Gantz Club


    Kuxtal capítulo 11

    Diogo Rangel
    Diogo Rangel
    Experimentado
    Experimentado

    Kuxtal capítulo 11 Nivel Kuxtal capítulo 11 7
    Kuxtal capítulo 11 Izquierda-142 / 10042 / 100Kuxtal capítulo 11 Derecha-1

    X-Rifle

    Nada
    Nada
    Mensajes1574 Reputación77
    Dinero98050
    Puntos Gantz0 100 Puntos4 Vida
    Kuxtal capítulo 11 Izquierda-1100 / 100100 / 100Kuxtal capítulo 11 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 11 Izquierda-10 / 9990 / 999Kuxtal capítulo 11 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 11 Izquierda-10 / 9990 / 999Kuxtal capítulo 11 Derecha-1

    Traje
    Kuxtal capítulo 11 Izquierda-1100 / 100100 / 100Kuxtal capítulo 11 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 11 Izquierda-10 / 3000 / 300Kuxtal capítulo 11 Derecha-1

    Vehiculo
    Kuxtal capítulo 11 Izquierda-10 / 1000 / 100Kuxtal capítulo 11 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 11 Izquierda-10 / 5000 / 500Kuxtal capítulo 11 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 11 Izquierda-10 / 9000 / 900Kuxtal capítulo 11 Derecha-1

    Energia
    Kuxtal capítulo 11 Izquierda-1100 / 100100 / 100Kuxtal capítulo 11 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 11 Izquierda-10 / 9990 / 999Kuxtal capítulo 11 Derecha-1
    Radar Nada

    Kuxtal capítulo 11 Empty Kuxtal capítulo 11

    Mensaje  Diogo Rangel el Lun Mayo 18, 2015 12:22 am

    Capítulo 11 Gótica y Gama

    Teresa se encontraba atendiendo a unos chicos que compraron de su puesto unas camisas negras con dibujos de calaveras grises, Teresa una muchacha de unos dieciocho años y fracción, era medio delgada tenía una estatura algo bajita su corto cabello negro con las puntas de color rojo muy oscuro por lo general lo traía suelto y de largo le llegaba al cuello, siempre vestía de negro y la mayoría de veces usaba pantalones, su rostro estaba maquillado con lápiz labial negro y sombra de ojos negra, su nombre completo era Teresa Córdoba Muñoz, trabajaba medio tiempo durante las tardes en una plaza comercial en el centro, la plaza se dedicaba a vender ropa, serie y juegos de video y de mesa, en múltiples puestos, casi todo el día había gente, la mayoría adolescentes y adultos marginados y antisociales que buscaban entretenimiento viendo animes o jugando videojuegos, el puesto donde Teresa trabajaba era un local que vendía ropa gótica y esferas de cristal con flores de colores mezclados dentro, que era lo que más se vendía, seguido de animes gore y películas góticas, al final se vendía muy de vez en cuando catanas no afiladas, Teresa puso las dos camisas negras en una bolsa de plástico, los dos chicos se fueron mientras que Teresa puso el dinero en la caja de al lado.
    -¡oye Teresa!- gritaba un muchacho que trabajaba en el puesto de enfrente vendiendo videojuegos.
    La chica respondió sin decir nada solo volteando a ver al muchacho que se acercó a su puesto, y de su billetera sacó un billete de cincuenta pesos
    -los cincuenta que te debo y estamos en ceros-
    -gracias - responde Teresa poniendo el billete junto con el resto del dinero de las compras.
    Uno de los guardias de seguridad paso por el pasillo de malas como siempre, volteando de un lado a otro, viendo a todos los que trabajaban ahí con una cara de fuerte estreñimiento, cuando pasó frente a Teresa, le temblaron las manos en especial la derecha que era donde tenía una pistola real, Teresa trato de mantener la calma, sacó de su bolsillo un paquete de chicles sacó un chicle verde y comenzó a masticarlo, era lo único que la mantenía tranquila cuando estaba nerviosa.
    -otra vez ese guardia, se ve malo y feo pero ¿es para tanto?-pregunta María
    María era compañera del local y trabajaba con Teresa y otras dos personas en el local entre todos compraban y vendían la ropa y las películas, María era bastante más llenita pero aunque vestía de negro, a ella no le gustaban las cosas de los góticos.
    -si lleva más de un mes paseando con esa pistola- decía masticando el chicle- y cada vez que me ve pone la mano en la pistola.
    -tranquila seguro que también lo hace en otros puestos-
    Teresa pasó el resto de la tarde vendiendo sus artículos como de costumbre al cuando dieron las siete de la tarde, Teresa puso el dinero en la caja fuerte y la cerró con un candado de combinación que tienen asegurada al suelo, mientras que María guardaba el escaparate más al fondo del local, el escaparate tenía unas ruedas para poder moverlo sin problemas, bajaron la persiana y apagaron la luz, María puso los candados para asegurar la persiana y se guardó los candados en su mochila mientras que Teresa ya estaba con su mochila y sus cosas afuera.
    -bien entonces nos vemos mañana recuerda a las cuatro- le decía María- sabes me sorprende que te encante trabajar aquí vienes a diario aunque no te pago mucho-
    -bueno de hecho me gusta este sitio aunque está bastante iluminado para mi gusto, además dentro de poco terminaré la escuela por fin podré trabajar en otro sitio al mismo tiempo que en este lugar eso sería genial, así ganaría algo más, ahora si me permites debo ir al baño-
    Los negocios comenzaron a cerrar local por local, Teresa se dirigió hacia el baño del piso de abajo cuando vio un letrero que rezaba "FUERA DE SERVICIO"
    -En serio-
    Teresa tuvo que subir hasta el último piso, donde por desgracia había fila los negocios seguían y seguían cerrando uno por uno y la fila avanzaba lentamente, si seguía así se quedaría sola.
    Por fin llegó al baño al terminar recogió sus cosas dispuesta a salir, sonó su celular, la chica contestó pero no hablo nadie, que extraño, revisó el registro de llamadas, la pantalla decía número privado.
    -¿qué es esto?
    Salió del baño y fue al elevador el único elevador que había en el edificio, cuando este abrió sus puertas, Teresa entró presionó el botón de planta baja y descendió hasta la planta baja donde se ya habían cerrado todos los negocios que había y las puertas principales estaban por cerrar, Teresa apresuró el paso y alcanzó a salir.
    La chica salió a las abarrotadas calles del centro de la ciudad de México, aún faltaba tiempo para que anocheciera así que debía darse prisa, la chica caminó hasta la estación del metro más cercana, durante el trayecto sintió una sensación incómoda más de una vez volteó hacia atrás aunque estaba rodeada de mucha gente sentía una mirada, trago saliva y comenzó a candar más rápido, con suerte traía boletos extra del metro y pasó lo más rápido posible hasta el final de andén para subirse al siguiente tren, no había mucha gente ahí, solo debían faltar unos minutos, volteó de nuevo, debía ser su imaginación, si debía ser el miedo que le tenía a aquel sujeto de seguridad, además él se iba hasta media noche , por lo que tenía entendido así que, dio unos pasos hacia enfrente ignorando al tipo con camisa sin mangas y con los brazos llenos de tatuajes tribales que pasó de lado por detrás de ella.
    Teresa se adelantó unos pasos hacia enfrente, ya no faltaba mucho, poco a poco la gente se iba acercando, era un verdadero alivio, se escuchaba que el tren venía, pasaron los segundos y varios minutos, no entendía por qué no pasaba, entonces Teresa se adelantó hacia enfrente más para asomarse ene se momento, el hombre de los tatuajes levantó la mirada tomo impulso y corría hacia la chica embistiéndola, ambos cayeron a las vías mientras que el tren pasó a toda velocidad arrollándolos.

    Diego
    Cuando regreso del trabajo y del gimnasio, me siento en el sillón y enciendo el televisor, no veo nada en realidad, solo paso los canales a velocidad uno tras otro sin detenerme en ninguno en especial, pese a todas mis actividades cotidianas, todavía no me acostumbro a la idea de tener un hijo y de qué hacer con él, digo Carlos tenía razón debería pagar manutención y si necesito más dinero puedo conseguirlo usando el traje, bueno si Verónica no respondía, en ese momento escucho un sonido en mi oído, apago el televisor y corro a mi habitación sacó del armario el cañón, y todo desaparece, vuelvo a reaparecer en la habitación, frente a la esfera, ahí están los chicos, Ricky, Carlos, Hugo con sus trajes también está Jared y Javier sin sus trajes, ellos los dejaron aquí para usarlos luego.
    -al fin llegas- responde Ricky
    -eres el último no parece que vaya a llegar nadie más- complementa Hugo
    Volteo a revisar la habitación completa alrededor hay nuevas personas sentadas por todo el cuarto, no son tantos como en la cacería de esos matones pero si han llegado bastantes, comienzo a contarlas son un total de ocho personas nuevas.
    -ya les explicamos- dijo Carlos- pero como siempre exigen pruebas
    -¡hagámoslo fácil!-brama Javier
    Javier agarra la pistola que tiene en sus manos y le apunta a una de las personas una anciana decrépita con el cabello completamente gris sentada en silla de ruedas, con la cara llena de mancha oscura y vestida como indita, las luces de la pistola se encienden.
    -¡oye!-gritaron dos de los nuevos
    -esa es una falta de respeto-dijo alguien más-
    -solo cállense y miren.
    La cabeza de la anciana explotó chorreando sangre por su cuerpo, la silla de ruedas y el piso.
    -ahora me creen-
    Normalmente me hubiese gustado intervenir o destruir a ese tipo a golpes pero por desgracia, esa anciana ya estaba muerte y en silla de ruedas no ayudaría de nada a la misión, su muerte fue más rápida y más simple.
    En ese momento comienza a sonar la canción de siempre en la pantalla de la esfera comienza a cambiar a las letras de siempre

    A v3r K4br0n3s sus bid4s h4n t3rmin4d0
    Y0 l3s di uNa vid4 nu3v4
    C0m0 p4s4r4n sUs nu3v4s vid4s d3p3pnd3 d3 mi
    Es4 es la t30ria 4l m3nos


    Nadie dice algunos de los nuevos, ahora son solo siete miran la pantalla de la esfera
    -lindo efecto cómo funcionará-
    -cosa del gobierno ya saben-

    D3BV3N ELIMIN4R A 3STE SUJ3t0
    AlIEN N4hU4l
    C4r4cteristic4as
    Mui Fu3rt3
    Mui M4L0
    Frase f4v0rit4
    No ti3n3

    Al lado de las letras estaba la imagen de un hombre de cerca de los cincuenta años por su cara debía ser un hombre normal pero, había algo raro su nariz era muy gruesa y muy larga también sus ojos parecían más grandes de lo normal.
    -¿Nahual?-
    -no entiendo dicen que combatiremos extraterrestres y que aquí mencionan a un Nahual, esa es una criatura mitológica- murmura Teresa
    -bueno no te sorprendas la otra vez combatimos a la llorona- respondo mientras que los compartimientos de la esfera se abren hay un eco de asombro por parte de la mayoría de los presentes, en ese momento veo como uno de los nuevos un hombre moreno de más o menos mi edad, su cabello es negro y largo, tiene bien formado el cuerpo y tiene los brazos tapizados de tatuajes tribales, va en seguida y agarra uno de los maletines, uno de los tubos que guardan las espadas y uno de los rifles, pasa a mi lado murmurando algo que no logro escuchar bien, mientras me quitó la ropa normal tengo debajo el traje, mientras que Javier y Jared agarran los maletines con sus trajes, el resto del grupo comienza a discutir si llevarse o no el traje, entonces una chica Gótica agarra el maletín y va al pasillo para ponérselo.
    -saben no hacía falta que le hicieran eso a la abuela, yo leía en una página japonesa, se trata un cuento de una habitación similar, creo que la llaman Gantz-
    Eso último me llamó la atención, he estado buscando información por internet con respecto a la esfera negra pero nunca encontré nada, ahora está chica habla de un sitio japonés sobre Kuxtal, ahora que lo pienso la llaman Gantz, esa palabra se me hace conocida, es ahí cuando recuerdo las palabras del viejo que hay varias habitaciones con esferas en todo el mundo, y mencionó varios nombres, esa página de internet debía ser la prueba de que el anciano decía la verdad.
    El resto de los nuevos miembros comienzan a ir a las habitaciones a ponerse los trajes, mientras que Jared y Javier salen con el traje puesto y comienzan a agarrar armas junto con Ricky.
    -¿sucede algo?-pregunta Carlos
    -si este... ¿escuchaste lo que dijo la chica?
    -si de la página web y que en Japón le llaman Gantz a la esfera-
    -si sobrevivimos le preguntaré de esa página web.
    -a mí me inquieta más el otro el de los tatuajes, el murmuro regrese a mi hogar-
    No lo había escuchado, y si lo hubiera escuchado no lo entendería, la verdad no lo comprendo que es lo que pasa aun con todo este tiempo combatiendo extraterrestres.
    El resto del grupo sale de las habitaciones ya con el traje puesto, van a la esfera y agarran armas al azar, Ricky y Hugo les dicen cómo funcionan.
    Comienza la transferencia primero es transferido el tipo de los tatuajes, después es transferido Ricky, después Hugo, después la chica que habló de la página de internet, seguido de Carlos, después es mi turno.
    La habitación desparece y reaparezco en el exterior estoy pisando la banqueta, enfrente de mi hay una calle que parece la autopista pero está solitaria enfrente se puede ver una montaña, puede que estemos en el límite del Distrito Federal y el Estado de México.
    Reviso el radar detrás de nosotros hacia los lados y un poco hacia enfrente casi tocando la montaña, que es donde acaba el área están los extraterrestres pero los puntos que veo, los objetivos son demasiados.
    -ahora si nos toca pelear contra muchos-susurró
    -bien que hacemos, ya les explique lo del límite del área y lo demás.
    -bien dividámonos, como lo hicimos la última vez- digo
    -la última vez...¡oye espera!- Carlos le grita al sujeto de los tatuajes que lleva el traje puesto y comienza a correr hacia los extraterrestres.
    -genial ni lo ha pensado- interviene Ricky
    -bien tu... chica gótica vienes conmigo quiero interrogarte sobre ese sitio japonés más tarde, Ricky también viene conmigo, Jared vienes conmigo, Hugo y Javier van con Carlos.
    -buena elección los más chicos contigo, siendo el más fuerte del grupo-
    - ustedes conmigo y el resto con Diego, continua Carlos hablando con los demás.
    -bien yo iré por la autopista hacia abajo y tu Carlos por esa calle, debemos tener cuidado-
    -¡Carlos, Diego varios de los objetivos han desaparecido!- exclama Ricky viendo su radar
    Instintivamente volteó a verlo era cierto varios de los objetivos que se encontraban varias calles hacia abajo habían desaparecido y también algunos objetivos que estaban en la calle cambiaron la dirección hacia las calles de donde habían desaparecido el resto de objetivos.
    -bien olviden lo que propuso vayamos todos al mismo lugar-
    Comenzamos a correr por la calle de al lado recorriendo varias cuadras en dirección a los objetivos, doblamos la esquina ala derecha, la carretera queda a nuestra izquierda, y pasamos por la calle, nos detenemos en seco, el piso está lleno de cadáveres de lo que parecen ser personas con rasgos animales.
    -que demonios pasó aquí-
    -el objetivo está justo enfrente y sigue avanzando- dice Ricky antes de levantar la mirada- viene muchos hacia nosotros.
    Levanto la mirada a todos lados no parece haber nadie, quizás la oscuridad los oculta, estamos frente a un pequeño parque que solo tiene un solitario columpio, miro a todos lados, ahí veo a un hombre treintañero que aparece caminando con una enorme sonrisa, seguido de otras doce personas de más o menos la misma edad.
    -los estábamos esperando- dice el hombre apuntándonos con el dedo.
    En ese momento el cuerpo de las personas que vienen comienzan a sacudirse, muy bruscamente, sus caras comienzan a deformarse, sus cabello de la cabeza comienzan a crecer, o a caerse , sus hocicos comienzan a ponerse más y más grandes, sus manos se vuelven muy huesudas mientras que se vuelven tan delgados y tan grandes que las ropas se caen de sus cuerpos, sus orejas se vuelven picudas y sus ojos se vuelven de un color rojos muy brillante, y al final sus pieles se vuelven oscuras.
    -qué pena que deje mi celular eso si hay que subirlo a YouTube-dice uno de los nuevos
    -me vale si traes el celular- lo interrumpo, solo dispararles.
    Levanto el cañón y disparo, los objetivos saltan en el aire, hacia un lado uno de ellos aterriza sobre Ricky tirándolo sobre el piso, Hugo intentan ayudarlo , pero el segundo objetivo aterriza a un lado de él y le da un fuerte golpe que lo derriba, antes de poder hacer algo, siento como unas manos sale de quienes abe donde y me agarran del cuello y me tiran también al piso siento el fétido aroma de la criatura saliendo de su boca, coloco mis manos en sus muñecas, para apretarlas con fuerza, escucho que los demás comienzan a forcejear y que otros hablan, no sé lo que está pasando no puedo ver al resto del grupo, no sé lo que hacen, debo deshacerme de este mal nacido, aprieta sus gruesas y potentes muñecas con fuerza, la criatura da un aullido listo para seguir atacando levanta su cabeza y hunde sus mandíbulas en mi cuello, pese a que al traje me protege siento sus filosos diente como si me mordiera un perro, doy un grito de rabia necesito deshacerme de está cosa aprieto con más fuerza, las garras de la fuera se aflojan, pongo fuerza en las piernas para empujar a la criatura mientras me pongo de pie.
    Pongo más fuerza en los pies y salto con toda y la criatura hacia el parqué donde la explosión provocada por el súper arma destruyó el columpio y casi todo el parque en realidad, aterrizamos en medio del agujero con mucha fuerza siento como la potencia con la que el nahual me muerde disminuye, suelto sus muñecas y comienzo a ahorcar su cuello con todas sus fuerzas, después de unos segundos el Nahual deja de morderme, yo presionó con más fuerza, la criatura comienza a asfixiarse, los brazos de mi traje se inflan, mientras sigo apretando con más fuerza hasta que por fin logro destrozarle la garganta al nahual un chorro de sangre sale de la garganta del nahual correando mi traje, colocó mis pies encima del pecho del nahual y con toda mi fuerza le arranco la cabeza y la arrojo hacia un lado.
    Volteo a un lado el resto del grupo sigue luchando, no puedo usar el cañón podría matarlos a todos, solo me queda luchar a golpes.
    Tomo impulso mientras me dirijo hacia el Nahual que tengo más cerca que también quiere roer el cuello de uno de los miembros, rodeo su cuello con mi brazo para apretarlo con mucha fuerza uso la otra mano para agarrar su mandíbula y giro su cabeza retorciéndole el cuello, el Nahual cae muerto.
    -Hugo ayuda a los demás.
    Hugo agarra el rifle y da varios disparos a los Nahuales, recojo una de las espadas del suelo y atravieso a otro nahual en el pecho y luego decapitándolo, no me fijo a quien le ayudo, solo me fijo que lo mate, hay varias explosiones que matan a varios Nahuales más, genial eso reduce el número de enemigos, doy un salto y le entierro la espada en la cabeza a otro Nahual, liberando a Ricky.
    -gracias-
    Le doy la mano para ayudarlo a levantarse, hay más explosiones mientras que Carlos derrota a su propio Nahual destrozando su cabeza, hay más explosiones de Nahuales, por parte de Hugo, , después se escucha un aullido mientras que Teresa la chica Gótica, saca la espada del cuerpo del Nahual.
    Ricky y Hugo continúan matando a los últimos Nahuales que quedan, al final todos se levantan adoloridos del piso.
    -bien me convenciste el traje funciona- dice uno de los reclutas
    -pero aun así dolió-
    Reviso mi traje el líquido azul no está chorreando significa que todavía funciona, pero debemos tener más cuidado, no podrías soportar un segundo ataque así.
    -bien Nahuales derrotados, ya terminó- interviene Jared
    -todavía no aún falta- intervengo.
    Vuelvo a revisar el radar y veo a más objetivo acercándose y desapareciendo mientras se acercan a un punto que está dos cuadras más adelante.
    -bien estamos retrasados- les digo a todos vámos
    Volvemos a entrar en marcha pasamos frente a una mujer que pare4ce asustada al ver como el parqué quedo destruido, por mi cañón que tengo en mi mano de nuevo.
    -¿por qué no nos ve?- preguntó uno de los nuevos
    -no pueden vernos- responde Jared
    Estamos a unos pasos de ese puntos vemos de lado a varios Nahuales pero estos explotan de la misma forma en que explotarían si loes disparamos con nuestras armas, estando a unos pasos alguien grita.
    -¡Avancen!-
    Me detengo en seco al final de la cuadra en la banqueta aparecen unas, comienzo a contarlas once personas, seis hombres cinco mujeres, todos traen trajes idénticos a los nuestros, tres de los hombres llevan los cañones, los demás llevan rifles o pistolas.
    -esos no estaban en la habitación- murmura Hugo
    -¿matones de nuevo como enemigos?-preguntó Carlos
    -no el objetivo eran Nahuales-respondo no entiendo nada que está pasando
    -quizás viene de otra esfera negra- dice la chica Gótica
    En ese momento recuerdo otra vez la plática que tuve con aquel hombre viejo, de que había cientos de esferas esparcidas por todo el mundo, entonces solo hay una forma de saberlo.
    Levanto mi arma y apunto hacia donde viene los nahuales aprieto ambos gatillo y disparo.
    Pasan varios segundos y la enorme explosión que deja un agujero en el suelo destruye a dos nahuales por completo.
    -¿quién disparo?-pregunta uno de los miembros de aquel grupo.
    -¡yo dispare!-grito
    Corremos hacia el otro grupo llegando a su lado.
    El grupo completo se me queda viendo, no solo a mi sino que también a todo el resto del grupo, algunos levantan las armas nosotros también levantamos las armas.
    -¿quiénes son ustedes?-preguntamos yo Carlos y otros dos miembros del otro grupo.
    -cazadores de extraterrestres- responden Jared, Javier, Hugo y otros tres miembros del otro equipo
    -si somos Hexers-
    Ricky da un paso hacia adelante haciendo una pose.
    -¡si somos los Power Rangers Kuxtales!-
    Eso si fue innecesario.
    -¿Kuxtales?-pregunta todo el otro equipo
    -¿Gama que significa esto?-preguntó una de las mujeres
    -que viene de otra esfera- responde uno de los hombres- y que a su esfera le llaman Kuxtal- continúa
    -tal como nos mostraste Gama, hay más esferas aparte de hex
    Volteo a verlos a todos, la mayoría deben tener entre los veinte y los treinta años.
    -¿quien puede llamarse Gama?- pregunta Ricky en tono burlón
    -yo soy Gama- responde uno de ellos.
    Mi mirada se detiene en uno de ellos, de verdad no entiendo que era esa cosa, tenía el traje puesto pero su traje tenía unos enormes brazos mecánicos conectados por cables, iba disfrazado con una máscara de un caballo café con el hocico negro y una línea en su nariz de color blanco, ese dio un paso y se quitó la máscara para revelar a un muchacho de piel un poco clara con una cabello negro y muy esponjado al estilo afro



    Mi condición:

    Kuxtal capítulo 11 Gx5sWs9



    Alianza:

    Kuxtal capítulo 11 EapQLZT


    Mi número:

    Kuxtal capítulo 11 MmrBQ8u
    Gama
    Gama
    Leyenda
    Leyenda

    Kuxtal capítulo 11 Nivel_1Kuxtal capítulo 11 16
    Kuxtal capítulo 11 Izquierda-143 / 10043 / 100Kuxtal capítulo 11 Derecha-1

    Nada

    Nada
    Resistencia
    Mensajes5115 Reputación195
    Dinero29100
    Puntos Gantz0 100 Puntos22 Vida
    Kuxtal capítulo 11 Izquierda-1100 / 100100 / 100Kuxtal capítulo 11 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 11 Izquierda-1950 / 999950 / 999Kuxtal capítulo 11 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 11 Izquierda-10 / 9990 / 999Kuxtal capítulo 11 Derecha-1

    Traje
    Kuxtal capítulo 11 Izquierda-175 / 10075 / 100Kuxtal capítulo 11 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 11 Izquierda-10 / 3000 / 300Kuxtal capítulo 11 Derecha-1

    Vehiculo
    Kuxtal capítulo 11 Izquierda-10 / 1000 / 100Kuxtal capítulo 11 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 11 Izquierda-10 / 5000 / 500Kuxtal capítulo 11 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 11 Izquierda-10 / 9000 / 900Kuxtal capítulo 11 Derecha-1

    Energia
    Kuxtal capítulo 11 Izquierda-1100 / 100100 / 100Kuxtal capítulo 11 Derecha-1
    Kuxtal capítulo 11 Izquierda-1125 / 999125 / 999Kuxtal capítulo 11 Derecha-1
    Activado Nada

    Kuxtal capítulo 11 Empty Re: Kuxtal capítulo 11

    Mensaje  Gama el Lun Mayo 18, 2015 1:02 am

    +10 xD

    Me mato lo ultimo xDDDD me ha gustado bastante diego hehe, esperando el cap que sigue bounce bounce bounce





    Objetivo: Sobrevivir

    Kuxtal capítulo 11 H9WG4rd

    Kuxtal capítulo 11 EapQLZT


      Fecha y hora actual: Mar Ene 21, 2020 11:41 pm