100100 / 100
    500 / 999500 / 999
    Nada Bolsa de Sangre

    Otherside: Hotel Necker

    Mensaje  Sanoj el Lun Feb 22, 2016 6:29 pm

    Otherside:
    Hotel Necker

    -Piloto-


    Off::
    Fanfic inspirado en la serie de Comedia, Terror y Suspenso de Ryan Murphy, Scream Queens.
    Este fanfic esta ambientado en unos años antes de los eventos sucedidos en Nomi
    Categorias:
    -Suspenso
    -Drama
    -Gore

    Una figura alta caminaba por un largo pasillo muy oscuro. Ese pequeño pasadizo se encontraba metros bajo tierra, desconectado de la ciudad capital. Por ese lugar se encontraban las tuberías que en el pasado distribuían aguas blancas a todas las instalaciones que se encontraba en la superficie, una estructura abandonada que antes era un gran centro comercial, pero ahora era un lugar abandonado por la humanidad. El lugar era tétrico y sin iluminación, había unas pequeñas lámparas que alguien había colocado a lo largo del pasillo, pero no era lo suficientemente fuertes para acabar con toda aquella oscuridad.

    Una silueta de un hombre alto, con capa, y unos pequeños cuernos pasaban por la deteriorada pared, uno de sus brazos llevaba arrastrado por los pies a una mujer no muy mayor, de veinticinco años se podría decir. Cualquiera llegaría a  pensar que abusaría de ella, pero él no buscaba satisfacer su deseo sexual… No, él no era ese tipo de hombres.

    Al final del pasillo se encontraba la puerta que daba a lo que alguna vez fue un depósito de herramientas, la criatura tomo la perilla de la puerta y abrió con mucha fuerza. Arrostro a la chica hasta el centro de la habitación. La victima tenía los brazos pegados con cinta industrial, de igual manera tenia los pies, no podía escapar de ninguna manera. Se quitó la máscara para secarse el sudor

    ― Los actos que has cometido, no son bien vistos, ante los ojos de nuestro padre eterno ―Dijo el asesino observando detenidamente a la chica― Pero tengo el poder, para acabar con todas las aberraciones que andan sueltas entre los mundanos ―

    La chica aún seguía inmóvil en el suelo, profundamente dormida. Había una mesa con todas las herramientas de torturas que el usaba. Tomo unas simples tijeras y corto la cinta industrial. Volvió a ponerse la máscara, en unos minutos despertaría; con la chica montada en su hombro fue a la habitación que le seguía a la sala de herramientas, una sala donde el suelo era de cerámica color blanco, las paredes poseían el mismo color, igualmente el techo. Lo únicos objetos que no eran de color blanco, era una silla de hierro con ataduras para que las víctimas no se escaparan durante la sesión, ubicada en el centro del cuarto del pánico, también una gran pantalla donde se proyectaba la tortura psicológica, dicho objeto está al frente de la silla. El villano la sentó en la silla, y la ato con las cadenas que estaban en posa brazos, luego, uso la correa de cuero para dejar inmóvil el torso de la mujer.

    ¿Cuál era el motivo del asesino, para terminar con la vida de esta joven? ¿Qué crimen atroz cometió para estar en el cuarto del pánico del Diablo Rojo?

    Diablo Rojo se fue para otra habitación, para controlar la gran pantalla.
    Las luces se apagaron, dejando la habitación totalmente negra.

    La chica comenzó a despertar, se quejaba de un fuerte dolor de cabeza, le echo la culpa a la resaca por tanto beber en la discoteca. Lo que no sabía, era que ese dolor fue causado por un golpe que Diablo Rojo le hizo al salir del local. Trato de mover sus brazos, pero fueron detenidos por las cadenas, movió sus pies para levantarse de la silla, pero fue detenida por el cinturón de cuero. La desesperación comenzó a apoderarse de la chica, gritaba pidiendo ayuda, se sacudía con mucha fuerza para liberarse de las cadenas pero solo lograba hacerse daño.

    ― ¡Por favor, ayuda! ― Grito la chica con lágrimas en su rostro ― ¡Por favor, no hice nada malo, ayuda!

    Tuvo que cerrar con fuerza sus ojos cuando las luces se encendieron otra vez, el  blanco de la habitación y la intensidad con que llego la luz la cegaron por unos segundos. La chica miraba desesperaba cada rincón del lugar buscando a alguien que le pudiese ayudar, pero nadie se encontraba rondando en la sala de blanco. Un zumbido muy tormentoso comenzó a sonar de la nada; la mujer gritaba “¡POR FAVOR! ¡QUE SE PARE EL MALDITO SONIDO! ¡DUELE MUCHO!” era como si un taladro estuviese entrado por su oído. La frecuencia fue bajando muy lento hasta no poder escucharse nada en la habitación del pánico. Las mejillas de nuestra victima estaban coloradas y llenas de lágrimas, le costaba respirar un poco, sufría de asma y despertar de esa manera logro que su respiración comenzara a fallar.

    La televisión se encendió, un video comenzó a reproducirse en la misma. Anastasia levanto la mirada y quedo sorprendida al ver lo que se reproducía. Era el jardín de su casa, pero aún no había oscurecido del todo en ese momento

    ― Oh dios mío…― Murmuro mientras recordaba la sucedido en la tarde, hace un par de horas.

    Eran las 7 de la noche, Anastasia estaba esperando con emoción esta noche, donde por fin saldría con sus amigas y olvidarse de sus problemas (Lo único extraño era ¿Cuáles problemas, sino estudiaba ni trabajan?) Pero la madre no era una persona que le gustaba este tipo de salidas, sobre todo en un país tan peligroso. La chica peleaba constantemente con su madre, pero esta noche nada le impediría divertirse con sus amigas. Luego vestirse de una manera algo rebelde, que desmotara que era decente sin parecer virgen y demostrar que quería sexo pero sin parecer una puta.

    ― ¿Se puede saber para donde coño de la madre vas vestida así? ― La familia de Anastasia es venezolana, pero desde hace décadas que se residenciaban en Los Ángeles, California. Tuvo la suerte de que no murió la gran parte de su familia cuando el cielo se pintó de color rojo.

    ― ¡Ay mamá! Lo que yo haga con mi vida no es problema tuyo ― Le grito sin verla a la cara, camino hasta la puerta, pero la madre se interpuso para no dejarla salir.

    ― Tu no vas a ir para ninguna parte ― La tomo por los brazos con mucha fuerza ― Mucho menos a estas horas de la noche.

    La madre y la hija comenzaron a forcejear, pero la señora ya estaba muy mayor para dominar a su hija como antes lo hacía.

    ― ¡Suéltame! ― Grito ― Déjame ser…

    ― ¡¿QUÉ TE DEJE SER QUE?! ¿UNA PUTA?

    Eso fue la gota que derramo el vaso, Carmen se quedó en seco por las últimas palabras que salieron de su boca, su intención era que Anastasia entrara en razón. Pero la actitud de su hija había cambiado mucho en los últimos meses, lográndole sacar canas verdes a la pobre señora. Esas palabras fueron un golpe en el estómago para su hija, Carmen dejo de hacer fuerzas contra su hija.

    ― Bien si eso es lo que dices… ―

    ― No, Anastasia yo no qui… ―

    ― No dijo nada, ya murió ―

    Y se fue de la casa.

    El video grabo todo el audio de la pelea, pudo ver como salía corriendo por la acera de la casa hasta perderse de la pantalla. Luego pudo ver como su madre salió de la casa corriendo, gritando su nombre, pero ya ella no estaba cerca de ahí. La imagen se difumino y unas letras en blanco sobre un fondo negro salieron en la pantalla.

    Podías haber evitado ese dolor innecesario.

    Ahora, yo terminare con el dolor que estas padeciendo ahora.

    Nadie podía reparar el dolor sentimental que sentía ahora, el único dolor que podía arreglarse era el de sus oídos causados por el zumbido en alta frecuencia.

    Tu madre sufrió un dolor más grande al recibir tantos insultos por tu parte.
    Pero yo, soy el karma. Te devolveré el favor

    El televisor se apagó.
    Por unos minutos Anastasia pensó que iba a morir, no se escuchaba nada, parecía que todo era producto de su imaginación.

    Luego de cuatro minutos, el silencio fue roto por el mismo zumbido, cada vez se hacía más fuerte que antes. Anastasia cerró los ojos con fuerza de manera involuntaria, volvía a gritar de una forma desgarradora.

    ― ¡NOOO! ― Grito mientras volvía a llorar, cada segundo que pasaba era peor. La frecuencia subía rápidamente, agitaba el cuerpo de manera brusca intentando liberarse, pero era inútil. Su cara estaba totalmente roja y sentía como los huesos dentro del cráneo le vibraban. Sintió como un líquido comenzó a salir desde el interior de sus oídos, que bajaba a la misma velocidad que lo hacían sus lágrimas, Anastasia había quedado sorda. Pudo observar como un hilo de sangre bajaba por su brazo izquierdo. Volvió a gritar aunque no podía escuchar nada, movía la cabeza mirando a todos los lados de la habitación del pánico. Pudo notar como una pared se comenzó a mover. “¡Ayúdame por favor!” Le dijo gritado, pues no podía escuchar, no podía contralar que tan duro hablaba… Lo que vio no fue agradable, detrás de la pared salió una persona alta, disfrazada de un Diablo Rojo, en una de sus manos cargaba un martillo y en la otra una caja de clavos.

    El Diablo se acercaba lento, admirando la mirada que tenía su víctima esta noche. Mientras más pasos daba, más cerca estaba la muerte de ella, lo aseguraba Anastasia.

    Anastasia nunca fue creyente hasta este momento, se puso a rezar, con la esperanza que pudiera ser salvada. El Diablo la observo por unos minutos, le toco la frente con sus dedos para que abriera los ojos y mirara como movía su dedo, en forma de no, indicándole que nada la salvaría. Entre sollozos volvía a gritar, el asesino la tomo por cuello y la empujo hasta la cabecera de la silla, donde había otro cinturón de cuero para el cuello, la amarro con la fuerza necesaria para no ahorcarla. Tomo uno de los clavos, cada uno de ellos media ocho centímetros. Anastasia observaba cada movimiento de su enemigo. En ese momento comprendió lo que quería hacer.

    ― ¡Por favor que alguien me ayude Jesucristo! ¡No quiero morir! ― Eran una de las cosas que decía en este momento

    Puso el clavo en la oreja, y con mucha fuerza comenzó a martillarle, sin clavar todo el clavo. Los gritos de la chica eran tan fuertes que se podían escuchar varios pisos arriba. Hizo el mismo procedimiento en la otra oreja. Anastasia sufría mucho, su cara estaba desfigurada, la bolsa de sus ojos estaban muy hinchadas por tanto llorar que no parecía la chica de antes.

    Se fue de la silla de hierro, llego hasta el televisor y movió otra de las paredes falsas, de ella saco dos pinzas con cables de electricidad, volvió hasta su víctima y puso cada pinza en un clavo. Diablo Rojo regreso a la habitación por donde había salido al principio, tomo la palanca que activaba la corriente de aquellos cables. Anastasia movió la cabeza a los lados para decir que no, pero el Diablo le respondió moviendo la cabeza hacia arriba y abajo, acciono la palanca y vio como el cuerpo de la chica comenzó a temblar hasta que su cabeza exploto.
    |Continuara...
    avatar
    Gama
    Leyenda
    Leyenda


    43 / 10043 / 100

    Nada

    Nada
    Resistencia
    Mensajes5115 Reputación195
    Dinero29100
    Puntos Gantz0 100 Puntos22 Vida
    100 / 100100 / 100
    950 / 999950 / 999
    0 / 9990 / 999

    Traje
    75 / 10075 / 100
    0 / 3000 / 300

    Vehiculo
    0 / 1000 / 100
    0 / 5000 / 500
    0 / 9000 / 900

    Energia
    100 / 100100 / 100
    125 / 999125 / 999
    Activado Nada

    Re: Otherside: Hotel Necker

    Mensaje  Gama el Mar Feb 23, 2016 9:29 pm

    asdasdasd esta epico!!!! saca mas caps!!! Rage





    Objetivo: Sobrevivir






      Fecha y hora actual: Lun Sep 24, 2018 6:32 pm