Gantz Club


    Kuxtal capítulo 18

    Diogo Rangel
    Diogo Rangel
    Experimentado
    Experimentado

    Kuxtal capítulo 18 Nivel Kuxtal capítulo 18 7
    Kuxtal capítulo 18 Izquierda-142 / 10042 / 100Kuxtal capítulo 18 Derecha-1

    X-Rifle

    Nada
    Nada
    Mensajes1574 Reputación77
    Dinero98050
    Puntos Gantz0 100 Puntos4 Vida
    Kuxtal capítulo 18 Izquierda-1100 / 100100 / 100Kuxtal capítulo 18 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 18 Izquierda-10 / 9990 / 999Kuxtal capítulo 18 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 18 Izquierda-10 / 9990 / 999Kuxtal capítulo 18 Derecha-1

    Traje
    Kuxtal capítulo 18 Izquierda-1100 / 100100 / 100Kuxtal capítulo 18 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 18 Izquierda-10 / 3000 / 300Kuxtal capítulo 18 Derecha-1

    Vehiculo
    Kuxtal capítulo 18 Izquierda-10 / 1000 / 100Kuxtal capítulo 18 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 18 Izquierda-10 / 5000 / 500Kuxtal capítulo 18 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 18 Izquierda-10 / 9000 / 900Kuxtal capítulo 18 Derecha-1

    Energia
    Kuxtal capítulo 18 Izquierda-1100 / 100100 / 100Kuxtal capítulo 18 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 18 Izquierda-10 / 9990 / 999Kuxtal capítulo 18 Derecha-1
    Radar Nada

    Kuxtal capítulo 18 Empty Kuxtal capítulo 18

    Mensaje  Diogo Rangel el Vie Jun 26, 2015 11:59 am

    Capítulo 18
    Somos trasferidos de nuevo a la habitación está vez regresando a la habitación de una misión fue la misión más fácil que hemos tenido, no tuve que mover un dedo para cumplirla de hecho fueron Carlos y Leona quienes terminaron la misión y yo que quería probar mi nueva motocicleta en la misión pero está fue tan sencilla, que no hizo falta, hasta pudimos haber ido sin el mugroso traje y no salir sin ningún rasguño, el objetivo un extraterrestre llamado Tulcron, sus características voz chillona, piel escamosa y levemente inteligente, solo fueron dos objetivos en aquella misión obvio que no todos iban a ganar puntos.
    Durante la transferencia Teresa y yo estuvimos discutiendo, necios uno con el otro.
    -¡no pudimos dejarlos pasar por una vez que lo hagamos no nos pasará nada!-grita Teresa con fuerza
    -que no pasará nada perderemos todos los puntos que llevamos y la esfera nos volverá a mandar a pelear contra esa cosa- le respondo sin gritar pero si levantando la voz
    -¡¿Cómo lo sabes?!-
    -está en blog que me pasaste-
    -¡de todas formas no había motivos para eso!-
    -son extraterrestres-
    -¡eran un padre y su hijo!, si fueran humanos el niño tendría ¿Cuántos cuatro cinco?-
    Todos siguen siendo transferidos a la habitación, algunos se sientan a un lado para evitar poner atención a nuestra discusión, se escucha la chicharra que indican que todos han vuelto a la habitación
    -que sigan luchando-
    -miren los esposos están peleando
    -son extraterrestres que están en nuestro mundo
    -¡dices lo mismo que los miembros de la migra!¡fortachones, brutos, ignorantes! –
    -¡y tú que gótica crees que tu maquillaje negro te da poderes o algo que te vuelve especial!-le grito
    -bien - da unos pasos hacia enfrente donde dejó su ropa agarró su mochila para abrirla y sacó unas hojas y me las pone en la mano con brusquedad-la página de ese japonés volvió a actualizarse y ahora enfrentaron a un extraterrestre cebollense, por lo que describe
    En ese momento aparecen los puntos de Carlos y de Leona, Leona gano un punto pero fue por error, Carlos ganó tres puntos, ahora somos libres de irnos
    -no se olviden que mañana toca entrenamiento ya saben dónde- interviene Francisco


    Al día siguiente todos estamos en un área de entrenamiento desde temprano es domingo así que no hay nadie que tenga problemas con la escuela o el trabajo asi que llegamos la mayoría excepto Ricky, Leona y Teresa.
    -¿por qué faltan tres miembros del equipo?-pregunta Octavio
    -Leona está de enamorada, Ricky está con sus padres para comprar material escolar y Teresa está haciéndole su culto mañanero al mal- respondo.
    -ellos se los pierden, responde Hugo.
    -basta de charla señoritas y miren lo que preparé-
    Nos muestra una serie de obstáculos de diferentes formas pasamanos, escaleras resbaladillas tubos, puentes prácticamente un circuito de entrenamiento.
    -se ve fácil-
    -alto- interrumpe Alberto- primero se pondrán estás ropas y nada de los trajes-
    -¿porqué?-pregunta Hugo
    -se supone que debemos aprender a usar el traje no sudar sin motivo- interviene Jared
    -y eso de que les servirá si quieren de verdad usar esos trajes bien deberán ser capaces de recorrer ciertos obstáculos sin ellos y sobre pasar un tiempo límite en atravesarlos, para ganar flexibilidad, velocidad y fuerza, además de que también llevaran encima eso.
    Nos muestran unas mochilas militares que por sus bultos deben estar bien pesadas por estar llenas de basura o de papel periódico, esto si que va a doler.
    Nos dan unos uniformes militares, que nos ponemos de mala gana, el uniforme incluye cascos rodilleras, coderas y chalecos anti balas, en serio como si los extraterrestres fueran a usar armas de fuego.
    El circuito primero unos escalones o más bien una red de cuerda que debemos atravesar de subida y de bajada, segundo un pasamanos, tercero dos cuerdas de las cuales debemos colgarnos para pasar a otra cuerda y luego atravesar al otro lado, cuarto otra escalera de cuerda seguido de un tunel que va recto a una escalera, quinto una barrar que va en zigzag la cual debemos atravesar de pie, sexto unas escaleras metálicas que debemos subir, bajar, después ir a otras escaleras metálicas para subir y bajar y unas terceras escalera metálicas, séptimo un pasamanos normal, octavo un pasamanos donde los tubo son aros que se balancean, noveno pasar corriendo a través de unas llantas de automóviles en el pisos con ambos pies, décimo pasar corriendo por una tabla regularmente sujetada a dos postes por unas cuerdas delgadas, onceavo subir pasar boca abajo, por debajo de un mueble que tiene alambres con picos y por último correr directamente agarrar la pistola, una pistola normal y disparar a un maniquí que está enfrente de nosotros.
    -muy bien todos cuando estén listos pónganse en la línea de salida-
    -¿Qué es esto soldado ninja?-pregunta Jared
    Esto se vuelve una tortura el equipaje está muy pesado y el uniforme no es de mucha ayuda con el calor que está haciendo vamos pasando los obstáculos, Jared se cae en la barra en zigzag porqué no logra mantener el equilibrio, Javier se cae en el pasamanos normal el cuál no pudo pasar al segundo peldaño, Hugo se cae en los pasamanos de los aros, Francisco se tropieza en el último obstáculo y el arma se le dispara dándole a uno de los postes del pasamanos, Rubén, un nuevo recluta de un total de seis, los otros cinco no están presentes, que es un vagabundo que fue asesinado por unos policías ebrios, se resbala en el primer obstáculo y queda atado en las cuerdas donde al intentar zafarse rueda por las cuerdas hasta el piso y al final solo Carlos y yo, sin contar a los soldados logramos recorrer todo el circuito.
    -de nuevo-ordena Octavio
    Una vez más recorremos el circuito el resultado es el mismo, y al terminar, Octavio insiste en que repetiremos el circuito hasta que cada quien lo haya recorrido al menos una vez, lo cual toma horas, después de que los soldados, Carlos y yo recorremos el circuito al menos unas cuatro veces más por fin Javier, Jared, Francisco y Hugo lo consiguen, después de otras seis vueltas por fin Rubén llega a la meta y tras dispararle al maniquí se desmaya y se queda dormido en el suelo.
    -se excedieron – les dice Jared
    -deberíamos estar aprendiendo a usar el traje con maniobras más fáciles y no ensuciarnos de lodo- comenta Javier
    -así será pero el resultado es decepcionante los únicos de todo el grupo que podrían estar a la altura del retos son Diego, Carlos y quizás Francisco-dice Alberto noto como se me queda viendo-¿practicas algún deporte guapo?-
    -rompo narices boxeando- le respondo

    Al sábado siguiente por fin es mi pelea, una vez más la misma rutina de la vez anterior, solo que ahora veo la enorme barriga de embarazada de Verónica que indica que ya tiene cerca de seis meses, cuando me ve en la mañana sin decirme nada me entrega un sobre con el resultado del análisis médico, sin responder abro el sobre sacó la hoja y comienzo a leerlo, efectivamente no es mi hijo.
    -¿solo así, me demuestras que solo te arrimas al primero que te encuentras por qué no sabes qué hacer? no más – respiro profundo- bien puedes seguir viviendo aquí también tu hermano, o hacer lo que quieran, al fin y al cabo no soy su niñera-le digo mientras salgo al trabajo con todas mis cosas listas.
    Horas más tarde llego a donde será la pelea, algunos compañeros de entrenamiento y el entrenador ya están ahí, entramos a la arena por la entrada trasera y pasamos por un pasillo hasta llegar unas habitaciones que son los vestidores, después de prepararme, puede que Josué si vaya a la pelea a apostar.
    Comienzo a prepararme cambiándome de ropa, mientras comienzo a mover todo el cuerpo para poder calentar un poco, los entrenadores comienzan a dar consejos a los luchadores, me ponen las vendas y los guantes, los turnos de combates son asignados yo ore en la segunda ronda de la noche, no está mal, salgo por el pasillo mientras doy la vuelta por debajo al lugar mientras que mi oponente sale por la salida más próxima al cuadrilátero
    Una vez que llega mi turno de combatir salgo a la arena mientras las luces nos iluminan, el entrenador y uno de mis compañeros me acompañan, durante el recorrido hasta el cuadrilátero, subo las escaleras y paso al centro.
    -damas y caballeros…-comienza a decir el réferi
    La gente sigue en las apuestas como es de costumbre, mi oponente tiene más o menos mi estatura y es medio kilogramo más pesado pero puedo con el, su piel es algo clara casi blanca y su cabello café
    -en está esquina midiendo un metro ochenta centímetros y pesando ochenta y siete kilogramos Diego “el Can” Ortega-
    Levanto los brazos cuando el presentador me presenta siempre lo hago
    -y en está otra midiendo un metro ochenta y pesando ochenta y ocho kilogramos Mauricio “ El Albino ” Anaya.
    El levanta el puño derecho hacia arriba y golpea el aire varias veces antes de poner el brazo en el pecho como haciendo honores a la bandera.
    - oye Rangel mira ahí tienes a tu tocayo- dice un tipo enorme y gordo a su compañero de al lado un chico bajito moreno que tiene unos lentes de mica ovalada de armazón grueso no metálico que parecían ojos de gato.
    -dijeron Diego, yo me llamo Diogo- responde el chaval de unos doce o trece años que está sentado al lado del mamut.
    -Diego, Diogo ¿cuál es la diferencia?, lo que importa aquí es apostarle al buen caballo y ganar-
    -pensé que te gustaban las luchas- respondió Diogo, mientras que ambos combatientes comenzaban a romperse las narices el uno al otro.
    -sabes esperaba poder deshacerme del estrés de los exámenes finales, de los exámenes de admisión de la secundaria, prefiero la WWE, eso sí es violencia.
    -Esas luchas son una farsa, hermanito- responde el grandote.
    Ambos vieron la lucha durante unos minutos callados fue hasta el final del segundo round cuando por fin volvieron a hablar
    -mi mamá me dijo que como ya terminé la primaria me quiere hacer un regalo por ser abanderado de la escolta-
    -¿Qué vas a pedirle? Deberías considerar pedirle una computadora propia-
    -casi ni la uso, lo que quiero es un celular, con cámara y todo eso-
    -estás muy chico para eso y si te lo roban, además en las escuelas muchas veces decomisan los celulares porque si ¡si, si!-comenzó a gritar y a ponerse de pie con suerte no había nadie detrás a quien taparle la visión.
    -¡vamos acaba con el Albino!-
    Hubo mentadas de madre en las gradas, mientras que Diogo en lugar de prestar atención saco de su morral uno de los libros de Harry Potter y lo comenzó a leer.
    Paso otro Round, el hermano de Diogo gritó palabrotas de nuevo y volvió a fijarse en su hermano menor.
    -¿otra vez con ese libro?, haz leído la saga completa dos veces, eres un nerd-
    -oye dicen que la lectura es cultura-
    Pasan varios Rounds más al final detienen la pela mientras que ambos contendientes se alejaron o más bien los alejaron uno del otro.
    Después de un minuto o dos el presentador acudió al centro del cuadrilátero para anunciar al ganador.
    -el ganador por decisión- el réferi agarra mi brazo…- Diego el Can Ortega-Levantó el brazo en lo alto del Can Ortega.
    Hubo mentadas de madre bastante fuertes, en especial con Manuel, el hermano de Diogo grito la puta madre a los cuatro vientos, acaba de perder mil pesos en la apuesta.
    -aún faltan dos peleas sabes aún puedes recuperar esos mil-

    Después de la pelea que gané por decisión bajo del cuadrilátero, hecho polvo, paso por el pasillo subterráneo de regreso a los vestidores, con suerte el otro luchador no está en el pasillo.
    -¿al fin saliste? no puedo esperar a…- Teresa dio un leve grito cuando casi choca contra mí, está retrocede un paso.
    -¿Qué haces aquí?- me pregunta
    -tuve una pelea-respondo pasando a un lado de ella.
    -te hicieron puré bruto, peor no vengo a eso- se dirigió hacia mi entrenador.
    -no tengo tiempo más tarde-responde el entrenador.
    -pero…
    -más tarde-
    Pasamos por el pasillo de regreso al vestidor, ahí Juan Carlos, uno de mis compañeros del gimnasio y su hermano que también entrena ahí me ayudan a limpiarme la herida, mientras que el entrenador me regaña, tras una leve curación y después de que la enfermera me revisa y dictamina que no tengo huesos rotos ni heridas de gravedad, que requieran hospitalización.
    Después me levantó de la banca y voy a las regaderas.
    -creo que alcanzamos a ver las otras dos peleas-
    -creo que deberíamos irnos no vaya a ser que un apostador rico nos esté esperando afuera con matones-
    Hago como que no escucho con suerte, no creo que haya un apostador mafioso en el público, pero por si acaso tengo el traje conmigo, nunca se sabe aunque no es a un mafioso apostador a quien espero, me desvisto y comienzo a bañarme, se escucha a alguien entrar.
    -oye te tengo que… ¡por dios vístete!-
    Volteó Teresa tiene las manos en la cara mientras que se voltea agarro la toalla y la enredo en mi cintura.
    -¡¿se puede saber que te pasa?!-
    -por favor que no sabes leer la palabra vestidores en la entrada-le respondo- ¿y para que diantres quieres al viejo?-
    -no te importa-
    -bueno si no me importa, te puedes salir para que me pueda bañar, aunque ya me puse la toalla-
    -algo más de hecho adivinaré dice Teresa mientras voltea a verme- dime que no usaste los guantes del traje en la pelea.
    Eso si fue ofensivo y parece que está chica debe tener mal sus prioridades.
    -¿si lo hiciste?
    -mejor nos hablemos de eso aquí y si lo hubiera usado hubiera ganado por nock out
    -eso es pero- se da la vuelta y se va
    Teresa se sale mientras se escucha a alguien más rezongar porqué Teresa entró, en la habitación.
    -mujeres- susurro mientras continuo bañándome

    El timbre escolar sonó por fin, el final del último día de clases, los alumnos salieron cargados con sus libros de texto y útiles escolares que se llevaban de regreso a sus casas, con suerte Diogo ya se había llevado varios libros de vuelta a su casa en días anteriores solo le faltaban algunos más, pero por desgracia la mochila aun seguía pesada y curiosamente en ese día el conductor del transporte no llegaba pasó cerca de una hora después de la hora de salida
    Antes de que comunicaran que se descompuso la microbús de transporte que trasladaban a treinta niños hasta sus casas, los profesores llamaron a los hogares de los alumnos para que fueran a recogerlos a la escuela y media hora una hora después los padres comenzaron a llegar, Diogo se quedó en la escuela sabía que sus padre no irían por el, sus padres ni contestaron el teléfono así que decidió salirse por su cuenta a la calle, su casa no estaba muy lejos solo camino por la avenidas atravesando algunas cuantas calles antes de llegar a un centro comercial que tenía que atravesar para poder llegar a su casa una serie de condominios departamentales.
    Paso frente a un centro de telefonía celular donde exhibían los celulares de moda, vaya de verdad quería uno y necesitaba uno, peor no tenía dinero, el más barato debía costarle unos setecientos pesos quizás más, se quedó viendo la vitrina con cara de envidia, el chico continuo caminando paso por una tienda de artículos de segunda mano o usado ahí también había celulares comenzó a revisar ahí estaban significativamente más baratos el más barato era de doscientos pesos, quizás ese si podría comprarlo por su cuenta, si y se veía bien.
    Salió de la tienda minutos más tarde al ver computadoras, guitarras eléctricas, videojuegos, eso también le gustaría tener.
    Mientras estaba a punto de salir del centro comercial, se escucharon disparos gritos de quien sabe dónde, el chico al salir vio a mucha gente agachada antes de escuchar disparos.
    -agáchate le susurro un viejo calvo que le agarro la mano y lo tiro hacia abajo para agacharlo en ese momento pasaron dos hombres armados cuyas cabezas estaban cubierta por unos pasamontañas, estaban armados después de apuntarles a los que estaban en el piso junto a Diogo, paso otro con una mochila llena de dinero y otra más con una rehén era una chica del mismo salón que Diogo, se llamaba Bertila, la tenían amenazada y con una pistola apuntándole a la cabeza, los policías gordos que intentaban rescatas a la niña apuntaban con sus pistolas sin poder acercarse mientras se acercaban lentamente para intentar detener a los asaltantes.
    Hubo un disparo el hombre que sostenía a Bertila la dejo caer al piso, sin pensarlo Diogo se adelantó de donde estaba y corrió hacia Bertila para sostenerla de los brazos y comenzar a jalarla mientras que los policías abrían fuego, uno de los encapuchados volteó viendo a Diogo este levantó la pistola y le disparó varias veces el chico cayó al piso después de que varias balas los atravesaron, el niño sintió como sus manos soltaban a Bertila dejándola caer al piso y como este aterrizaba boca arriba encima de su pesada mochila, mientras que el encapuchado agarraba a la niña de nuevo y se la llevaban lejos y siguieron disparando a los civiles.
    La ambulancia llego después unos minutos a atender a los heridos subieron en camillas a dos de los policías, a un aciano, a Diogo y a cuatro personas más.
    Diogo parpadeó veía la ambulancia, y cerró los ojos, los volvió a abrir lo llevaban por un pasillo con luces blancas, volvió a cerrar los ojos.
    Los volvió a abrir ahora estaba en una habitación llena de gente aún se encontraba boca arriba acostado, aún tenía el uniforme escolar pero ya no tenía la mochila.
    -¿estás bien?-le pregunta alguien vestido de negro.
    -creo que… me dispararon.
    -¿asi moriste?-
    -creo que si… un segundo morí-
    Diogo se levantó casi de golpe, se encontraba en una habitación vacía llena de gente todos portaban unos extraños trajes negros de piel o de algún material extraño, lo único que sobresalía de la habitación era una esfera negra que estaba en el centro.
    -¿Qué pasa?-
    -Moriste y esa esfera, Kuxtal- dijo otra de las personas que estaba en el lugar-señaló la esfera- te dio una nueva vida, y para pagarla te mandará a enfrentar extraterrestres, para eso te dará unas armas especiales y un traje como el nuestro.
    -volteó a ver a todos los que están a hi la mayoría son hombres y algunas mujeres, en ese momento el niño volteó a ver a alguien que estaba recargado al final del pasillo.
    -nuestro líder Diego- respondió el hombre que lo saludó
    Diogo miró a ese tipo se le hacía conocido de algún lado, el chico se concentró en recordar, pero no podía concentrarse en saber quién era.
    -¿sucede algo?¿porqué me miras?-
    -te conozco, te conozco…- se acordó-ya me acorde la semana pasada vi tu pelea, te partieron la cara en el cuadrilátero



    Mi condición:

    Kuxtal capítulo 18 Gx5sWs9



    Alianza:

    Kuxtal capítulo 18 EapQLZT


    Mi número:

    Kuxtal capítulo 18 MmrBQ8u
    Gama
    Gama
    Leyenda
    Leyenda

    Kuxtal capítulo 18 Nivel_1Kuxtal capítulo 18 16
    Kuxtal capítulo 18 Izquierda-143 / 10043 / 100Kuxtal capítulo 18 Derecha-1

    Nada

    Nada
    Resistencia
    Mensajes5115 Reputación195
    Dinero29100
    Puntos Gantz0 100 Puntos22 Vida
    Kuxtal capítulo 18 Izquierda-1100 / 100100 / 100Kuxtal capítulo 18 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 18 Izquierda-1950 / 999950 / 999Kuxtal capítulo 18 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 18 Izquierda-10 / 9990 / 999Kuxtal capítulo 18 Derecha-1

    Traje
    Kuxtal capítulo 18 Izquierda-175 / 10075 / 100Kuxtal capítulo 18 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 18 Izquierda-10 / 3000 / 300Kuxtal capítulo 18 Derecha-1

    Vehiculo
    Kuxtal capítulo 18 Izquierda-10 / 1000 / 100Kuxtal capítulo 18 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 18 Izquierda-10 / 5000 / 500Kuxtal capítulo 18 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 18 Izquierda-10 / 9000 / 900Kuxtal capítulo 18 Derecha-1

    Energia
    Kuxtal capítulo 18 Izquierda-1100 / 100100 / 100Kuxtal capítulo 18 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 18 Izquierda-1125 / 999125 / 999Kuxtal capítulo 18 Derecha-1
    Activado Nada

    Kuxtal capítulo 18 Empty Re: Kuxtal capítulo 18

    Mensaje  Gama el Sáb Jun 27, 2015 1:38 am

    +1 y espero la siguiente parte que literal si me dejaste con ganas de mas o.o





    Objetivo: Sobrevivir

    Kuxtal capítulo 18 H9WG4rd

    Kuxtal capítulo 18 EapQLZT


      Fecha y hora actual: Dom Ene 26, 2020 4:53 am