Gantz Club


    Gantz FA capítulo 10

    Comparte
    Diogo Rangel
    Diogo Rangel
    Experimentado
    Experimentado


    42 / 10042 / 100

    X-Rifle

    Nada
    Nada
    Mensajes1574 Reputación77
    Dinero98050
    Puntos Gantz0 100 Puntos4 Vida
    100 / 100100 / 100
    0 / 9990 / 999
    0 / 9990 / 999

    Traje
    100 / 100100 / 100
    0 / 3000 / 300

    Vehiculo
    0 / 1000 / 100
    0 / 5000 / 500
    0 / 9000 / 900

    Energia
    100 / 100100 / 100
    0 / 9990 / 999
    Radar Nada

    Gantz FA capítulo 10

    Mensaje  Diogo Rangel el Lun Oct 12, 2015 9:56 pm

    Capítulo 10 Simbiontes

    Shion
    Shion no tenía tiempo para las estupideces del resto del equipo, son débiles y punto, así que tan pronto llegó a la zona donde sería la cacería, este se alejó del grupo dando un salto hacia una reja metálica que tenían al lado y después a un puente de metal que había más arriba, revisó el radar y comenzó a correr por el pasillo, hasta llegar a unas puertas metálica, Shion sacó la pistolas y disparo varias veces, pasaron varios segundos y las puertas quedaron destrozadas, Shion paso adentro de esas puertas a un pasillo iluminado por luces de neón blanca, las paredes eran blancas pero estaban levemente manchadas de sangre, Shion ni se detuvo a contemplar, más adelante había una puerta entre abierta, se encontraba en una habitación vacía, lo único que había ahí era una camilla parecida a la de un hospital, el objetivo estaba ahí, Shion camino hasta ella y ahí estaba en simbionte, en el piso, Shion saco la espada sosteniéndola con ambas manos, Shion bajo la espada y ataco de un tajo en diagonal de izquierda superior a derecha inferior.
    La criatura profirió un grito que solo duró unos segundos antes de callarse mientras que su cuerpo era partido justamente en la mitad, Shion se adelantó y atravesó la cabeza del simbionte con la punta de la espada.
    Uno menos era lo que Shion pensaba mientras que revisaba el mapa había otros dos en el pasillo de al lado, Shion fue hacia la puerta y la abrió dándole una patada, el pasillo era más o menos igual al otro, Shion desvió la mirada al escuchar el sonido de un goteo que no paraba, del techo caía una sustancia roja seguramente sangre, la mirada de Shion se dirigió hacia el techo ahí estaba el simbionte que salto al piso directo hacia Shion levantando la garra hacia Shion, el joven saltó hacia atrás para evitar el zarpazo, la criatura al aterrizar, levantó de nuevo la garra , Shion retrocedió levemente saltando hacia atrás, pero la garrar del simbionte se extendió más alcanzando al joven, la garra parecía ser agua negra muy espesa siendo lanzada con fuerza, como si fuera una manguera.
    El agua negra rodeo a Shion, y la garra de la criatura comenzó a apretar el cuerpo de Shion con mucha fuerza Shion sentía como su cuerpo era aplastado, este comenzó a concentrarse para poner fuerza en su traje para aflojar la garra del simbionte, poco a poco este fue abriendo su garra, cuando estuvo la suficientemente abierto Shion sacó la pistola de la guantera, apuntó por debajo de la garra y comenzó a disparar por dentro de la garra, ocurrieron varias explosiones dentro de la garra del simbionte que comenzaron a destrozar la garra, el simbionte bajo su garrar pero no la regreso a su cuerpo las explosiones la habían inutilizado, Shion se adelantó unos paso y disparos varias veces mientras que el simbionte veía su mano destrozada que había dejado el piso chorreado de una sustancia negra.
    La criatura volteó a ver a Shion y dio un rugido, preparándose para abalanzarse sobre Shion, este dio un salto pero segundos antes de golpear al joven, diferentes partes del cuerpo de la criatura fueron destrozadas, provocando que la criatura cayera al piso a medio metro de distancia de Shion, el despiadado joven le dio el tiro de gracia con la pistola.
    Shion paso por el pasillo hasta la siguiente habitación donde estaba el siguiente objetivo, en aquella habitación solo había una mesa, dos sillas y un espejo, no había ningún simbionte ahí, entonces que estaba pasando, el joven revisó su radar si el objetivo debía estar ahí justo a su lado, Shion levantó la mirada y vio que al lado tenía un espejo, entonces…
    Shion retrocedió al mismo tiempo que sacaba la pistola, el espejo se rompió y del vidrio salió otro simbionte, que aterrizo sobre la silla metálica de color gris destrozándola, Shion dirigió la pistola y disparó dos veces.
    El simbionte, se puso de pie y volteo hacia Shion estiró de nuevo el brazo y extendió el brazo, Shion salto hacia un lado y dio un giro bajando de manera vertical su espada partiendo el brazo extensible del simbionte, aunque seguía siendo líquido este seguía siendo sólido, la espada corto el brazo del simbionte, este retrocedió el brazo que le quedaba y profirió un grito de dolor, mientras que las dos explosiones de los disparos de Shion, el primero le dio en la parte superior de la cabeza y otro en el centro del pecho.
    Hubo un charco de sangre negra que quedo en el piso mientras que el resto del cuerpo del simbionte cayó al piso sin vida.
    Shion miro el radar, ya llevaba tres de esas criaturas, debía elaborar un plan si quería ganar los cien puntos esa noche, y esos eran débiles, necesitaba más puntos no debían valer más de diez puntos cada uno, la última vez ganó ciento veintiséis puntos en cuatro misiones en ese caso debía ganar más o menos la misma cantidad de puntos, en ese caso, Shion debía matar a otros tres simbiontes más y matar al jefe.
    Shion revisó el radar una vez más para asegurarse de donde estaba el siguiente objetivo este si estaba bastante más alejado.

    Takeshi

    Takeshi había escuchado al equipo hablar y eso solo le restaba tiempo, el chico también se alejó del grupo dirigiéndose por un pasillo hacia otra parte, tenía que pelear otra vez contra los extraterrestres, seguramente Shion llegaría en primer lugar a los cien puntos, pero debía demostrar que él también era fuerte y llegar junto con él a los cien puntos.
    Takeshi pasó el pasillo hasta el final y dio la vuelta a otro pasillo, ni se fijó en las líneas de sangre que tenían las paredes.
    Takeshi revisó su radar había un objetivo cerca de él, moviéndose hacia a él, el chico levantó la mirada hacia el techo y hacia el final del pasillo y ahí al final estaba el simbionte caminando en dos patas hacia él, el simbionte era idéntico al que apareció en la pantalla de Gantz, su piel negra una cabeza redonda y sus ojos eran manchas blancas.
    El simbionte se detuvo a uno metro de Takeshi y se puso en posición de combate, el chico lo imitó, el simbionte dio un golpe, instintivamente el chico se hizo a un lado mientras que el brazo del simbionte se extendió.
    -ya entiendo por qué te pusiste en esa posición antes de acercarte lo suficiente-le dijo Takeshi al simbionte.
    El simbionte retiro su brazo mientras que Takeshi se concentró en sus piernas y dio un salto hacia enfrente impulsándose para embestir al simbionte, Takeshi aterrizo a un paso del simbionte, y dio un golpe en la quijada al simbionte al mismo tiempo que con el otro brazo el simbionte golpeo a Takeshi en el estómago.
    El chico salió volando hacia un lado y choco contra la pared, el impacto no fue muy duro gracias al traje, el chico apenas sintió el impacto, Takeshi se despegó de la pared, el chico miro la pared estaba casi intacta, pero volteo a ver la pared donde estaba el simbionte tenía un sola grieta que medía casi lo mismo del simbionte que se encontraba en el suelo, el golpe de Takeshi había sido más fuerte.
    El simbionte comenzó a ponerse de pie, Takeshi se adelantó extendió las manos lo más que pudo y agarro al simbionte del cuello con ambas manos, lo sostuvo en lo alto, dio un giro rápido y lo azotó contra la otra pared con toda su fuerza, el chico aún tenía su traje inflado, al momento del impacto la pared quedo con un agujero del tamaño del simbionte y Takeshi comenzó a golpearlo en la cabeza repetidas veces con ambas manos.
    El simbionte atravesó la pared y cayo al piso Takeshi se puso encima de él y concentró más fuerza en su golpe de remate, reventando la cabeza del simbionte.
    Aún no acababa el chico confirmo de nuevo el radar antes de volver a ponerse en marcha, pasó por la puerta de al lado de la habitación por donde mato al simbionte, el chico llegó a una especie de bodega con unas enormes puertas de acero que tenían gigantescos números pintados en color azul rey.
    Takeshi miro el radar enfrente debía haber una criatura más, entonces debía estar del otro lado, podría dispararle con la pistola y matarlo pero esa pistola podría destruir esa pared, Takeshi, miro a todos lados esa habitación que tenía unos veinte metros de alto y debía tener unos treinta metros de área estaba vacía, no había nada que lo ayudara abrir esa cortina metálica y tampoco alguna puerta que lo llevara al otro lado de aquella cortina, entonces Takeshi no tenía opción destrozar esa puerta, el chico levantó la pistola, se puso en posición justo enfrente de donde debía estar el objetivo, apretó ambos gatillos, disparó varias veces a diferentes alturas esperando que el simbionte este del otro lado pegado a la puerta y que recibiera el impacto de la explosión.
    La explosión provocó varios agujeros en la puerta de treinta centímetros cada uno, dejando leves espacios entre cada uno, Takeshi volvió a disparar de nuevo con la pistola entre esos agujeros, cuando llegaron las explosiones ya tenía una puerta por donde cruzar, el chico se acercó al agujero, el simbionte estaba enfrente, cuando el chico pasó al otro lado de la enorme puerta, el simbionte retrocedió un poco hasta llegar a la pared.
    La nueva habitación era de menos de la tercera parte de la bodega de la que salió Takeshi, está tenía ventanas en la parte de arriba.
    Takeshi se puso en posición de combate, pero antes de comenzar a acercarse del techo aterrizó otro simbionte idéntico al que tenía enfrente, ahora ya eran dos enemigos, enemigos que seguramente lo atacarían por ambos lados y al mismo tiempo, detrás del primer simbionte que encontró salió otro más que se puso al lado del primero, ahora eran tres.
    Una puerta normal cayó la piso y por ella salió un cuarto simbionte, no podía enfrentarlos a los cuatro al mismo tiempo.
    Takeshi retrocedió por el agujero de la pared para salir de ese lugar, el chico sacó de la funda la pistola de captura, los simbiontes lo siguieron uno por uno a través de la puerta, el primero dio un rugido y se puso en cuatro patas antes de saltar.
    Takeshi se lanzó hacia un lado, para evitar la embestida del enemigo, el segundo enemigo dio un golpe expandiendo su brazo para atacar a Takeshi, el chico volvió a hacerse a un lado para evitar el golpe, el chico disparó con su arma hacia el segundo simbionte, de la pistola el triángulo de luz neón salió volando y se enredó alrededor del segundo simbionte, antes de que Takeshi pudiera transferir al segundo simbionte, Takeshi dio un salto hacia atrás para evitar el ataque del tercer simbionte, estaba en una posición muy desventajosa, que podía hacer, podría derrotarlos.
    -¡claro que puedo soy primer dan!-
    El chico tomo impulso y se lanzó hacia el primer simbionte, el que atacó primero, el chico evitó uno de los ataques de otro de los simbiontes dando una maroma hacia enfrente mientras saltaba, estando a un metro del primer simbionte, lo agarró de los hombros, paso un pie por detrás de las piernas del simbionte pateó la pierna del simbionte y empujo con la manos los hombros de la criatura para tirarla al piso, Takeshi puso fuerza para inflar de nuevo el traje, lo levantó y dio un grito rápido para poner al simbionte enfrente de el para usarlo como escudo.
    Uno de los simbiontes dio un golpe al mismo tiempo que Takeshi puso al simbionte en medio, el otro simbionte jalo al simbionte hacia el y lo jaló hacía el.
    Takeshi sacó de nuevo la pistola de captura y disparo con ella, el triángulo de luz neón salió disparado contra el simbionte que Takeshi uso como escudo atrapándolo también contra el piso.
    El simbionte dio un salto hacia la pared y comenzó a caminar por ella a velocidad, el chico desvió la mirada intentando dispararle era muy rápido, el chico se alejó del lugar en caso de que el cuarto simbionte ataque también, los dos simbiontes capturados forcejeaban para intentar zafarse de las cuerdas de luz neón que los ataban, el chico no pensaba si de verdad esas cuerdas estaban hechas para durar contra enemigos así, algo le decía que no, tenía que transferirlos ahora antes que se liberaran.
    El chico tenía enfrente de el a ambos simbionte, no estaban juntos estaban distanciados uno del otro, uno en el piso de pie y el otro en la pared en cuatro patas, como combatirlos atacar a uno significaba desviar la atención del otro y los otros dos se escaparían en cualquier segundo, lo tenía solo actuar sin pensar , el chico se impulsó hacia enfrente hacia el primero de los simbiontes el que tenía enfrente el simbionte atacó extendiendo su brazo el chico se lanzó hacia un lado y de inmediato continuo corriendo directo hacia el simbionte, que dio otro golpe está vez Takeshi saltó hacia arriba y al frente para abalanzarse sobre el derribándolo contra el piso el chico puso toda su fuerza en su traje para levantar su cuerpo hacia arriba junto con el simbionte, lo había agarrado de las costillas hundiendo sus manos en su piel, la criatura lo abrazó con fuerza usando ambos brazos, el chico sentía la presión en su cuerpo , Takeshi comenzó a poner más fuerza en todo su cuerpo, necesitaba zafarse, el chico hundió más sus dedos en la piel del simbionte apretando con más fuerza, sus manos terminaron hundiéndose más en la piel del simbionte, el chico sintió cuando sus manos estuvieron adentro de la piel del simbionte entonces abrió las manos y las extendió lo más que puso, el simbionte dejo de apretar con tanta fuerza y Takeshi agarro algo duro que estaba dentro del simbionte esos debían ser sus huesos, el chico los apretó con fuerza hasta romperlos, el simbionte dio un grito de dolor, el chico bajo más sus manos y repitió lo que hizo, romperle las costillas al simbionte.
    El simbionte bajo los brazos y retrocedió, el chico aún con su traje inflado le dio un golpe en la quijada al simbionte que movió su cabeza con el impacto, si un humano hubiera recibido el golpe su mandíbula se hubiera salido y su cuello se hubiese roto.
    El chico agarro el cuello del simbionte con ambas manos y jalo de el con fuerza hasta arrancarle la cabeza, el reto del cuerpo cayó al piso, el chico lanzó la cabeza y piso la cabeza del simbionte para reventarla.
    El chico recordó al otro simbionte, retrocedió mientras que su mirada recorría ese lugar, el chico se puso detrás de uno de los simbiontes que seguían atados, el chico revisó las paredes y el techo girando sobre si para buscar al cuarto simbionte, peor no lo veía, el chico apuntó con la pistola a uno de los simbiontes que tenía atados, el simbionte comenzó a ser transferido.
    El chico estaba a punto de disparar y transferir al otro simbionte, cuando fue lanzado contra el piso, el simbionte había desaparecido y reaparecido, el simbionte caminó hacía Takeshi usando dos patas mientras que levantaba él brazo se dio la vuelta para poder levantarse y se dio la vuelta en un giro rápido mientras que le disparaba al último simbionte, el triángulo de luz neón atrapó a la criatura.
    El chico se levantó apuntó a un simbionte y comenzó a ser transferido, después apuntó a otro simbionte que también fue transferido.
    El último simbionte dio un potente rugido que por su sonido parecía expresar un gran odio hacia el chico.
    -lo mismo te digo- le dijo Takeshi
    El chico y al final el chico apuntó al último simbionte para transferirlo, ya había eliminado a bastantes cinco en total, normalmente alguien de un grupo así diría que ya peleo suficiente, pero Takeshi necesitaba pelear más quería demostrar que era capaz, si conseguía conseguir cien puntos esa noche, lo que sin duda Shion lograría, demostraría que estaba a la altura.
    Takeshi agarró el radar para revisare lo aún había muchos objetivos, no podía darse el lujo de atacar a muchos a la vez como acaba de hacer debía derribarlos a todos uno por uno, pero cuantos puntos valía cada uno, no debía enfocarse en atacarlos uno por uno.
    El chico presionaba los botones para mover el mapa en su radar, muchos de los objetivos se estaban centrando en un solo puntos, el incompetente de Sasuke debía estar ahí, mientras que en otro lado los puntos rojos que eran los objetivos desaparecían uno por uno, ese debía ser Shion, si no se daba prosa Shion se quedaría con todo, el chico revisó el radar, muy cerca de él había un solo objetivo.
    El chico paso corriendo hacia la puerta que estaba del otro lado de la puerta metálica y paso al otro lado giro a la izquierda y tomo la puerta que estaba abierta para llegar a lo que parecía un estacionamiento, los pocos automóviles que estaban ahí no estaban sucios parecían recién mandados a lavar, eran de Honda y Toyota Takeshi se detuvo en seco, algo estaba mal, esos automóviles no eran modelos viejos, eran modelos recientes, y ese lugar a diferencia de las misiones donde estuvieron antes parecía muy cuidado, como si acabaran de limpiar la atención del chico se detuvo en un Cadillac de General Motors, un automóvil americano.
    El chico revisó con la mirada todo a su alrededor.
    En el techo colgaba una esfera negra, apenas visible lo que le indicó a Takeshi que en esa esfera había una cámara de seguridad, la mirada del chico llego a una puerta que estaba más al frente, el chico se dirigió hacia esa habitación, el pequeño cuarto redondo de solo unos tres metros de diámetro a los mucho, tenía colgada en perchero de la pared una chamarra negra que tenía con letras blancas la palabra seguridad y un extraño logo en medio, el logo era una especie de sol rojo con una luna negra que lo cubría casi en totalidad.
    En la habitación había una silla que enfrente de varias cámaras que debían indicar la seguridad, el chico jalo la silla hacia atrás y se sentó en ella, para comenzar a revisar las cámaras, sin saber por dónde comenzar el chico empezó a jugar con las cámaras para rebobinar las cintas, hasta que vio gente de pie en la bóveda en la que estuvo, ahí podía ver a varios empleados de limpieza corriendo hacia esa puerta presionando los botones, para cerrar las puertas metálicas, los empleados respiraban profundamente, entonces del techo cae uno de los simbiontes que comienza a atacar a los empleados.
    Takeshi paso a otra de las cámaras y comenzó a rebobinar la cinta hasta que volvió a encontrar la escena que buscaba, está vez vio como muchos de los simbiontes, atacaban a científicos con batas de laboratorio, no los atacaban los despedazaban, entonces aparecieron dos hombre armados, que disparaban contra los simbiontes, pero…
    Takeshi rebobino hasta el punto en que aparecieron los guardias de seguridad y puso pausa, esos guardias no traen consigo las chamarras como la que está colgada en la pared, no esos guardias tienen, visten rajes negros idénticos a los que el chico y los demás miembros vestían, no solo usaban los trajes sino que también usaban unas pistolas idénticas a las que tenían ellos, pero los colores de los botones de los trajes y las luces de las armas no eran azules eran rojos.
    Takeshi rebobino unos cuadros más, miro a todos lados encontró una tarjeta micro SD y la instalo en la computadora, esperaba que funcionara, el chico presionó el botón de grabar en esa pantalla y grabo varios segundos, después fue a la carpeta del archivo y lo paso a la memoria Micro SD, el chico revisó otra pantalla más y encontró otra cinta, ahí apareció una escena donde encontró la grabación.
    Los simbiontes estaba dentro de unas gigantescas cápsulas y los científicos habían anotaciones, de repente las grietas se rompieron y estos eran liberados, Takeshi también grabo el video.
    El chico revisó varias cintas más encontró la derrota de los miembros de seguridad de trajes negros con bulbos rojos, y de una confrontación a disparos, los grabo ambos, a Takeshi le hubiera gustado quedarse más pero tenía que terminar la misión.
    Takeshi expulsó la tarjeta de memoria, y la sacó de la computadora, el chico revisó con la mirada en busca de algo en donde poder llevarse la tarjeta pero…
    El chico encontró una mochila, vació su contenido en el piso, dentro había una de las pistolas de los miembros de seguridad y un traje de botones que emitían la luz roja, el chico, los guardo y dejó el resto de contenido en el piso, linternas baterías y trastes de comida vacíos, el chico guardo en una de las bolsas laterales de la mochila y metió la tarjeta Micro SD adentro.
    El chico salió de aquella habitación con la mochila una vez que estuvo afuera de la habitación, entonces recordó la chamarra, se regresó por ella a la habitación y la metió en el interior de la mochila, una vez que volvió a salir de la habitación de monitoreo el chico se detuvo en seco, habían llegado dos simbiontes más a ese estacionamiento, el chico ni lo pensó saco de la guantera la pistola apuntando con ella a los simbiontes, no era la pistola de captura era la pistola explosiva, el chico no hizo ningún movimiento, jalo los gatillos y disparo varias veces contra el primer simbionte que no lo había visto y luego contra el segundo simbionte, las explosiones destrozaron al primer simbionte y segundos después al segundo simbionte que reacciono al escuchar como explotó su compañero, este rugió con fuerza y levantó la garra para extenderla mientras que su cabeza explotaba salpicando ese líquido negro en el piso y sobre ese pobre automóvil.
    -¡Takeshi!-gritó Chie.
    La chica acaba de llegar corriendo por donde llego el chico, la chica tenía esa sonrisa en su cara de verlo a salvo, la joven llego junto con él, estaba muy feliz, estaba a salvo.
    -necesitas mi ayuda- dijo Chie al mismo tiempo que rugido volvió a sonar a un lado de Takeshi. El chico volteo a ver a otro simbionte este era más delgado que los demás y tenía su piel roja.



    Mi condición:




    Alianza:



    Mi número:


      Fecha y hora actual: Dom Feb 17, 2019 2:38 am