Gantz Club


    Kuxtal capítulo 47

    Diogo Rangel
    Diogo Rangel
    Experimentado
    Experimentado

    Kuxtal capítulo 47 Nivel Kuxtal capítulo 47 7
    Kuxtal capítulo 47 Izquierda-142 / 10042 / 100Kuxtal capítulo 47 Derecha-1

    X-Rifle

    Nada
    Nada
    Mensajes1574 Reputación77
    Dinero98050
    Puntos Gantz0 100 Puntos4 Vida
    Kuxtal capítulo 47 Izquierda-1100 / 100100 / 100Kuxtal capítulo 47 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 47 Izquierda-10 / 9990 / 999Kuxtal capítulo 47 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 47 Izquierda-10 / 9990 / 999Kuxtal capítulo 47 Derecha-1

    Traje
    Kuxtal capítulo 47 Izquierda-1100 / 100100 / 100Kuxtal capítulo 47 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 47 Izquierda-10 / 3000 / 300Kuxtal capítulo 47 Derecha-1

    Vehiculo
    Kuxtal capítulo 47 Izquierda-10 / 1000 / 100Kuxtal capítulo 47 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 47 Izquierda-10 / 5000 / 500Kuxtal capítulo 47 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 47 Izquierda-10 / 9000 / 900Kuxtal capítulo 47 Derecha-1

    Energia
    Kuxtal capítulo 47 Izquierda-1100 / 100100 / 100Kuxtal capítulo 47 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 47 Izquierda-10 / 9990 / 999Kuxtal capítulo 47 Derecha-1
    Radar Nada

    Kuxtal capítulo 47 Empty Kuxtal capítulo 47

    Mensaje  Diogo Rangel el Vie Oct 30, 2015 11:27 pm

    Capítulo 47 De noche
    El señor Rangel una vez que volvió a su casa, subió los escalones dando fuertes y furiosas pisadas escalón por escalón, la gente con quien se encontró en el tramo de escaleras, sintió su enojo casi demoniaco y prefirieron mejor apartarse, el hombre al entrar azotó la puerta.
    Su mujer asustada dio un sobresalto al escucharlo entrar de esa manera.
    -Dios santo me diste un susto…
    -tengo que hablar con Julián
    El hombre pasó de largo y entró en la sala agarró el teléfono y fue directo con Julián su hijastro.
    Cerró la puerta con seguro.
    -¿paso algo malo?-preguntó Julián que estaba mandando un mensaje por el celular.
    El señor sacó la cámara digital y pasó las fotografías una por una hasta que llegó a la fotografía de su hijo y se la mostró a Julián.
    -¿sabes quién es?-
    Julián miro la fotografía y con cara de extrañado vio a su padre.
    -es Diogo con un disfraz de… no se qué… oye ese traje no lo tenía.
    El hombre agarró a su hijastro de las solapas.
    -¿estás completamente seguro que no tiene ropa así?-
    -completamente y tampoco pistolas de juguete, ¿me sueltas?-respondió Julián
    El hombre soltó las solapas de Julián.
    -¿se puede saber que demonios te pasa?-preguntó el joven.
    -lo vi, hace unas horas en el antro ese al que vas muy seguido, ahí está choco contra el auto, estaba vivo con otro sujeto extraño, ve la siguiente foto- susurró molestó
    -¿Quién?-preguntó Julián sin comprender nada.
    -tu hermano, Diogo, el…apareció ahí choco contra el automóvil y sé que es el yo… lo vi, y reacciono al verme.
    -¿Qué?...pero está vivo, el no puede… el murió en el hospital-
    -reaccionó al verme, simplemente se alejó, ve la siguiente imagen-
    Julián paso a la siguiente imagen ahí estaba la fotografía del sujeto con armadura con muchos cables.
    -siguió a ese sujeto lo influenció ¿no lo conoces?-
    -nunca lo he visto, ni en el trabajo ni en la escuela, ni en la escuela de Diogo, pero que tipo de disfraz es ese- dice Julián
    -uno que dispara extraños rayos láser, pasa la siguiente fotografía
    Julián paso fotografía por fotografía viendo los trajes a los vampiros sin saber que eran vampiros, y a los cazadores, algunas fotos estaban borrosas y otras algo nítidas.
    -espera… conozco a este, es un policía era el auxiliar del cementerio… donde enterraron a Diogo.
    -¿conoces su nombre?-
    -no, pero si me dejas tu cámara conozco a alguien en el trabajo adicto a misterios de internet y esas cosas, a ver que me puede decir.
    -ah y no le digas a tu madre… ya sabes como es.
    Fue hasta tres días después cuando por fin Julián regreso con algo a casa, obviamente no le dijo nada a su madre pero si al padre de Diogo.
    -¿conseguiste algo?-
    -si está amiga es miembro de varias páginas y foros de la internet profunda y de revistas ilegales y eso, me consiguió esto.
    Julián le aso al señor una fotografía, en esa fotografía estaban unas personas vestidas de negro enfrentando a un enorme monstruo con muchos cuernos.
    -fue en Japón hace cosa de un mes, está circulando por las redes sociales, al principio se creía que eran efectos especiales pero cuando empezó a matar gente se dieron cuenta de que era real.
    -también hay reportes de que en todo el país hubo enfrentamientos entre matones vestidos de ejecutivos yesos sujetos de traje negro, en algunas partes se pudieron ver espadazos y combates donde los sujetos de traje negro inflan sus cuerpos y de un golpe destrozan puertas y paredes.
    -¿eso es todo?-
    -bueno en el mundo han aparecido cosas así desde hace un mes, pero después de eso nada- dice Julián-pero nada que diga que Diogo esté involucrado además él está muerto, si quieres sacamos el cadáver de ahí-dice Julián en tono sarcástico
    -
    Diego
    Al día siguiente después de trabajar, regresé al departamento usando el modo invisible del traje para cambiarme de ropa e ir a entrenar, Diogo se quedó en casa de Raquel aunque algo me dice que no quedará quieto.
    Una vez después de entrenar y de repetir la rutina, que ahora incluye ir a casa de Raquel intento marcarle a Gama, pero no contesta, no quiero imaginarme que algo le haya pasado pero, francamente no creo que Gus le haya hecho nada malo, Gama es muy fuerte podría desintegrar a Gus de un solo tiro, por una parte ojalá y Gama lo mate.
    Regresó con cautela al lugar donde fue el ataque de Gus, la camioneta ya no estaba, le pregunté a los vecinos si vieron una camioneta, ellos me responden que en la mañana una grúa se la llevó.
    Toco el timbre y es Raquel quien me abre, ella sonríe al verme y me saluda de un beso.
    -¿todo bien?-
    -todo bien, solo que… bueno la camioneta ya no está aquí, se la llevaron al corralón.
    -deja de pensar un minuto en eso, vamos a preparar una cena.
    Paso a la sala donde el televisor está encendido en el canal de noticias, Diogo está sentado en el sillón.
    -¿A dónde saliste?-le preguntó
    -a darme una vuelta hay un parqué y fui a jugar un rato en los columpios- responde Diogo
    Diogo le sube el volumen a la televisión que empieza a mostrar la noticia de lo que pasó el día anterior en el antro.
    -Ayer cerca de las nueve de las noche el antro flor de media luna, fue destrozado con al menos unas cien personas que estaban de fiesta, los testigos afirman que una banda de motoneros que usaban trajes de piel comenzaron el tiroteo contra un grupo de matones vestidos de gala.
    La pantalla cambió y mostro a una joven mujer cuyos ojos estaban tapados con un filtro de identidad que usan para cubrirle los ojos a la gente.
    -estábamos bailando cuando esos sujetos entraron- decía una chica- esas personas bueno caminaban con mucha seriedad, creí que eran disfraces y minutos después comenzaron los disparos y las paredes explotaban , salimos corriendo, unos se quedaron de curiosos.
    La pantalla cambió a mostrar a otro testigo.
    -uno de ellos hasta parecía botarga, pero cuando empezó el tiroteo ese tipo enorme lanzaba unos rayos o que se yo-
    Pasaron un video que duró cinco segundos donde estoy yo disparando los láseres de los brazos mecánicos, con suerte el video se movía mucho y no se veía mi cara.
    Aparece otro testigo está vez un hombre cercano a los treinta años.
    -y en uno de los dos bandos estaba un niño que disparo unas cuerdas contra
    -en aun momento, en un momento continuamos, con el noticiero- dijo la presentador de noticias.
    Diogo bajo el volumen de la televisión.
    -esto será difícil, la gente ya nos estará buscando- dice Diogo
    -les llamé a todos para que se abstengan de hacer alguna tontería en especial a Morquexo-dice Raquel.
    -y no es el único lugar en Guadalajara también ha habido ataques, identificaron al grupo de Gama en un centro comercial y está mañana pasaron a un equipo de Guanajuato mató a los vampiros en un parqué- dice Diogo
    Comienza de nuevo el noticiero, pero la presentadora de noticias solo habla de la bolsa de valores, Diogo le cambia a otro canal, para ver Malcolm el del en medio.
    -ese programa está al aire desde que tenía doce- le digo a Diogo
    Comenzamos a preparar la cena, Diogo nos ayuda poniendo la mesa acomodando platos y cucharas.
    -Solo se que las respuestas de Resse no0 lo llevaran a la clase de Crilboins-dice Malcolm en la televisón
    -¿tus padres volverán mañana?-pregunta Diogo una vez que comenzaron a cenar
    -si pero será en la tarde-responde Raquel-¿Diego ya has pensado a dónde irás?-
    -pasaremos la noche en un hotel, no está muy lejos-
    Respondo mientras que me meto el bocado con el tenedor y volteo a ver a Diogo, bueno al menos ya no tenemos que hacerle guardia a los Rangel, un leve respiro, pero ahora que su padre lo vio entonces que haría, aún no podía llegar a casa y explicarles todo, podría mentirles aunque no se me ocurre una buena mentira, Diogo dijo algo de ángeles, bueno suponiendo que alguien se cree que cuando alguien muere y es bueno se convierte en un ángel y que los ángeles protegen a los seres humanos, en cierta manera si lo estamos haciendo, aunque no se si considerar si yo he sido alguien que al morir se convierta en un ángel.
    Recuerda las caricaturas y los cuadros de las iglesias, donde muestran a los ángeles como personas con enormes alas blancas semi desnudas, las pocas vestimentas que traen son ropas blancas y pienso quien les dijo que los ángeles son así, bueno quizás en una visión, pero comparándonos con eso, los trajes de Kuxtal son negros, entonces seríamos demonios, no lo creo, bueno la gente siempre considera al color negro como a la representación de la oscuridad y de la noche y vemos a la oscuridad como la representación del mal, porqué vemos a la oscuridad como algo malo, bueno quizás sean una locura ver a la oscuridad como algo bueno.
    -dime Diogo de donde sacaste eso de decir que eras un ángel si el traje de Kuxtal es negro-
    Diogo se pasó el bocado para responder, mientras se rascaba la barbilla.
    -un compañero del quinto grado, me dijo que su hermano escribe historias y decía que escribía algo de unos ángeles que visten de negro que se hacen pasar por personas-
    Terminamos la cena Diogo se ofrece a lavar los trastes, yo ayudo a recoger la mesa y Raquel a barrer y a trapear el piso, una vez que ya todo está limpio, Diogo vuelve a acostarse en el sillón y yo comparto la cama con Raquel.
    Al día siguiente en el trabajo los vendedores telefónicos a todas horas se la pasan hablando solo de una cosa, el ataque al antro y de los sujetos que vestían de negro, la mayoría no pudo concentrarse en las ventas, incluso los propios clientes les abrieron la plática, casi ni hubo ventas y una hora antes de terminar, yo y los demás supervisores tuvimos que aguantar los gritos del jefe durante media hora y hacernos responsables de que no se repita ese día, tuve que regañar a todos los empleados o a mis empleados, cosa que siento quee s inútil ya que la mayoría ni me toman en serio.
    En el gimnasio me espera otra pelea dentro de una semana, si la ganó podré participar ya en un torneo profesional y el entrenador me anotaría en un torneo a nivel estatal, al terminar el entrenamiento tal como acordamos Diogo y yo pasamos la noche Diogo uso el modo invisible del traje para pasar sin que lo vieran, pague la habitación.
    Diogo duerme en la cama y yo en el sillón.
    Bertila
    Una habitación era reinada por una oscuridad casi absoluta, no era una habitación grande apenas había un inodoro y un lavabo, era un cuarto de baño pero sin bañera.
    La única luz venía de un agujero de unos veinte centímetros en una parte alta y en una rendijilla de la puerta de madera que la chica había logrado abrir.
    La pobre llevaba ahí varios meses y no había señales de que los secuestradores la dejaran ir, ya les había dicho de sus padres pero no pidieron un rescate, no la dejaban salir, solo discutían que hacer con ella porqué no la dejaban ir, solo tenían que abrir la puerta y ella se iría, no la matarían ni de broma, ya lo hubieran hecho.
    Bertila se asomaba de vez en cuando por la puerta aquella puerta conducía a un patio por donde se podía ver el exterior, dormir era incómodo aquel baño era muy frio.
    La chica solo vio como pasaban automóviles, aunque la chica tenía las manos desatadas escapar era imposible, la puerta tenía un enorme mueble del otro lado, gritar era imposible lo había intentado muchas veces, días atrás dejo de hacerlo nadie escuchaba nunca.
    Ya era de noche anocheció hace muchas horas, quizás debían ser casi las doce, entonces Bertila se alejó de la puerta, la peor parte no era el estar prisionera si no que uno de sus compañeros había muerto en vano.
    Se escucharon pasos que se acercaban, cada vez estaban más y más cerca, Bertila, comenzó a retroceder tenía que evitar que sus carceleros descubrieran que podía espiar por detrás de la puerta.
    La chica retrocedió hasta el punto donde terminaba la esquina superior derecha, cuando el cerrojo se abrió, entraron dos hombres, Bertila cerró los ojos y fingió estar dormida, los hombres la agarraron de los cabellos de un tirón.
    La chica no pudo fingir estar durmiendo más abrió los ojos, mientras que el otro hombre la agarraba de las muñecas.
    -¡suéltenme ya!- gritó
    -¡cállate!-le gritaron dándole una fuerte bofetada que le giro la cabeza.
    Acto seguido le pusieron una cinta adhesiva plateada en la boca y de un jalón la levantaron.
    -rápido el operativo es hoy tenemos que darnos prisa- dijo el otro hombre.
    Entre ambos la cargaron y comenzaron a cargarla por un pequeño patio interior medio techado pasaron a una cocina y la pasaron caminando hasta una de las habitaciones, donde un tercer hombre empujo un librero que revelaba un agujero en la pared que conectaba con el departamento de al lado.
    Los tres de uno en uno pasaron al departamento y fueron a la puerta de atrás a una terraza idéntica con baño, pero en lugar de encerrarla en el baño pasaron por otro agujero en la pared y en ese otro departamento fueron a la ventana que tenía una escalera de emergencia que llevaba a un patio interior tres pisos más abajo.
    Ahí tenían a otro cómplice que había retirado la tapa de la coladera, listo para huir por ahí.
    Cuando llegaron al piso, la enorme reja se abrió de golpe y una docena de granaderos entraron con escudos y armas.
    -¡quieto!-gritaron
    Los tres secuestradores agarraron a la chica para usarla como rehén, poniéndole el arma en la cabeza.
    -¡si no tiran sus armas…!
    Hubo un disparo, el hombre que sostenía a la chica recibió una bala en la frente, la chica quedo libre, tocando el piso comenzó a correr hacia los policías mientras que los otros dos secuestradores les disparaban.
    Otra bala acabó con la vida del segundo secuestrador, Bertila ya estaba a medio camino, cuando dos balas consecutivas le dieron en la espalda, uno de los policías le disparó también a la chica, la aval dio en el cuello y en la cabeza.
    Bertila caía a gran velocidad hacia el piso.
    Parpadeó un poco, sentía un piso de madera debajo de ella, aún estaba esposada.
    -¿estás bien?-pregunta una chica.
    Bertila miraba hacia arriba a otra chica de piel medio blanca que tenía un sombrero rosa, no debía tener más de quince o dieciséis años.
    Bertila estuvo a punto de contestar, cuando escucho las voces de sus secuestradores.
    -¡tu niña rosa de rodillas y con las manos en alto!
    La mirada de Bertila se detuvo en el secuestrador que estaba al lado sosteniendo la pistola lista para matar a esa chica.
    -¡No lo creo!-gritó otra voz masculina
    Detrás del secuestrador apareció un hombre de más o menos su edad que apuntaba con una pistola extraña al hombre, detrás del otro secuestrador aparecieron media docena más de persona.
    -¡tiren sus armas!-volvió a gritar el otro hombre.
    La chica del sombrero rosa se volvió a agachar y ayudo con sus manos agarro las esposas de Bertila y rompió las cadenas y después destrozó los artos de metal, la chica también agarró la cinta adhesiva y se la retiro con cuidado a Bertila.
    -¿Qué te hicieron?-
    -dile algo y te mueres-
    -¡cállate!-gritó el hombre
    -me secuestraron y me tuvieron detenida por meses, me iban a sacar me detuvo la policía y nos disparon…
    La chica miró a todos lados, no comprendía lo que acaba de pasar, miro a todos lados y luego miro a todos los presentes, con excepción de sus secuestradores, todos llevaban unos trajes negros con enormes botones que brillaban de color azul.
    Se encontraba en una habitación desamueblada con excepción de una esfera negra ubicada en el centro, las luces estaban apagadas peor no hacían falta para poder ver, la luz de la luna y los luminosos trajes eran la luz que Bertila necesitaba para ver.
    Uno de aquellos hombres que vestían de negro se acercó a Bertila, la chica le devolvió la mirada conocía a ese chico.
    -¿Rangel?... pero tu moriste.
    -¿Bertila?-
    La chica recibió un fuerte abrazo por parte de su compañero de escuela que la levantó levemente en el aire.
    -pero te dispararon- dijo una vez que Diogo la bajo al suelo
    -buen…- Diogo tomo aire y comenzó a hablar a toda velocidad-… mi cuerpo real quedó en coma, después me encontré en este lugar, se supone que estamos muertos, pero está esfera llamada Kuxtal nos revivió a cambio nos mandará a matar extraterrestres, pero cuando regresé a mi casa, mi cuerpo seguía en el hospital, semanas después unos vampiros fueron al hospital a robar sangre, entonces uno de ellos le disparo a mi cuerpo real tuve un funeral no pude regresar con mis papás y un sujeto intentó secuestrarme porqué se enamoró de mi, luego he estado viviendo con este amigo que le está apuntando, es buena persona, antes lo había visto en una pelea de Box donde le rompieron la cara y aún así ganó-
    Bertila apenas pudo seguirle el hilo al discurso de Diogo, él era sí hablaba muy rápido en las exposiciones de la escuela y muchas veces no se le entendía, está vez un poco si se le entendió.
    -explícame de nuevo por favor-
    Diogo respiro profundamente y dijo.
    -somos clones y tenemos que matar extraterrestres, y esa esfera te dará un traje especial que te protege y unas armas especiales para matarlos-
    -¿Qué sugieres que hagamos con estos?-preguntó el que parecía ser el mayor
    -¿Qué hacer? si les damos trajes los usaran para matarnos y las armas las venderán en el mercado negro- dijo el que le apuntaba al primer secuestrador-yo digo que los matemos y nos evitemos un problema, recuerda a Octavio
    -espera son criminales y yo policía dejémoslos vivir y yo temprano mañana los llevare al reclusorio, está chica es liberada yo consigo un ascenso.
    -y como si nos dispararon los granaderos- dijo el segundo secuestrador
    -bueno da igual, Kuxtal nos llamó aquí hace horas son casi las dos de la mañana y seguimos esperando al pobre imbécil al que tenemos que reventarle la cabeza-dice un chico asiático
    Pasan los minutos casi en silencio, mientras que los secuestradores de rodillas y atados con las cuerdas de luz neón en el piso, Diogo y Bertila se pusieron al día, hablando sentados en el piso Diogo le dijo a Bertila que la estuvo buscando y que solo había encontrado a un testigo que vio como la subieron a una camioneta.
    Bertila corroboró la historia, al parecer si la habían estado subiendo a una camioneta, pero no fue solo una camioneta fueron varias camionetas que tenían pintados diferentes logos incluso de tevevista y tevemaya y como la llevaron de un lado a otro y nunca se quedó más de una semana en ningún lado.
    -ya que estás aquí podrás volver con tus padres- dijo Diogo
    -las dos de la mañana y todo sereno-dijo Zhen
    En ese momento comenzó a sonar la canción del cielito lindo, solo la música pero al llegar a la parte de la letra empezó a sonar como disco rayado.
    -…De la sierra more-re-re-na cie-cie-cie-cie-cie-cie…De la sie-sie-sie-sierra-sierra-sierra-sierra-
    -¿Ahora qué le pasa a Kuxtal?-preguntó Carlos
    -esto no se ve bien, quizás se esté averiando…-responde el Can Ortega, así es como Diogo lo presentó
    -bueno ahora que lo pienso al principio Kuxtal mostraba apodos a todos los que participan y sobreviven pero los escribía bien, después de un tiempo comenzó a escribirlos con letras desiguales y después cambio las o por ceros, las i por unos, las e por tres y las te por sietes-
    La canción dejo de reproducirse y en la pantalla de la esfera aparecieron letras, números y signos verdes que no formaban, ninguna oración ni enunciado que se pudiera leer
    La esfera se abrió mostrando los compartimientos y las armas.
    Diogo se levantó del suelo y fue al compartimiento agarró el maletín con el nombre de Bertila y se lo entregó a la chica.
    -vamos ve a cambiarte, puedes hacerlo haya en esa habitación, quítate toda la ropa y extiende el traje-
    La chica agarró el maletín y se metió en la habitación de al lado, Samanta entró con ella para ayudarla a ponerse el traje.
    Una vez que la chica entró a la habitación el grupo comenzó a agarrar las armas.
    -¿les damos las armas y los trajes a estos?-preguntó Carlos.
    -claro que no las pistolas que traen son de uso exclusivo del ejército- dice Armando- usaran esas nuevas armas para robar y matar-responde Armando que había estado analizando las pistolas.
    -además a estos los conozco, este es Silvestre Cuellar Moras, ayudó a un sublíder del narcotráfico a escapar y ese segundo ha estado dos veces en prisión y dos veces se ha fugado y este tercero, es de Colombia, tiene una orden de captura internacional.
    Bertila salió de la habitación junto con la otra chica, Dio le pasó una pistola, la cual Bertila no quiso agarrar.
    -tranquila mira…-se acercó a ella el Can Ortega-solo tienes que apretar ambos gatillos y la pistola disparará una explosión de efecto retrasado, pero si no puedes ten en cuenta que nosotros te ayudaremos-
    En ese momento, la chica que le ayudó a ponerse el traje comenzó a desaparecer, seguido de Diogo, después el Can Ortega.
    -tranquila solo es la transferencia, le dijo la mujer pelirroja



    Mi condición:

    Kuxtal capítulo 47 Gx5sWs9



    Alianza:

    Kuxtal capítulo 47 EapQLZT


    Mi número:

    Kuxtal capítulo 47 MmrBQ8u
    Gama
    Gama
    Leyenda
    Leyenda

    Kuxtal capítulo 47 Nivel_1Kuxtal capítulo 47 16
    Kuxtal capítulo 47 Izquierda-143 / 10043 / 100Kuxtal capítulo 47 Derecha-1

    Nada

    Nada
    Resistencia
    Mensajes5115 Reputación195
    Dinero29100
    Puntos Gantz0 100 Puntos22 Vida
    Kuxtal capítulo 47 Izquierda-1100 / 100100 / 100Kuxtal capítulo 47 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 47 Izquierda-1950 / 999950 / 999Kuxtal capítulo 47 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 47 Izquierda-10 / 9990 / 999Kuxtal capítulo 47 Derecha-1

    Traje
    Kuxtal capítulo 47 Izquierda-175 / 10075 / 100Kuxtal capítulo 47 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 47 Izquierda-10 / 3000 / 300Kuxtal capítulo 47 Derecha-1

    Vehiculo
    Kuxtal capítulo 47 Izquierda-10 / 1000 / 100Kuxtal capítulo 47 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 47 Izquierda-10 / 5000 / 500Kuxtal capítulo 47 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 47 Izquierda-10 / 9000 / 900Kuxtal capítulo 47 Derecha-1

    Energia
    Kuxtal capítulo 47 Izquierda-1100 / 100100 / 100Kuxtal capítulo 47 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 47 Izquierda-1125 / 999125 / 999Kuxtal capítulo 47 Derecha-1
    Activado Nada

    Kuxtal capítulo 47 Empty Re: Kuxtal capítulo 47

    Mensaje  Gama el Dom Nov 08, 2015 5:21 pm

    leido y voy x el cap que sigue
    +1





    Objetivo: Sobrevivir

    Kuxtal capítulo 47 H9WG4rd

    Kuxtal capítulo 47 EapQLZT


      Fecha y hora actual: Mar Ene 21, 2020 11:08 pm