Gantz Club


    Kuxtal catástrofe capítulo 3

    Comparte
    avatar
    Diogo Rangel
    Experimentado
    Experimentado


    42 / 10042 / 100

    X-Rifle

    Nada
    Nada
    Mensajes1574 Reputación77
    Dinero98050
    Puntos Gantz0 100 Puntos4 Vida
    100 / 100100 / 100
    0 / 9990 / 999
    0 / 9990 / 999

    Traje
    100 / 100100 / 100
    0 / 3000 / 300

    Vehiculo
    0 / 1000 / 100
    0 / 5000 / 500
    0 / 9000 / 900

    Energia
    100 / 100100 / 100
    0 / 9990 / 999
    Radar Nada

    Kuxtal catástrofe capítulo 3

    Mensaje  Diogo Rangel el Dom Nov 15, 2015 2:09 am

    Capítulo 3 En el nombre de la nación
    Diego
    Despierto con el sonido de mi celular que me indica que ya son las cinco de la mañana hora de despertarse y de ponerse en marcha, abro los ojos mientras comienzo a estirarme antes d ponerme de pie, varios celulares también suenan despertando al resto de la gente, un bebé comienza a llorar con mucha fuerza y eso despierta más que los celulares.
    Comenzamos a movernos desayunamos rápido, para mí un té en botella que caliento en una fogata, una lata de arroz con leche y paquete de pepitas.
    Salimos después de las cinco y medio el sol ya debe estar a punto de salir lo que quiere decir que esas cosas dentro de poco volverán, pero estamos listos.
    Apagamos las fogatas echándoles tierra de las jardineras en lugar de agua subimos las cobijas y cobertores a los camiones y nos ponemos en movimiento una vez más seguimos igual andamos lentamente por la oscuridad de la madrugada, ya solo faltan minutos para las seis de la mañana.
    Yo quitó los obstáculos del camino y los automóviles y las personas avanzan lentamente, avanzamos de cuadra en cuadra de avenida en avenida nos desviamos de vez en cuando para evadir obstáculos más grandes como colinas.
    Llegamos a una gasolinera vaciamos gasolina en unas botellas que encontramos y saqueamos, las tiendas de auto servicio que están cerca.
    Por fin amanece, el cielo color sangre nos saluda de nuevo un cruel recordatorio de lo que está pasando, tratamos de no verlo pero es imposible, en el camino se une más gente, grupos reducidos salen de sus escondites en edificios y casa vacías.
    Cerca de las siete de la mañana ya tenemos dos microbuses más llenas de comida y algunas personas que no pueden moverse.
    Estamos en el Estado de México y me preguntó dónde estará el equipo de Kuxtal del estado y también cuanto falta para salir del área metropolitana.
    -Diego debemos descansar- me dice Raquel después de que el reloj marca las siete cuarenta de la mañana.
    -otra vez acabamos de hacer pausa para ir al baño-le respondo era verdad acabamos de hacer una pausa más hace menos de veinte minutos
    -si pero la gente ya está agotada-
    Agotada de que a esta velocidad es imposible cansarse, los ancianos están en los vehículos junto con los niños más pequeños.
    Avanzamos más y más no sé cuánto hemos recorrido solo sé que no hemos recorrido ni la mitad del trayecto que recorrimos el día anterior.
    Seguimos avanzando ahora llegamos a una zona llena de edificios bastante amplios y gruesos no parece haber señal de que esa zona haya sido atacada.
    Suena otra alarma más ahí aparece que ya son las ocho de la mañana cuando escuchó un sonido en mi oído, reconozco ese sonido, el sonido de cuando Kuxtal nos manda llamar a una misión pero una misión ahora, volteó rápidamente a ver a todos los que nos siguen.
    -¡escuchen nos van a retirar enseguida, pero vamos a volver, no se alejen de aquí vamos a volver!
    Comienza al transferencia todo a mi alrededor desaparece y es remplazado por una anciana que me da la espalda, no entiendo que fue lo que pasó la anciana se da la vuelta y me empuja levemente diciendo.
    -¡muévete pendejo!-
    Ne hago a un lado veo que la anciana tiene una pistola equis en la mano y pasa caminando todavía mal humorada, veo a Raquel enfrente de mi volteando a todos lados me acerco a ella le toco el hombro y ella reacciona se voltea a verme y me abraza.
    -¿Qué está pasando?-
    Miro a todos lados a un lado veo hileras de asientos de color rojos, gris y algunos de color naranja y en los pasillos de pie o sentados veo a centenas de cazadores de Kuxtal algunos llevan al ropa encima de los trajes, hay mucho movimiento todos van de un lado a otro llamando a gritos a sus compañeros de equipo.
    -¿Qué hacemos?
    -busquemos a los demás- le digo
    Miro hacia arriba con la luz díselo que hay veo pantallas y gradas más arriba pero las gradas de arriba parecen estar vacías.
    Caminar entre la gente no es nadas fácil apenas podemos movernos, tengo a Raquel agarrada de la mano para no separarnos llegamos a una escalera y subimos algunos palcos más a un pasillo más elevado y libre de gente.
    -¡Diego!-
    Volteo instintivamente el grito no fue muy alto pero si entendí mi nombre, volteo hacia todos lados.
    -ahí bajo-dice Raquel
    Volteo hacia las gradas del piso de abajo y veo a Carlos con su pistola hache en mano subiendo hacia nosotros.
    -¿Todo bien?-pregunta Carlos
    Afirmo con la cabeza y Raquel también lo hace.
    -nos han transferido- dice Carlos.
    -¿eso es evidente pero a dónde?-preguntó
    -no lo adivinas es el estadio Azteca- dice Carlos
    -yo también reconozco el lugar- murmura Raquel
    -perdón nunca en mi vida he venido aquí-
    Miro hacia todos lados, algunos de los cazadores han saltado hacia enfrente, veo la cancha y ahí está una reja bastante alta que cubre un enorme estrado que tiene un podio o eso creo.
    Miro hacia arriba, las pantalla están acabadas volteo la mirada más miembros de Kuxtal siguen llegando entre ellos.
    -¡Gama!-gritó
    Le gritó varias veces y desciendo las escaleras agarrando la mano de Raquel y con Carlos siguiéndonos de cerca me acerco a Gama este voltea, sorprendido acercándose a nosotros.
    -pensé que habías muerto- le digo
    -tranquilo mi celular se rompió, no escuché mucho de lo que dijiste-responde Gama
    -si este… bueno Gus vino al DF y acosó de manera sexual a Rangel, o casi lo hace-
    Gama le da una patada a uno de los asientos.
    -maldito… ahora entiendo por qué llegó desnudo a la habitación-
    -¿sigue con vida?-le pregunto
    -no murió en batalla contra esas estatuas- responde Gama
    -eso es bonito pero hay que buscar a nuestros equipos- dice Raquel
    -eso es cierto hay que ver que tenemos que hacer aquí-
    Nos ponemos a recorrer las gradas del estadio gritando nombres.
    -¡Natalia, Fernando, Bruno, Gabriel, Adriana!-grita Gama
    -¡Hugo!-grita Carlos
    -¡Samanta!-grita Raquel
    -¡Diogo Rangel!-
    Gritamos mientras recorremos las sillas, más y más gente sigue apareciendo mediante transferencia, una transferencia más rápida de que la que estoy acostumbrado a ver.
    Sigo avanzando llego a tocar lo que parece ser una pared invisible que me imposibilita avanzar hacia el otro lado de las gradas.
    -¿Qué pasa?-
    -una pared invisible- respondo
    -nos tiene atrapados aquí- interviene Gama
    En ese momento vemos a Fernando llegar mediante transferencia a unos asientos dos filas más abajo, Gama salta entre los asientos para encontrarse fon su compañero.
    Volteo a todos lados la mayoría de los transferidos comienzan a descender hacia la cancha.
    -¡miren es Hugo!-
    Hugo acaba de se transferido y está a tres filas arriba de nosotros, Hugo que llegó caminando se detiene en seco, parece no comprender lo que sucede.
    -¡Hugo!-gritamos los tres
    Hugo se voltea y volvemos a gritar, me Hugo a los asientos y me paso a la siguiente fila y de ahí a la siguiente fila, le vuelvo a gritar.
    Hugo voltea y me ve el baja a la fila donde estoy, Raquel y Carlos me siguen.
    -¿Qué tal todo?-pregunta.
    -resistiendo en el centro- responde Carlos.
    -conduciendo la gran mi8gración Polar- digo-¿Qué has hecho tú?-
    -evitar que se lleven a la gente, se la están llevando en contendores ¿lo sabían?-
    -sí creo que ya lo había visto-respondo
    -hay que buscar a Samanta, a Diogo, a Zhen, a Morquexo y a Bertila- dice Carlos
    -¿Qué pasará con Ismael?-pregunta Hugo
    -el está bien está en los Pinos protegiendo al presidente- responde Carlos
    Veo a todos lados siguen llegando más gente, lo mejor es moverse comienzo a caminar gente las filas de bancos y la gente mascullando permiso una y otra vez debí ser de los primeros en ser transferidos a este lugar que curiosamente no parece tener daños, de hecho parece no haber sido víctima de ningún ataque, cosa que no me sorprende digo es la casa del futbol en México y mientras el mexicano tenga futbol, todo el país estará bien.
    Recorremos las gradas hasta el otro lado no hay rastro de Rangel ni de los demás, veo hacia las canchas donde muchos al menos un cuarenta por ciento de los miembros se Kuxtal se han acercado, del otro sesenta por ciento ya tiene gente que se ha reencontrado con sus equipos y se ha sentado en las sillas cómodamente.
    Me acercó con mucha dificultad al borde de las gradas los demás tienen que estar ahí pero no logro distinguirlos.
    Volteo a ver a los demás les digo que me esperen.
    Salto de las gradas a la cancha y comienzo a caminar entre la gente buscando a los demás grito de nuevo sus nombres y por fin encuentro a Samanta.
    -¿Has visto a alguien más?-le preguntó
    -no, hace rato me pareció ver a Morquexo pero no estoy segura.
    Miro hacia enfrente y me fijo en algo que no había visto, juntas hay al menos unas doce esferas abiertas y detrás de ellas hay alguien que parece estar operando una computadora que está conectada a las esferas.
    -¡líder!-grita una voz conocida detrás
    Volteo a ver se trata de Zhen que también ha llegado, llevo a Zhen y a Samanta a las gradas donde Raquel, Carlos y Hugo esperan sentados en segunda fila.
    -¿dónde están los demás?-pregunta Samanta.
    -no lo sé no los he visto- respondo.
    -¡miren ahí viene alguien!-grita una joven mujer que está sentada en primera fila
    Volteamos a ver y nos acomodamos para poder ver bien.
    Zhen saca unos audífonos que trae colgando del cuello, ni había visto como venían vestidos mis compañeros, Zhen viene como si estuviera haciendo cosplay de militar de Umbrela, Samanta viene con ropa de calle y debajo su traje, Hugo y Carlos vienen solo con el traje sin ropa encima.
    Zhen nos presta los binoculares para ver más de cerca y poder distinguirlo bien, de la anda aparece un grupo de uniformados con diferentes instrumentos y se ponen en posición frente a unas tarimas con libros abiertos, en la tarima principal aparecen varios hombres uniformados también y algunos hombres vestidos de ejecutivos entre ellos…
    -¿El presidente?-preguntaron varias voces a la vez.
    No lo entiendo significa que se hombre sabe de Kuxtal y de las misiones, ahora que lo pienso que conveniente y también tan obvio porqué sobrevivió este estadio.
    -Damas y Caballeros el Presidente de los Estados Unidos Mexicanos-
    -todos de pie para el himno nacional-dice el presidente
    Las pantallas de arriba se encienden mostrando a la banda de guerra que comienza a tocar.
    Suenan las primeras notas del himno nacional.
    -Mexicanos al grito de guerra…
    En serio como es que no pueden saltarse las formalidades en momentos tan terribles como estos y dudo mucho que en estos momentos a alguien le importe la carrera política de ese monstruo.
    Efectivamente parte de la música y de la letra son interrumpidas por chiflidos, groserías gritos y algunos soldados que dispararon sus armas contra el muro invisible que protegía al presidente y a su comitiva.
    Una vez terminado el coro y la primera estrofa del himno nacional la banda de guerra por fin termina der tocar y ahora el presidente comienza a hablar.
    -buenos días damas y caballeros, el día de ayer a las diecisiete horas y media…
    -¡ya cállate!-grito un hombre cuarentón ubicado enfrente de mi sentado.
    -¡eso ya lo sabemos!-grita una mujer detrás de nosotros
    -… por eso se han reunido para empezar el contra ataque contra este enemigo que amenaza la seguridad de la nación…-
    -¡de la nación o de tu gobierno!-grita alguien que está aferrado al borde de la grada lanzando señas obscenas
    -¡yo no vote por ti!-grita otro hombre.
    -¡nos liberaron!-grita una mujer.
    -¡yo pedí la opción uno!-grita un joven estudiante
    -¡respeta mis puntos!- grita un musculoso hombre que está en las primeras filas de la cancha.
    -…hace unos minutos cuando los comenzamos a llamar ustedes eran un total de trescientos cincuenta y nueve soldados, juntándolos con los liberados ahora contamos con un total de cuatrocientos sesenta y ocho soldados.
    -¡déjanos ir!-
    -¡nuestras familias!-
    -… a continuación serán enviados a la base enemiga a combatir, su objetivo será acabar con todos los enemigos que se encuentren-
    Los abucheos seguían junto con las groserías.
    -Para liderar la batalla seguirán las órdenes del Capitán Cortés Sosa Ismael-
    Siento como el mundo se viene abajo, Ismael pasa al podio y se pone en lugar del presidente cuando este le sede el lugar.
    Ismael trae su uniforme y su placa con su rango encima del traje a través de la pantalla no se si su ego es más grande que su cara.
    Pero el tenía un rango mucho menor apenas era Sargento y de la nada pasó a capitán, obvio que se cómo pasó este sujeto hizo bien su trabajo quizás no debí revivirlo.
    -en unos minutos seremos transferidos al territorio enemigo, para ser más exactos a una base militar no sabemos que nos aguarda ahí pero si sabemos que acabaremos con todos, la misión no acabará hasta que hayamos destruido a todos los enemigos.
    -¡y porque hemos de hacerte caso!- grita el mismo hombre musculoso
    -¡tú no me mandas!-grita alguien más de la fila de enfrente.
    -nosotros controlamos estás esferas y las bombas así que si no obedecen ¡van a morir!-
    Hubo un silencio incómodo que llego casi de inmediato.
    -si cooperan regresaran a sus hogares pero los traeremos de vuelta hasta que ganemos la guerra si gana se les darán reconocimientos oficiales y… otras recompensas.
    -¡espera tenemos dos niños pequeños en mi equipo!-grita una mujer
    -transfiérenos ahora-
    Miro mi reloj veo que en él, la manecilla indica que ya son las nueve de la mañana, la invasión debió haber empezado horas atrás.
    Todo a mí alrededor desaparece y es remplazado por un piso algo extraño, no siento el aire en mi cuerpo y todo lo que veo es a través de un visor una vez más tengo puesta la armadura.
    Todos comenzamos a ser transferidos al lugar, miro a todos lados para ver un césped verde que me llega a las rodillas, lo que me hace pensar que nos han llevado a un jungla, miro hacia arriba esperando ver el cielo, no puedo ver el cielo logro distinguir algo muy luminosos de un color rosa o algo morado, no estoy seguro de que sea el cielo.
    Escucho voces en todas partes ya todos hemos aparecido en el lugar, veo hacia enfrente para ver a varios gigantes correr en hilera.
    Todos esos gigantes por su complexión levemente musculosa en las piernas, los brazos y el pecho y por no tener senos puedo saber que son hombres, si es que tienen género masculino y femenino, todos tiene el cabello rapado al estilo militar o muy corto, visten con camisas de manga corta color gris claro y pantalones camuflageados al estilo militar, también unas botas negras con unas líneas azules que me recuerdan a las botas de Kuxtal.
    Sus cara, que tiene cuatro ojos en lugar de dos, un circulo en mi pantalla hace un acercamiento a una de sus caras uno voltea levemente y veo su cara con más detenimiento su piel es negra y por sus facciones debe ser un adolecentes.
    Enfrente del grupo va otro gigante que parece ligeramente mayor que el resto, pero este sostiene un arma en los brazos, este dice algo, no entiendo lo que dice pero es una especie de canto que me recuerda a las canciones militares que canta un sargento cuando marcha frente a sus cadetes y ellos le responden, entonces ellos deben ser cadetes y debemos estar en un colegio militar.
    -que organizados- dice Carlos
    -son soldados y ellos cadetes- le digo
    Miro a todos lados detrás de nosotros corre otro grupo de soldados estos traen cargando lo que parecen ser armas por encima de sus hombros y también traen uniformes más completos, más a la derecha veo un sombra de una enorme edificación.
    El indicador en mi pantalla rodea esa edificación y la acerca la visión y veo que se trata de una torre de vigilancia.
    -¡la misión comienza su objetivo es disparar y matarlos a todos!-grita Ismael en mi oído quizás esos sujetos pusieron un audífono en mi oído.
    -¡comiencen ahora!-
    Volteo a todos lados y veo a Ismael que está al frente y este dispara a uno de los soldados con la pistola hache pasan varios segundos mientras que el resto del pelotón pasa corriendo frente a nosotros, en ese momento llega la explosión.
    El agujero circular aplasta el piso junto con uno de los soldados el gigante que está detrás de nosotros que fue alcanzado por la explosión su pierna quedo destrozada algunos gigantes se detuvieron detrás de el y otros tropezaron arruinando la marcha.
    -¡Disparen ahora o van a morir!-
    -no…
    Demasiado tarde la mayoría de nosotros comenzaron a disparar contra esos gigantes una y otra vez, comenzaron a llegar más explosiones no solo de la pistola hache también de la pistola equis y algunos rayos de la armadura, llegan más y más explosiones veo como los gigantes son desintegrados y sus cuerpos explotan, estos no comprenden porqué, levantó ambos brazos mecánicos también listo para disparar, ellos están matando a nuestra gente y nosotros los mataremos a ellos, fijo mi mirada a uno de ellos en particular este grita algo que no entiendo ya que un idioma que no existe en nuestro mundo.
    Veo su rostro tiene miedo, está muy asustado, se ve muy joven, a través del visor puedo ver bigote y una barba rala recién rasurada, si es un adolecente debe tener… la edad de Leona o de Hugo.
    No puedo… no puedo… es solo un cadete quizás recién ingresado, ni siquiera a levantado una arma en toda su vida, a través de mi pantalla veo como la mayoría de los miembros de Kuxtal se dan la vuelta y comienzan a disparar contra los soldados que tenemos detrás, pasan varios segundos aún tengo los brazos mecánicos arriba pero no disparo porqué no lo hago, he matado al menos unos cien extraterrestres y no es la primera vez que le apuntó a extraterrestres niños, las mandrágoras que maté en la primera misión eran crías, solo tengo que dispararle y morirá, nunca lo volveré a ver pero sus padres, recuerdo a Ricky y a Diogo.
    Unos segundos después llega una explosión de la pistola hache que acaba con su vida.
    Escucho mi nombre varias veces en gritos distantes, volteo hacia atrás y como si supiera que hacer me tiro al suelo encima de mi pasa un disco volador que se estrella contra el césped.
    Se oyen truenos alrededor de mi, volteo hacia arriba en mis segundos de deliro habían matado también al escuadrón que estaba detrás de nosotros y en ese momento llegaban los guardias de seguridad acompañados por militares de otros rangos más grandes, uno de ellos apuntan con su mano de donde sale un relámpago que alcanza a un cazador destrozándolo con todo y traje.
    Algunos cazadores se asustan y retroceden unos pasos más discos salen volando hacia nosotros, levantó los brazos mecánicos y disparo, el apuntador de mi pantalla selecciona a varios discos, nuevos los brazos mecánicos y disparo varios rayos para desintegrar los discos disparo una y otra vez los rayos láser desintegrando los discos, detrás de mí y a mi lado salen varios disparos láser que desintegran los discos, volteo hacia al lado al menos unos treinta armaduras están levantando sus brazos y lanzan sus rayos láser.
    Los demás están agachados, la mayoría, algunos que tienen la pistola hache están de pie disparando, algunos soldados saltan de un lado a otro evitando los disparos justo a tiempo para evadir las explosiones.
    Levantó el brazo mecánico y disparo contra uno que volteo levemente, el rayo atravesó su cuello y el otro la base de su cerebro este cae al piso.
    La cabeza de uno de los guardias de seguridad cae al piso y con el resto de su cuerpo que cae al piso está otro soldado de Kuxtal sosteniendo la espada.
    Con la mira de mi armadura veo que se trata de Bruno el miembro del equipo de Gama.
    Otro de los soldados cae al piso con el cerebro desintegrado, volteo de nuevo al frente más discos son lanzados, vuelvo a disparar contra ellos, los que tiene el traje fuerte disparan también.
    Hay varias explosiones de la pistola hache y los gigantes son alcanzados por ella a excepción de uno último que es atrapado por el triángulo de cuerdas de luz neón que se atora en el piso y luego lo transfiere.
    Ya no queda ninguno a la vista, estoy tentado de ver mi radar únicamente para saber cuánto falta para irnos.
    Miro hacia arriba más allá del muro de ese jardín quizás ese muro de la calle de la ciudad.
    Suena una sirena muy ruidosa más y más soldados salen armados.
    -¡sigan disparando recuerden no nos vamos hasta que acabemos con todo rastro de vida en la base!-grita Ismael desde el audífono en mi oreja
    Muchos voltean hacia atrás y siguen disparando contra los soldados o cadetes que viene hacia nosotros todos comienzan a disparar, está vez me incluyo estos comienzan a caer como moscas.
    Dejo de disparar por un segundo veo que en el piso están los cadáveres de al menos cincuenta de nosotros y al menos otros treinta más gravemente heridos, somos un total cuatrocientos sesenta y ocho soldados vivos y en condiciones de pelear debemos quedar menos de cuatrocientos y si está es la primera misión entonces terminaremos todos muertos antes de que ganar algo de terreno en verdad en que mierda están pensando.
    Sigo disparando una y otra vez los enemigos siguen cayendo pero estaremos de verdad aganado cuando el grupo frente a nosotros cae, todo a nuestro alrededor desaparece estamos siendo transferidos



    Mi condición:




    Alianza:



    Mi número:

    avatar
    Gama
    Leyenda
    Leyenda


    43 / 10043 / 100

    Nada

    Nada
    Resistencia
    Mensajes5115 Reputación195
    Dinero29100
    Puntos Gantz0 100 Puntos22 Vida
    100 / 100100 / 100
    950 / 999950 / 999
    0 / 9990 / 999

    Traje
    75 / 10075 / 100
    0 / 3000 / 300

    Vehiculo
    0 / 1000 / 100
    0 / 5000 / 500
    0 / 9000 / 900

    Energia
    100 / 100100 / 100
    125 / 999125 / 999
    Activado Nada

    Re: Kuxtal catástrofe capítulo 3

    Mensaje  Gama el Lun Nov 16, 2015 5:36 pm

    leido y esperando el otro.cap
    +1





    Objetivo: Sobrevivir






      Fecha y hora actual: Sáb Ago 18, 2018 7:10 pm