Gantz Club


    Kuxtal capitulo 2

    Leranuth
    Leranuth
    Vampiro Novato
    Vampiro Novato

    Kuxtal capitulo 2 Nivel Kuxtal capitulo 2 Numero
    Kuxtal capitulo 2 Izquierda-10 / 1000 / 100Kuxtal capitulo 2 Derecha-1

    Katana

    Mensajes206 Reputación6
    Dinero114600
    Puntos Gantz0 100 Puntos0 Vida
    Kuxtal capitulo 2 Izquierda-1100 / 100100 / 100Kuxtal capitulo 2 Derecha-1
    Kuxtal capitulo 2 Izquierda-1100 / 999100 / 999Kuxtal capitulo 2 Derecha-1
    Kuxtal capitulo 2 Izquierda-10 / 9990 / 999Kuxtal capitulo 2 Derecha-1

    Traje
    Kuxtal capitulo 2 Izquierda-10 / 1000 / 100Kuxtal capitulo 2 Derecha-1
    Kuxtal capitulo 2 Izquierda-10 / 3000 / 300Kuxtal capitulo 2 Derecha-1

    Vehiculo
    Kuxtal capitulo 2 Izquierda-10 / 1000 / 100Kuxtal capitulo 2 Derecha-1
    Kuxtal capitulo 2 Izquierda-10 / 5000 / 500Kuxtal capitulo 2 Derecha-1
    Kuxtal capitulo 2 Izquierda-10 / 9000 / 900Kuxtal capitulo 2 Derecha-1

    Energia
    Kuxtal capitulo 2 Izquierda-1100 / 100100 / 100Kuxtal capitulo 2 Derecha-1
    Kuxtal capitulo 2 Izquierda-1300 / 999300 / 999Kuxtal capitulo 2 Derecha-1
    Nada Bolsa de Sangre

    Kuxtal capitulo 2 Empty Kuxtal capitulo 2

    Mensaje  Leranuth el Vie Abr 03, 2015 11:16 pm

    Opening


    Capítulo 2 Alien Chupa cabras
    Despierto con la canción de   Fiesta Pagana del grupo Mago de Oz como tono de alarma en mi celular,  abro los ojos mientras comienzo  a mover cada parte de mi cuerpo para estirarme bien poco a poco, me duele todo, me sigo estirando mientras bostezo, los huesos de los brazos y de espalda me truenan mientras me levanto de la cama y comienzo a tenderla seguido abro la ventana  y la cortina de mi habitación, un cuarto muy pequeño con paredes lisas de color blanco, el único objeto en la pared es un cuadro de unos caballos, uno negro y uno amarillo corriendo de noche por el bosque,  regalo de mi abuelo, cuando tenía doce años, desde entonces lo tengo, bostezo estoy adormitado de verdad y lo que más quiero es volver a la cama  salgo a la cocina y preparo dos huevos estrellados, y una tasa de avena hervida en agua, luego subo a darme el baño  agarro de la silla de mi escritorio donde tengo lista  la ropa de vestir que necesito para ir al trabajo, el pantalón de color negro y la camisa de manga larga y cuello de color morado, gracias a Dios que no necesito usar corbata.
    Agarro la carpeta y meto en la maleta deportiva con ropa de entrenamiento deportivo, me cepillo los dientes y me peino, me veo al espejo para ver a un hombre joven moreno, cuya medio redonda y lisa, tenía  algunos puntos negros en la nariz lo cuales no he molestado en hacer algo para quitármelos, intento peinarme lo mejor que puedo, el resultado  un peinado con melena  corta en la parte de atrás y un copete no muy grande en la parte de enfrente.
    Me dirijo hacia la salida del departamento donde vivo, peor antes de salir  agarro los contendedores de comida para todo el día agarro las llaves y me voy, Josué y  Verónica, las personas con quien vivo todavía deben estar dormidos, Verónica trabaja  como cajera rolando turnos en una tienda mayorista y Josué  trabaja de guardia se seguridad por la noche, así que no hay problemas de a qué hora salga de la casa.
    Bajo del edificio del quinto piso al estacionamiento, y de ahí a la entrada del conjunto habitacional, para esperar el autobús, de ese autobús tomar el trolebús que me deja a dos cuadras del trabajo.
    Tardo casi una hora en llegar, llegó a trabajar cuarenta minutos antes de la hora de entrada dejó la maleta con la ropa deportiva en los casilleros, pongo el candando y la cierro, con excepción de la carpeta con hojas y cuadernos, ese era mi trabajo llevo cerca de cinco años, es una empresa de ventas por teléfonos a clientes de diferente tarjetas de crédito, cada mes cambiamos de producto y cada año más o menos cambiamos de banco y aunque soy supervisor de uno de los grupos, también tengo que hacer ventas, solo trabajo seis horas al día mi pago es de cinco mil pesos gracias a las ventas que realizo y a mi cargo, no es el mejor trabajo del mundo pero la verdad  disfruto estar ene se sitio, superviso a veinte personas sus ventas y eso, eso último no es mi agrado ya que es la razón por la cual quince de las veinte personas me odian.
    Por fin comienza la jornada y con ellas las ventas, el lugar es muy relajado, en algunas, todos son libres de permanecer sentados o de pie, de escribir o de hacer dibujos mientras trabajan, algunos hasta consumen “dulces”.
    Comienza a llover lo cual no es normal para la época del año en la que estamos, en Febrero, al lado de mi computadora todavía hay un letrero de navidad, si lo quitó el líder del otro equipo se molestará. En serio como es posible que el sea tan infantil.
    Una vez llegada la hora de salida, voy a comedor a calentar la comida que traigo, la consumo y me retiro, con el resto de mis cosas, todavía llueve, parece que lloverá el resto del día debido al frente frío número equis.
    Tomo de nuevo otro transporte hasta llegar al gimnasio de boxeo, me cambio la ropa que traigo, y me cambio por un short azul y una camisa sin mangas ajustada que muestra los pocos músculos que tengo en los brazos y en el pecho y comienzo a entrenar, no hay mucha gente, claro al ser viernes mucha gente no asiste a entrenar por ir a la fiesta o al antro, estiro todo el cuerpo, comienzo a entrenar levantando la barra con veinte kilogramos de cada lado, después el mismo ejercicio  pero con las mancuernas , lagartijas con peso incluido, un disco de cinco kilogramos,  fondos en las barras paralelas con peso incluido claro que no es mucho peso, una mancuerna de cinco kilogramos  que sostengo con los pies, ejercicios para el tríceps abdominales y al final ponerme a golpear la pera durante varios minutos entre otros ejercicios.
    Volver a la casa, pasadas las siete de la tarde lavar los trastes, preparar la comida del día siguiente junto con la ropa que usaré y esa es mi rutina de casi a diario.
    Si a veces se vuelve tediosa por lo general me acostumbro a esas cosas al poco tiempo por desgracia al poco tiempo me harto como  es que he durado cinco años ahí no lo se, después de lavar los trastes y de preparar mi ropa escuchó un sonido, parece el sonido de cuando se descompone el altavoz, es muy molesto, cada vez se escucha más y más fuerte, en ese momento es cuando veo mis piernas  estás comienzan a desaparecer, y toda mi habitación también desaparece y aparece en su lugar una habitación de paredes blancas con una esfera negra en medio, era la misma esfera que en aquella ocasión, parpadeo un poco de verdad no puede ser, entonces no fue un mal sueño, me pellizco el brazo derecho me duele  entonces no fue un sueño, fue algo real, lo que pasó en el parqué fue real.
    Entonces Isabel ya debe estar ahí, volteo a todos lados ella no está, de hecho estoy solo, ella quizás llegaría en cualquier momento, intento recordar, si habían pasado dos semanas no de hecho casi tres semanas desde que estuve ahí,  en ese momento se encienden una luces que vienen de la esfera me aparto de enfrente de la esfera mientras comienza a materializarse otra persona, esperando a Isabel aparece un hombre moreno bastante obeso sus ropas están sucias de cemento y de Resistol debe ser un albañil debe tener cuarenta años al menos.
    Este se tambalea un poco en la mano tiene una botella de vidrio debe ser cerveza, el hombre sin darle importancia a lo que le pasó o a donde llegó toma un trago y se tambalea hacia atrás, cayéndose en el piso, camino hacia él y comienzo a arrástralo, ni sé por qué lo hago.
    -imbécil no te pedí tu ayuda- me responde
    -bueno… no le estoy ayudando le digo jalando con fuerza mientras lo hago a un lado de un tirón que lo vuelve a tirar al suelo
    -lo quitó de la entrada-
    -¿Qué entrada?-voltea a un lado y se da cuenta de que está en la habitación-donde chingados me metiste cabrón-
    -yo no lo metí en ningún lado fue usted con esos tragos quien se metió aquí- le respondo levantando la voz aunque seguro que ni me oye.
    -usted se murió y está esfera lo trajo a la vida otra vez.
    En ese momento aparece otra persona que va apareciendo poco a poco está vez se trata de una mujer vestida de ejecutiva, es una mujer de cabello café y anteojos, la mujer ve hacia todos lados antes de que comience a hablar con ella esta se pone a llorar a lágrima viva.
    -Ruth… no…hermanita…
    Me adelanto pero antes de que diga algo, del pasillo que lleva a la salida llegan una mujer levemente más joven que la que acaba de llegar pero bastante más obesa seguida de un chico güero de cabello rubio bastante joven, todavía un niño y detrás de el una mujer ya bastante mayor y excesivamente delgada ahora somos un total de seis
    -llegaron más personas- susurra el chico, si esto sigue así nos quedaremos sin espacio, si no logramos salir-
    -¿salir?-preguntó
    -si las puertas y las ventanas no se abren- responde la anciana- La única puerta abierta es esa peor no hay nada-
    Me asomo a la puerta  ni la había visto la última vez, en la habitación hay tres puertas sin contar la de entrada, en aquella habitación están las luces apagadas dentro hay alguien un hombre que debe ser poco mayor que yo, si mi cuenta no me falla debemos ser siete personas, pero cuantas faltaran, que debo hacer como decirles a todos lo que va a ocurrir.
    -podrías venir-le digo
    El hombre se levanta mientras me doy la espalda  para ir hacia el centro de la esfera, Isabel aún no llega, el hombre sale es un hombre  de cabello castaño vestido con uniforme de mecánico  la diferencia, pero bastante bien arreglado y rasurado teniendo el bigote bien cuidado  se nota que tiene el cuerpo bien cuidado, en ese momento Isabel se materializa en la habitación.
    Quizás ya estamos todos somos ocho aunque la última vez éramos doce, entonces faltaban cuatro más por llegar.
    -muy bien todos, llegamos aquí porqué estamos muertos, y está máquina- señalo la esfera- nos revivió y para pagarle nos mandara a una batalla contra extraterrestres, para eso nos dan unos trajes y unas armas especiales…
    Antes de terminar aparece Isabel ya con el traje negro puesto.
    -vaya ahora viene una motociclista muy ruda.
    -Bien  escuchen todos en minutos vamos a ir una batalla en la que lucharemos contra extraterrestres usando unos trajes como el que traigo puesto- se señala así misma con el traje que lleva.
    -estás loca- dice casi a gritos el borracho que siguen en el piso.
    En ese momento comienza a sonar la canción del cielito lindo una vez más por la esfera, mientras que en la pantalla aparece el texto en letras verdes, me aparto un poco para que todos puedan ver.

    A v3r Idiot4as SuS Vid4S h4n acav4d0
    Y0 l3s di uNa vid4   nu3v4
    C0m0 p4s4r4n sUs nu3v4s vid4s d3p3pnd3 d3 mi
    Es4 es la t30ria 4l m3nos

    -Genial yo escribo así- dice el niño  viendo de manera muy alegre la pantalla, quizás crea que es una broma.
    D3BV3N  ELIMIN4R A 3STE SUJ3t0

    Aparece la imagen o más bien la caricatura de una criatura de cabeza alargada por el cráneo, su cabeza es verde y sus ojos son ovalados y rojos
    AlIEN Chup4c4br4s
    C4r4cteristic4as
    F30
    Fu3rt3
    F3r0z
    Frase f4v0rit4
    No ti3n3
    L3 Gust4
    L4 c4rn3

    En ese momento se abren las puertas  de la esfera se abren una vez más mostrando los compartimientos donde están colocadas las armas y en la parte de atrás estaban los trajes, camino por la habitación hacia la parte detrás y agarro los maletines mientras leo los nombres de cada quien y se los paso uno por uno, al final solo queda uno el mío abro el maletín ahí está la tela negra que hay dentro, podría cambiarme ahí pero hay mujeres así que camino hacia el cuarto oscuro, una vez ahí me quitó la camisa de vestir color morada seguido de la playera sin mangas, en ese momento entra el chico rubio también ilusionado, seguido del mecánico, también puedo ver  a la anciana entrando al pasillo de al lado.
    -¿bien cómo me pongo esto?-
    -quítate toda la ropa y póntelo la tela es súper elástica creo… o al menos eso me dijo Isabel…- le respondo mientras me quito los pantalones y la ropa interior, quedando desnudo.
    -ok pero... me da pena
    -tranquilo somos hombres, no tienes nada que no hayamos visto… responde el mecánico  llevando si traje quitándose el uniforme de mecánico-…¿Qué edad tienes?-
    -doce años- responde
    -entiendo la pubertad…
    Agarro lo que parecen ser los pantalones del traje meto las piernas dentro y estiro el traje hasta donde me queda, después agarro la camisa del traje y comienzo a vestirme, el mecánico que se llama Carlos también ya comienza a vestirse poniéndose primero la camisa y el chico que se llama Ricky, eso dice la maleta con su traje al menos, se cambia dándonos la espalda.
    Salimos del cuarto ya con los trajes puestos, el borracho está quejándose de no tener más licor que beber.
    -ahora las armas, en ese momento se escucha un ruido, el borracho comienza desparecer como la otra vez, junto con la anciana,  me doy prisa a pasos agigantados recorro la habitación hasta donde está la esfera, el hombre termina su transferencia,  mientras que la ejecutiva comienza a ser transferida, agarro dos rifles  y volteó mirando a Carlo.
    -toma estos-
    Le lanzó los rifles al mecánico este se inclinó hacia adelante para poder agarrarlos a tiempo antes de comenzar a desparecer, Isabel también agarra varios rifles y se los pasa a la anciana, después  agarra unas cuatro katanas  mientras que ambas comienzan a ser transferidas,  agarro  unas tres pistolas mientras que para mí todo comienza a desaparecer, la transferencia comienza  ahora aparezco frente a unos árboles, está muy oscuro, se me caen  las pistolas al suelo me agacho para recogerlas mientras que la ejecutiva aparece después de Carlos y al final aparece Ricky.
    -bien esto tiene un límite de tiempo así que empecemos- dice Isabel sacando un pequeño aparato de su traje.
    Veo  los trajes  está todo oscuro pero en los trajes hay unos bulbos de color azul por todo el traje, los bulbos parecen brillar un poco en la oscuridad, ni me había fijado.
    -¿Dónde estamos?-pregunta  Ricky
    Volteo a ver  alrededor hay muchos árboles que nos rodean pero a los lejos se puede ver una barranca completamente verde, definitivamente no estamos en el distrito federal, camino hacia la pradera, y veo a los lejos,  y al cielo negro,  está todo oscuro solo las luces de nuestros trajes nos alumbran.
    Veo a lo lejos y veo unas luces de unos edificios departamentales,  luego volteo a los lejos se ve una casa con una cerca y movimiento de animales, se dónde estamos.
    -estamos en Tarango, en el distrito Federal-
    -¿Cómo lo sabes?-pregunta Ricky
    -tengo familiares por aquí- respondo
    -si ya terminaron señoritas tenemos trabajo- nos interrumpe Isabel
    -Era verdad ahora nos tocaba dispararles a esos extraterrestres, es ahí cuando comenzamos a repartirnos lar armas, Isabel termina con un rifle y con una katana, Ricky termina con una pistola al igual que la anciana, Carlos tiene otro rifle, y al final yo tengo una pistola.
    -bien apresurémonos- ordena Isabel
    Nos damos la vuelta y comenzamos a caminar, aún con las luces de nuestros trajes es difícil ver, está muy oscuro.
    -¡bien donde está el alíen?-pregunta Carlos-comienzo a creer que es una broma-
    -te aseguro que no lo es- respondo.
    En ese momento se escucha un ruido medio raro enfrente de nosotros aparece una criatura de unos veinte centímetros de alto y medio metro de largo, idéntica a la criatura de la imagen, pero no podemos ver el color e sus ojos debido a la oscuridad.
    -¿ese es el chupa cabras?-pregunta Ricky
    -No se confíen- interviene Isabel apuntándole con el rifle.
    -por favor solo es un bichejo he visto animales más aterradores en casa de mis primos- responde con una sonrisa irónica acercándose al chupa cabras.
    -bueno si no lo tomas en cuentas entonces acaba con él, solo dispara los dos gatillos al mismo tiempo y listo- le dice Isabel.
    Ricky examina el arma  y ve los dos gatillos en la funda, desvía su mirada hacia el pequeño chupa cabras y camina hacia el hasta queda a un paso de distancia la criatura levanta la mirada, Ricky le apunta y jala de los dos gatillos sale las luces del arma, pero la criatura salta en el último segundo, saco mi pistola para apuntarle.
    -no es necesario- me detiene Isabel.
    La criatura salta de un lado a otro como si fuera una ranita mientras que Ricky le dispara una y otra vez, hay pequeñas explosiones por todo el lugar, hasta que  una de las explosiones  termina lastimando las piernas de la chupa cabras tirándolo al piso dejándolo sin moverse, Ricky se acerca más a él y le dispara haciéndole explotar todo el cuerpo segundos después.
    -esto es fácil es como jugar un video juego- dice lleno de satisfacción
    En ese momento se escucha un gritó horrible todos volteamos a ver a la mujer  gorda  teniendo  doce chupa cabras en el cuerpo mientras intenta levantarse en vano la están mordiendo y arañando provocándole fuertes heridas sangrantes.
    Levanto la pistola, junto con todos los demás aprieto los gatillos mientras apunto  a la cabeza donde la mujer tiene a una chupa cabras  encima enterrando sus garras, los destellos de luz brillan en la oscuridad mientras que las criaturas siguen  mordiendo cruelmente antes de explotar, disparo por segunda vez y por tercera, hay dos explosiones más.
    Una vez que esas  cosas estuvieron muertas, todos corrieron hacia al mujer, se agacharon sobre ella, las mordidas de los chupa cabras la habían lastimado demasiado, sangraba a chorros, la anciana  intentaba tapar las heridas con su manos pero no funcionó el charco de sangre se extendió tan rápido, ya media más de un metro de largo y treinta centímetros de ancho
    -¿Aún crees que son inofensivos?-
    -nadie pensaría que de verdad existen-
    Veo a la mujer como sus ojos se cierran lentamente antes de dar su último respiro.
    Ricky comienza a respirar profundamente, de verdad está muy impactado
    -¿aún crees que es un video juego?-pregunta Isabel de manera un poco cruel, antes de volver a ver su radar- bien estamos retrasado aún…
    Se cayó y volteo hacia un lado sin avisar, apuntó con el arma y disparo a la nada, a continuación cae desde el cielo una chupa cabras más grande que los anteriores este  debe tener unos cuatro metros de largo y unos dos metro de alto, estando en cuatro patas.
    -mierda apareció muy rápido- mascullo Isabel

    ”Dulces” hago mención de que consumen drogas


    Ending
    Gama
    Gama
    Leyenda
    Leyenda

    Kuxtal capitulo 2 Nivel_1Kuxtal capitulo 2 16
    Kuxtal capitulo 2 Izquierda-143 / 10043 / 100Kuxtal capitulo 2 Derecha-1

    Nada

    Nada
    Resistencia
    Mensajes5115 Reputación195
    Dinero29100
    Puntos Gantz0 100 Puntos22 Vida
    Kuxtal capitulo 2 Izquierda-1100 / 100100 / 100Kuxtal capitulo 2 Derecha-1
    Kuxtal capitulo 2 Izquierda-1950 / 999950 / 999Kuxtal capitulo 2 Derecha-1
    Kuxtal capitulo 2 Izquierda-10 / 9990 / 999Kuxtal capitulo 2 Derecha-1

    Traje
    Kuxtal capitulo 2 Izquierda-175 / 10075 / 100Kuxtal capitulo 2 Derecha-1
    Kuxtal capitulo 2 Izquierda-10 / 3000 / 300Kuxtal capitulo 2 Derecha-1

    Vehiculo
    Kuxtal capitulo 2 Izquierda-10 / 1000 / 100Kuxtal capitulo 2 Derecha-1
    Kuxtal capitulo 2 Izquierda-10 / 5000 / 500Kuxtal capitulo 2 Derecha-1
    Kuxtal capitulo 2 Izquierda-10 / 9000 / 900Kuxtal capitulo 2 Derecha-1

    Energia
    Kuxtal capitulo 2 Izquierda-1100 / 100100 / 100Kuxtal capitulo 2 Derecha-1
    Kuxtal capitulo 2 Izquierda-1125 / 999125 / 999Kuxtal capitulo 2 Derecha-1
    Activado Nada

    Kuxtal capitulo 2 Empty Re: Kuxtal capitulo 2

    Mensaje  Gama el Sáb Abr 04, 2015 1:34 am

    +1 ricky es un puberto moxo debe morir D=< xD





    Objetivo: Sobrevivir

    Kuxtal capitulo 2 H9WG4rd

    Kuxtal capitulo 2 EapQLZT


      Fecha y hora actual: Mar Ene 21, 2020 10:35 pm