Gantz Club


    Avatar la leyenda de Burai cap 9

    Comparte
    avatar
    Diogo Rangel
    Experimentado
    Experimentado


    42 / 10042 / 100

    X-Rifle

    Nada
    Nada
    Mensajes1574 Reputación77
    Dinero98050
    Puntos Gantz0 100 Puntos4 Vida
    100 / 100100 / 100
    0 / 9990 / 999
    0 / 9990 / 999

    Traje
    100 / 100100 / 100
    0 / 3000 / 300

    Vehiculo
    0 / 1000 / 100
    0 / 5000 / 500
    0 / 9000 / 900

    Energia
    100 / 100100 / 100
    0 / 9990 / 999
    Radar Nada

    Avatar la leyenda de Burai cap 9

    Mensaje  Diogo Rangel el Mar Feb 17, 2015 1:12 am

    Capítulo 9-1 El destierro
    Burai y otro de sus compañeros  daban una  serie de pasos al mismo tiempo que estiraban los brazos y piernas en diferente posiciones, al mismo tiempo era parte de una danza una kata del fuego control conocida como la danza del dragón,  la danza  hacía que los dos miembros  hicieran un círculo y luego volvieran y terminaran  chocando lo puños de uno con el otro.
    Los otros  compañeros  aplaudieron cuando los dos chicos, Burai y Seiya chocaron lo puños, no siempre la sincronización era completa, algunos chicos no coincidían con otros, de todo el grupo solo Seiya podía sincronizar con todo el grupo, Burai podía sincronizar con casi la mitad, aunque solo Seiya  sobresalía mucho, la mitad  sincronizaba con al menos entre  quince y veinte chicos, la otra mitad sincronizaba entre diez y quince, eso hacía que los instructores se pusieran muy satisfechos, ese era uno de los muchos ejercicios que habían llevado a cabo desde que habían empezado el entrenamiento de la iniciación, también habían hecho la danza usando fuego control sin lastimar al compañero, los chicos ya habían visto las llamas verdes  de Burai, algunos se impresionaron pero los instructores no mucho, le habían explicado que el color de las llamas de diferentes colores eran el sentido y el rumbo que le dabas a la vida del fuego en tu interior, aunque no siempre era así, las llamas azules simbolizaban potencia obtenida por nacimiento, el fuego rosa es el poder del fuego obtenido al defender a un enemigo, el fuego morado es el poder del fuego obtenido al ser descendiente de un maestro agua y un maestro fuego y al obtener la sabiduría y el corazón de los auténticos maestros agua, el fuego café era parecido pero siendo descendiente de un maestro tierra y un maestro fuego al comprender  todo el poder de la tierra, el fuego verde era el poder del fuego  obtenido al comprender el significado de la vida al proteger desinteresadamente al prójimo, y el fuego blanco era el poder del fuego obtenido al conectarse espiritualmente al mundo.
    Otros  dos chicos pasaron al frente a hacer la kata con fuego, cuando terminaron, el mayor de los instructores los llamo a todos para que se reunieran al frente.
    -estoy impresionado de cómo todos han avanzado en estos tres meses este año han sido el grupo que más ha avanzado en su iniciación ahora que su enseñanza  ha terminado están listos para ser juzgados ante los maestros del fuego y si pasan la prueba habrán terminado su iniciación y serán reconocidos como ciudadanos de nuestra comunidad y si así lo desean ya podrán elegir  entrar al ejército para ser guerreros del sol, la iniciación será el día de pasado mañana, así que aprovechen estos día para practicar y meditar, eso es todo-lo decía con seriedad como intentando fingir  su orgullo y satisfacción-eso es todo pueden retirarse-
    Los chicos comenzaron a  retirarse mientras hablaban con sus compañeros, la mayoría ansiosos porque llegará el día de pasado mañana para terminar con la iniciación.
    -sabes mi papá me  hablo que el terminó su iniciación en un año cuando se entere de que la terminé en tres meses harán un banquete en mi honor-
    -hubo algunos día en los que pensé que nunca cargaría esa bola  yo solo-
    -las primeras veces casi me caigo en ese último paso de la danza.
    Todos se dirigían hacia las cocinas para comer, cuando llegaron vieron a otro de los grupos, la mayoría incluyendo a los grupos de las chicas, los miraban con admiración  algunos otros con envidia, cuando Burai se sentó en la mesa, casi siempre era la misma, tres meses y todavía no simpatizaba mucho con los compañeros, siempre saludaba  intentando ser amable, a Burai le costaba siempre llegar a nuevas escuelas y juntarse con la gente, aun que la mayoría o si no todos ya habían adivinado que era un extranjero, no parecían estar muy interesados en el, con excepción de Seiya que le  encontraba fascinación a todo.
    -sabes por lo general a los extranjeros les toma año y medio terminar su iniciación-le dijo muy entusiasmado, Burai debía admitirlo ese chico era positivismo o quizás estaba algo afectado del cerebro,  pero que importaba  todos se divertían con él incluso se reían de sus malos chistes, bueno casi todos menos a Luten aquel chico malhumorado que  había provocado que los castigaran el primer día, había progresado mucho en el equilibrio en las katas fue de los últimos en sincronizar, consiguió sincronizar solo con diez pero en lo personal eran los demás quienes  se adelantaban o se atrasaban en sus movimiento y sincroni9zaban con él.
    -yo también tengo curiosidad, de donde eres- preguntó otro de los chicos.
    Burai, no sabía que contestar, todavía  no les había dicho que era el avatar, se le había pasado casi por completo, bueno en parte pero como decirlo, debía ser sincero, esa gente lo había recibido casi de brazos abiertos, pero quizá no sería buena idea  exponerse  antes de tiempo.
    .vengo de Wua…
    -¿perdón?-
    -el pueblo de Wuhan del reino tierra del centro-
    -sabes mi papá dice que cuando alguien  esta callado y cuando habla,  habla mal es porqué esconde algo-respondió Seiya- a ver dinos hay algo que no quieres que sepamos cierto.
    -ah no… nada-yo debo…-necesitaba una excusa- recordé que  tengo trabajo extra que hacer con los pescadores-
    Burai terminó de comer lo más rápido que pudo y salió corriendo del comedor-
    Desde que había llegado le habían dicho que necesitaba ayudar en alguna d e las labores de la ciudad, ya sea en la pesca o en el campo, gracias  a su vida en un granja  s ele dio fácil el trabajo en los cultivos y en el ganado, pero ese día  era su día libre  tal vez podía irse a practicar tierra control, durante el poco tiempo libre que tenía ya que  trabajaba  cuatro horas casi  a diario quedándole  dos horas a diario para practicar tierra control en alguna de las cuevas solitarias o en el exterior  Burai no tenía preferencias de donde practicar,  mientras los chicos se divertían o luchaban entre ellos  con fuego control,  o incluso ver a sus padres y hablar con ellos por escasos minutos, su familia, con tantas cosas que hacer Burai casi no pensaba en su familia, pero  una vez cada dos semanas, pensaba en que les había pasado, había tomado la decisión correcta  en ir con los guerreros del sol y dejar a los resurgistas, los estarían torturando, lo estarían buscando, como había llegado Argus a la cueva donde estaban, seguramente el animal,  olio a Burai y lo siguió, estaban de verdad los resurgistas del lado de Burai entonces porqué los atacaron, los igualitarios ya habían identificado su nombre, o el jefe Rito ya había levantado las denuncias y por ese medio ese soldado sea quien sea ya sabía que era el avatar, que había pasado con Rin sería prisionera todavía, ya habían encontrado a Chen-ho y la rebelión que estaba haciendo.
    Burai comenzó a practicar, al pie de la montaña del otro lado de la isla, se puso en posición y comenzó a dar  patadas y saltos para lanzar  tierra control con los pies, después de unos minutos se puso a dar  golpes al aire  par alanzar  rocas, seguido de  movimientos  de extensiones de sus brazos y piernas para hacer salir, plataformas pilares y paredes de tierra para finalizar sacó algunos clavos que había recogido y comenzó a practicar su puntería con metal control, , una leve brisa le dio en la espalda haciéndole sentir  un escalofrío recorrió su cuerpo, pese que se había acostumbrado a tener  el setenta por ciento de torso desnudo aún sentía las brisas  algo incómodo cuando soplaba el viento así,  sabía que dentro de poco acabaría el verano, se había ido de la casa en media primavera.
    Antes de volver al dormitorio fue a alimentar a Argus que lo tenía en un corral que le había hecho con  bambús y tierra control eran bastante  amplio como para que el animal pudiera caminar y correr un poco, el animal le agradeció la comida lamiéndole la cara con cariño, el chico lo hizo a un lado para comenzar a limpiar el corral.
    -sabes Argus- decía mientras barría la suciedad-se que te lo he dicho hasta el cansancio, pero creo que Tenoch y su padre me han dejado aquí, no porqué quieran pero presiento que nunc los volveré a ver-
    El animal se lanzó sobre él, para lamerlo, en serio necesitaba entrenarlo mejor, sin saber cómo  forcejeo para  quitárselo de encima y volver a limpiar, al terminar salió corriendo para llegar a la cena  comer algo e irse a dormir.

    Una de las últimas tardes del verano se había estropeado por completo debido a  una fuerte lluvia que se convirtió en tormenta, la gente que caminaba por la calle comenzaba a correr a cubrirse  al techo más próximo, o abrieron sus paraguas  y siguieron caminando, por la calle, Nadira que caminaba por la ciudad apresuró el paso hasta llegar a una tienda de antigüedades ubicada en la esquina de la calle no muy lejos de donde había escapado el avatar, la chica entro en la tienda donde solo curioseaban algunas personas que no parecían estar dispuestos a comprar algo solo estaban perdiendo el tiempo, la mujer se acercó al cajero un hombre que se acercaba a los sesenta años que estaba de pie con una cara de aburrimiento y de enojo, la mujer intentando no ver a la gente que estaba le dijo al señor algo que sonó a-
    -soy  familiar de la tortuga meda permiso-
    El hombre no dijo nada, solo presionó un botón que estaba justo debajo de su caja registradora para que se abriera el seguro electrónico de la puerta, la mujer pasó ya sin decir nada a la tras tienda, que e
    En verdad era otro cuarto lleno de cajas y cajas y del otro lado habían unas escaleras de caracol que servían para subir al piso superior, al muer  atravesó al habitación esquivando cajas y subió por las escaleras para subir a la habitación donde  normalmente  dormía el viejo, pero Kameo la esperaba sentado cruzado de brazos en el escritorio.
    -espero que de verdad haya un motivo para que te ve aquí y no en tu cuarto secreto- le dijo Nadira poniéndose impotente frente al comandante, mientras agarraba la otra silla y la ponía del otro lado del escritorio.
    -¿bonita tare cierto?- preguntó el hombre con un tonó que hacía pensar en que estaba fingiendo ser cortes.
    -dejemos la farsa y vayamos al grano- el comandante levanto las manos  hacia arriba como diciendo que quieres saber.
    -¿Dónde con seguiste el cadáver del avatar Korra?-
    -no te lo puedo decir-
    -A ver…- la mujer se puso de pie con cierta brusquedad recargando sus manos en el escritorio.
    -con una  sola llamada te pueden  ejecutar por traición, ahora dime de donde sacaste el cadáver del avatar-
    -lo he tenido desde hace veinticinco años conservado,  tuve muchos problemas para conseguirlo…-
    Nadira puso una cara sorprendida cuando Kameo le dijo la forma en que consiguió el cuerpo, debía admitirlo si necesitaba darle un buen premio a su tarea.
    -segunda pregunta ¿Cómo supiste que ese niño Burai Ishii es el avatar?-
    -Cuando reclutamos a los atletas de los juegos  llevamos a algunos a mostrar su8 sangre fría, entonces  le iban a disparar uno, el chico enfureció demasiado de tal manera que tuvo la suficiente fuerza como para derribar la pared, lo perseguí a el y a otro dos,  pero el chico durante la pelea no se dio cuenta de que lanzó fuego control, me ataco un animal, y cuando   regrese  revisé los videos, porqué sabía que era maestro tierra y vi que era maestro fuego, entonces  vi que le brillaron los ojos fue ahí cuando lo supe.
    -¿y cómo llego a ser prisionero?
    Kameo dio un respiro.
    -una semana antes  en una escuela primaria unos bravucones fastidiaron a unos niños, ya sabes el típico acosos escolar,  entonces  llegaron al punto de provocar a uno de los chicos que terminó lanzando fuego control, los padres de lso bravucones terminaron por llamar a la policía quienes los arrestaron a la mitad del salón entonces la madre del  niño que hizo fuego control  hizo un trato con la policía local, si les llevaba a un maestro al día por un mes liberarían al niño y así es como lo arrestaron-
    -¿Cómo averiguaste su nombre?-
    - identifique de donde venía el chico,  escuche algo similar  de unos  hombres quedamos por un maestro tierra, fui a la base de la división de aduanas de la ruta ciento nueve para continuar  la investigación, los maté….
    -un segundo,  ¿fuiste quién mató a los oficiales de la ruta cinto cinco?-
    -sí, pero permíteme terminar, unos días después  la división de anti narcóticos revisó las provincias de Wuhan y toda la población fue inspeccionada, menos ese chico,  la familia excuso que el chico escapó por un problema  personal,  entonces cuando el chico,  regresó terminó peleando contra el jefe de policía local, y lo comenzaron a buscar ahí tuve su nombre.
    -¿y la familia?-
    - está desaparecida,  moví a unos contactos paras que  los buscaran como víctimas de secuestro-
    -¿Por qué no lo has delatado?- preguntó de manera más ansiosa que la preguntas anteriores, definitivamente quería llegar a ese punto.
    - por dos razones si lo hago le pondrán precio a él y a su familia, la rebelión, los resurgistas la nación el fuego etcétera, etcétera  incluyendo a los ciudadanos no maestros, lo usarán como bandera y como símbolo para derrocar al gobierno, y si la situación llega al límite el presidente  usará al pacificador-
    -sabes primero fue eso luego fue el pacificador es así como lo llamas, a lo que tú y tu querido medio hermano lo llaman-
    Kameo respiró sacó de uno de los cajones un pliego  blanco  y lo desenrollo  por todo el escritorio, el pliego contenía hojas de papel dobladas a la cuarta parte, añadidas al pliego la mujer los fue  desdoblando para ver ecuaciones matemáticas,  fórmulas químicas y otras cosas, pero en la hoja del centro estaba  el plano en pequeño de una figura alargada con una cabeza  triangular de punta ovalada y una cola con alas.
    -esto que ves aquí es el pacificador, un dispositivo de compresión de plutonio, que activará  una poderosa bomba de quince kilo toneladas, el presidente la usará para que caiga sobre el avatar y de cualquiera que esté a su alrededor  sea aliado o enemigo, y si se utiliza afectaría el ecosistema que los grupos ambientalistas han logrado proteger probablemente maté a cientos de animales y vegetales la explosión podría ser tan fuerte que terminaría dejando esa zona des fértil y contaminada por cientos de años incluso si llegara a fallar el planeta podría volverse geológicamente inestable, provocando que una guerra civil que intentará derrocar al gobierno ecualista y eso no lo podemos permitir-
    -¿Cómo una bomba puede  provocar eso?- ahora preguntaba incrédula mientras revisaba las especificaciones de la bomba.
    -no será una serán varias, seguramente sabes de la próxima invasión a la nación del fuego, ya sabes la que tendrá lugar dentro de poco-
    -si lo se será tu batallón los desafortunados novatos que serán enviados a la batalla, adivinare- se puso los dedos en la cabeza  como si fingiera ser una adivina  concentrándose- si falla usaran una bomba similar-
    -exacto, por desgracia la orden no es solo apoderarnos de una simple islita es plan es tomar el palacio real, y si fallamos la detonarán, es  imposible hablar con el presidente ya que, no está en su poder el plan de la bomba lleva cuarenta años de existir y la bomba lleva veinte años construida, incluso si el presidente ordenara que la bomba fuera eliminada, eso no pasará porqué hay gente muy  por arriba, que  de verdad está  interesada en detonar esa bomba, nadie ni nada  puede detenerlos, podríamos poner a todo el ejército y a la policía en su contra no funcionará, incluso el avatar  podría matarlos, tampoco funcionará el plan no se puede detener –
    -¿pues quiénes son esas personas que ni muertas pueden ser detenidas?-
    El comandante se acercó a Nadie y sus labios se movieron articulando perfectamente las palabras.
    -¿Quién?-
    -no lo sé con exactitud, en fin esa es la primera razón  ahora la segunda, Burai Ishii tiene dieciséis años y avatar Korra murió hace veinticinco, eso me hace pensar que no es el avatar, pero domina dos elementos lo cual es insólito, lo que me lleva a una teoría espero de verdad equivocarme- se puso de pie para dar unos pasos- será mejor que  me vaya a la base los chicos  saldrán en unos días a la batalla, está noche  tendremos un breve celebración y algunos irán a sus hogares a ver a sus familias-

    La celebración de los soldados, no fu algo muy alegre para el comandante, muchos chicos e estaban entusiasmados por ir a la batalla, a matar a los maestros, maestros a los que sus padres, les enseñaron a odiar, la fiesta de verdad tétrica que no les dejo refrescos ni frituras ni pastel para no engordar a los soldados, solo algo de licor no muy fuerte, ese día  más temprano algunos de los cadetes fueron a ver a sus familias, algunos usaron el camión otro usaron los trenes, otros  se limitaron a mandarles  cartas a sus familias,  los soldados  mayores y de mayor rango que vivían por la zona fueron a la fiesta  con sus esposas, a bailar, algunos que vivían cerca pasaron una  noche con ellas.
    Gavin escribía la carta a sus tutores legales su padres habían muerto hace años, realmente sus tutores nunca l e habían enseñado a odiar a los maestros, sin embargo…
    -¿no fuiste con tu familia Gavin?-le preguntó Ken cuando salió de la base a primera hora de la mañana mientras Gavin comenzaba escribir recargado en la mesa del comedor
    -no tengo familia en cuatro estados a la redonda, así que de nada servirá salir de la base- respondió dejando el bolígrafo a un lado.
    -y tú, no irás a ver a tus padres me has dicho que vives a una hora de aquí cierto-
    -si aunque no me tardare mucho quiero hacer unas cosas primero-
    Cuando Gavin por fin  terminó  su carta fue a depositarla a un buzón que tenían del otro lado de la base, Gavin se quedó mirando el buzón a casi nadie le llegaban cartas, pero desde hace dos semanas que no llegaba ni una sola carta, algunos se habían sentido desanimados  cuando dejaron de llegar las cartas incluso dejó de llegar el periódico, pero con todo el entrenamiento se les pasó por alto.
    La fiesta de la despedida empezó casi a las siete de la tarde, muchos habían regresado a casa solo por su chica para llevarlas al baile, pareció una de esas películas de adolescentes.
    Al menos la música estaba buena,  después de  que las parejas bailaran al menos unas tres melodías clásicas  todos se sentaron a comer, después tomaron algunas copas,  después siguió la parte donde algunos pasaron a cantar las canciones que conocían, la bandita que  habían llamado para tocar tuvieron que improvisar el audio.
    El comandante Kameo  había  bailando un poco con la mayor Hyuga  después de eso se sentó en las  sillas  y se quedó mirando la fiesta , con su típica cara de fastidio, de verdad no quería mandar al batallón de novatos, aunque  habían progresado mucho y habían completado satisfactoriamente  el entrenamiento  básico aún les faltaba mucho como para ser parte de un  equipo de ataque o invasión, incluso estaban todavía por debajo de la policía, pero órdenes eran órdenes,  con suerte o quizá no tanta  él también iría a la misión podría  intentar protegerlos  sin desviarse mucho del objetivo, claro también irían soldados más experimentados de esa base,  más experimentados en entrenamiento y en misiones de reconocimiento pero no en batalla  soldados más experimentados de otras bases unidades médicas de avanzada e incluso tendrían ayuda por parte de la fuerza aérea como refuerzo pero aun así no tenían muchas probabilidades seguramente  más de la mitad morirían, de que estaba hablando de su generación  que había  empezado su carrera militar hace dieciocho años de cincuenta  más de cuarenta estaban muertos y  ya solo quedaban cuatro  dentro del ejercito los demás estaban discapacitados debido a las batallas.
    -de malas como siempre, desde hace diez años cuando tomaron Ba-Sing-Se - le  preguntó la mayor después de que un joven cadete  la invitó a bailar una pieza-anímate esto es por lo que has estado protestando por  al menos  ocho años para terminar de invadir la nación del fuego-
    Kameo  se puso de pie, no  toleraría más a esa mujer aun siendo su subordinada más  cercana y pese a que  había entrado  junto con ella  al ejército, nunca había cambiado, era más fastidiosa que Nadira.
    El comandante se dirigió hacia el podio  agarró el micrófono, primero les susurro algo a los músicos y  después de unos minutos comenzó a cantar, algunos de los cadetes de mayor edad, disfrutaron esa canción tan retro que les hacía revivir su juventud.
    La fiesta terminó y  todos  se fueron a dormir, las trompetas sonaron a las cinco de la mañana para despertar a todos,  pero no para un entrenamiento si no para  bañarse desayunar, arreglarse y al amanecer, a  las seis de la mañana  salieron a tomar  los camiones que los conducirían a la otra  base militar que los esperaba, en la costa, los que se habían ido a sus hogares, se fueron en  un camión que los recogió  en las paradas más cercanas, el viaje  fue de lo más callado, bueno en algunos de los autobuses, algunos de los sargentos a cargo hicieron caso omiso cuando los camiones pasaron cerca de una ciudad cuando unas chicas les lanzaron flores y besos desde la calle y los soldados contestaron gritando piropos, en otro de los  camiones el sargento pasó dando sus crónicas de batalla de su propia experiencia en guerra, por desgracia les toco uno que  ocho años atrás había  sido parte de uno de los batallones en dominar las costas de la tribu del sur, describió como su equipo, invadió la costa helada de cómo muchos murieron atravesados por pinchos de filosos hielo y de cómo a varios  pudieron salvarlos y de cómo tuvo que conocerle el estómago para que a uno no se le salieran las tripas.
    A otros les tocó quien los hizo cantar las canciones militares o decir los juramentos militares, un camión fue peor que el otro.
    avatar
    Diogo Rangel
    Experimentado
    Experimentado


    42 / 10042 / 100

    X-Rifle

    Nada
    Nada
    Mensajes1574 Reputación77
    Dinero98050
    Puntos Gantz0 100 Puntos4 Vida
    100 / 100100 / 100
    0 / 9990 / 999
    0 / 9990 / 999

    Traje
    100 / 100100 / 100
    0 / 3000 / 300

    Vehiculo
    0 / 1000 / 100
    0 / 5000 / 500
    0 / 9000 / 900

    Energia
    100 / 100100 / 100
    0 / 9990 / 999
    Radar Nada

    Re: Avatar la leyenda de Burai cap 9

    Mensaje  Diogo Rangel el Mar Feb 17, 2015 1:17 am

    9-2
    Por fin llegó el día del juicio, el final de su iniciación de los guerreros del sol ese día los citaron aún más temprano, del otro lado de la isla a una ruina que estaba descubierta en donde había una imponente pirámide que parecía estar unida a dos montañas poco más grandes que ellas, la pirámide estaba rellena de vegetación que no había sido retirada para evitar que los encontraran pese a que le habían dicho a Burai hasta el cansancio que los igualitarios jamás invadirían el santuario de los guerreros debido a que esa isla no figuraba en el mapa, no se podía ser demasiado precavido.
    -ahora todos, les diré que deben hacer, verán detrás de mí- les dijo una vez que estuvieron formados en hilera frente a la pirámide.
    -todos se acercarán a mi les daré unas pelotas irán con su compañero que les toque el mismo número de pelota.
    Comenzó a llamarlos de uno en uno mientras todos comenzaron sacar las pelotas, llegaron otros guerreros del sol y se formaron a los lados del empedrado piso bastante bien conservado, los otros guerreros sacaron tambores y comenzaron a hacer fuego control en lo una danza que todavía no les enseñaban, mientras comenzaban a tocar los tambores, también habían asistido los padres de los chicos, Burai sintió un toque de decepción, de verdad le hubiese gustado ver ahí a su madre.
    -Burai-
    El chico pasó al frente y agarro la pelota, que traía impreso el número doce, al menos no sería ni el primero ni el último en pasar, ahora solo necesitaba saber a quien le toco también el número doce.
    -Verak-
    -el quince- le respondió- me toca con Sozin-
    -¿Mark?- preguntó al más alto de grupo
    -me toca con Draco-
    -Seiya cuál es tu número-
    -el diez- no sabes a quien-
    -te toco el diez verdad- intervino otro chico
    Las parejas se iban formando de una en una, mientras Burai seguía preguntando, debía apurarse, no podía tardarse, ya se habían juntado siete parejas, como es posible que no encontrara a su compañero a no ser que…
    -dime que no eres tú-le dijo a Luten que levantó su pelota que tenía dibujado el número doce.
    En lo personal no tenía nada contra Luten pero esperaba que pusiera algo de su parte no como aquella vez.
    -Mira- Luten se le acercó con su cara de malo- simplemente no me dejes en ridículo deberás adaptarte a mi tiempo y no dejarme en ridículo…
    -bien ya vamos a empezar en fila todos-
    Todos volvieron a formarse mientras la música de los tambores volvió a sonar pero ahora de forma más apresurada, un ho0mbre, que no era el instructor manda a llamar a la primera pareja que comenzó a subiré las escaleras, fue ahí cuando los danzantes dieron pasos diferente y más lentos a los que estaban dando y a formas figuras más complejas a sus llamas de fuego control, en ese momento sonó el trompetazo de un cuerno enorme, y se escuchó el ruido como si se abriera la tierra y de ambas montañas salieron dos enormes animales que parecían reptiles que volaban, uno era de color azul y el otro era de color rojo.
    Burai quedo impresionado nunca había visto animales así y no sabía que eran…
    -son dragones tonto…- le susurro de mala manera Luten, y en un segundo los chitaron, la música se detuvo y los danzantes también, todos se inclinaron en el piso en señal de respeto mientras, Burai también se inclinó, mientras los chicos hicieron la danza del dragón frente a las dos criaturas que volaron frente a ellos cuando finalizaron ambos dragones lanzaron llamas de diferentes colores que no los quemaron y después de un minuto dejaron de lanzar el fuego y siguieron volando, dejando bajar a los dos chicos, hubo algunos aplausos y reverencias cuando ambos bajaron de la pirámide.
    Durante la siguiente media hora siguieron pasando más parejas de una en una, haciendo la misma danza una y otra vez, cada vez que terminaba una danza los dragones hacían lo mismo, lanzarles un remolino de fuego alrededor de ellos algunas veces había más llamas de algún color en específico que de otro colores.
    Por fin, fue el turno de Burai y de Luten, ambos chicos subieron a la pirámide y se pusieron posición, Burai intentó susurrarle algo, pero Luten miraba hacia otro lado los tambores comenzaron a sonar era el momento entre ambos comenzaron a moverse de acuerdo a los pasos, primero se pusieron de espaldas uno del otro sosteniéndose en el pie izquierdo con los brazos medio flexionados, después abrieron el otro pie hacia abajo extendiéndolo por completo mientras extendías los brazos el derecho apuntando hacia el suelo y el izquierdo apuntando hacia el cielo, después se levantaron empujando el brazo hacia enfrente dejando atrás el otro brazo estirado sin flexionarlo, después dar otro golpe con el brazo que quedaba atrás cambiando el cuerpo de posición.
    Ya faltaba poco solo unos pasos más probablemente no lo consiga, apenas podía igualar la velocidad de Luten que por su cara hacía la danza como si estuviera forzándose a hacerlo en cámara lenta para no estar antes de tiempo con Burai, los dragones volaban haciendo círculos alrededor de todo el puente solo faltaba un paso y listo.
    Lo puños de Burai y de Luten chocaron al mismo tiempo los tambores dejaron de tocar, y los dragones se colocaron frente a ellos, ya había finalizado solo debían esperar a que los dragones les dispararan las llamas que los rodearían sin quemarlos, pasaron segundos ambos chicos se levantaron e hicieron una reverencia, pasaron los segundos, Burai sintió como entrecerraba los ojos, esperando el momento de la llamarada pero, pasaron segundos y esta no llegaba, Burai entre abrió los ojos esperando que llamarada no saliera al momento de abrirlos, con suerte no ocurrió, ambos dragones estaban ante ellos completamente inmóviles, mirándose el uno al otro, Burai tenía al frente al dragón de color azul, de sus bocas salían gruñidos era como si estuvieran charlando entre ellos, era extraño a nadie le pasaba eso, quizá lo habían hecho mal y tendrían que pasar de nuevo por su iniciación.
    Burai miro hacia abajo los maestros se habían puesto de pie junto con los músicos y los bailarines, definitivamente estaba ocurriendo algo de verdad malo pero que habían hecho mal.
    Uno de los dragones, el de color rojo que estaba del lado de Luten dio un rugido muy potente, seguramente llegaría hasta las otras islas, el otro dragón lo imitó ambos descendieron sus cabezas aún más hasta quedar lo suficientemente cerca como para que los chicos extendieran sus manos para tocarlos sus cabezas eran enormes y sus dientes del tamaño de dagas los dragones volvieron a alzarse en lo alto el rojo lanzó una llamarada bastante débil que trazó un línea que separó a los chicos el dragón dio otro rugido igual de potente que el anterior viendo de frente a Luten mientras volaba un poco más y con su cola golpeó al chico lanzándolo de la pirámide, Burai no pudo evitar el sentir el fuerte golpe que recibió el chico al aterrizar, dio un paso para asomarse, cuando entre ambos dragones, el otro dragón volvió a tomar posesión, cuando estuvieron frente a Burai, los dragones lanzaron el remolino de las llamas de fuego de diferentes colores durante unos escasos minutos la imagen de Luten siendo lanzado fuera de la pirámide, la guerra igualista y lo demás se desvanecieron.
    avatar
    Diogo Rangel
    Experimentado
    Experimentado


    42 / 10042 / 100

    X-Rifle

    Nada
    Nada
    Mensajes1574 Reputación77
    Dinero98050
    Puntos Gantz0 100 Puntos4 Vida
    100 / 100100 / 100
    0 / 9990 / 999
    0 / 9990 / 999

    Traje
    100 / 100100 / 100
    0 / 3000 / 300

    Vehiculo
    0 / 1000 / 100
    0 / 5000 / 500
    0 / 9000 / 900

    Energia
    100 / 100100 / 100
    0 / 9990 / 999
    Radar Nada

    Re: Avatar la leyenda de Burai cap 9

    Mensaje  Diogo Rangel el Mar Feb 17, 2015 1:19 am

    El himno igualitario sonaba a todo volumen por los altavoces, mientras que los soldados lo cantaban, con la mano sostenida firmemente en el pecho, todos estaban formados en orden en la base marítima, donde todas las tropas del ejército igualitario que habían seleccionado para el ataque se habían reunido y estaban listas para el ataque, sería un total de quinientos mil soldados que participarían en el ataque que serían aproximadamente el diez por ciento de la tropa ecualista.
    Cuando terminaron de tocar el himno, el general un hombre negro, calvo con múltiples cicatrices en la cara, su edad ya bastante madura, y su uniforme militar color verde, le hacía resaltar las cuatro estrellas doradas que llevaba con el, también canto el himno, estaba de pie en un puente a veinte metros de alto, la base de color gris oscuro ubicada en el mar, una fortaleza flotante que tenía puertos de aterrizaje y abordaje de barcos.
    El hombre se aclaró la garganta y comenzó a hablar.
    -ahora una vez terminado de cantar con honor nuestro himno nacional, el presidente de nuestra gloriosa nación dirigirá unas palabras.
    Oprimió un botón que tenía guardado en su traje y bajo una pantalla de proyección donde de un proyector fue mostrado el rostro del presidente un hombre también mayor, su piel era blanca, su cara muy delgada y tenía los pómulos muy macados, su cabello café opaco no lo tenía tan corto, como los militares en su traje tenía una banda atravesada en el cuerpo con la bandera ecualista, una bandera amarilla con líneas rojas en el fondo con un circulo amarillo casi en medio peor un poco más arriba dentro del circulo amarillo estaba un círculo rojo que traía un símbolo de color negro dentro de el.
    -me dirijo hacia ustedes, valientes soldados que han decidido ingresar a nuestra fuerza, una fuerza que plena unir al mundo en una igualdad, igualdad que ha avanzado y que se ha fortalecido en los últimos años, gran victoria que no pudo haber sido posible sin el sacrificio de miles de soldados, antes que ustedes, que decidieron dar su vida, derramar su sangre por la prosperidad, la libertad y la perseverancia de la humanidad, al combatir a un enemigo anti natural que llego junto con nosotros, su poder los llevo a regir sobre los que estábamos por debajo, pero desde el lodo donde quedamos pudimos levantarnos con más fuerza y al ver que nuestra furia y nuestra pasión por nuestro ideal eran más fuertes que sus poderes, han huido, ahora todos ustedes irán a un campo de batalla donde los espera un poderoso enemigo que no dudará de matarlos, que no tendrá piedad, puede que muchos de ustedes no regresen, pero los que regresen y los caídos podrán saber que hemos alcanzado otra victoria, hemos dado dar un paso muy grande en el camino a la igualdad, al tomar la nación del fuego para derrocar a los furiosos tiranos del fuego que también comenzaron una guerra más cruel que está, pero ahora serán ustedes lo no maestros y la gente común quienes pondrán la paz en lugar del avatar, que la suerte este siempre de su lado.
    Las pantallas se apagaron y se volvieron a encender, está vez mostrando un mapa de la nación del fuego era más que obvio que era una grabación y que el presidente no lo ensayo lo leyó ya que de su rostro no salió ningún tipo de emoción, ni enojo, ni felicidad, ni tristeza.
    No hubo aplausos ni vítores tras las palabras del presidente una vez terminado su discurso el general, acompañado del almirante que estaría al mando de la misión.
    -Unas gentiles palabras del presidente, ahora pasaremos a explicar la invasión, la misión general consiste en tomar la capital, atravesando las islas que lo rodean, el plan consiste en invadir todas esas islas mientras que las naves avanzan llevando a la flota principal directo a la isla central donde atacaran la costa, una vez iniciada la invasión la flota aérea comenzara a disparar contra los edificios de gobierno, ahora para cada isla de protección se lanzara la misma cantidad de doce mil soldados mientras que la invasión central tendrá una fuerza de sesenta mil soldados mientras que el resto servirá como refuerzo a las islas centrales, para cada unidad cada isla tendrá un plan de invasión diferente, cada comandante está al tanto del plan y será el responsable de llevarlo a cabo, sus respectivos oficiales les informarán en el camino, ahora es tiempo de abordar esos barcos e ir por la victoria.
    Hubo gritos de vitoreo por parte de todos los soldados que levantaron los puños en señal de seguimiento, los soldados rompieron filas y en orden volvieron a sus dormitorios en la base y comenzaron a abordar los barcos de guerra, sus nuevos dormitorios los esperaban con cama sin colchón y sabanas sucias que tendrían que limpiar, pero la mayoría no le importaba, muchos de los soldado solo iban por el deseo de matar.
    Los barcos salieron de la base a medio, día Gavin y sus compañeros estarían en uno de los barcos que atracaría primero para invadir una de las primeras islas del norte de la nación del fuego, una vez que ya estuvieron en el barco, ya instalados en sus habitaciones, algunos fueron asomarse por las ventanas para ver como la costa estaba llena de civiles que irían a despedirse de sus hijos, padres, madres, esposos o esposas, algunos de los soldados se asomaron por la borda, para despedirse con la mano, aunque la mayoría ni pudieron ver a sus familiares desde tan lejos, otros tuvieron que asomarse por las ventanas.
    -¡adiós desconocido!- gritaba Ken que también dormiría en la misma habitación que estaba asomado por la ventana- ¡te voy a extrañar pero no te conozco!-
    Los compañeros de habitación de Ken que se quedaron dentro, hicieron señas y muecas de asco y de burla detrás de Ken.
    -ya cállate Ken, ya sabemos que en tu casa no te quieren- le dijo otro de los chicos.
    -¿Qué dijiste?- preguntó Ken metiendo la cabeza.
    -si quieres te lo canto- se aclaró la garganta- yaaa sabemoooos que en tu caassaaaa no te quiereeeennnn-
    Los chicos estallaron en carcajadas que callaron de golpe cuando el comandante paso al lado de la puerta, una vez que escucharon que se alejó volvieron a reírse.

    Burai caminaba por el área de entrenamiento seguido por una docena de personas y frente a el estaban otras cincuenta, después de que terminara la iniciación había visto como los guerreros, arrestaron a Luten y ahora estaba atado de brazos y piernas siendo cargado por otros dos guerreros, por un segundo Burai pensó que irían a la habitación donde el chico conoció al emperador pero vio que tomaron otro camino y que subieron por otras escaleras, un grupo de curiosos se asomó a ver, cuando por fin llegaron al final de la habitación circular en las paredes estaba pintada una balanza equilibrada, en la parte frontal estaba un asiento sobre una pirámide igual de grande que el de la habitación del emperador, en el centro una silla de más o menos el mismo tamaño en las paredes estaban más asientos de piedra para que le público se sentara después de eso no había ningún asiento más, ese debía ser el tribunal e juicios. Los soldados dieron instrucciones a Burai a los demás iniciados y a sus familias a sentarse en las bancas, mientras que pusieron a Luten en una silla aún atado, si instructor se colocó al frente, en medio de ambas sillas que estaban perfectamente de frente, mientras que el emperador, que llego diez minutos más tarde se sentó en la silla alta, todos se pusieron de pie, cuando el emperador se sentó en su trono, todos se sentaron y el volvió a ponerse de pie.
    -se inicia está sesión en el parlamento, está mañana treinta jóvenes terminaron su iniciación en parejas todos recibieron la aprobación de los maestros, todos menos uno, el joven conocido como Luten, al que tenemos aquí al frente normalmente los maestros cuando un iniciado no cumple los requisitos y su compañero si los maestros no eligen a ninguno, hay ocasiones en los que la llamarada solo cubre a uno dejando al otro intacto, normalmente ese novato vuelve a pasar por su iniciación, pero está vez los maestro no solo lo separaron si no rechazaron al chico, que no consideraron predilecto-
    Un hombre que nadie vio entrar paso al frente y le dio al emperador un enorme rollo que comenzó a desenrollar, llego a una parte donde se quedó leyendo un momento y levantó la mirada de nuevo.
    -de acuerdo a la tradición cuando el maestro hace esa reacción, es porqué ha detectado al impureza, el odio y el mal emergiendo del corazón y del espíritu de este joven, no importante cuantas veces haga su iniciación los maestros lo rechazaran, al no terminar su iniciación no puede ser miembro de nuestra comunidad, por nuestra antiquísima ley debe ser expulsado de la ciudad-
    Hubo una exclamación por parte de todos los presentes, también Burai quedo sorprendido, pero porqué expulsarlo, solo porqué ese dragón lo lanzó por los aires, y de ser expulsado a donde iría, se suponía que la ciudad existía en secreto, entonces iba a la nación del fuego podría hablar de ellos.
    El juicio duró otra hora más la mayoría del tiempo el instructor hablo del rendimiento de Luten en el entrenamiento y pedía disculpas por no ver su impureza durante el entrenamiento según la ley el también debía ser juzgado, al final el emperador se puso de pie.
    -he tomado una decisión, el muchacho conocido como Luten será exiliado de la tribu, el instructor conocido como Sao se queda en la tribu bajo retención temporal, con respecto a Luten- ahora se dirigió hacia el muchacho- serás libre de ir cualquier parte del mundo, o de vivir en la isla vecina, o de tocar la costa, sin embargo tendrás restricción de palabra, ya que si traicionas el secreto se te dará muerte, la nación igualitaria te matara al verte y no creerá tu historia y elr esto de las naciones, no se muestran muy cordiales con los maestros, y si eres visto en las aproximaciones de la tribu o en alguna parte de la isla que no sea costa muerte, escóltenlo-
    Comenzaron los murmullos entre la audiencia, Burai solo se quedaba viendo como los guardias desataban al chico de la silla y lo volvían a atar para llevárselo cargando, la cara de Luten se volvió pálida, parecía de verdad asustado, cuando salió del lugar la gente comenzó a salir del salón algunos volvieron a sus actividades cotidianas otros siguieron a los soldados que escoltaban a Luten, Burai, se puso de pie, y comenzó a seguirlos, mientras llegaron otros dos guardias que se llevaban caminando al instructor a otro lado tal vez a las celdas.
    Guiaron al chico hasta la entrada de una cueva del otro lado de la montaña, en lo personal Burai pensaba por qué el señor Kuri no los llevo por ahí. Salieron de la cueva escoltando al chico, todavía hay un grupo de curiosos que lo siguen, pasaron entre los árboles y la vegetación camino a la playa atravesaron una corriente ligera de agua que parecía ser donde podría crecer un rio y siguieron caminando hasta la costa, para Burai había pasado mucho desde que el chico vio la playa, había trabajado con los pescadores hace poco por desgracia, pescaban por otra cueva que conectaba con el mar.
    Cuando estuvieron en la playa por fin desataron las cuerdas de Luten y lo empujaron con tanta fuerza que lo tiraron al piso, su cara se ensucio de arena blanca, el chico se levantó y miro con rabia a los curiosos que habían asistido, incluyendo a Burai, el chico dio un gruñido mientras con una furia incontenida decirle a Burai.
    -es tu culpa extranjero, tu eres el responsable de mi exilio y lo pagaras-decía su cara enfurecida pareció que se hinchaba cada vez más Burai vio como sus ojos estaban rojos como si hubiera llorado por horas
    -¡ya lárgate!-le grito uno de los guardias mientras apuntaba a una pequeña balsa que estaba atada a un poste que estaba en el mar, Luten camina enfurecido hacia la balsa y la desata con su fuego control , la empuja para dirigirla hacia el mar. El chico levantó su mirada y vio que se podía ver una isla, tendría suficiente comida como para que Luten no muriese de hambre, o si hubiese más desterrados ahí.
    Una vez que la balsa de Luten se va perdiendo de vista, los curiosos, van regresando a la tribu, Burai se quedó viendo un minuto más cuando el chico se dio la vuelta mientras regresaba al jungla, sabía cómo regresar, y en caso de que no encontrara la cueva siempre podía entrar por la cascada, el chico paso caminando sobre sus pasos estando alerta para poder saltar el pequeño río , pero por desgracia, no encontró el rió y se estaba tardando en volver, ya debía de haber vuelto, el chico se había perdido, estuvo más atento en Luten que en el camino, vio hacía atrás, podía ir a la cascada, pero tres meses de entrenamiento se le había olvidado como llegar a la cascada, el chico miró a todos lados y vio un árbol muy alto, el chico concentró su energía e hizo salir una roca de piso para darse impulso y aterrizar en la copa del árbol, ahora tenía una buena vista del lugar, volteó de un lado a otro ahora podía ver donde estaba la cascada.
    El chico bajo del árbol de un saltó y comenzó a correr por el camino, no estaba muy lejos, paso corriendo esquivando de vez en cuando los árboles, ya no falta mucho cuando.
    Se escuchan algunas voces, susurrante, Burai se detuvo en seco tal vez era algún guardia, vigilando que no hubiese intrusos en el lugar, entonces Burai cerró los ojos, podía probar un truco, el truco de detectar las vibraciones de la tierra aunque era un buen maestro tierra y buen maestro metal, no sabía cómo hacer ese truco nadie se lo había enseñado, en los últimos meses había estado practicando tierra control en los exteriores casi a diario y había intentado hacerlo alguna que otra vez había golpeado el piso y sentido cuando algún guardia caminaba, entonces Burai concentró su energía y cerró los ojos y golpeó con fuerza el piso.
    Burai piso con fuerza el piso mientras cerraba los ojos, frente a él vio como la oscuridad de su alrededor se perdió al ser iluminada por aros de luz blancos que salían de sus pies.
    Las vibraciones siguieron frente a el mostrando árboles y plantas y no muy lejos dos personas hablando, Burai abrió los ojos.
    Volteó a un lado y caminó hacia los dos hombres, estaban a unos pasos, eso esperaba, mientras escuchaba más sus voces.
    -nunca pensé que tu hijo terminara siendo un exiliado, siendo que tu terminaste la iniciación en tres meses- dijo una voz de un hombre
    -si una vergüenza que ha traído a mi familia, mientras que un extranjero si fue elegido- respondió una voz bastante más madura.
    -que harás si atacas al extranjero el ya es un ciudadano no podrás hacerle nada-
    Burai se detuvo en seco era obvio que hablaban de Luten.
    -no puedo atacarlo, pero humillo a mi familia todos los hombres de mi familia han terminado su iniciación en tres meses, ese chico me avergonzó, pero al ser expulsado iré a matarlo.
    -estarías traicionando-
    -no técnicamente podemos salir siempre y cuando demos el servicio a ellos, además Kohama Kuri se fue por veinte años y regresó y fue bienvenido-
    -entonces los haremos está noche-
    -tan pronto anochezca acabaré con mi vergüenza matando a ese chico.
    Burai se quedó paralizado planeaban matar a Luten, se quedó de pie paralizado hasta que se fueron los hombres.
    Tan pronto Burai llego a la tribu paso entre los habitantes corriendo sin saber a dónde ir no podía ver al emperador ya que seguramente estaba ocupado, el instructor estaba en prisión a quien le podría pedir ayuda podría hablar con alguno de sus compañeros, si los Kuri se hubiesen quedado, sería más fácil ahora Burai se detuvo a quien hablarle, con sus compañeros, tal vez podrían hablar con sus padres, tal vez Seiya si, Seiya decía que su padre estaba en los círculos más altos del control, así que acelerando el paso corrió hacia el dormitorio, no encontró a nadie, solo estaba uno de los chicos, pero no importaba al menos encontró a alguien.
    -disculpa….- Se le olvido su nombre-Verak necesito ayuda el padre de Luten va a ir a la otra isla y va a matarlo- lo dijo a toda velocidad, el chico pareció que no lo escucho ya que estaba volteado de espaldas.
    -como-
    -El padre de Luten ira a matar a Luten a la otra isla- dijo de nuevo
    Parecía que el chico no asimiló lo que Burai dijo, se quedó en silencio unos segundos.
    -es un exiliado ahora, si muere será cosa de él.
    Parecía increíble la forma en que lo dijo, Burai corrió fuera de la habitación, sería posible que alguien lo escuchara, que podía hacer faltaba poco para el atardecer y necesitaba hacer algo en ese momento el emperador salió de sus aposentos seguido de otros dos guardias que lo seguían, pero más que escoltarlo parecían estar paseando con el ya que hasta sonreían y reían de algo, además de que los guardias no llevaban sus lanzas con las que generalmente escoltaban al emperador.
    El chico no lo pensó dos veces aceleró el paso hacia los hombres, a tal punto que necesito correr, tuvo que esquivar a otra persona que caminaba por el pasillo.
    -disculpe emperador- dijo en voz alta una vez que estuvo cerca del trío, los tres hombres voltearon y Burai hizo una forzada reverencia, antes de ponerse a hablar.
    -si Avatar-
    Los otros soldados no mostraron ninguna expresión al escuchar que Burai era el avatar, seguramente ya lo sabían.
    -estuve en el bosque y escuche al padre de Luten hablar y dijo que está noche matarían al chico en la otra isla no…
    El emperador levantó la mano en señal para que Burai se detuviese y se callara.
    -ahora es un exiliado, no está bajo nuestra tutela o responsabilidad el que muera o viva- explicaba el emperador en voz poco más alta y más seria que la última vez, si no llevara esa máscara Burai estaría seguro de que tenía una cara de mal humor que el mismo le había provocado
    -pero aun siendo un exiliado no merece morir, solo por un orgullo familiar…
    -Escucha chico, los maestros tomaron su decisión y te escogieron porqué eres la persona adecuada-intervino uno de los guardias- para ser un gran hombre, no porqué seas el avatar si no porqué pese a todo el miedo que cargas tuviste valor para salir de tu refugio y enfrentar al mundo.
    -Ya no es responsabilidad nuestra- repitió el emperador, pero si podría ser de otra persona.
    Burai sintió como su voz se relajaba y como los dos guardias le guiñaron un ojo, era extraño querían decir que ya no podían hacer nada pero alguien más, pero ese alguien…
    -sería yo-
    -eres ciudadano ahora, pero también tienes más responsabilidades con el mundo-
    - hay más canoas atadas a los postes la corriente no es muy fuerte no tendrás problemas para ir solo.
    Burai reaccionó casi en seguida, se dio la vuelta y comenzó a correr, volvió a salir por la entrada de la cueva, paso por la selva, atravesó el río que comenzaba a nacer mientras que el sol ya se comenzaba a ocultarse en el occidente que quedo en la espalda de Burai cuando este desamarro la balsa de poste, la empujo al mar usando tierra control y se lanzó sobre ellas mientras remaba hacia la isla el solo en aquella balsa, el emperador tenía razón el agua no era muy fuerte, era la primera vez que Burai remaba , era la primera vez que Burai remaba, fue tan difícil tal vez el entrenamiento que había recibido en los últimos días, tan pronto el barco toco la arenosa costa el chico saltó a la arena agarro la cuerda y la ató al poste que estaba al lado, está isla no tenía una vegetación tan abundante como la otra, está era bastante rocosa aún de noche también se podía distinguir una pradera pero no se verían árboles alrededor ni a lo lejos tal vez debía adentrarse un poco, Burai vio a otro lado en el poste estaban atados otros dos botes uno debía ser el de Luten y el otro decía ser el de su padre, Burai miro a todos lados para ver huellas que no fueran suyas, así se daría cuenta de que dirección tomar, dio algunos pasos, hasta que por la fin las encontró eran dos huellas de diferentes tamaños, Burai comenzó a avanzar por la playa hasta donde terminaba la arena y comenzaba la parte rocosa, los rastros provocados por las huellas de arena continuaron por varios minutos hasta que se borraron por completo.
    Burai ya no supo a donde voltear, ya no había rastro podría seguir de frente pero y si iba en dirección contraria, podía encontrar a Luten con las vibraciones de la tierra, diez años desde que se dio cuenta de que era maestro tierra y había practicado solo viendo solo videos de entrenamiento y algunos libros que saco de la basura completamente solo, definitivamente necesito un buen maestro pero nunca nadie apareció, tal vez cuando termine su entrenamiento de fugo control podría ir con los rebeldes a buscar un buen maestro tierra mientras tanto…
    Volvió a golpear el piso mientras cerraba los ojos vio como la oscuridad se rompió por las ondas que de luz que salieron de sus pies estás ondas se expandieron hasta una roca, pero no había nada más.
    Burai abrió los ojos y comenzó a trotar por el piso, estaba bastante rocoso, incluso siendo que los maestro tierra no debía importarles ya que era su ambiente natural el no estaba tan acostumbrado, el piso de la tribu de los guerreros no era tan desigual.
    Por desgracia su visión de las vibraciones no llego muy lejos, el chico volvió a golpear el piso varias veces, era algo demasiado lento en esos momentos el padre de Luten ya debía estar a punto de alcanzarlo, siguió colina arriba, por fin vio algo de vegetación, era un bosque no tan frondoso como el de la otra isla y una montaña, debía admitirlo podría ser el sitio ideas para ir tu solo de vacaciones sin que te molesten los turistas.
    El chico tomo carrear hasta los árboles seguramente Luten estaba ahí, el lugar ideal para esconderse de los igualitarios, el chico se adentró en el bosque sin saber si avanzaba hacia Luten o se estaba alejando, adentrándose en el bosque.
    Se detuvo en seco cuando vio una luz a lo lejos, no era electricidad, era luz provocada por una fogata debía ser Luten.
    No lo pensó dos veces corrió hacia el origen de la fogata, pasó corriendo entre los árboles hasta llegar saltando a un pequeño claro.
    -ahhh-
    La llegada de Burai había tomado por sorpresa al chico cuando saltó en su campamento, solo estaba una fogata y algunas ramas que había arrancado de los árboles.
    -Lu…
    -Vienes a burlarte de mí…- gruño el chico al ver a Burai, mientras ponía su cara de furia.
    -tiu padre viene a…
    -lárgate extranjero…
    Burai ya tenía suficiente como era que se chico solo escuchaba su furia, ahora entendía lo que hicieron los maestros.
    -¡escúchame!-le gritó Burai con fuerza- ¡tu padre bien e a matarte!-el chico dio un respiro profundo.-y vine siguiéndote-
    -y yo a ti extranjero-dijo un hombre detrás de ellos.
    El padre de Luten, bastante parecido a él, pero tenía una nariz más recta y unos ojos más fríos.
    Burai se dio la vuelta extendiendo los pies y poniéndose en posición.
    -ahora tengo al oportunidad de quitarme de encima dos molestias.
    -no cante victoria- gruño Burai esperando que el señor no se diera cuenta de que hablaba con inseguridad.
    -niño no estás a mi nivel-
    Era cierto, sin embargo eran dos contra uno tal vez tendrían posibilidad de ganarle, eso pensó Burai hasta que Luten comenzó a temblar cuando su padre sacó de sus manos unas llamas amenazantes, el chico se lanzó al piso y comenzó a lamentarse arrodillado en el piso, en serio tan orgullosos y tan gallina era.
    -apártate-
    -no-
    -Te estás jugando la vida y tu ciudadanía en la tribu, ellos no tienen permitido interferir en la vida de los desterrados-
    -Pero… yo no soy del todo un guerrero del sol también soy…
    -basta ya tuve suficiente.
    Dio un golpe en el aire lanzando la ráfaga de fuego más grande que Burai había visto incluso en su entrenamiento, el chico se lanzó hacia un lado justo a tiempo para evitarla, apenas pudo caer arrodillado, para levantarse y lanzarle una bola de fuego verde, la cual el señor la deshizo, levantó la no recibiendo la bola de fuego, cerró con fuerza el puño y el fuego se extinguió.
    -Eso es todo lo que aprendiste sé que puedes hacerlo mejor-
    Respiro profundamente y volvió alanzar otra bola de fuego, Burai no sabía que hacer tal vez uno de los ejercicios le serviría concentro su chi en las manos estando a segundos de que la bola de fuego de fuego impactaría , la energía bastó para que Burai la detuviera, sin embargo seguía siendo demasiado grande el chico por un segundo creyó que perdería el equilibrio, pero no retrocedió ni un paso dio un grito rápido y le regresó la llama de fuego al padre de Luten que lanzó otra ´rafa de fuego para desviarla.
    -buen truco, pero no es suficiente creo que es hora de tomármelo en serios.
    De sus brazos volvieron a salir llamas que lanzó contra Burai, el chico intentó desviarlas, pero estas eran tan potentes que el chico tuvo que retroceder cada vez fue más rápido hasta que el chicho terminó siendo golpeado por una llamarada en el abdomen siendo lanzado hacia atrás antes de caer contra el césped.
    -si me pides perdón de rodillas, dejare que te largues ahora-
    -el chico dio un giro con el cuerpo lanzando una ráfaga giratoria de fuego verde, lo cual le sirvió para darse impulso para levantarse lo suficiente.
    -obstinado.
    El señor lanzó un nuevo golpe de fuego el chico no tuvo opción concentro su energía con las manos y en los pies movió las manos hacia arriba para sacar una roca para cubrirse del ataque, las llamas chocaron contra la enorme roca, siendo empujada por las llamas, Burai respiro con profundidad, y con centrando su energía y lanzó la roca contra el padre de Luten que saltó un segundo antes del impacto de la piedra.
    -¿qué?- preguntó atónito volteando a todos lados apenas comprendiendo lo que acababa de ver-¿Quién lo hizo?-miro hacia todos lados, buscando al maestro tierra, estaba distraído era su oportunidad, el chico se adelantó uno pasos y usando sus brazos hundiéndolos y alzándolos le lanzó dos rocas que salieron del piso, el padre de Luten apenas pudo usar el fuego control para derribar la primera y esquivar la segunda.
    Ya sin preguntar dónde estaba el maestro tierra concentró su atención en Burai golpeó con ambas manos lanzando un ráfaga bastante más potencia que otras veces, Burai con otro movimiento juntando los brazos y levantándolos hizo salir una pared de tierra que lo protegió del fuego.
    El chico no perdió el tiempo sin quitar la barrera golpeó el piso para sentir la vibración, no estaba relativamente lejos pero podía sentirlo, concentro de nuevo sus energía y saco la roca del piso, dio un giro rápido y de uno de los lados de la muralla lanzó la roca que de nuevo fue esquivada en el último segundo., el chico saltó detrás de la muralla y lanzó varios golpes de fuego control, sin detenerse a ver golpeó el piso con las palmas de sus manos y las levanto cerrando con fuerza sus puños para sacar unas columnas de tierra que corrían hacia el padre de Luten que intentó lanzar fuego control para derribarlas, pero este no funciono, Burai hizo un movimiento con los pies para que del suelo se moviera por dentro , el pie de su enemigo quedo justo debajo de ese movimiento y con unos movimientos de sus pies, la tierra se movió haciendo que el pie chocara contra el otro provocando que tropezara impidiendo su ataque.
    -imposible como es que…
    -no lo adivina- respondió Burai respirando profundamente- soy ciudadano de los guerreros del sol pero también soy avatar.
    El padre de Luten soltó una breve risa, no de esa risa de Burai si no risa de felicidad o de comprensión Burai no entendía a veces a la gente.
    -ahora comprendo por qué te dejaron entrar a la tribu, y como terminaste tu iniciación tan rápido y por qué viniste, eres un afortunado que cree que es la solución a todos los problemas del mundo-
    -por favor detenga esto, no tiene porqué-
    -está humillando a mi familia que todos fueron orgullosos guerreros del sol destacados, al igual que Chang-ho defraudaría a su madre-
    Burai ya había escuchado eso muchas veces, pero nadie le había explicado que significaba si él tenía entendido que dirigía la rebelión principal del reino tierra, pero y si era mentira.
    -a que te refieres, Cheng-ho-
    -es solo una figura pública a quien mostrar como enemigo, el nunca ha dirigido ningún grupo militar, es mostrado como el líder ya que es el hijo del avatar, cosa que no convences a nadie de ser el avatar.
    Comenzó a levantarse, Burai se puso en posición de combate.
    -¿por qué?-preguntó sin dejar de estar listo para esquivar o para atacar.
    - Avatar Korra, murió hace…
    -Eso ya lo sé- lo interrumpió el chico-pero como están seguros de eso, como no saben que el avatar anterior no murió después.
    -hubo cientos de testigos, pero no tiene importancia ahora…-terminó de reincorporarse, su cara parecía más tranquila y menos amenazadora.
    -si es cierto veinticinco contra dieciséis, años más, años menos que más da, acabas de mostrar un alto potencial en esos últimos dos minutos, prueba de que tienes el poder del avatar y tu primera prueba la tuviste ahora, ¿Qué opinas Naoto?-
    De entre los árboles salió uno de los guardias del emperador, cuando salió de entre los árboles caminaba como si acabara de salir de la cama, era el guardia del emperador que le guiño el ojo.
    Burai se puso en guardia dando un giro, ahora serían dos enemigos, si ese cobarde de Luten lo hubiese ayudado, ya habrían derrotado a su padre y saldrían victoriosos, pero en esas circunstancias, si tuviera un poco más de experiencia o si pudiera dar algunos golpes de aire control, podría ganar.
    -atrás- dijo rápidamente mientras tenía las dos manos extendidas una a cada uno listo para disparar fuego al primero que haga un movimiento.
    -wow chico- exclamó el que se llamaba Naoto- tranquilo ya termino solo era una prueba, avatar, no Burai, no era una pelea real era un prueba-
    El chico no se movió, no entendía lo que le estaban diciendo, un prueba.
    -Burai escucha, Luten no fue desterrado de la tribu él ya era un iniciado lo metimos en el grupo para ponerte a prueba a ti-
    -es cierto- intervino Luten que se había puesto ya de pie, ya no parecía asustado
    -la razón de mi mala actitud desde el principio era para que pudieras sincronizar con todos, cuando nos presentamos ante los maestros, te aprobaron y a mi rechazaron porqué sabían que yo ya había sido iniciado, fingimos que me pulsaron para ver tu reacción-
    -que un segundo no fuiste desterrado- el chico dejo su postura de pelea.
    -te esperamos en e la selva y ahí hable con mi hermano fingiendo que íbamos a matarlo a Luten- respondió el padre de Luten bueno si es que era su padre-creía que saldrías corriendo a salvarlo, pero fuiste con el emperador a pedir ayuda, con suerte el emperador fue quien ideó el plan así que…
    -te dije lo que tenías que oír para que vinieras y pelearas de verdad usando los recursos que tenías-
    Burai no lo podía creer entonces eso último había sido un teatrito para ver toda su capacidad.
    -y porqué hoy, porqué no…
    -no se nos ocurrió otra forma ni otro momento, ya es más de media noche será mejor que nos vayamos, en emperador te explicará todo.
    Sin creer lo que acababa de pasar, Burai y los otros volvieron a la playa, mientras que le explicaron otros detalles de esa prueba por ejemplo si hubiese sido real, lo que debió hacer el chico para ganar o de porqué mucha gente no tenía motivos para creer que el era el avatar.
    -entonces Avatar Korra murió hace veinticinco años no hay error ya que hubo cientos de testigos, pero el cadáver nunca se recuperó…- no será que permaneció en coma o algo así como paso con Aang, digo no sería lo más lógico.
    -si sería una buena explicación pero no lo sabemos, fueron testigos, nadie menor de cuarenta o cincuenta años es muy improbable que aún viva para contarnos- le explicó Naoto.
    -Pero lo extraño fue que hace diez años, cuando yo hice mi iniciación- Luten explico que tenía veinticinco años, lo cual sorprendió a Burai ya que el chico se veía de su edad.
    -y si fue extraña su muerte, ya que a los pocos días inició de nuevo la revolución anti maestros-
    -¿y que tuvo que ver el señor Kuri con esto?-preguntó el chico, también les había platicado de la conversación que escucho antes de salir del reino tierra.
    -.Kohama Kuri es hijo de uno de los maestros dela tribu y una maestra aire, tenía un hermano menor que no fue maestro, y siempre tuvo cierta envidia hacia su hermano, tanto así que se cambió el nombre y el apellido y actualmente es un comandante del ejército igualitario Kohama intentó hacerlo entrar en razón, por desgracia solo provoco al chico y en venganza organizo un ataque al loto blanco quienes estaban desesperados buscando al avatar y quienes conservaban el cadáver de Korra, después de eso el cadáver desapareció y la búsqueda del avatar quedo abandonada.
    -pero hace diez años, se escucharon rumores de que la nación del fuego rescato a una chica a quien creyeron el avatar, pero tu llegada demostró que estaban equivocados-
    Subieron a las balsas y siguieron platicando durante el camino de regreso, también hablaron de Cheng-ho y de su hija pero no tuvieron los detalles del porqué los igualitarios lo creían de verdad el líder, cuando comenzaron a avanzar por la selva hacia al entrada uno de los guardias llego corriendo muy agitado cuando se detuvo dio un fuerte respiro, su cara parecía muy impactada y sus piernas temblaban estaba muy asustado.
    -sucede algo-
    -estás bien-
    El guardia respiró otra vez parecía que iba a desmayarse del susto.
    -el emperador acaba de convocar una junta a todo el pueblo en unas horas al amanecer, es importante.
    -ahie staremos-
    -¿y de que es?-
    -el espía acaba de informarnos de que los igualitarios mandaron cientos de miles de soldados para tomar la capital de la nación del fuego de una vez.

    *La bomba de plutonio de quince kilo toneladas es la bomba atómica llamada Fat Man que usaron los estados unidos para bombardear Nagasaki en 1945 durante la segunda guerra mundial
    *El nombre de Kameo hace referencia a Kame que significa tortuga

    Contenido patrocinado

    Re: Avatar la leyenda de Burai cap 9

    Mensaje  Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Lun Oct 22, 2018 9:59 pm