Gantz Club


    Avatar la leyenda de Burai capitulo 7

    Comparte
    avatar
    Diogo Rangel
    Experimentado
    Experimentado


    42 / 10042 / 100

    X-Rifle

    Nada
    Nada
    Mensajes1574 Reputación77
    Dinero98050
    Puntos Gantz0 100 Puntos4 Vida
    100 / 100100 / 100
    0 / 9990 / 999
    0 / 9990 / 999

    Traje
    100 / 100100 / 100
    0 / 3000 / 300

    Vehiculo
    0 / 1000 / 100
    0 / 5000 / 500
    0 / 9000 / 900

    Energia
    100 / 100100 / 100
    0 / 9990 / 999
    Radar Nada

    Avatar la leyenda de Burai capitulo 7

    Mensaje  Diogo Rangel el Jue Feb 05, 2015 10:53 pm

    Capítulo 7 Si todo fuera tan sencillo
    Ya había anochecido dos helicópteros volaban en el cielo montando un perímetro de seguridad mientras que varios botes y motonetas acuáticas recorrían toda el aire en la que se desarrolló la batalla, varios buzos saltaron fueron enviados al mar a buscar a los navegantes del barco pero no encontraron nada solo partes de destruido barco, algunas prendas de ropa y comida, pero no había rastro de nada más.
    -¿estás seguro de que no disparaste directo al barco?- preguntó Sybilla por décima vez al piloto del avión en tono autoritario como de costumbre. -llevamos cinco días buscando es imposible que se hayan esfumado con el aire- decía mientras movía las manos como intentando exponer más el problema.
    -si señora el misil explotó antes del impacto-
    -señora acabo de recibir el informe-explicaba otro de los soldados que acababa de llegar en otro bote- varias naves de la guardia costera vienen en camino.
    Sybilla hizo una mueca viendo a sus soldados, ya no tenían tiempo si en cinco días no habían encontrado nada ni cadáveres ni del animal entonces estaban vivos en algún lado no le quedaba de otra más que confiar en el avatar y en sus acompañantes, pero no debían abandonar la búsqueda si el avatar era encontrado significaba el fin
    -bien si ya vienen ya no hay nada que hacer aquí- dio la orden a la cual todos obedecieron agarrando sus cosas y retirándose, mientras Sybilla le indicaba algunas órdenes a sus capitanes- retirémonos de aquí pero quiero que continúen la búsqueda que el grupo quince vaya a las islas del norte, el veinte y el treinta diríjanse hacia el oeste a las islas de la entrada de la nación del fuego denle prioridad al templo aire y los demás vayan hacia el sur y busquen en el grupito de isla de ahí-
    Los capitanes asintieron y fueron a dirigirse hacia sus botes y a comunicar las órdenes a sus soldados.


    El grupo de soldados cayó rendido al final del entrenamiento vespertino, los habían puesto a correr por un circuito de obstáculos ubicada en parque lleno de árboles, no era una pista bien elaborada ya que solo era correr en zigzag o o esquivar algunas obstáculos saltando, a simple vista era cosa de niños ya que solo era correr, pero ellos debían hacerlo con el uniforme, con botas y con pesadas mochilas negras que median un metro de alto que les cubrían gran parte del cuerpo que contenían equipos de sobrevivencia pese a que todos pudieron caminar con ellas incluso a velocidad algunos no pudieron trotar y solo unos pocos pudieron correr con ellas.
    -¡El entrenamiento ha terminado señoritas!- haló de manera muy brusca el sargento que los entrenaba el único que pudo superar el tiempo máximo permitido para atravesar la zona de árboles que estaba en la base-y solo les puedo decir una cosa que nunca a en mi vida he tenido el – hablaba con tono más bajo, algunos pensaban que los felicitaría- el cochino asco de ver ¡¡al peor y más delicado grupo de debiluchos que está base ha tenido!!-gritó con potente fuerza que si fuera maestreo aire seguro los hubiera tirado al piso- un mes aquí y nadie ha podido llegar a tiempo a la zona de llegada que decepción ahora lárguense-
    Los soldados se retiraron en una fila bien organizada, todos llenos de lodo de vuelta a los dormitorios, aún tenían tiempo de irse a dormir e intentar lavar su ropa antes de ir a cenar, el entrenamiento si era exigente, tenían dos sesiones al día y catorce entrenamientos diferentes, tenían clases de estrategia, atravesar obstáculos, combate cuerpo a cuerpo a prender a disparar, cuidados médicos básicos, manejo básico de computadoras entre otras si lograban cumplir satisfactoriamente el entrenamiento del primer semestre podían salirse y ser aceptados como guardia en cualquier lugar incluso en las prisiones, si terminaban el segundo podían ser policías en cualquier ciudad, si terminaban el tercero podían unirse a la guardia costera o a la guardia forestal y así sucesivamente hasta llegar al rango de teniente
    Si parecían casi igual de inhumanos que como eran con los maestros solo que tenían sus recompensas, la mayoría de ese grupo de cincuenta reclutas, eran cuatro grupos de nuevos reclutas se habían en listado por dinero, algunos si apoyaban por completo las ideologías de los Igualitarios, otros buscaban alguna venganza personal contra alguien en específico, una vez que terminaron de bañarse y de ir a la lavandería a limpiar la ropa llena de lodo llegaron a tiempo a la cena, no era algo que los tuviera llenara de ilusión, cada quien tomaba un bandeja y los cocineros les en las bandejas servían la comida por lo general un pedazo de puré de papa, un trozo de carne, no muy bien azada, trozos de verdura cocidos.
    -oye Gavin ¿recuerdas la prueba del sangre fría?- preguntó otro de los enlistados mientras comenzaban a comer, era uno de los reclutas que había entrado al ejercito junto con Gavin, tenía más o menos la misma estatura, era negro y de los pocos afortunados que no necesitaron corte de cabello ya que lo tenía casi calvo casi no le crecía el cabello, y el poco que le crecía le tardaba meses en crecer para quedar de todas maneras pelón.
    -en donde se escaparon maestros en plena ciudad república si como olvidarlos estuve ahí y tu También Ken-respondió Gavin mientras Ken comenzaba a comer
    -Uno de los que estaban ahí era una sub líder de los resurgistas- le comentó mientras le pasaba el periódico que tenía a Sybilla en primera plana ofreciendo una buena recompensa por su cabeza- da a entender que esos maestros ahora son resurgistas.
    Gavin se quedó mirando el plato sin dejar de comer recordaba ese día, y al maestro tierra que enloqueció derribando la pared de todo el edificio, que maestro tendría un poder así pero aunque no se había fijado bien en su cara como para reconocerlo pero si lo suficiente como para sentir que su cara era familiar, tal vez en la televisión o en el periódico-
    -Hablando de eso- intervino otro de los compañeros- estuve espiando al comandante al parecer ese que derribo la pared ayudó a escapar al hijo del avatar, pero aún no lo identifican-
    -¿Cómo es que no te descubrieron?- preguntó alguien que estaba de metiche en la plática
    -tengo mis trucos, pero no importa, lo que si se es que como las torturas no funcionaron en la chica, la nieta del avatar optaron por buscar a este chico- sacó del bolsillo la fotografía en blanco y negro de Burai- la saque de la oficina del comandante- algunos chicos se acercaron más a ver la fotografía-lo están buscando por todo el país y lo quieren vivo, aún no saben su nombre, pero creen que los guiará a Chen-Ho y a los rebeldes para acabarlos de una vez.
    -caray- dijo Ken recargándose más en la silla y cruzándose de brazos- ojala y nos dejen algo para nosotros quiero aunque sea salir victoriosos de una batalla poniendo mi bota en la cara de un maestro muerto-
    -A mí ni me importa la guerra con los maestros- bramo Gavin- lo que yo quiero es eliminar al avatar para siempre- el agarro la foto de Burai para verlo mejor seguía insistiendo en que lo había visto antes pero donde, algunos hicieron un uuuuuu.
    -este va por el trofeo de platino-
    -guárdenla, guárdenla- dijeron algunos, pero demasiado tarde, el teniente Walter Curbage que agarro la foto examinándola.
    -no es necesario que se levanten- susurró era un alivio pese a que tenían un rango superior al del sargento tenía un humor muy diferente- no los culpo están en el ejército ahora, es normal y necesario que sepan quién es el enemigo, lo mejor es compartirla- les devolvió la fotografía y de uno en uno fue pasando en manos de todos los que se sentaron en aquella mesa, junto con la nota del periódico, todos miraron con indiferencia algunos ya lo sabían y fue hasta que llego a manos de un pelirrojo , cuando causó una reacción diferente, el pelirrojo que pertenecía a otro de los grupos se levantó de la mesa provocando que algunos de sus compañeros le reclamaran y camino con pasos rápidos hacia la oficina del teniente, una vez afuera del comedor, comenzó a correr por el pasto hasta su oficina ubicada casi en el centro de la base militar, toco la puerta con los nudillos, cuando alguien llamó pase, el chico entró y saludo de manera militar al teniente, pero no estaba solo el comandante Kameo también estaba ahí.
    -que necesita cadete-preguntó el teniente mientras que daba vueltas por su oficina y el comandante estaba sentado redactando una carta, en la máquina de escribir.
    -si señor necesito… ha…hablar con usted-
    -¿y de que asunto?- preguntó el comandante sacando la hoja de la máquina de escribir- no importará que escuche o si… de todas formas ya se que usted y sus compañeros espían los informes de la policía que llegan-
    -si… es sobre la fotografía que nos mostraron… yo conozco al de la fotografía…- el comandante levantó la cabeza mientras el teniente le arrebató la fotografía de las manos para verla este la vio por un segundo y se la dio al comandante que no pudo esconder su asombro.
    -se… lama Burai Ishii-
    -¿de dónde lo conoce?-preguntó el comandante
    -es mi vecino-respondió hablando rápido
    -¿de dónde es usted?
    -De Wuhan señor de la parte de las provincias-respondió
    Ambos hombres, el teniente y el comandante se miraron, como era posible, le pidieron que se retirara, con la excusa de que faltaban solo unos minutos para el toque de queda, el chico salió y el teniente puso el cerrojo a la puerta.
    -Burai Ishii, el nombre del avatar- dijo el comandante poniéndose de pie.
    -ha vuelto-
    -aún no ha dominado los cuatro elementos debemos actuar rápido-
    -¿Qué hacemos? Si alertamos al ejército para que lo busque, eso provocará a todos los grupos rebeldes del mundo provocando un mar de sangre ya que toda la población se pondrá entre nosotros y el y si no lo buscamos dominará los cuatro elementos y terminará siendo una amenaza y el presidente no tendrá de otra más que activar eso, no lo podemos permitir tu qué crees hermano-
    - entregaremos el nombre a la policía y la dirección pero no su identidad, Walter debemos actuar rápido y ponerlo bajo custodia al igual que ella-
    -¿ella?-
    -si ella ya sabes a quien me refiero- respondió el comandante sin saber de algo que sucedía en ese momento, detrás de una de las fotografías que estaban colgadas en la pared había un pequeño aparato de espionaje que grababa la conversación transmitiéndola a una mujer se llamaba Nadira, que también estaba sentada en una oficina, la mujer estaba de verdad interesada en la conversación así que sabían quién era el avatar y no lo deportarían o provocaría una guerra más destructiva, pero que será eso que el presidente activará en caso de que sea una amenaza, que cosa podría ser tan peligrosa que dos militares de verdad le temieran y quien era esa mujer que tenían en custodia, se referían a la nieta del avatar que estaba en su poder y se negaban a entregarla a la policía local, necesitaba investigar a fondo.
    Nadira se puso de pie una vez que la conversación se terminó y salió de su despacho, era hora de involucrarse ella, ya que no era justo que la siguieran molestando si ella ponía todo su empeño en atrapar al avatar cuando sus compañeros lo encubrían no lo permitiría

    El sol de la mañana provocaba un fuerte calor en Burai, él y los demás se encontraban entrenando una vez más sus controles en un claro rodeado de árboles, se encontraban en una isla en la que se habían refugiado después del ataque, el señor Kuri había hecho una enorme burbuja de aire en la que se refugiaron bajo el agua y de ahí continuaron caminando hacia una cueva subterránea que Burai abrió con tierra control claro que debieron dejar algo de ropa para que pensaran que habían muerto en la explosión después de eso siguieron por la cueva hasta una isla, se perdieron en la cueva por horas antes de encontrar un camino correcto, el señor Kuri les explico que durante los primeros ataques al reino tierra los maestros tierra hicieron una red de túneles subterráneos que conducías hacía varias islas y en cada isla se movían a otra zona de la misma isla para entrar al siguiente túnel, eso servía para pasar a través del mar, con eso podían evadir a la guardia costera, a la marina y a la fuerza aérea, también servía de entrada a la nación del fuego para que las tropas pudieran entrar y salir del continente de manera desapercibida.
    Por desgracia el tunel que llevaba varios años en desusó no estaba en óptimas condiciones como para atravesarlo así de fácil, todos los túneles que habían recorrido de isla en isla se estaban inundados al menos unos veinte centímetros en otros el agua llegaba hasta un metro y había zonas en las que Burai tuvo que caminar de puntitas, el señor Kuri le prohibió usar tierra control.
    El entrenamiento había concluido por fin, Burai respiraba de verdad cansado, el sol de esas islas era muy duro dificultando el entrenamiento al esquivar las ráfagas de Tenoch, tan pronto terminaron el entrenamiento fueron a recoger la ropa que estaba colgada en las ramas de los árboles, se mojaban cada vez que entraban en los túneles
    Tan pronto Burai recogió su ropa de la rama del árbol y se ponía la ropa, por fin se sentía intimidado aún más entrenando así con los Kuri.
    Pese a que terminaron dejando toda la comida con suerte en esas islas había buena vegetación y peces de agua dulce e los ríos y lagos en esas islas, sin la necesidad de arriesgarse a ir al mar a pescar lejos de los árboles que los escondían, y eso era un suerte de no tener que comerse a Argus que había comenzado a alimentarse bien aunque aún se le veían y se podían tocar sus costillas al pobre animal, Burai no sabía cómo era que la guardia costera y dos aviones que derribaron el barco también los habían atacado a ellos, quienes atacaron el barco eran maestros, tal vez los rebeldes pero ellos nunca tacaban a otros maestros, sería la nación del fuego , bueno pensándolo bien el señor Kuri dijo algo de que el intervino en el inicio de la guerra lo habrían reconocido y por eso lo atacaron, también estaba el que encontró a Argus en la cueva, como los ubicó acaso lo siguió desde el escondite de los Resurgistas y si fue así pudieron haberlo seguido, pero los resurgistas le acababan de confirmar su lealtad, entonces no había explicación para el ataque.
    -terminamos de comer y nos vamos al último tunel- les informo el señor Kuri, mientras que el y su hijo devoraban el pescado asado con fuego verde que lanzó Burai, mientras que este le daba pocas mordidas.
    Una vez terminada la comida apagaron el fuego quitaron la madera y la arrojaron lejos, con aire control borraron todas las huellas y fueron a una pequeña cueva, donde el señor Kuri le indicó a Burai donde abrir el tunel, con suerte ese no estaba inundado como el anterior.
    -vámonos-

    La oscuridad era absoluta enfrente de los ojos de Rin no había nada solo un vacío ella sabía que tenía los ojos abiertos y que estaba despierta, ella estaba con las manos atadas con cadenas al techo y los pies atados al suelo, tenía mucha hambre y mucha sed, no le daban nada de agua, a diario le daban un mísera cantidad de comida, que eran frutos secos y le inyectaban suero en las venas para que no pudiera usar agua control. Su cabello café estaba despeinado y ya había crecido bastante desde el día de su detención, estaba realmente débil a diario entraba alguien para interrogarla sobre el paradero de su padre, y después de un tiempo apenas unos días atrás comenzó a ir diario un comandante a interrogarlo sobre el nombre de aquel chico maestro tierra que nunca volvió a ver, pero no solo su nombre también donde estaba significaba que había logrado escapar y el muy cobarde se olvidó de ella pero enojarse con el no cambiaba las cosas, no podía quedarse ahí para siempre esperando a ser rescatada y menos por su padre.
    La puerta se abrió lentamente mientras entraba una mujer por ella también utilizaba uniforme militar, entonces era del ejercito ella se sentó en la silla que dejaron ahí, la silla solo se podía ver cuando abrieron la puerta, la mujer hizo una seña y cerraron la puerta ella encendió una bombilla que estaba en el techo de las que se encienden jalando una cadenita que está al lado del foco.
    -por todos los cielos- dijo al sentarse y examinar el rostro de la chica- si saben cómo hacer pasar mal a medio el mundo y con razón no hablas mírate de milagro no te han matado a golpes- la mujer se levantó y se agacho sobre sus rodillas sacó del bolsillo un estuche de maquillaje y comenzó limpiar con un pañuelo de algodón, tan pronto terminó está sacó la fotografía de Burai.
    -Burai Ishii, así se llama, en un mes no has hablado, está claro que no lo sabes-decía acercándose más al rostro de Rin estando a escasos centímetros de su rostro-hablo de donde está- sacó de su bolsillo un poco de maquillaje facial y comenzó a maquillarla- tampoco quiero que la pases mal- saco el lápiz de labios y el delineador claro no la maquillo mucho pero ahora parecía lo suficientemente decente, Nadira sacó también una botella pequeña con agua abrió la tapa rosca y la hundió en la boca de la chica, que bebió agua de sorbo en sorbo saboreando cada gota, cuando la botella se terminó la mujer sacó otra botella de agua poco más grande y la puso en el suelo, después sacó otro frasco poco más grande pero este contenía una sustancia más amarillenta y más grasosa, era aceite de cocina, Nadira derramo la mitad del frasco en la muñeca izquierda mientras le guiñaba el ojo a Rin y luego le derramo el resto del aceite en la otra muñeca.
    Ella se puso de pie, y dejo la silla en el sitio donde originalmente estaba y dejo una llave sobre ella, apago el foco y llamo a la puerta al guardia para que abriera, la puerta volvió a cerrarse dejando todo de nuevo en la total oscuridad, Rin movió las muñecas hasta que pudo zafarlas de las esposas, después un gran esfuerzo pudo sacarse las muñecas, pero aún estaba atada de los pies, la chica se agachó y agarro la botella que estaba en el suelo tras tantear un poco en la oscuridad, comenzó a pensar quien era esa mujer de verdad estaba de su lado y como supo el nombre de Burai si tras semanas de investigación no obtuvieron nada, significaba que estaban detrás de Burai porqué acaso ese chico era hijo de algún pez gordo o algo así.
    Rin agarró la botella de agua y la desenrosco para sacar el agua concentró de nuevo su energía para usar su control y sacar el agua de la botella, claro más de un mes sin practicar si tuvieron su efecto, fue de verdad difícil sacar el agua de la botella, un vez afuera la chica comenzó a hacer delgada la línea del agua y comenzó a golpear el metal con el filo del agua para abrirlo primero un pie, luego el otro.
    Por fin era libre la chica dio unos pasos hacia enfrente y después de volver a tantear unos momento sosteniendo el agua con la mano, pudo encontrar el foco y encender la luz debajo estaba una llave y un llavero de madera usado para moldear la forma de una motocicleta de un modelo ya algo atrasado, la chica fue hacia la puerta no había cerradura, solo se podía abrir por fuera pero entonces para que le dejo esa llave, tal vez no era la llave de la puerta la chica miro a la puerta y luego hacia el agua que traía flotando, podría abrir la puerta con esa agua, tendría que intentarlo Rin se aproximó caminando muy despacio cuando estuvo a un paso de la puerta levanto con ambas manos el chorro de agua y lo hizo más delgado para que tuviera el filo suficiente como para cortar o hacer un agujero en la puerta, cuando de un chirrido la puerta se abrió por si sola.
    Rin se asomó por la puerta mientras el guardia estaba en el piso boca abajo, la chica vio al final del pasillo a ver como la mujer se retiraba corriendo por el pasillo, al parecer ella había atacado al guardia y dejado la puerta abierta para que saliera quien era esa mujer.
    Rin salió corriendo por el oscuro pasillo donde solo se distinguía una línea azul que indicaba hacia donde estaba la salida recorriendo a velocidad, una vez que sus piernas le volvieron a responder con normalidad, la chica paso a través de pasillos y más pasillos desiertos, la chica se detuvo, no debería haber guardias que hicieran un escándalo por su huida y si por cosa del destino aquella mujer se deshizo de la seguridad para liberarla lo había hecho bien tal vez demasiado, no era tiempo de preocuparse por eso, la chica continuó su camino, bajo las escaleras corriendo haciendo caso del aviso de seguridad que decía no correr en las escaleras, no se detuvo hasta llegar a la planta baja donde una simple puerta la separaba del resto del mundo, la chica miro el llavero su primera impresión era que esa llave la sacaría cuando la chica la introdujo está simplemente no giro una y otra vez, la chica la sacó aún tenía flotando consigo el agua control ahora si era hora de salir, entonces vio pegada en la pared el mapa de la prisión, con cada sección estaba señalada pero del otro lado del piso, estaba pintado una equis con rojo, igual que el lapiza labial que esa mujer había usado para maquillarla, en el letrero había unas letras que rezaban “vehículos confiscados”, la chica miró la llave entonces debía escapar por ahí usando un vehículo, lo pensaría después se dio la vuelta y fue por el pasillos ignorando los gritos de otras personas, serían tal vez los guardias de seguridad que la habían visto correr paso un pasillo otro, por fin llegó a la bóveda de vehículos confiscados, era bastante grande pero como saber en dónde podría usar la llave, la chica miró el llavero lo giro del otro lado donde traía un papel pegado con pritt, Rin lo sabía porque una parte de la hoja ya se estaba despegando, tenía unos números, debían ser las placas miro la enorme bodega, debía tener al menos unos tres pisos del alto y unos cien metros cuadrados llenos de automóviles y motos, le tomaría al menos un día completo que no tenía para encontrarla, la chica miro a un lado y ahí estaba una caja metálica que tenía los interruptores de luz, la chica los oprimió iluminando el almacén, fue ahí cuando vio que en el piso habían unos números pintados en el piso, miro de nuevo el papel del llavero tenía cuatro dígito y una letra al igual que en el piso, la letra es una D, la chica miro al piso iniciaba con una letra a entonces debía buscar la C, no tenía tiempo encontró la B en un santiamén y ahora la C, ahora faltaban los números, cada vehículo traía una placa ajena a la del registro entonces debía buscarlo, se suponía que debía ser una motocicleta, así que no debía ser difícil, recorrió toda la sección de la letra C eran la mayoría camiones,, que irónico, paso entre las últimas filas, ahí estaba la motocicleta, la despintada motocicleta de Burai, eso debía significar que lo habían atrapado también y que lo tenían todavía en alguna de las cárceles ya que el chico no se iría sin su atesorada moto.
    Sonó una alarma de emergencia eso significaba que ya se habían dado cuenta de su fuga, la chica sacó el agua de la botella, la había metido después de comenzar a correr, y l saco para romper las cadenas, la chica agarro la moto y comenzó a rodarla hacia el pasillo principal, una vez ahí oprimió un botón con el que se desbloqueaba la salida y se abría la puerta corrediza.
    -a todo el personal repórtense a las áreas de entrada repito todos los prisioneros se han salido de sus celdas, repito…
    Rin miro fijamente el altavoz, mientras que otros prisioneros entraban en el almacén, la chica se montó en la motocicleta insertó la llave y la giro rezando porqué tuviera aunque sea un litro de gasolina.
    Funcionó el vehículo arrancó ronroneando, la chica piso el pedal y la moto comenzó a andar no había tiempo de preocuparse por los demás, mientras salía al patio, a ver la luz del atardecer, después de semanas
    -¿señora de verdad era necesario liberar a todos los prisioneros si solo queríamos que saliera ella?-preguntó uno de los guardias de la prisión
    -los demás serán atrapados por la seguridad, pero ella debe salir- respondió mientras visualizaban por las cámaras de seguridad mientras que ellos estaban en el cuarto de monitoreo.
    -lo vez ahí va al seguridad- señaló Nadira a los guardias que comenzaban a disparar contra los reos que se fugaban-y la policía ya viene, será mejor irnos la chica no tarda en salir, vámonos pero primero abre la puerta-
    Las puertas de salida se abrieron, algunos de los prisioneros corrieron hacia ellas mientras que otros seguían lazando fuego control mientras que los maestros tierra hicieron barricadas para cubrirse de las balas.
    Ella estaba cada vez más cerca d la salida los guardias se dieron cuenta de que la puerta se abrió mientras Rin aceleraba más.
    -lánzame- le dijo un maestro fuego a uno de los maestros tierra.
    -¿Qué?-
    -que lances hacia arriba tengo un plan-
    Dudando de lo que iba a hacer, el maestro tierra uso su chi para elevar el concreto debajo del maestro fuego para lanzarlo al aire mientras este se elevaba y antes de comenzar a caer , movió su mano izquierda hacia el suelo y la elevo en forma circular, y después la derecha para lanzar un relámpago contra dos guardias que no lo vieron venir y fueron lanzados lejos, ahora tenían una brecha libre que los reos podían usar para huir, Rin aceleró más detrás de ella más automóviles salieron de la bodega, Rin los vio por el retrovisor, mientras pasaba al lado de algunos prisioneros que avanzaban y ganaban terreno ante los guardias.
    Una pequeña plataforma inclinada se alzó enfrente de Rin, tal vez uno de los prisioneros la había levantado, la chica aceleró más llegando a los ochenta kilómetros por hora según el velocímetro cuando la moto salió de la rampa de tierra aceleró más y está salió volando por los aires pasando atravesó de los guardias de seguridad que seguían cayendo como moscas por el ataque de los maestros, la chica ya no volteó atrás, ellos estarían bien sin ella.
    -¿y como la seguiremos desde aquí?
    -jamás dije nosotros-
    Justo cuando Rin salió de la prisión otra motocicleta se encendió espero unos segundos y comenzó a seguir a Rin. Mientras que las sirenas de docenas de patrullas comenzaron a escucharse.

    Rin siguió conduciendo incluso ya estando fuera de la ciudad con suerte, si es que era suerte el tanque de la moto estaba lleno, pero la chica no sabía a donde ir, la misión consistía en ir a la nación del fuego para advertir del ataque, pero como ir podía meterse de polizona en algún barco y apoderarse de el para usarlo, pero era una locura, hacerlo ella sola y no sabía dónde tenían a Burai, su padre le mencionó unos túneles sabía dónde estaban pero ni sabía dónde estaba ella y llegar a ellos le tomaría unos días primero debía a ir a la siguiente ciudad antes de tomar la carretera e ir hacia el oeste a los túneles, pero necesitaba dinero y provisiones, sabía dónde conseguirlos, la moto siguió rodando hasta salir de la ciudad para sorpresa se encontraba en ciudad república entonces debía ir hacia el norte, cambió la ruta, hasta salir de la ciudad, ya había anochecido, pero la chica no se detuvo ni siquiera el hambre, necesitaba llegar primero a ese lugar.

    Una vez que pasó a través de la carretera se salió antes de llegar al punto de control y se internó en el bosque, llegó el punto en que la chica, detuvo la motocicleta y apago la luz, algo estaba mal, durante su recorrido por la ciudad no vio ninguna patrulla de policía eso ya era demasiada suerte.
    La chica de detuvo viendo de donde había venido espero varios segundos pero no paso nada, dio un fuerte respiro y giro el vehículo mientras seguía rodándolo casi no le quedaba gasolina, paso a través de árboles y más árboles, hasta volver a un camino natural de tierra, para seguirlo y llegar a un lago una vez ahí la chica comenzó a hacer agua control para crear un burbuja para ir debajo del agua con la moto, la chica continuó su paso mientras su seguidor vestido de negro la vigilaba subido a un árbol con lentes de visión nocturna la chica llego hasta en donde del lago donde había un piso de concreto la chica se pozo en el centro y ahí presionó con el pie un botón rojo que era un timbre.
    Sin dejar de formas la burbuja de aire dentro del agua del lago un pequeño cuadro se formó y comenzó a hacer descender a la chica mediante tierra control mientras la chica seguía sosteniendo el agua para que no cayera una vez que dejo de descender el aguajero se tapó con otra placa de concreto, la chica dejo de utilizar su agua control.
    -¡Rin!-gritó un chico negro de corto cabello que corrió a abrazarla y la levantaba en el aire- cuando escuche que te tenían hice un escándalo para que te buscaran registramos cinco prisiones y…
    -Hall estaba en una afuera de ciudad república, alguien me ayudo a escapar-
    Una mujer muy maquillada también negra llegó caminando dando aplausos secos y serios, les hizo señas a los chicos para que la siguieran, ambos la siguieron por pasillos hasta llegar a una habitación donde despertaron a una docena de adultos jóvenes, todos eran maestros que dormían en bolsas de dormir en el piso.
    -escuche Rin volvió- exclamó poniendo sus manos en su boca para hacer un sonido más grande.
    Algunos maestros se levantaron del suelo y sonrieron al ver a Rin no esperaron para acercarse, la chica apenas dibujo una pequeña sonrisa, por unos segundos se perdió su aire seco y serio que tenía. Mientras todos comenzaban a hablar al mismo tiempo haciendo preguntas que la chica no pudo escuchar bien.
    -a ver silencio de uno en uno-
    -¿tu padre está bien?-preguntó una de las chicas
    -si está bien, fue con los rebeldes, por desgracia es cierto lo de la invasión, irán a tomar otra de las isla de las islas de la nación del fuego dentro de poco- contestó.
    -¿cuándo será la invasión?-
    -¿vamos a ir?-
    -en seis semanas-
    -incorrecto- intervino Hall- nos llegó información de los resurgistas, no sabemos quién algo para que la retrasaran- fue hacia un mueble y sacó el periódico- tiene algo que ver con el- le mostro la fotografía de Burai.
    Rin agarro el periódico era de ese mismo día, pero no estaba identificado, pero si aquella mujer le dijo su nombre.
    -Burai Ishii-
    -¿lo conoces?-
    -me ayudo a salvar a mi padre, lo atraparon pero yo creía que lo tenían ya que esa moto es del él y como es un niño mimado no la deja, y que tiene que ver- dijo devolviendo la fotografía.
    -no lo sabemos, solo sabemos que un comandante asesinó a dos policías de la carretera y culpo a los maestros tierra y sin dar nombres ni nada comenzó a casar a este chico-
    Ya no más por discutir, Rin solo les explicó como escapó y lo que harían a continuación, la chica comió algo y se cambió de ropa antes de irse a dormir.

    La luz del sol de amanecer los despertó, Burai sintió como el rayo del sol le ilumino la cara, mientras abría los ojos y miraba al este como comenzaba a salir el sol y pese a que era el amanecer el aire era el más frío de todo el día o al menos eso sabía Burai cuando el chico se levantó los Kuri también lo hicieron, ya habían salido del tunel el día anterior y habían salido por una cueva ubicada en una isla, la cual Burai tuvo que abrir y cerrar en caso de que los hubiesen seguido claro llegaron cuando ya anocheció, así que sin hablar terminaron durmiendo en la costa, una vez que los tres s e levantaron y por fin vieron la hermosa y bien limpia playa acompañada de palmeras, arena blanca y agua cristalina, fue algo hermosos de ver por segundo parecía que podía olvidar que era el avatar y mandar al olvido la guerra y quedarse ahí por siempre, mientras desayunaron las últimas frutas que recogieron en las otras islas , el chico miraba que también tenían una selva muy frondosa muy cerca.
    -qué extraño este lugar está solitario ¿seguro que es la nación del fuego?-preguntó el chico
    -claro que si- respondió el señor Kuri comiendo con la boca llena
    -parece que estamos en una isla desierta, ya que no hay nadie-
    -y- intervino Tenoch
    -Que no hay nadie si es la nación del fuego y si los igualitarios quieren invadir no debería haber seguridad, ya saben bases militares, o barcos a lineados listos para disparar-
    -mira chico, no sé cómo viven en la nación del fuego pero los maestros aquí, a diferencia de los bloqueadores de chi ellos no piensan solo en guerra, si vigilan las costas en caso de invasión y tienen seguridad, pero no significa que solo sepan vivir así, también tiene trabajo comunes y corrientes, además está isla no pertenece oficialmente a la nación del fuego-
    -entonces tomaremos otro tunel- intervino Tenoch
    -no iremos ala nación del fuego iremos a otra parte-
    Ambos chicos se levantaron, no podía ser si no iban hacia la nación del fuego a que aprendiera fuego control entonces a donde irían y para que tantas molestias.
    -pero para esto es el viaje, para ir con la nación del fuego a…
    -si vamos con el señor del fuego y te mostramos como el avatar, no les importará que no hayas dominado los cuatro elementos, te usarán como bandera, para atacar con toda la población del reino tierra, sin importar si mueres o no, lo se por qué de Aang querían a un soldado y tuvieron a un maestro compasivo, de Korra el loto blanco quería a una sabia maestra unificadora y el resto de los gobiernos querían a una soldado también y tuvieron a una pacificadora de ti solo quieren una figura para levantar una guerra y lo resurgistas seguro van a querer un líder militar-
    Burai se quedó sin palabras, nunca lo había visto así desde que supo que era el avatar, jamás había pensado en que harían con el pero antes de so Burai pensaba en si encontrara al avatar lo seguiría hasta la muerte como líder.
    -y entonces a donde vamos, digo como aprenderé fuego control-
    -iremos con unos amigos no se preocupen yo hablaré hora de irnos dijo poniéndose de pie.
    Una vez que terminaron de desayunar Burai y Tenoch, comenzaron a andar por la selva mientras Tenoch borraba las huellas con aire control, Burai miraba la espalda del señor Kuri nada más pensando sería verdad lo que decía, en lo personal le gustaría saber si dice verdad podía seguir confiando le hubiese gustado preguntar qué era eso de que su edad no coincidía con la de la muerte de avatar Korra.
    Siguieron avanzando adentrándose más en la selva, Burai se dio cuenta de que habían comenzado a escalar una montaña bastante alta el señor Kuri, se detuvo tan pronto comenzaron a escuchar ruidos de un rió este masculló que estaban por llegar, el chico se adelantó y vio que estaban frente a un río bastante amplio que terminaba en una gigantesca cascada que debía medir más de cien metros de altura, justo en la caída de las cascada estaba lo que parecía ser un puente de rocas.
    El señor Kuri no se detuvo y siguió el puente de rocas y se detuvo cuando estaba a la mitad, les hizo señas a los chicos, cosa que Tenoch siguió con toda confianza mientras Burai dudando de lo que iba a siguió dando pasos muy despacio temiendo no caerse, ya que al agua si le alcanzaba los pies, una vez que alcanzó a los Kuri el señor dijo, casi gritando.
    -¡llegamos!-
    Burai miro hacia todos lados esperando que sea una broma, miro hacia todos lados no había nadie ni casa en los árboles ni puertas, ni gente ahí ni cuevas a dónde meterse a no ser que, tuvieran que esperar.
    -aquí n o hay nadie, acaso debemos- decía mientras miraba al vació una parte de el le decía que iban a…
    Demasiado tarde sintió como dos manos lo empujaron con fuerza por la espalda mientras el caía al lado de la cascada, dando un fuerte grito apenas llevaba gritando varios segundos cuando dejo de caer y reboto en el aire volvió a caer y a rebotar al menos varias veces, el chico miro hacia abajo, no estaba flotando estaba encima de delgadas cuerdas de color plateado que por el color del sol no se podían ver, el chico sintió como inclinaban hacia un lado mientras el chico rodaba por las cuerdas hacia el interior de la cascada, mientras a aterrizaba en una colchoneta, estaba dentro de una cueva oscura iluminada por unas antorchas y el fuego control de cinco maestros fuego apuntándole, el chico volteó también había tres personas sosteniendo la red y otras cinco apuntando con fuego control saliendo de los puños.
    -tu nombre o tu vida- dijo de manera entre cortante el que parecía tener mayor edad, Burai no podía distinguir sus ropas.
    -Burai Ishii-
    Tenoch aterrizó rodando también por la red, unos segundos después llegaron dos guardias más.
    -tu nombre o te vida- volvieron a decir
    -Tenoch Kuri-
    Un segundo después entró el señor Kuri pero él no llegó rodando por la red en entró saltando directamente con su aire control.
    Burai vio como los maestros fuego que los apuntaba retrocedieron mientras que el señor Kuri les decía su nombre en voz alta de forma muy optimista y con seguridad.
    Los maestros fuego retrocedieron y el mayor de ellos se arrodillo, los demás lo imitaron.
    -¿no te pareció divertido?-
    -¿por qué no me dijeron?-
    -te responderé si me respondes-
    Era el colmo porqué es así no tenía de otra si no respondía no podría hablar con Tenoch.
    -si me hubieran dicho si-
    -si te hubiésemos dicho no habrías saltado- respondió Tenoch


    -Despierta, despierta- le decían una y otra vez-
    Rin abrió de golpe los ojos uno de los hombres la estaba despertando, la chica intentó levantarse, el cuerpo aún comenzaba a levantarse, la chica apenas puso un pie en el suelo ni si quiera se puso los zapatos cuando la jalaron hacia un lado.
    -están aquí están a punto de entrar por la escotilla-
    Rin no lo podía creer, sus pasos aceleraron, si estaban ahí significa que la siguieron entonces aquella mujer no iba tras Burai iba tras algo más grande quizás pensaban que su padre estaba ahí siguieron corriendo mientras los demás corrían detrás de ellos sosteniendo los carritos con comida y documentos, pasaron corriendo hacia una pared de concreto por la que iban a escapar, los maestros tierra hicieron movimientos para abrir la pared de concreto, abriendo el camino de luz, pero antes de que pudieran avanzar hubo un disparo, un dardo le dio a uno de los maestros tierra cayó hacia atrás hubo más disparos los dardos, dieron a los maestro tierra, mientras que un equipo de élite de bloqueadores de chi entraron por la pared, Rin sin pensarlo sacó el agua de una botella tras desenroscarla y lanzó un látigo de agua contra uno de los bloqueadores que cayó al piso, el resto de los maestros la siguieron y comenzaron a combatir a los bloqueadores de chi, uno de ellos lanzó una bomba de humo, lo cual sirvió para que más dardos derribaran a los maestros uno de ellos saltó hacia Rin, la chica intentó golpearlo con el látigo de agua pero este era demasiado ágil, la chica siguió lanzando látigos de agua, pero el bloqueador de chi fue más rápido este agarro la muñeca de Rin y la giraba la chica sintió el dolor mientras sentía la pistola de choque dándole en la espalda, l chica cayó al suelo no podía moverse, solo miraba como otro bloqueador, boxeaba con Hall el bloqueado de chi le golpeó la espalda provocando que el chico se tambaleaba, el bloqueador de chi lo golpeó en los brazos provocando que estos caigan agotados y luego golpeo sus piernas para que sus piernas cayeran cansadas, hubo más disparos y entraron más soldados, uno por uno se escucharon como derribaron a los últimos maestros, habían perdido.
    La chica intentó voltear hacia la salida por ella entró la mujer que la ayudo a liberarse, el último maestro en pie se lanzó hacia ella la mujer saltó para evadir las llamas de fuego en algunos movimientos bloqueo el chi del maestro fuego.
    -mi señora- dijo uno de los soldados- el fugitivo no está aquí.
    -no importa, no esperaba que estuviese aquí pero debía hacer la prueba así pero ahora creo que tenemos algo mejor

    *Al amanecer al temperatura baja porqué la temperatura va descendiendo durante la noche hasta el mínimo que es justo antes del amanecer.
    avatar
    Gama
    Leyenda
    Leyenda


    43 / 10043 / 100

    Nada

    Nada
    Resistencia
    Mensajes5115 Reputación195
    Dinero29100
    Puntos Gantz0 100 Puntos22 Vida
    100 / 100100 / 100
    950 / 999950 / 999
    0 / 9990 / 999

    Traje
    75 / 10075 / 100
    0 / 3000 / 300

    Vehiculo
    0 / 1000 / 100
    0 / 5000 / 500
    0 / 9000 / 900

    Energia
    100 / 100100 / 100
    125 / 999125 / 999
    Activado Nada

    Re: Avatar la leyenda de Burai capitulo 7

    Mensaje  Gama el Jue Abr 02, 2015 7:10 pm

    Cap leido +1
    Nadira maldita D=<





    Objetivo: Sobrevivir






      Fecha y hora actual: Lun Oct 22, 2018 10:37 pm