Gantz Club


    Avatar la leyenda de Burai capítulo 11

    Comparte
    avatar
    Diogo Rangel
    Experimentado
    Experimentado


    42 / 10042 / 100

    X-Rifle

    Nada
    Nada
    Mensajes1574 Reputación77
    Dinero98050
    Puntos Gantz0 100 Puntos4 Vida
    100 / 100100 / 100
    0 / 9990 / 999
    0 / 9990 / 999

    Traje
    100 / 100100 / 100
    0 / 3000 / 300

    Vehiculo
    0 / 1000 / 100
    0 / 5000 / 500
    0 / 9000 / 900

    Energia
    100 / 100100 / 100
    0 / 9990 / 999
    Radar Nada

    Avatar la leyenda de Burai capítulo 11

    Mensaje  Diogo Rangel el Dom Ene 17, 2016 7:56 pm

    Capítulo 11 Invasión parte 2 El plan definitivo
    Burai tuvo que hacer no una varias demostraciones de tierra y de su fuego controlo verde una y otra vez pero pese a eso los soldados de la nación del fuego no se impresionaron incluso parecían decepcionados mientras que los del reino tierra parecían asustarse más.
    -te hacen falta el aire y el agua- dice el capitán en tono de aburrido
    - no sé cómo lo haces pero no eres el avatar, mira si quieres intentar detener está locura hazlo como quieras, nos vamos.
    -¿señor?
    -dije vámonos- ordeno con fuerza el maestro fuego mientras los soldados lo seguían.
    -¿y que hará falso avatar?-preguntó uno de los chicos.
    Burai había escuchado que sospechaban que no era el avatar, n o una varias veces que era varios años menor.
    -¿Qué hacemos?-preguntaron.
    -poner a un puñado de soldados en contra del partido no servirá.
    -tienes un plan-
    Burai levantó las manos para que se callaran necesitaba pensar, si había escuchado de que su edad y el tiempo que había pasado desde la muerte de avatar Korra no coincidían pero ene se momento era un detalle sin importancia, pero como podría unir soldados y civiles de ambos bandos y mostrar que podían convivir juntos, pero como hacerlo necesitaban una prueba, como un fotografía o un video…
    -oye- se dirigió hacia el soldado del avión- las grabaciones de la radio quedan registradas.
    -si, aquí las tengo- respondió.
    Burai volteó a ver a los chicos.
    -ustedes, saben si la misión es monitoreada-
    -si – respondió uno de los chicos, sacando una pequeña cámara de su chaleco- el capitán tiene la orden de grabar toda la misión para nuevas estrategias de guerra ¿… de verdad vamos a…-
    Fue como si una chispa se encendiera dentro de Burai entonces eso faltaba solo una prueba, podría funcionar si se mostraran esas cintas al resto del mundo, el mundo entero.
    -usaremos las grabaciones de lo que paso aquí de cómo pusimos fin de manera no violenta a la pelea y la transmitiremos.
    El chico maestro fuego dio un paso al frente entusiasmado.
    -si podría decir la verdad del porqué estoy aquí-
    -dime hay más maestros fuego o agua o tierra en las tropas que mandaron a…
    El chico asintió con la cabeza.
    -en las primeras tropas de refuerzo hay dos maestros agua-algunos de sus compañeros voltearon a verlo- en las primeras de ataque la mitad son maestros tierra y creo no estoy seguro de que el comandante Clark es maestro fuego.
    -genial entonces los buscamos que hagan una declaración y mandamos el video-
    -¿A dónde a la capital?-preguntó otro de los soldados
    -¡mejor a todo el mundo!- estalló el chico que traía la cámara.
    Sonaba una buena idea solo había que editar el video y juntarlo con la grabación y listo, bueno si es que encontraban alguien que supiera hacer una edición
    -si genio y de donde lo transmitimos.
    -vayamos a la ciudad, deben tener televisión o algo asó desde ahí podemos lanzar el video a todo el mundo ¿o no?- intervino Ken.
    -si la nación del fuego mando un mensaje hace tres años al mundo entero solo hay que ir a la isla central al estudio y mandarlo desde ahí- les respondía Burai pensando en algo más para mejorar la transmisión- durante el camino detendremos a todos los grupos que hallemos, juntaremos los videos y lo emitiremos, sé como llegar en barco.
    -podremos usar nuestras propias naves- intervino emocionado el otro soldado
    -lo dudo mucho la nación del fuego podría hundirla y viceversa una barco d ela nación del fuego podría ser hundido por los igualitarios.
    Burai junto con los demás chicos corrían a pie por la acera de la avenida principal, con excepción del soldado herido que montaba en Argus, necesitaban encontrarse con los soldados que eran maestros.
    -¿por qué no usas tu tierra control?-pregunto Ken cuando los chicos se detuvieron en las entradas de la ciudad donde los chicos exhaustos cayeron al piso respirando tras correr de esa manera.
    -porqué n o soy tan bueno en eso todavía – respondió Burai.
    -y si nos ven llegar dese modo seguro nos disparan- colaboró otro de los chicos en la respuesta.
    -son puras islas pero son islas enormes-
    -estará muy lejos la unidad de refuerzo y de las primeras filas-
    La respuesta les llego al instante no muy lejos hubo una fuerte explosión debía estar a unas tres o cuatro calles lejos de donde estaban.
    No perdieron tiempo en hablar se pusieron de pie casi de golpe y corrieron hacia donde habían escuchado la bomba.
    -¿hacia dónde?-
    Burai cerró los ojos y golpeó con fuerza el piso para sentir las vibraciones de la tierra aparte de ellos podía sentir a lo lejos las débiles vibraciones de las pisadas de un numerosos grupo de personas.
    -por allá- señalo hacia su izquierda, pasando de la avenida principal a una calle secundaria, pasando la calle mientras se seguían escuchando disparos cada vez más fuerte a medida que se acercaban, pasaron la calle a la otra avenida a lo que parecía ser un estacionamiento de un restaurante, del otro lado de la calle vieron a un grupo de soldados salir del restaurante hacia el edificio de enfrente.
    Uno de los soldados hizo metal control para levantar una camioneta en el aire y lanzarla lejos mientras que uno se sus compañeros lanzó una granada de gas contra los otros chicos que estaba asustados cubiertos detrás de ellos.
    -ahí- indico uno de los chicos mientras del otro lado salían más soldados.
    Burai corrió hacia enfrente hundió y levantó las manos para hacer salir una plataforma de tierra entre los soldados maestros y los no maestros, uno de los chicos aprovechando la confusión lanzó una granada de humo hacia los soldados que no tenían máscara para protegerse, el humo provoco que los soldados bajaron las armas mientras que los chicos comenzaban a correr hacia los soldados igualitarios y se lanzaban sobre ellos, los soldados de la nación del fuego al ver como los chicos corrieron automáticamente se pusieron en posición de atacar, Burai apenas tuvo unos segundos para reaccionar, estiró su pie hacia enfrente mientras movía su brazo en forma circular para que se moviera el piso y así se tropezaran los soldados de la nación del fuego.
    -¿tierra control?-
    Uno de los soldados se levantó viendo a Burai que se acercaba a ellos.
    -¿fuiste tú?-preguntó otro
    Burai se inclinó hacia ellos con las manos en alto no sabía por dónde empezar. Esperando que los chicos se encargaran del escuadrón de bloqueadores de chi, respiró profundo.
    -Tengo un plan para detener está guerra, transmitiremos un video a todo el mundo mostrando que hay maestros en el ejército igualitario y que muchos soldados no maestros entran por miedo para proteger a sus familias.
    -¿nos estás traicionando?-
    -no solo quiero poner fin a esta guerra poniendo del mismo lado a todos, mostrando lo que es en realidad el partido igualitario ya los convencía a ellos, que hay un maestro fuego en su pelotón y estamos buscando a los maestros de otros pelotones.
    -estás loco-vociferaron los soldados.
    Sin prestar atención a eso, el chico con unos movimientos de tierra control hizo desaparecer la barrera de concreto que levanto, revelando a los chicos que habían derribado a los demás soldados igualitarios que ya estaban en el piso atado y boca abajo
    -¡traidores!-gritaron algunos.
    El chico que era maestro fuego paseo entre los veinte chicos hasta detenerse frente a uno moreno bastante más bajito que los demás y a otro chico de estatura poco mayor.
    -ya vayámonos, ya no es hora de seguir fingiendo, son maestros al igual que yo junto con otro chicos más-
    Ambos chicos se miraron estaba muy asustados, claro quien no el delatarlos en plena batalla acabaría con el valor de quien sea, Burai vio a los soldados del batallón que no estaban tan jóvenes como los que encontró en el mar.
    -podremos fin a esta guerra poniéndonos del mismo lado todos- comenzó a decir Ken
    -miren a los resurgistas son más maestros que no maestros-continuó diciendo otros.
    -levántense los que están aquí por lealtad y no por miedo, dinero o por sacar de la cárcel o salvar de una ejecución a un familiar.
    Ninguno de los chicos de movió.
    -si eso creí-concluyó Ken
    -¿y ustedes? – les preguntó Burai a los soldados.
    -como planeas hacer eso…-
    Burai respiró profundo y comenzó a explicar de nuevo el plan de lanzar el video a todo el mundo para exponer al partido Igualista, al terminar de explicar el plan los soldados estallaron en una fuerte carcajada como si acabaran de escuchar un buen chiste y no un plan.
    -no vas en serio.
    -a lo mucho provocarías manifestaciones, que no sirven de nada.
    -desátanos…- dijo uno de los soldados que habían intentado atacar el restaurante-… desátanos no voy a atacarte tienes razón no soy leal soy… acepté por dinero.
    -yo tengo familia en prisión me dijeron que si me enlistaba por un año lo sacaban
    Burai no sabía si era suerte o la revolución anti maestros solo era apoyada por un puñado de personas, ya que algunos chicos decían motivos absurdos para estar en el ejército igualitario.
    Cuando desataron a los soldados, los maestros fuego se pusieron en posición de ataque.
    -por favor-
    Burai se extendió de brazos poniéndose en medio de una línea de fuego.
    -pero ellos…
    -¡esperen!- intervino otro de los nuevos soldados -¿Qué prefieren defender su terreno o terminar con la guerra?-
    -tenemos órdenes no podemos dejar cuidar esta zona.
    -pues nadie les ha ordenado que vengan- respondió Ken
    -¿y a dónde vamos?- se puede saber.
    -a la isla central ahí lanzaremos la transmisión-
    Todos se pusieron de pie y los soldados recogieron sus armas y comenzar a correr por la calle, con Burai en postura de pelea y los otros dos chicos apuntando con sus armas a los maestros fuego, retirándose de la calle de enfrente del restaurante, con Burai corriendo de lado volteando a ambos lados para asegurar de que los maestros fuego no los siguieran o pero les lanzaran fuego.
    -deberíamos hablar con el comandante si lo convencemos y si lo ordena todo el batallón se nos une- propuso uno de los chicos una vez que se alejaron del restaurante y llegaron a una zona más industrial, donde se detuvieron para revisar los equipos que tenían.
    -¿Qué tiene que ver el comándate con nuestro plan?, es mi plan pero no creo que funcione con todo el mundo-preguntó Burai revisando la zona con las vibraciones de la tierra
    -simple por los musculotes que tiene, medio mundo lo admira y por esas salvajes y brutales competencias que ha ganado, de verdad intimida a todo el mundo incluso con su mirada te puede dominar-dijo Ken uno de los soldados igualitarios
    Burai sintió un enorme peso en su cuerpo, alguien que te podría dominar con la simple mirada, sonaba a alguien a quien temer, podría convencerlo a él o tendría que usar algún otro medio.
    -oye, oye este chico nos convenció a nosotros que puede cambiar con el comandante no podrá ser tan difícil- dijo señalando a Burai.
    -podría funcionar talvez es maestro fuego-intervino el chico maestro tierra mientras volvía a probar las vibraciones en otra dirección.
    -no lo recomiendo- intervino uno de los soldados del segundo regimiento que encontró Burai, parecía ser el mayor de todos levantando la manos y mostrándole la palmas hacia Chui -ese hombre si es demasiado leal al ejercito igualitario, hay rumores de que su nombre es falso, de que ayudo a resurgir la revolución anti maestros y que intentó matar a sus hermanos maestros aire-
    -¿dónde escuchaste eso?-preguntó Ken
    -tengo un hermano diez años mayor, que trabaja para la policía militar y hace un tiempo me comentó que estaban haciendo una investigación-respondió.
    -¿y si fue responsable de esta guerra?-preguntó alguien más
    -no lo sé la investigación se detuvo así como todos sus archivos fueron desaparecidos-
    Los chicos comenzaron a murmurar cosas entre ellos, mientras que Burai volvía a golpear el piso para detectar más grupos.
    -hacia allá hay otro grupo de combatientes- le señalo el chico hacia un callejón del otro lado de la avenida.
    Siguieron andando por la ciudad entre combate en combate, deteniéndolos tanto a los maestros como a los bloqueadores de chi, todos los grupos se quedaron sorprendidos de lo que estaba haciendo poniéndose entre ambos bandos, para detener la pelea y proponer mandar los testimonios de los soldados a todo el mundo para po0ner fin al partido igualitario.
    Para sorpresa de Burai, en todos los escuadrones tenían dos o tres maestros, la mayoría maestros tierra y algunos maestros agua o tierra pero ningún maestro aire.
    Mientras tanto Burai y los chicos seguían convenciendo grupos y tras varias horas de correr por la isla habían recorriendo calle y algunos pueblos completos de teniendo combates y ganando gente, ahora ya contaba con cerca de trescientos chicos de los cuales más de setenta eran maestros, en ese momento se acercaban a la playa para agarrar las lanchas e ir hacia la isla central, esa era la idea principal, pero en otra ocasión uno de los chicos intervino en que debían ir a más islas y juntar a más gente.
    Los chicos estaban a punto de llegar a la playa cuando llegaron se dirigieron a las lanchas.
    -¿estás seguro de eso?-preguntó otro de los chicos cuando Ken lo propuso.
    -entre más nos tardemos con esa transmisión más gente muere-
    -si pero para balancear el poder necesitamos que más soldados bloqueadores de chi se unan al ejercito de la nación del fuego para mostrar que los maestros y no maestros pueden combatir juntos, además si intentan otro ataque podríamos fortalecer más a los maestros y debilitar al partido igualitario.
    -¿si quienes trescientos cadetes con a los mucho un año y pico de entrenamiento?
    Era verdad y al mismo tiempo sospechoso en toda la isla no habían encontrado a nadie con algún rango, tenientes ni capitanes.
    -no pero sé que hay un comandante que…
    Algunos hicieron un sonido de queja o de duda, incluso aclarándose la garganta, como si estuvieran a punto de decir algo prohibido en un edificio de gobierno.
    -Sabes que el comandante…
    -no me refería a Kameo- respondió el chico- hay otro comandante creo que iba hacia la siguiente isla ese hombre, es maestro Agua-
    Burai se acercó al chico ya habían pasado por tantos combates que se le habían olvidado la mayoría de los nombres.
    -disculpa ¿cómo te llamas?-le preguntó a uno de los chicos que habían dudado de nuevo del comandante
    -Naoto-
    Burai se acercó al soldado pese a que era bastante mayor que el y también más alto, francamente podría ser su hermano tres años mayor.
    -¿porqué le temen tanto a ese comandante?-preguntó por curiosidad Burai, por tanto que fuera un comandante, si se estaban revelando todos no debían temerle, eran trescientos soldados bloqueadores de chi mezclados entre maestros agua, tierra y fuego contra una persona, imposible perder.
    El chico bajo la mirada parecía estar de verdad asustado-
    -bueno… durante el entrenamiento, hubo na sesión donde…
    Otro de los soldados respiró se adelantó y tomó la palabra adelantándose.
    -después de una semanas que comenzara el entrenamiento comenzó, nos dieron la opción de una práctica de boxeo, donde querían que algún voluntario pasara a pelear contra el sargento, hasta nos dijeron “este hombre lleva el último mes convirtiendo sus vidas en un infierno ahora pueden desquitarse”, varios chicos alzaron la mano y comandante se adelantó y pidió que lo atacáramos en grupo en el ring y que fueran al menos diez o nos pondría un castigo ejemplar-
    -subimos una docena- intervino Naoto
    -y nos derrotó a todos de una manera bien fácil, después subió todo el batallón y… ya te imaginarás el resto- dijo bajando la cara como si se avergonzara.
    Burai dibujo una expresión en su cara sin querer, parecía que le contaron el guion de una película de acción, donde el principal un policía de ciudad república derrota el solo a una manada de ninjas con katana durante el desayuno.
    -¿en serio?- preguntó atónito pudo con todos a la vez.
    Algunos asintieron al mismo tiempo que hubo una explosión cerca de donde estaban, fue demasiado fuerte que provocó que los chicos tropezaran, también provocó una bola de humo bastante fuerte, mientras Burai miraba hacia donde había sido la explosión, habrían alguien pisado alguna mina, antes de que el humo hubiese disipado hubo otras explosión igual de fuerte que la anterior pero en otra dirección derribando de nuevo a los chicos y provocando más humo, el chico se tapaba la cara mientras intentaba ver hacia arriba, definitivamente no estaban en fuego cruzado, les estaban disparando cohetes, pero…Burai cerró los ojos para sentir la vibraciones, los misiles no le habían dado a nadie.
    Hubo otra explosión y otra más y otra más.
    -que pasa-
    La vibraciones eran una locura se expandían de una dirección a otra sintiendo a más gente acercándose al grupo de chicos, el nuevo grupo agarraron algo de sus cinturones y de preparaban apra lanzar.
    -¡cuidado lanzaran granadas!-les Gritó Burai a todos.
    Demasiado tarde las granadas fueron lanzadas cuando estaban por llegar al suelo, Burai se preparó para usar tierra control y lanzarlas lejos, pero antes de que la primera granada cayera al piso está explotó en el aire liberando una ráfaga de luz acompañada de humo, al mismo tiempo que otras granadas cayeron al piso sin explotar y como otras más explotaron en el aire expulsando luz y humo blanco.
    Burai sintió una fuerte presión en la pierna derecha, el chico instintivamente volteó a ver al piso un segundo antes de ver que era sintió como si pie fue jalado hacia atrás y el tropezaba hacia el piso con una fuerte caída y como se deslizaba su cuerpo por el piso pasando entre los pies de los soldados que había entre comillas reclutados.
    Algunos fueron derribados por Burai al ser jalado hacia atrás, ahora llegó a la acera dejando atrás la playa, el chico sentía como lo raspaba el piso, basura y polvo el chico cerro fuerte mente los ojos , tanteando con las manos intentando encontrar algo para sostenerse y detenerse, sintió cuando paso a la acera por la rampa de discapacitado Burai abrió los ojos, y las manos cerrando los dedos de la mano izquierda al borde de la banqueta, bien ahora estaba asegurado , pero lo seguían jalando, sus dedos de la mano izquierda no durarían mucho, tenía la mano derecha colgando demasiado lejos como para agarrarse al ese borde o encontrar otro borde, sintió como si lo jalaran con más fuerza, el chico intentó golpear hacia atrás con la otra mano para lanzar fuego control, la soga jaló con más fuerza, provocando que Burai se soltará paso por la banqueta hacia un callejón, Burai se giró mientras era jalado pasando por ventanas y paredes llenas de grafitis
    Veo el tubo metálico de agua o de gas que desciende desde el techo, estiro la mano derecha para agarrarlo cuando lo agarró el viaje terminó, preparado para jalar con la fuerza de todo su brazo derecho para jalar su cuerpo y sus piernas , pero las cuerdas no siguen jalándolo, el chico vio sus piernas, la soga era un cable negro algo grueso, casi tan grueso como los que colgaban de los postes de luz, levantó la mirada estaba en un lugar oscuro, los edificios eran tan altos que la luz no entraba, era difícil poder ver algo, frente a él estaba una máquina que estaba hecha principalmente por un rollo gigante que tenía enrollado todo el cable que me lo ató y lo jalo, también tenía una polea para jalar pero no había nadie que lo jalara, bueno eso tampoco explicaba como lo ató, el chico sintiendo dolor en sus brazos, y viendo como se había lastimado las manos ahora tenía varios raspones en las palmas y en la parte posterior debido a todo lo que lo arrastraron.
    El chico haciendo como que ignoraba eso agarro el cable que no se aferró demasiado a su pierna, desató el cable mientras se ponía de pie se escucharon más explosiones eso significaba que los demás estaban en peligro, se puso de pie mientras se escucha algo acercándose algo muy pesado, Burai sacó fuego control verde de sus mano, para ver en la oscuridad miró hacia un lado para ver una pared llena de grafitis, se vuelve a escuchar el ruido de pisada.
    -¿Argus?-pensando en que podría ser
    El chico caminó hacia la derecha pero ahí no había nada después hacia a la izquierda hasta llegar a una reja, miro hacia arriba veo el aro pegado a la pared era de una cancha de Basquetbol se siguen escuchando cosas, talvez algún gato callejero, se vuelve a escuchar una explosión ahí recuerdo a los chicos me volteo de nuevo hacia la salida antes de dar unos pasos varias balas chocan contra el piso, justo al principio del callejón.
    -¿te vas tan rápido?-Dijo una voz muy gruesa y ronca detrás de el.
    Burai se volvió de nuevo hacia atrás, pero no había nada, Burai golpeó el piso cerrando los ojos para sentir las vibraciones, sintiendo un enorme cuerpo justo del otro lado de la cerca, era gigantesco, pero que sería acaso un gorila que habla.
    -ni lo pienses, te acribillaré si das otro más-
    -¿tú me jalaste?-
    La respuesta era que si, Burai dio más pasos hacia la reja hasta quedar casi pegado a ella.
    -¿para qué?-
    -Es obvio para pelear contigo y solo contigo, ¿Qué esperas? Está abierta entra, no necesitas metal control.
    -no tengo tiempo…- pensando en los chicos debía ayudarlos
    -si lo tienes entras o mueres…no te preocupes por ellos he dado la orden de no matarlos y el ejercitó de la nación del fuego es lo suficientemente grande y fuerte como para resistir más sin tu ayuda Burai
    Burai sintió como un escalofrío recorriera su cuerpo, como sabía su nombre, habría alguno o algunos de los chicos traicionado a Burai.
    -si fueras a matarme ya lo hubieras hecho- le respondió Burai.
    -será por qué no quiero hacerlo lo que quiero es que entres-
    -¿Qué quieres de mi?-
    -solo entra- responde en forma más serena-
    Sin saber por qué Burai extendió su mano y abrió empujando levemente la puerta triangular de la reja, dio un paso hacia enfrente giro unos segundos y cerró la puerta detrás de el, volviéndose a poner de frente a donde estaba.
    -a tu izquierda está el interruptor-
    Burai dio unos pasos a su izquierda sin dejar de ver al fondo oscuro, llego a la pared y con la mano comenzó a tantear para encontrar el interruptor, lo apretó y dos luces blancas se encendieron iluminando el lugar.
    Burai necesito taparse los ojos en lo que se acostumbraba a la luz una vez pasado unos segundos, vio a un hombre enorme de más de dos metros de alto y debía pesar más de ciento veinte kilogramos de peso expresado en sus músculos tenía el mismo uniforme que los soldados solo que este su chaleco era más grueso tenía una cara de expresión dura y tenía su cabello estaba cortado a rape y lo tenía muy erizado y su frente estaba cubierta con bendas blancas.
    Aquel hombre traía recargado contra el piso su arma bien sujeta por ambas manos, tenía una cara de pocos amigos al juzgar por sus labios bien apretados uno contra el otro.
    -talvez no sepas quien soy pero yo sé quién eres, Burai Ishii, de Wuhan, ayudaste a escapar a la nieta del avatar Korra, atacaste a un jefe de policía, ayudaste a escapar a varios prisioneros y quemaste a dos policías de tránsito.
    -¿Cómo?-
    -Salvaste a tu familia cuando viste el riesgo de que fueras descubierto, cuando maté a esos dos policías-
    Burai sintió como si le arrojaran piedras al estómago como sabía todo eso y que tenía que ver la muerte de dos policías de tránsito, entonces ahí recordó esa noticia del periódico donde dos policías habían muerto en su oficina asesinados.
    -fue usted quien los mato-
    El hombre asintió moviendo la cabeza de arriba hacia abajo.
    -¿porqué?-
    -el día que escapaste en ciudad república vi las grabaciones de las cámaras y vi cómo te brillaban los ojos ahí lo supe, eras el avatar y debía atraparte, pero no lo hice público por qué de ser así iniciaría una revuelta más grande y eso provocaría a que el gobierno use su arma final, así que prefiero cazarte yo personalmente para evitarlo.
    -¿Cómo supiste mi nombre si mi identificación es falsa?-
    -pase tu foto cuando atacaste a esos policías de Wuhan, uno de los soldados te reconoció, asi supe tu nombre, fui a tu domicilio pero ya no había nadie ahí, como supe que estaban aquí simple, cuando peleamos en la calle vi que solo usaste tierra control y que seguramente vendrías aquí por un maestro fuego, como el señor del fuego no te puso en los medio de comunicación supuse que no fuiste a la isla central, así que antes de la invasión me puse en contacto con un infiltrado de los resurgistas, él me dijo que un pequeño grupo de ellos te siguieron a una tribu escondida. Ya después de que llegué aquí, una vez que supieras de la invasión saldrías, planeaba salir a buscarte de isla en isla con suerte mi contacto con los resurgistas, informó a mi otro contacto con esa tribu a la que llamas los guerreros del sol ese amigo subió en el barco y lo dirigió hacia esta isla, solo tuve que eliminar algunos maestros y hacerme pasar por desaparecido y prepararme para cuando llegues.
    Burai no lo podía creer igualitarios en los resurgistas y en los guerreros del sol no podía ser, significaba que también tendrían informantes en la tribu del norte y en los nómadas aire, estaban de verdad en todos lados dispuestos a eliminar a todos los maestros del mundo.
    -y que harás ahora-
    -atraparte y meterte en congelación criogénica por siempre Burai no… avatar Burai.
    El chico instintivamente se puso en posición de pelea, pero quien era ese hombre, el chico comenzó a recordarlo era el monstruo que intentó obstaculizar su escape.
    -¿Quién es usted?-
    -mi nombre es Kameo, mi apellido bueno el actual Curbage, mi rango comandante, el apellido original bueno no importa ahora lo que si importa es que normalmente un maestro están ventaja frente a alguien que no lo es, pero hay igualdad de poder si el normal es un bloqueador de chi, si el no maestro usa armas él tiene ventaja pero el avatar aún dominando dos elementos iguala la pelea, pero sien do un avatar que no tiene e experiencia en eso y un enemigo que si la tiene y mucho está en ventaja en otras palabras…-
    Volteó su arma movió algo en él y quito el cartucho donde estaban las balas y el resto de su arma, después comenzó a quitarse su chaleco y el resto de sus protecciones rodilleras, coderas, hasta quedar con el torso desnudo todo lo fue tirando al piso y lo lanzó del otro lado de la cerca y se puso en posición de combate.
    -vamos avatar muestra lo que vales, muestra tu hombría pelea puedes usar tierra, fuego control usa todos los recursos que necesites, para esta pelea, no valdría la pena si no das el cien por ciento.
    Burai jaló hacia abajo el cierre de la chamarra para abrir y se la quitó y la lanzó al piso con eso era suficiente, se puso en posición.
    -no es necesario pelear tengo un plan para detener está guerra, mire.
    -me importa está guerra mi interés es personal incluso si detienes está invasión o la guerra igualitaria de todas formas perderás, y nuestra pelea frente a frente es inevitable así que comencemos.
    -no esperes comandante, tenemos que detener esto-
    -¡cállate y pelea Avatar!
    A Burai le tomó por sorpresa el hombre corrió de frente hacia el chico, el chico se lanzó hacia al lado segundos antes de que comandante diera un golpe de gancho al aire, el chico dio un salto hacia atrás, lo sabía ese hombre no aceptaría el plan para detener la guerra entonces debía pelear con el, si ese era el mismo gigante que casi hace que no pudieran escapar cuando estuvo en ciudad república, Burai recordó como tenía una fuerza sobre humana entonces como podía derribarlo.
    Burai volvió a saltar hacia atrás para evadir otro golpe del pesado hombre y otra vez más retrocedió más hasta toparse con una pared que debía ser la del edificio.
    -vamos retroceder no es parte de pelear.
    El hombre levantó su brazo para dar un golpe de volado que iría directo al rostro del chico, el chico se agacho hacia enfrente para evadirlo justo a tiempo, aún agachado salió caminando hacia un lado para alejarse de aquel hombre que volvía a atacar.
    -vamos que esperas atácame entre más rápido termine el combate más rápido podrás poner en marcha tu ridículo plan-
    Era cierto quizá no podía convencer a todo el mundo con palabras, además tenía el tiempo en contra entonces si debía pelear contra el.
    Burai dio un fuerte golpe al aire sacando su llama de fuego control verde, salió volando hacia el hombre que se hizo a un lado para evadirla, el chico no se detuvo dio varios golpes más de fuego control, de sus puños salieron bolas de fuego verde que el hombretón esquivaba con un estilo que recordaba a un entrenamiento de boxeo, donde los luchadores brincaban y se movían de un lado a otro golpeando en el aire sin un enemigo.
    Cuando el hombre se acercó más a Burai el chico se movió hacia el otro lado, donde había más espacio, Burai volvió a golpear para lanzar fuego control, poniendo buena respiración en cada ráfaga de fuego que lanzaba, golpeó el piso con la pierna para sacar una roca desfigurada de poco tamaño, golpeó con el puño en dirección hacia el comandante para lanzarle al roca, la esquivó la roca chocó contra la pared haciéndose trizas, Burai volvió a a tacar lanzando roca pequeñas las cuales fueron esquivadas fácilmente.
    -no estás peleando en serio verdad, si quieres vencerme tendrás que hacerlo mejor-sin dejar de bailar al estilo de boxeo.
    Era verdad, no había dado ningún golpe y solo estaba retrocediendo, necesita ataques de mayor rango de área, para que no los pudiera esquivar, y lo necesitaba rápido, Burai dio un golpe de volado con los dedos extendidos hacia abajo, en el piso se construyó un camino de concreto, el comandante dio un salto para evitar ser alcanzado por el camino de concreto.
    Burai no espero más tiempo lanzó dos golpes por separado de fuego control seguido de un golpe con ambas manos al mismo tiempo, para sacar una ráfaga más potente, una patada otra, y otra más , hundió sus manos hacia abajo y las levantó para hacer salir una roca puntiaguda enfrente el chico empujo con ambas manos par moverlas hacia su enemigo a velocidad, el hombretón levantó sus brazos abandonando su postura de pelea para recibir con las palmas la roca, acto seguido abrazó con ambos brazos la roca mientras Burai la empujaba su plan era estamparlo contra la pared sin embargo la roca comenzó a disminuir su velocidad casi hasta detenerse mientras que Kameo abrazaba la roca con todo su fuerza y comenzaba a empujar hacia Burai, el chico vio como la roca caminaba hacia el lentamente, Burai se puso en posición para comenzar a empujar con más fuerza.
    Kameo respiró profundamente y con un giro lanzó la roca puntiaguda fuera de la reja del otro lado del callejón.
    -como…-
    Era increíble cómo podía tener tanta fuerza de verdad pudo desviar una roca de ese tamaño, dudaba en verdad que los esteroides tuvieran efecto como para poder hacer eso.
    -años de entrenamiento, dieta, fuerza mental y experimentos científicos de primera calidad.
    Experimentos científicos de primera calidad se escuchó como si le hubieran implantado medicamentos ilegales y muy peligrosos.
    Burai respiró profundamente no era el momento de hablar volvió a lanzar dos golpes de fuego control, esperando que fueran esquivados, pero el comandante no los esquivo pasó a través de ellos veloz como un rayo, agarro el antebrazo de Burai y y en un rápido movimiento y Burai fue jalado directo a un gigantesco puño que choco en su cara provocando un fuerte dolor.
    Burai cerró los ojos cuando su cabeza fue impulsada hacia atrás debido al golpe, cuando su cabeza volvió a su lugar el chico no pudo evitar mirar hacia abajo para ver como unas gotas de saliva su saliva y de sangre, su sangre caían al piso, todo el daba vueltas sin dar cuenta de que el comandante tenía todavía su mano agarrada.
    Y antes de que le chico se diera cuenta el comandante el dolor era tan grande que apenas sintió como le doblaban el brazo y lo agachaban hacia abajo Burai parpadeó varias veces cuando sintió el dolor en su brazo derecho.
    Kameo en cambio no perdió el tiempo golpeó con su mano derecha usando los dedos índice y medio varias veces el brazo de Burai, cuando el chico por fin reaccionó intentó dar una patada con la mano izquierda para lanzarle fuego control al comandante perro las llamas salieron al aire.
    Con la otra mano el comandante agarro el otro brazo de Burai y solto el que tenía presó Burai sintió como su brazo derecho caía muy debilitado en el aire colgando casi inerte.
    El comandante apoyo su enorme mano en el hombro de Burai para poder hacer una mejor llave, debido a el golpe Burai todavía no estaba del todo consiente fue como si lo hubieran estrellado contra una pared, Kameo golpeó varias veces la espalda de Burai, el chico sintió como sus rodillas temblaron al sentir como se debilitaron al sentir el peso de su cuerpo, después golpeó su brazo izquierdo en diferentes partes, Kameo soltó el brazo de Burai que también cayo debilitado.
    El cuerpo de Burai estaba más pesado que nunca sentía como no podía levantar los brazos, era la primera vez que le bloqueaban el chi de esa manera, algo que siempre había temido.
    El chico levantó la visto usando sus fuerzas, las que le quedaban dio un patada para hacer salir un camino de tierra control pero demasiado tarde, Kameo agarro su pierna, la derecha, y golpeó varias veces, soltó la pierna que también quedo debilitada el chico sintió como está de doblaba el chico se recargó mientras que Kameo golpeó la parte posterior a su última extremidad con una mano y al mismo tiempo lo agarraba con la otra m ano de occipucio* para levantarlo cuando la otra pierna se debilito y ya no podía sostener al chico.
    Kameo acostó a Burai en el piso boca arriba, el miraba al comandante, esperando casi ver una sonrisa de victoria, pero su cara estaba igual de seria
    Inmóvil, con su chi bloqueado y con su cara aun punzándole y sangrando por el potente golpe respiraba rápidamente pensando en cómo salir de esa, ¿por qué tuvo que responder a la provocación? ¿Cómo pudo olvidar lo que había aprendido con los guerreros de sol?¿la danza del dragón hubiera funcionado con ese tipo?
    Kameo saco del cinturón un cuchillo de batalla que se veía bastante filoso, el chico creyó que iba a apuñalarlo, pero se agacho sobre el y levantó la camisa paso el cuchillo por la tela de la camisa dejándole al descubierto el torso, y puso sus dedos en posición.
    Burai recordó los rumores, que hablaban que existían bloqueadores de chi capaces de hacerle explotar el corazón a la gente fueran maestros o no entonces le haría explotar el corazón, talvez morir no eran tan malo, podría reencarnar en un niño de la nación del fuego pero sería el primer avatar que no dominó los cuatro elementos, si pudiera lanzar fuego por la boca quizá lo evitaría.
    -matarme no será suficiente para acabar con el avatar- le dijo intentando distraerlo.
    -niño tonto no quiero matarte, además s e que la nación del fuego tiene a una chica de veintitantos que domina los cuatro elementos y hasta que no compruebe cual es el avatar real, los mantendré con vida.
    Se agacho para quedar cerca del suelo frente a Burai y comenzó a golpearlo en diferentes partes del torso, Burai no sintió ningún efecto en su cuerpo.
    -pero lo que si haré es abrirte las vértebras de la columna para que nunca jamás vuelvas a usar los brazos o piernas, eso no te dolerá un poco, te dolerá mucho, suplicarás morir.
    Kameo se levantó y de una patada volteó a Burai para que quedara boca abajo el comandante volvió a agacharse.
    Burai cerró los ojos esperando lo peor, en un segundo lo dejarían discapacitado de por vida y no había nada que pudiera hacer.
    Hubo un gruñido Burai sintió como Kameo lo soltó del cuello, el chico respiró profundamente que había pasado , hubo otro gruñido mientras que Burai se volteaba para ver como Kameo tenía a Argus encima, el animal lo había atacado por sorpresa y enterraba sus garras en la cara del comandante, intentando roerle mientras que Kameo intentaba alejarlo.
    Hubo un estallido Kameo empujo al animal hacia un lado para que cayera al piso indefenso, Burai lo sabía ese hombre no estaba solo y había estado listo para dispararle a quien se interpusiera, y la víctima fue Argus.
    -¡Argus!-gritó con todas sus fuerzas, no podía ser el no podía morir no tenía la culpa de nada, la respiración se volvió más apresurada sentía como sus latidos aumentaban su velocidad y como su sangre se calentaba porqué a el Argus, no podía mover los brazos, necesitaba moverse o si no el sacrificio de Argus sería en vano, no podía ni cerrar sus puños a su cuerpo le faltaba fuerza.
    -¿está bien comandante?
    -bien Gavin, gracias por quitarse a esa bestia de encima ahora el avatar-
    Hubo otro estallido pero está vez sonó diferente al anterior era de un de una pistola diferente.
    -quito comandante-
    -¿Ken que haces ¿-
    -no interfiera soldado-
    Ken dio varios pasos hacia el comandante sosteniendo en alto su arma apuntando al comandante, Burai volteó la cabeza para intentar verlo pero estaba fuera de su rango de visión.
    -por favor no serás capaz de dispararme, estás temblando, tiene miedo algo que con el poco entrenamiento que tiene no has sido capaz de dominar, baja el arma y haré como si esto no paso.
    -no-
    Gavin no espero un segundo más se lanzó sobre Ken y comenzó a golpearlo en la cara muchas veces sin detenerse, el chico no podía hacer nada se le había caído el arma.
    -¡ya déjalo!-gritó alguien más otro de los chicos se abalanzó sobre Gavin apartándolo de Ken mientras que Burai veía como las rejas que los rodeaban a él y a Kameo se abrían mientras que los chicos, lo que habían seguido a Burai por toda la isla entraban, los que eran maestros entraban sosteniendo rocas o látigos de agua o llamas de fuego, en el caso de los no maestros entraron con las armas en alto.
    -optan por revelarse-
    -si- contestaron todos.
    Un agujero pequeño se abrió en el piso y Gavin se hundió en él.
    -ahora aléjese del avatar.
    -es fuerte pero usted sabe que no pude con todos nosotros- dijeron dos a la vez.
    Dos de los chicos sin dejar de apuntar con sus armas caminaron rodeando a Kameo cuando este dio un paso hacia atrás mientras se acercaba un maestro agua se acercó a Burai y puso el agua en la espalda de Burai, la fría sensación recorrió su cuerpo era refrescante pero de que ayudaría.
    Otro de los maestros se acercó a Argus concentró su energía y sacó la bala con metal control el animal dio un alarido mientras que otro maestro agua ponía el agua fresca en su herida, pero solo era agua no serviría de nada.
    -solo una vez pude hacerlo a ver si funciona l sanación.
    Burai recordó entonces, había escuchado en algún lado que los maestros agua podían curar.
    -bloquee todo su chi para hacer que el efecto durará más te tomara tiempo ponerlo de pie incluso con agua control, te enseñe eso, el año pasado.
    -claro- respondió otro de los chicos mientras se acercaba y comenzaba a golpear la espalda de Burai en diferentes lados.
    Fue como si recuperara parte de su fuerza ahora la podía mover y apretar sus puños con fuerza, el bloqueador de chi comenzó a golpear en diferentes zonas del cuerpo de Burai, los brazos y en las piernas ahora sentía más fuerza aún el chico comenzó a colocar sus brazos contra el suelo para intentar levantarse, recargo sus rodillas sobre el piso para quedar a gatas.
    -gracias- dijo en voz alta entre dos personas más lo ayudaron a levantarse ahora estaba por completo de pie pero aún le faltaba más fuerza por recuperar los dos chicos le dieron la vuelta y lo giraron mientras que los maestros tierra hundieron al comandante varios metros en la tierra y hacía salir cuatro placas de tierra que lo aprisionaron por completo.
    -es hora de irnos ya perdimos mucho tiempo en esto- dijo uno de los chicos mientras que todos salían del callejón dejando atrás al comandante y a Gavin ahí solos.



    Mi condición:




    Alianza:



    Mi número:


      Fecha y hora actual: Jue Dic 13, 2018 7:48 am