Gantz Club


    Avatar la leyenda de Burai capitulo 6

    Comparte
    avatar
    Diogo Rangel
    Experimentado
    Experimentado


    42 / 10042 / 100

    X-Rifle

    Nada
    Nada
    Mensajes1574 Reputación77
    Dinero98050
    Puntos Gantz0 100 Puntos4 Vida
    100 / 100100 / 100
    0 / 9990 / 999
    0 / 9990 / 999

    Traje
    100 / 100100 / 100
    0 / 3000 / 300

    Vehiculo
    0 / 1000 / 100
    0 / 5000 / 500
    0 / 9000 / 900

    Energia
    100 / 100100 / 100
    0 / 9990 / 999
    Radar Nada

    Avatar la leyenda de Burai capitulo 6

    Mensaje  Diogo Rangel el Jue Feb 05, 2015 10:45 pm

    Capítulo 6 En quien confiar
    Hacía otro día caluroso de primavera que ponía a sudar a chorros a cualquiera y sin desodorante lo ponía peor, mientras  Tenoch caminaba a paso seguro y decidido por el estacionamiento, sin detenerse  ni a responder las preguntas de Burai que le hacía a cada paso, si eran  seguros, si eran de confianza que si lo conocían, si eran parientes, como no tenía respuesta por parte de Tenoch decidió seguir preguntando, no es que se opusiera a quedarse debajo de un techo ya que llevaban dos tres días recorriendo el país completo en una plataforma de roca, sin bañarse y con día muy caluroso encima lo empeoraba todo, pero confiar de esa forma en la gente, bueno él había confiado en los resurgistas así de fácil.
    -¿son familiares tuyos?- volvió a preguntar por onceaba vez mientras esperaban en la puerta, mientras que Tenoch tenía un sonrisa  confiada y Burai una cara de nervios y preocupación.
    -del hecho de la gente común haya  iniciado este caos no significa que todos los no maestros los cacen como animales, además saben que soy  maestro aire y hasta me piden que les enseñe-respondió en forma burlona.
    -pensé que tus padres no apoyaban a los maestros-
    Antes de que Tenoch contestará la puerta se abrió y salió un hombre de mediana edad entre los cuarenta y cincuenta años, con el mismo tipo de cuerpo que Tenoch,  con el mismo cabello rubio y riso y la misma cara cachetona acompañada de una  nariz redonda,  la única diferencia eras que aquel hombre no estaba rasurado de la barba y tampoco tenía el cabello  más largo que Tenoch vestido como vestiría un mecánico con un uniforme  verde manchado de  grasa de automóvil y con un olor medio fuerte a gasolina.
    -¡primogénito!- gritó el hombre  poniendo una enorme sonrisa y abrazando al chico apretando muy fuerte su espada con sus brazos a lo que Tenoch respondió con un abrazo similar.- ¿Qué haces afuera? Entra-
    Se hizo a un lado mientras que el chico pasaba al departamento, mientras que el señor, Burai dedujo que debía ser su padre, pero antes de decir o hacer algo, el señor lo miro a los ojos, una mirada bastante penetrante que lo incomodaba.
    -y tú que, Tenoch es el hermano adoptivo del que me hablabas- decía mientras Tenoch daba un paso adentró y respondía.
    -no él es Burai, un compañero del colegio, una persona interesante desde que lo conocí y ahora desde hace tres días un buen amigo y una persona aún más interesante-
    -genial que pase- decía sin  dejar de sonreír.
    -muchas gracias- respondió Burai mientras le tendía la mano el señor  agarro la mano de Burai y la estrecho apretándola con fuerza. Burai soltó la mano después del saludo de verdad le había dolido la mano, después  lo jalo y lo abrazó  también apretando con fuerza los brazos, Burai sentía como casi lo levantaba del piso mientras  le tronaban los huesos.
    - Kohama Kuri-
    -Burai Ishii-
    Una vez cuando lo dejo pasar, el chico agitó la mano para quitarse el dolor del apretón tal vez el tronarse los huesos lo necesitaba para alivianar la tensión, y si necesitaba alivianarla con todo lo que pasaba.
    -¿y qué te atrae aquí? te molesta tu familia adoptiva- dijo mientras cerraba la puerta con el pie
    Burai paso al departamento el lugar estaba bastantes desordenado, el piso estaba  cubierto de ropa  tanto limpia como sucia, en cada mueble había platos y vasos usados de comida  las cortinas estaba corridas y un par de botas  recargadas en el mueble de la televisión, encendida en un canal estático, en definitiva el lugar que su madre no aprobaría para vivir
    -disculpa el desorden una vez a la semana  arreglo y limpio pero hoy no pude trabajo no previsto me lo impidió limpiare mañana.
    -me denunciaron así que tuve que irme- explicó Tenoch.
    -sabía  que pasaría, siendo maestro aire, es normal ya  atrapan a casi todo el mundo  la policía ya ha venido aquí el mes pasado dos veces creo que ya sospechan y tu amigo que también es maestro, adivinare- su voz era demasiado ronca y molesta.
    Se puso los dos dedos índices en la cabeza y comenzó a hacer ruido de meditación-maestro tierra, lo sé por qué soy adivino.
    Para Burai aquel hombre no tenía nada de adivino en lo personal, solo pensaba que hablo por hablar pudo haber dicho maestro fuego o maestro aire, o maestro agua.
    -Papá de hecho de eso quería hablarte, ya dentro de poco dejarán  de seguirnos está persecución comunista terminará y este chico- le dio una palmada en el hombro a Burai-será quien la detenga ya que aquí enfrente tieneeeees al ¡avatar!-
    Sonó cono un chiste mal hecho al que nadie entendió, solo faltó el sonido del grillo cantando y el aullido del lobo en la noche del desierto solitario.
    El padre de Tenoch antes de decir algo agarró la muñeca de Burai y lo estiró con  tanta fuerza que casi lo tiro al piso y con la mano comenzó a apretarle todo el brazo desde la muñeca hasta el hombro.
    -estás seguro digo, es demasiado niño y demasiado nervioso además está muy delgado y muy bajito para su edad, no te creo el avatar- decía mientras soltaba a Burai y levantaba el puño en alto apretándolo- el avatar debe representar seguridad, valor, madurez fuerza y verse imponente- en cada palabra  apretaba  cada vez más el puño.
    -oiga- respondió Burai- tampoco soy tan malo, he vencido a varios bloqueadores de chi en estos últimos días y créame nadie ni nada puede conmigo…-
    El padre de Tenoch le dio un fuerte golpe en el estómago provocando que se le saliera el aire a Burai, el dolor era tanto que el chico se cubría el estómago, mientras se agachaba.
    -¿decías?-
    -no es su culpa además apenas acaba de empezar llevar un elemento de cuatro aún puede mejorar-
    -Si con un poco de entrenamiento rudo mejorará y que es ese olor, Tenoch cuando fue la última vez que te bañaste-
    -Hace días no podíamos detenernos nos perseguían-
    -no importa a bañarte- le dijo mientras lo empujaba hacia el cuarto de baño- y tú también avatar, lo jaló de las solapas y lo empujó hacia el cuarto de baño- a bañarte, aunque creo que solo hay agua para uno en el tanque así que tendrán que compartir.

    Shawna caminaba por el pasillo iluminado por focos  blancos colgados de la pared mientras empujaba un carrito  de ruedas que traía  varias bandejas de comida tapadas, pasillo estaba lleno de puertas que cubrían la entrada a las habitaciones cada puerta tenía tres cuadros  uno en la parte superior y otro en la parte del centro, mientras que en el techo del pasillo había letreros cada siete metros  con una letra y una serie numérica indicando la zona en que se encontraban, mientras la chica se  detenía en la puerta azul que tenía un letrero que decía W-20098,  ella toco la puerta mientras decía.
    -hora de la cena-
    Un guardia vestido de azul  que traía una máscara  blanca que le cubría el rostro se aproximó a ella y saco la llave para abrir la puerta,  dentro estaban la madre y la  tía de Burai, que casi saltó de su cama, mientras Shawna  entraba a la habitación mientras el guardia apuntaba con el arma a las mujeres, la seguridad  era demasiada parecía más bien una prisión, pero las mujeres traían su ropa de civil.
    -miren les toco muy buena cena decía Shawna con una sonrisa  que  parecía intentar ser amigable  mientras destapaba la comida- ensalada cesar, con filetes de pescados empanizados y té de manzanilla recién hechos-
    -ah gracias Shawna- dijo  amablemente la prima de Burai agarrando la bandeja  y acercando la silla para sentarse en la cama y recargarse en la cama.
    -para usted también- le dijo a la otra señora-
    -no… digo no hasta que no expliquen… déjenos ir por favor
    -mire lo lamento, no podemos, ya le han explicado, su hijo es el avatar si hacemos esto es por su seguridad ya también les han dicho de que alguien en el ejército sabe que Burai es el avatar-
    -pero él…-replicó por doceava vez- no es, se  equivocaron, no lo ve es un chico que se convertirá en abogado, como se sentiría que le dijeran que su hijo es un monstruo-
    Shawna puso su manos en el hombro de la señora en tono todavía comprensivo- no tiene que pensar así,  el avatar nos ha dado esperanza en toda la historia desde tiempos inmemorables y no hay error, he visto el poder de ese muchacho y cambiara esto y yo en su lugar estaría orgullosa del papel que desempeña-
    -en que siendo una bestia que matara, porque esos son los maestros, hace tiempo se les admiraba pero ya en este tiempo, el mundo ya no tiene lugar para ellos que no lo entienden-
    Shawna  quitó la mano la mano del hombro y se salió de la celda mientras cerraban la puerta tras ellas, la señora también agarró la bandeja y comenzó a comer pero mucho más despacio que de costumbre.
    -¿Por todos los cielos Rin porqué a mí?-
    -te casaste con una maestro tierra Udona, había una gran  posibilidad y te lo dije hace  doce años y  hasta  admitiste esa posibilidad, cuando Sabal murió fue cuando cambiaste, no eras así, tienes miedo como muchos, prefieres mantenerte agachada, debería confiar en él, además sabemos que no morirá tan fácilmente-
    -pero Shinlli me dijo…- que no importa si regresa, perderá de un modo u otro-
    -no lo sé Udona- decía Rin mientras terminaba su comida y ponía un plato en la plataforma del centro de la puerta- para ganar o perder todo cambiará, también tu deberías hacerlo además no está solo seguro que tendrá no solo a los resurgistas también a cientos de miles de maestros de todas las edades que lo seguirán hasta la muerte-
    La madre de Burai comenzó a llorar a lágrima viva mientras que la otra mujer intentaba calmarla  sobándole el hombro intentando consolarla.
    -y si muere no será en vano su causa será propagada, su muerte vengada y cuando regrese otra vez volverá a luchar-
    Eso no consoló a la pobre mujer, al contrario está comenzó a llorar con más fuerza que sonó por todo el pasillo asustando al guardia que por desgracia fue el único que escuchaba el llanto.
    -ya deja de llorar, verás que dentro de este caos aún hay luz-
    -¡Hora de dormir fuera luces!-
    Las luces se apagaron mientras que la pobre señora gritaba y lloraba más fuerte provocando que todo el piso lo escuchara.
    -¿en serio fue buena idea?-preguntó la capitana
    -en lo personal- contestaba Rocky-  le hubiéramos hecho una cirugía facial a Burai y le cambiábamos el nombre y lo presentábamos como el avatar-dijo mientras tomaba café y veían a las dos mujeres en la pantalla de la cámara de seguridad.
    -De todas formas hubiesen detectado a esta familia, pero si lo volvemos a ver definitivamente le haremos la cirugía.-

    -créeme los necesitas-insistía Tenoch mientras agarraba los paquetes de nopales y lo ponía en el carrito.
    -sabes nunca me han gustado- respondía Burai con tono de repulsión.
    Se encontraban en el súper mercado haciendo las compras, el objeto que habían lanzado la capitana del  era una cartera  de piel color roja que contenía muchos y variados cupones de descuento, billetes de diferentes denominaciones, algunas monedas y una tarjeta de crédito, que seguramente le pertenecía a la capitana, la firma en ella era muy fácil de falsificar, un tache con una espiral sobre una de gigante letra de, junto a una nota que indicaba que tenía un límite de crédito de veinte mil Yenes, eso significaba que podían comprar  comida suficiente para al menos tres meses, cosa que Tenoch aprovechaba da ya que metió al carrito de compras  bolsas de papas crudas, jitomates, pepino, espinaca, lechuga prácticamente lo necesario para  desayunar comer y cenar ensaladas cesar, cuando Burai puso en el carrito del súper un paquete de pan blanco y un paquete de  sus galletas de chocolate, que de verdad las extrañaba, Tenoch las agarró  y las devolvió poniéndolas de nuevo en el escaparate más cercano.
    -oye-
    -eso no te nutre ya escuchaste a mi padre  como el avatar necesitas comer bien crecer y verte imponente - respondió hablando con naturalidad diciendo la palabra Avatar en público.
    -Tenoch-
    -¿Qué?- respondió preguntando viendo la cara de preocupación de Burai y luego a una mujer acompañada de sus tres hijos  mientras compraba aceite de cocina- no te preocupes esa gente está en lo suyo-le respondió mientras agarraba paquetes de atún y lo echaba al carrito.
    -te decía eso no te ayuda, necesitas  fortalecer su cuerpo y desarrollarte-
    -oye llevo semanas sin comerlas, semanas escondido en una alcantarilla comiendo comida de conserva todos pelearían por estás galletas- le respondió Burai en tono  mientras caminaban cargados de bolsas ya directo a las cajas registradoras, tras pagar con la tarjeta, salieron del súper cargados con demasiadas bolsas en las manos, y más tarde volverían por más cosas, después de probar que Burai no pudo hacer aire control aceptaron el que necesitaba aprender por completo el fuego control, tampoco sabían dónde estaban los demás escondites de los resurgistas mucho menos podía volver al escondite de ciudad república seguramente la policía ya había bloqueado todo el lugar y la única opción que quedaba sería salir del continente e ir a la nación del fuego con los otros maestros, para eso debían ir a la costa más cercana y como no podían ir en avión  tendría que ser en automóvil, el viaje tomaría  varios días y necesitarían comida, ellos se abrían ofrecido a comprar las cosas mientras que el señor Kuri reparaba el automóvil.
     -explícame algo Burai porque tus llamas son verdes-preguntaba por décima vez lo que Burai volvió a contestar que no sabía, le había explicado lo de la princesa de la nación del fuego tenía llamas azules por ser descendiente del avatar Roku y de poderosos militares de la nación del fuego pero no explicaba porque  existían las llamas verdes, aunque la información que tenían del avatar y de los maestros era muy poca.
    Cuando regresaron a los condominios antes de poder subir a la habitación tocaron un claxon  mientras que el señor Kohama les chiflaba, los dos chicos voltearon a ver  al señor conduciendo una camioneta  blanca bastante enorme, era una de esas camionetas que usaban como hogares las personas que viajan, según  Burai se llamaban Casas Rodantes.
    -pensé que iríamos en el Volkswagen-decía mientras caminaba hacia el vehículo que ya los estaba esperando, cuando subieron al vehículo dejaron las bolsas en una mesa que estaba enfrente de la mesa,  ya le dolían los dedos  por cargar tantas bolsas directamente de las asas.
    -papá y esto-
    -si es verdad que son  fugitivos lo mejor es traer un vehículo en el que puedan esconderse este vehículo trae un cajón muy amplio en la parte del baño además llevamos con nosotros equipo de entrenamiento que necesitamos-
    Tratando de no pensar en el equipo de entrenamiento que seguramente usarían en él, y seguro que le harían sufrir hasta el último aliento en un entrenamiento mortal, Burai  comenzó a sacar la comida de las bolsas y meterlas en el refrigerador.
    -de donde sacaste esto-
    -vendí el automóvil y algunas cuantas chácharas-respondió mientras comenzaba a conducir para salir de los condominios.
    No paso mucho antes de que la casa rodante llegara a la zona de la ciudad frente a los edificios empresariales y  centros comerciales, al lado de autobuses de pasajeros y automóviles particulares dejando más curiosidad por parte de los peatones y se suponía que debían ser discretos, aunque el viaje no estaba tan mal, incluso parecía ser divertido, pasar de esa forma frente a patrullas de policía como si nada, tras otro rato cuando salieron de la ciudad y tocaron la autopista, Burai y Tenoch tuvieron que esconderse en lo que a Burai le pareció que era una caja  de madera   que estaba añadida debajo de la regadera del baño, tuvieron que retirar el acrílico con el metal control de Burai y esconderse ahí por casi una hora que fue interminable para  ambos ya que la caja no estaba muy grande.
    Cuando el oficial entró a revisar abrió el refrigerador, sin robar nada,  después revisó  debajo de las camas, la cajuela, la alacena y al final el baño,  cuando el oficial revisó  el piso de la regadera Burai sintió el peso de su pie justo en el rosto, con suerte no se dio cuenta de que el piso del baño se hundió un centímetro, una vez que pasaron el control de seguridad, los dos chicos salieron expulsando el aire que habían estado aguantando la respiración.
    -pensé que no saldría hasta mañana- replicó Burai mientras  que  forcejeaba para salir de la caja donde apenas podía caber Tenoch.
    -al menos no estamos camino a la comisaría- respondió Burai mientras que también forcejeaba para salir
    -y tu papá me quiere con veinte kilogramos más- dijo mientras saco la cabeza   y un brazo.

    Durante el resto del viaje tuvieron algunas paradas para comer e ir al baño y salir a estirar las piernas cosa a lo que se oponían el señor Kuri ya que cada segundo que Burai no aprendía a dominar los cuatro elementos era un ser humano maestro o no maestro muerto a manos de la discriminación, en parte tenía razón pero de nada servía apresurarse además la gente no moría asesinada en el nombre de los Igualitarios con esa facilidad, según Burai.
    Fue hasta cerca de las seis de la tarde cuando por fin detuvieron la trayectoria, salieron de la carretera y tomaron un camino secundario  y ahí se estacionaron cerca de una zona sin pasto rodeada de árboles.
    -muy bien chicos saquen las cosas ya  avanzamos bastante hoy, es hora de prepararnos- decía mientras señalaba maletas y maletas enromes en la parte traseras, los dos, Tenoch y Kohama sacaron las maletas cargando  mientras que Burai sospechando y adivinando lo que traían saco las dos maletas con metal control.
    Una vez afuera sacaron lo que Burai temía que era un equipo de entrenamiento de pesas, pero no eran mancuernas ligeras eran pesas de gran pesos si las etiquetas que tenían eran correctas el par más ligero debía pesar  once kilogramos cada una.
    -Empecemos-
    Y fue tal como adivino el calentamiento no estaba  nada mal pero tan pronto llego el entrenamiento real, fue la tortura total, no pudo levantar la pesa que le pusieron en el banco de rocas que había improvisado con tierra control, tras algunos gruñidos de Tenoch   los convenció de poner la barra sin peso una gran diferencia.
    Tras una hora con entrenamiento así cuando el señor Kuri dijo que ya había acabado, Burai con un suspiro profundo pensó que ya había acabado esa tortura, cuando gritó.
    -es hora de practicar los controles-
    Al menos no era tan difícil pero le dolía todo el cuerpo mientras Tenoch se ponía en posición  frente a él,  listo para una prueba de combate de controles.
    -muy bien- contestó poniéndose en posición como si hiciera una sentadilla sosteniéndose en el aire.
    Tenoch lanzó una ráfaga de aire control  golpeando en el aire con la palma de la mano izquierda abierta, mientras que Burai  se lanzó hacia lado para evitar la ráfaga, una vez aterrizando concentró su chi para lanzar un raca contra Tenoch el chico ágilmente la esquivo también mientras  Golpeo con más fuerza y con ambas manos el aire para dirigir hacia Burai una ráfaga de aire más fuerte Burai levantó las manos  juntas para levantar  una muralla de tierra donde choco la ráfaga de viento protegiendo a Burai del ataque.
    -lo más básico de los maestros tierra cubrirse y escapar pero chico tu eres el avatar  debes atacar para ganar- gritó el padre de Tenoch que estaba de brazos cruzados.
    Si el señor buscaba acción por parte del avatar eso tendría Burai salió de un lado de la pared de piedra que acababa de  levantar,  dio un patada concentrando su energía para  levantar una roca  y lanzársela hacia la cara  Tenoch  logro esquivarla pero Burai hizo salir dos columnas de rocas del piso y Burai dio varios golpes a velocidad  en el aire para lanzarle discos de rocas a Tenoch que este comenzó  a esquivar o a desviar con aire control, después Burai concentró todo su poder para lanzarle la plataforma hacia enfrente seguido de otro montículo de piedra que Tenoch terminó esquivando a lo que Burai termino contestando.
    -Típica táctica de maestro aire esquivar y evadir-
    -¡menos charla y más acción señoritas!-
    Durante los siguientes días siguieron viajando durante toda la mañana y desviándose durante las tardes para entrenar de esa manera tan brusca, y tras eso un día Burai usaba  Tierra control y durante otro usaba fuego control para pelear contra Kohama y contra Tenoch, aunque no conocía los movimientos de fuego control, así que Tenoch le enseño los golpes básicos de aire control, que no sirvieron para que Burai sacará una ráfaga de aire, pero si  sirvieron para practicarlos puños y las patadas de  fuego control, por otra parte el señor Kohama le enseño el boxeo aunque no era utilizado en  ninguno de los controles o al menos de  la forma tradicional, le ayudaron a  dominar más movimientos. Aunque para el señor Kuri y Tenoch  Burai progresaba de manera muy lenta con fuego control,  si se ponían muy exigentes con él, era de esperarse al ver al avatar, pero para el poco tiempo que llevaba entrenando no lo hacía nada mal ya hacía bien el golpe recto, el golpe de volado y el golpe de gancho con llamas y era bastante bueno también el golpe y la patada de aire control usando fuego.
    Sybilla caminaba escoltada por sus guardias armados mientras ellas leía mientras caminaba una carpeta llena de informes sus ojos se movían de línea a línea  a velocidad con cada línea  su rostro cambió mostro su cambio de actitud de una mujer simpática a un bruja horrenda y  gruñona, tan pronto cerro la carpeta.
    -tenemos a la familia del avatar pero no al avatar eso es malo, se le dio la ubicación de la base pero no fue y decidió seguir  a un maestro aire- comentaba el guardia que caminaba a su izquierda.
    -tal vez fueron atrapados-sugirió el otro guardia
    -de eso nada si hubiese sido atrapado le hubiesen ejecutado ya en televisión mundial- intervino Sybilla mientras daba la vuelta en un pasillo directo hacia una puerta,  entraron por ella  a una habitación donde había una docena de hombres  sujetando al Toro ligre   bastante agresivo con cadenas el animal dio un potente  rugido  se  levanto en dos patas y jalo a dos de los hombres tirándolos al piso boca abajo, agarro otra la de las cadenas que lo ataban y la jalo lanzando al otro hombre que lo sostenía, teniendo más libertad de movimiento, los dos guardias de la mujer dudaron por un segundo pero la mujer  serena se acerco más hacia el animal quedando a solo unos palmos de distancia.
    -bien libérenlo nos llevara al Avatar-

    Después de dos  largas semanas en carretera manejando todo el día y entrenando en la tarde, y evadiendo a las patrullas fronterizas cada cierto tiempo, comenzó a hacer que Burai sintiera que el viaje sería eterno cuando por fin llegaron, un día  en el que señor Kuri decidió levantarse levemente más temprano y arrancar el coche mientras los dos chicos dormían   Burai sintió el movimiento este se despertó casi de golpe justo cuando el vehículo dio un frenon y este se cayó de la cama al piso  el golpe  en el hombro fue tan fuerte que  el simple impacto terminó por despertarlo.
    -que-
    -¿Qué pasa?- preguntó Tenoch que se despertó debido al golpe mientras se estiraba por toda la cama.
    -creo que nos quedamos dormidos- respondió Burai mientras se ponía de pie a ver al señor Kuri que  ya estaba manejando mientras pasaba por la carretera.
    -buenos días-
    -desayunen yo ya lo hice- respondió el señor- apúrense en una hora llegamos-
    Esas fueron palabras mágicas para el ya no soportaba tantos días de viaje, así que tras desayunar, tres  huevos sin yema avena cocida y espinacas  cruda, acomodaron las camas y limpiaron todo el tiempo se fue  más rápido que de costumbre, haciendo que la ansiedad de Burai incrementará una vez que los platos estaban rechinando de limpios, la mesa estuvo limpia y las camas  tendidas el señor Kuri anunció que ya estaban en cinco minutos y que preparaban las cosas solo la ropa de verano, parecía que iban de excursión y no a la guerra. Burai se  asomó por la ventana estaba en camino  recorriendo la playa no recordaba la última vez que había  visto el mar, una sola vez habían ido a la playa de vacaciones  eso fue  cuando él tenía cuatro años de edad, pero no recordaba eso.
    El señor Kuri condujo la camioneta hasta llegar a una colina un poco apartada de la ciudad entonces fue cuando se estacionó a un lado, se cambiaron la ropa y por fin bajaron con las maletas bastante más ligeras sin la mayoría de la comida y con solo  algunos cambios de ropa, Burai había tenido que comprar, se puso un short de mezclilla azul oscuro  que le llegaba a Burai a la mitad de la pantorrilla y una playera de color blanco con los hombros, el cuello y las magas de color azul mientras que  Tenoch y su padre bajaban con shorts de mezclilla  de color blanco y más ajustado blanco más cortos camisas de tirantes blancas bastante ajustadas, en lo personal para Burai estaban presumiendo pero presumiendo, pero  a quien no había nadie o quizás querían intimidar a Burai que  lo estaban consiguiendo.
    -a la cabaña no digan nada con respecto a los resurgistas ni al avatar ni a la rebelión si alguien pregunta Burai eres maestro fuego, hagan una reverencia de saludo de maestros, el resto déjamelo a mí- decía con mucho entusiasmo  mientras comenzaban la marcha hacia una cabaña en la base del centro de la colina, Burai miraba hacia todas parte el calor del ambiente, el olor a agua de mar y la fuerte y  cálida brisa le  rosaban el rostro, era tan genial y una lástima que no iban de vacaciones.
    Cuando llegaron a la cabaña tocaron la puerta y salió un hombre de piel morena  de cabello negro muy canoso que presentaba inicios de calvicie ya de bastante edad que les abrió cuando vio al señor Kuri sonrió por un segundo Burai esperaba que fuera el abuelo de Tenoch, peor su cara no se parecía a ninguno de los dos ni a Tenoch ni al señor Kuri-
    -maestro-  saludaba mientras hacía la reverencia agachándose  centrando las manos poniendo la mano izquierda estirada tocando el puño derecho a lo que le anciano respondió
    -Kohama entra traes al chico pasa-
    Se hizo a un lado para dejarlos pasar pero ante Tenoch  hizo el saludo  y Burai que casi se le había olvidado lo imitó nunca había hecho  el saludo, nunca se había requerido sabía que existía pero nunca había tenido un combate formal ni una reunión de maestros.
    Cuando pasaron entraron a una cabaña  de apenas unas habitaciones no muy grandes, donde solo había unos postes donde estaban colgadas algunas hamacas, un fregadero  donde al lado estaban algunos platos recién lavados, las paredes pintadas de  un blanco opaco  que indicaban que necesitaban una nueva pintada estaban ocupadas por cientos de adornos la mayoría eran fotografías  en blanco y negro de diferentes monjes calvos pero lo que le llamo la atención a Burai fue  un adorno que parecía ser un casco de oro adornado con hojas verdes que lo hacían parecer enorme.
    -¿qué les trae aquí mi viejo pupilo?-preguntó mientras caminaba hacia la mesa cojeando en su bastón de madera muy torcido como si hubiesen enroscado dos ramas de madera y las hubiesen pegado con pegamento.
    -solo que nos dejes tomar un camino para ir a la nación del fuego-respondió mientras lo seguía y hacía señas a los chicos para adentrarse más.
    -La nación del fuego donde te enseñe, ¿el camino? No sé dónde está…- El señor se rasco  la parte trasera del hombro izquierdo mientras veía de reojo a los chicos que ya habían bajado las  mochilas y las habían puesto a un lado.
    -no sabía que tenías otro hijo- dijo al ver a Burai, mientras caminaba hacia el cojeando parecía mostrar interés en el mientras  el señor lo miraba,  a los ojos, Burai tenía la sensación de que aquel hombre necesitaba usar lentes.
    -¿y tú cómo te llamas?-el señor volteó a ver a Kuri- no se parece a Iris espero que no hayas  ido con aquella mujer-el señor Kuri se sonrojo- volvió a mirar a Burai-¿y tú cómo te llamas?-
    -me llamo Burai- respondió el chico.
    -no maestro no es mi hijo es  un vecino que nos acompaña es un maestro fuego y necesita ir con los maestros- respondió el señor Kuri cambiando su tonó de voz como si le hubiesen delatado algo.
    El anciano volvió a  ver al señor Kuri y lo señalo con el dedo- sé que mientes- mientras se retiraba cojeando con su bastón.
    Después de ir a comprar comida, Burai la tuvo dura otra vez al no poder comprar sus galletas, estuvieron practicando de nuevo con sus controles, practicaron  debajo de la colina donde estaba la cabaña del anciano, en lo que parecía una playa  rodeada de rocas lejos de la vista del exterior ya que  el agua solo entraba por debajo de dos  pedazos de tierra unidos por un puente de roca, que a Burai le pareció que fue hecho por tierra control,  claro antes de entrenar que primero Burai preguntó si ese anciano era de confiar.
    -Burai con más respeto-le susurro Tenoch en voz baja  volteando de reojo a ver al anciano que los observaba varios metros de  distancia, junto al señor Kuri que tenía una conversación, cosa extraña ya que por primera vez no entrenaba de cerca con ellos, pero en lo personal  Burai pensaba que  no los escuchaba- es el maestro Ryu fue maestro  aire de mi papá tiene como noventa años es de fiar.
    Estuvieron entrenando por bastante rato hasta que fue la hora de la cena atún con jitomate, aunque  Burai no lo disfrutaba del todo podía ver a Tenoch y a su padre  devorarlo en seguida, no entendía como no les daba indigestión comiendo así. Una vez terminada la cena ambos adultos se fueron a dormir, cosa que Burai se quedó muy intrigado, apenas iba a anochecer, sin pensar en otra cosa Burai salió de la cabaña y fue hacia el borde de la colina quedándose a varios pasos del borde a contemplar la puesta del sol, nunca lo había visto, cuando el sol llego al límite, era algo de verdad bello, la mezcla de los colores rojizos y como se reflejaba en el mar cuando el sol desapareció y cayo la noche.
    -interesante no- le dijo Tenoch  que también  se había salido- como el mundo puede ser tan bello con todo lo que está pasando-
    -de que camino habla tú papá para ir a la nación del fuego suena como si fuera a cavar un túnel subterráneo hacia allá-
    -te responderé si me respondes- respondió Burai
    Ese maldito hábito que tenía Tenoch al principio se le hacía interesante pero  ya dos semanas con eso le hacían perder la paciencia poco a poco y ya estaba al límite, pero por qué no contestarle.
    -si es hermoso sabes  en estos momento debería estarme preparando para los exámenes finales, si no fuera el avatar.
    -pero si no tuviéramos está guerra  te habrían encontrado ya  te hubieran separado de tus padres y te hubiesen llevado a un centro de entrenamiento militar, dormirías siendo observado en un laboratorio, tendrías  visitas semanales de tus papás y tal vez ya dominarías la tierra, el fuego y el aire-
    Burai volteó a verlo parecía tan natural al forma  en que lo decía pero eso del laboratorio y el entrenamiento militar sonaba algo monstruoso y cruel,  aunque Tenoch  se veía muy serio.
    -lo sé por qué eso le paso al Avatar Korra-continuó hablando- y con respecto al camino no lo sé es una locura que vayamos caminando por debajo del agua hasta allá.

    Las montañas se encontraban siendo destrozadas mientras que otra figura enorme frente que no podía distinguir bien lo arrastraba sin dejarlo ir mientras forcejeaba con todas sus fuerzas de pronto  se encontraba en el lugar del otro objeto que  miraba  hacia una sombra oscura que intentaba huir mientras se aferraba a el con todas sus fuerzas no podía permitirlo esa era su misión, entonces volvió a  ver a través de la primera figura, un humano se acercaba, el humo saco un llamarada de fuego contando el lazo que unía mientras se alejaba por fin era libre, una vez más cambió de lugar ahora perseguía a la primera forma mientras sentía como se debilitaba poco a poco
    Burai abrió los ojos lentamente  sentía que había dormido demasiado, se quedó  acostado en la hamaca que  colgada en la habitación, la noche anterior él y Tenoch se habían dormido  minutos después para no molestar a los señores mientras dormían.
    Burai escuchaba  murmullos de quien sabe dónde tal vez  ya se habían despertado, pero seguía siendo de noche, giro un poco la cabeza para ver una línea de luz que estaba entraba por la puerta entre cerrada, Burai sin saber por qué se puso de pie,  sus ojos recorrieron la habitación  hasta que topo con un reloj de pared, eran casi las seis de la mañana entonces todavía no había amanecido, sin embargo ambos hombres se habían levantado temprano.
    Burai se levantó y bajo de la hamaca la casi escasa luz de una lámpara entraba por una rendija de la puerta mientras caminaba su mente divagaba en los adornos colocados en la pared, cuando estaba unos pasos de la puerta  se quedó mirando muy fijamente una extraña vara colocada en sobre dos ganchos parecía de fácil acceso, no sabía por qué pero se sentía muy atraído hacia esa vara,  se acercó  hasta quedar a unos pasos de ella, podría tocarla, bueno no creía que se rompería si la tocaba, tal vez ni se dé cuenta.
    -meditación terminada- pronunció el anciano aclarándose la garganta-ahora querías hablarme para que-
    Burai caminó un par de pasos hasta la rendija de la puerta, mientras respiraba en silencio y se asomaba para ver el exterior sentados en el pasto estaban el señor Kuri y su maestro sentado en esa extraña forma que era la forma de meditar de los maestros aire.
    -si maestro te he mentido-
    -Osáis  mentir a tu maestro para después de meditar revelarle la verdad, algo que no tuviste de  niño ni de joven pero de adulto desarrollaste muy bien- decía el anciano colocando su bastón en sus piernas.
    -es el otro chico que traje conmigo, no es mi hijo ni es un vecino, no lo conocía  hace unas semanas, mi hijo lo llevo desde Wuhan hasta mi casa, ya le comenté que escondí a mi hijo  con otra gente ya que de manera indirecta apoye al partido igualitario…
    A Burai sintió como si le hubieran inyectado hielo y este le recorría las venas congelándole  la sangre, el padre de Tenoch un igualitario siendo un maestro aire imposible, pero había dicho que indirectamente entonces los ayudo sin saberlo, significaría eso.
    -y eso es todo-
    -no maestro mi hijo llego presentándolo como el avatar el chico demostró que era verdad, un maestro tierra que podía hacer  fuego control y lo vi, por eso viajamos a buscar a los maestros fuego-
    -¿entonces por qué viniste hasta aquí?-preguntó dando un fuerte estornudo
    -porque me negué a creerlo, maestro sabemos que el avatar Korra murió hace veinticinco años este niño solo tiene dieciséis-
    -y eso es lo que te molesta la edad no es  un factor que importe-
    -maestro sabemos que el avatar Korra nació el mismo día en que murió avatar Aang y eso no he estado entrenando con él  he notado que no posee  ese poder espiritual que debería tener, y es todo como le dije antes   el fuego control de ese niño es verde algo nada común y eso me preocupa hay algo que no me hace confiar en el-
    Burai miro sus manos nervioso, aunque  el argumento de que nació mucho después de la muerte de Korra era bastante bueno.
    -yo tampoco había visto algo así , mis padres tampoco vieron aire control,  mis abuelos tampoco vieron lava control y mis bisabuelos tampoco vieron metal control y así sucesivamente,  pero hay muchos maestros fuego que disparan llamas azules, debido a  su herencia familiar, pero si buscas tal vez en su familia lo encuentres-
    -es el problema no hay familia  su madre proviene de  no maestros y no hay padre-
    -hijos sin padre algo cada vez más común, si buscas mi consejo- tosió y escupió un gargajo- llévatelo  y sigue entrenándolo buscándole su esencia espiritual, pero no lo lleves  con los rebeldes de la nación del fuego, si lo haces lo convertirán en una bandera que solo expandirá la guerra hasta quedar fuera de control.
    -ya lo hicieron los resurgistas lo encontraron antes, no tengo contacto con ellos pero lo buscaran además tienen el señuelo perfecto a la madre del chico y tiene a su animal protector y aún queda el que el chico insiste en una misión ridícula para rescatar a la nieta de Korra-
    Hubo un silencio durante varios minutos, Burai solo podía  escuchar su respiración, entonces  la misión e rescate era suicida e imposible de realizarse eso significaba que no rescatarían a Rin, pero eso llevaría a la rendición de Cheng-Ho, Burai respiró profundamente varias veces, mientras se quedaba paralizado, intentando razonar que haría  podría ir el solo a rescatarla pero y si lo atrapaban
    -Entiendo la usaran para atraer a Cheng-Ho y detener la resistencia en el reino tierra, pero de nada les servirá Cheng-Ho nunca lideró la rebelión y sus intereses nunca fueron los de su madre su muerte no detendrá la rebelión su grupo del que forma parte no se detendrá  aún con el  muerto,  no su objetivo no es está guerra su objetivo es otro, que no vaya por la chica Kohama mantenlo alejado de ellos y de cualquier grupo de rebelión, si va a luchar en la guerra que sea en las sombras-
    -si pero necesita un maestro fuego y un maestro agua el único lugar donde hay eso es en la nación del fuego y cuando vean su fuego verde sospecharan de él,  y si ya sé que no debo llevarlo con los líderes, pero si es por el fuego se con quién llevarlo del agua me ocuparé después-
    -entonces está arreglado, no necesitabas mi consejo después de todo- respondió en anciano soltando una leve risa-eres inteligente contagia a ese chico con esa inteligencia-
    -será mejor que entremos esos niños no deben tardar en despertarse- decía mientras se ponía de pie, Burai miro hacia la hamaca y dio un salto para acercarse a ella quedando a unos pasos  que dio  casi saltando acostándose a tiempo de que lo vieran
    Fue hasta después del desayuno cuando  sacaron las cosas y el señor Kuri les dijo que se irían a la nación del fuego pero Burai sabía que mentía se irían a otro lado, debería decírselo o confiar en él o quizá hablar con Tenoch, no sabían  cuando volvieron a estar cargados de comida reunidos en el centro de la cabaña el anciano quitó la alfombra rebelando lo que parecía ser una coladera cuadrada  de dos metros de cada lado la cual  abrió con facilidad  para dejar acceder  un agujero cuadrado unas escaleras metálicas pegadas a la entrada del túnel.
    -Gracias maestro- dijo reverenciando otra vez  a lo que Burai y Tenoch respondieron con el saludo- chicos  yo bajo primero ustedes pásenme las bolsas
    Una vez que bajo el señor Kuri les  grito para que bajaran las cosas  Tenoch le lanzó la primer a maleta y unos segundos después el señor Kuri les grito para que le lanzara la siguiente maleta, una por una  las fueron tirando hasta que terminaron, mientras que ambos chicos se despidieron, Tenoch miro al agujero y en lugar de bajar por las escaleras este dio un salto directo al agujero después Burai lo siguió pero el no salto bajo por las escaleras.
    Una vez abajo el señor Kuri y Tenoch encendieron unas linternas mientras  que  agarraban las cosas  el tunel no era muy amplio pero al menos podían  caminar por ahí sin encorvarse el tun él seguía y seguía no se podía ver nada excepto las linternas y la llama verde de Burai, de vez en cuando  uno de los tres amenazó con resbalarse en el pido lodoso,  anduvieron en ese tunel por mucho rato, Burai no sabía si era por la largo que estaba o por lo lento que iban debido al piso lodoso por el que caminaban, del techo también caían gotas de agua, parecían que estaban debajo del mar ya que  Burai   metió una de esas gotas en su boca y era agua salada, la caminata se hizo más larga había alagunas zonas en las que  el tunel serpenteaba no solo izquierda y derecha también arriba y abajo  en algunas zonas  era recto.
    -no construyeron este tunel con tierra control o si-susurro mientras volvía a alzarse sobre otra colina hacia arriba y el peso de las maletas aumentaba la dificultad una vez que por fin subieron hasta la cima Burai escucho el ruido de una corriente de agua de  corría no muy lejos, mientras continuaron avanzando el señor Kuri se detuvo y Tenoch tras el como ambos eran más altos que Burai este  tuvo que pasarse dejar la maleta en el suelo usar tierra control para sacar una roca del piso y usarlo como escalón para asomarse.
    Delante de ellos estaba un toro-ligre jadeando mientras que los dos señores  comenzaron a retroceder, Burai bajo del banquito de tierra, creía que lo había visto antes, el chico volvió a hacer fuego control para iluminarse con las llamas, cuando la llama ilumino a Burai el toro-ligre se levanto  y se abalanzó sobre Burai tirándolo al piso lodoso lamiéndole la cara, ese era Argus.
    -Argus chico, te extrañe- le dijo Burai abrazándolo, mientras se ponía de pie.
    -¿lo conoces?- preguntaron los Kuri
    -si es de mi casa me siguió hasta ciudad república y lo deje con los resurgistas, ahora el viaje será más fácil- decía
    Tenoch y su padre voltearon a verse  de una forma seria, al parecer no confiaban en como el animal lo había encontrado, sin embargo no dijeron nada, ya habían llegado al final, Burai volteó hacia un lado y ahí estaba la salida de la cueva, el último tramo tenía una corriente de agua que conectaba al mar, al inicio del canal de agua de la cueva, que se desviaba hacia otro camino estaba un pequeño barco blanco con líneas azules que perfectamente bien atado a un mástil.
    -bien suficiente subamos y salgamos cuanto antes-ordenó el señor Kuri- espero que el barco  soporte a ese animal si tienes ganas de ir al baño  háganlo ya  aquí no hay nadie-
    Se dirigieron hacia el  barco y subieron al barco, primero paso Argus que se acurruco en un rincón después pasaron  los demás y al final Tenoch acomodaron las mochilas del otro lado de barco para intentar  equilibrarlo, pero al parecer no hacía falta el barco soportaba el peso de Argus,  y al parecer el señor Kuri era quien necesitaba ir al baño ya que Tenoch no fue y Burai tampoco tenía necesidad.
    Una vez que ya estuvieron listos encendieron el motor y el barco comenzó a andar, el padre de Tenoch lo conducía, mientras que Burai acariciaba a Argus revisándolo, no parecía estar tan bien cuidado como lo tenían en casa, estaban más delgado de los normal, pese a eso  este no parecía  enojado con Burai, mientras el chico lo acariciaba logro darse cuenta de que  se le podían ver  todas  las costillas, parecía haber sido mal alimentado durante semanas.
    -¿es de tu casa?- preguntó Tenoch
    -si me siguió de mi casa a ciudad república,  lo deje con los resurgistas pero como me siguió hasta aquí, no sabía que tienes  tan buen olfato, pero se nota que ni lo han cuidado-
    Tenoch se agacho para tocarlo también y rascar sus orejas, mientras Burai se levantaba y caminaba hacia la parte delantera del bote y se sentaba en el asiento del copiloto, junto al señor Kuri, era la primera vez que Burai estaba en un bote así  el viento le rosaba el rostro y sentís como algunas gotas del agua de mar le salpicaban la cara  no estaba mal  incluyendo que  el sol de medio día los iluminaba  justo cuando  estaba encima de ellos.
    -¿quieres intentarlo?-preguntó después de un rato bastante largo- no es tan difícil…-
    El se cayó de sorpresa, este desaceleró hasta detener el barco, Burai miro su rostro parecía preocupado por algo, más bien asustado e impactado, Burai miro hacia enfrente una espesa niebla  estaba justo delante de ellos pero sin importar eso, se podía ver  una figura mucho más grande que el barco  estaba frente a ellos, está figura era un barco y por encima de la niebla que se estaba disipando se formó el símbolo Igualitario
    -¿Qué?-
    -¡sujétense!-
    Arranco el motor de nuevo y fueron en reversa, cambio de rumbo y aceleró a máxima velocidad con suerte Burai testaba sentado  en el siento pero Tenoch y Argus no ellos sintieron el aumento de velocidad, como era posible  que no vieran llegar la espesa niebla o que está llegara de sorpresa.
    -este es el Camaleón rojo, de la  división quince de la guardia marítima, barco no identificado deténgase de inmediato quedan bajo arresto- hablaron por un altavoz pero el señor Kuri no detuvo el bote, el menaje se repitió otra vez pero ahora incluyeron otra frase-deténganse o se usara cualquier medio para  arrestarlos-
    Repitieron el mensaje más veces, Burai miro por el espejo retrovisor para ver como el barco  de color negro los alcanzaba  más y más, entonces se escuchó otro ruido este venía del cielo, dos aviones habían salido de la nada, para empeorarlo tantito ambos  aviones, volaron  alrededor de ambos barcos y una vez que  estaban detrás del barco, Burai volteó a ver, ambos dispararon  misiles contra el barco de la guardia.
    -¡nos vinieron ayudar!- exclamó Burai mientras  el barco perdía velocidad y su barco la ganaba alejándose más del peligro.
    -yo no estaría tan seguro-  dijo el señor Kuri mientras reanudaban su curso original Burai  agarro un par de  binoculares que estaban en un cajón  para ver mejor, los dos aviones  seguían rodeando al barco y disparando.
    El chico volteo hacia un lado y vio a dos motonetas acuáticas cada una con dos personas  arriba mientras que uno conducía el otro se ponía d epie en posición de ataque.
    Burai se levantó del asiento para ir a la parte posterior, Tenoch se puso de pie, ambos esperando que fueran  a disparar  balas, pero ambos  golpearon en el aire y dispararon llamas de fuego. Que  por poco  dan en el bote.
    -¿maestros fuego?-
    Tenoch no respondió este comenzó a disparar ráfagas de aire, Burai no sabía que hacer   no sabía  si sus llamas de fuego llegarían tan lejos y no tenía rocas para lanzar, pero no podía quedarse  viendo.
    El chico tomo posición respiró profundamente y comenzó a lanzar sus llamas verdes contra los perseguidores,  y fue tal como pensó su fuego control no llego muy lejos,  después de cierta distancia este perdía potencia  hasta deshacerse en el aire.
    -Tenoch, necesitamos hacer  el combo de fuego y aire- dijo después de rato cuando ninguno de sus tiro  dio en el blanco-
    -no hay tiempo, mejor ve a tomar el timón y que mi papá  te remplace- contestó lanzando una ráfaga de aire que chocó contra una ráfaga de fuego del enemigo-
    Eso sonó más inteligente el chico se dio la vuelta para ir hacia el volante el cuál agarro de improviso mientras mascullaba  yo tomo el volante, el señor Kuri asintió mientras s e levantaba y Burai se sentaba tomando el volante, el barco desacelero un  poco por unos segundo cuando el chico volvió a acelerar las dos motonetas ya estaban a punto de alcanzarlos.
    -mira y aprende- logro escuchar Burai al señor Kuri.
    El señor lanzó una ráfaga de aire   tan veloz y potente que atravesó la ráfaga de fuego y unos segundos después derribo a la primera moto, mientras Tenoch seguía  lanzando  golpes de aire control que chocaban contra las llamas   alguna que otra daban al vacío cuando la moto esquivaba el golpe.
    -necesito darte una buena paliza y un buen entrenamiento en esa ráfaga primogénito- el señor Kuri dio un salto dando una patada giratoria provocando un onda de aire  bastante alargada  golpeo la parte posterior de la motoneta,  lanzándola hacia atrás y derribando a los dos conductores que  también cayeron al agua.
    -¡SI!-grito Tenoch mientras  saltaba y  alzaba las manos celebrando su victoria que fue interrumpido por su padre  que lo detuvo poniéndole  la mano en el hombro y señalando hacia un lado.
    -aún no termina-
    Uno de los aviones  se aproximaba  hacia ellos cada vez más en cualquier momento los alcanzaría, Burai miraba por el retrovisor, peor los ayudarían o no, habían  disparado contra el barco eso significaba que eran los maestros rebeldes o eran los resurgistas,  cuando de la parte delantera del avión salieron dos agujeros  de donde se asomaban dos metralletas que comenzó a disparar balas estás balas con suerte dieron al agua a uno metros del barco, Tenoch fue a la parte delantera para tomar el volante  mientras  esquivaba otra ráfaga de balas,  el barco zigzagueo de un lado a otro a otro  evitando las balas sin abandonas el curso original mientras que Argus gruñía como loco y Burai con la ayuda del señor Kuri  disparaban fuego y aire contra el avión que esquivaba  los ataque era más rápido que las motonetas y más resistente.
    -creo que ahora tu plan podría venirnos bien- le explico a Burai,  que asintió mientras el señor Kuri dio varios giro  para darle impulso a la ráfaga Burai respiro profundamente para  lanzar  su mejor tiro de fuego contra la ráfaga de aire,  que lanzó el hombre, el fuego verde de Burai se vio potenciado por el aire aumentando su velocidad y potencia el avión intentó esquivarlo pero un poco del ataque dio en una de las alas, no sin antes de que  disparara un pequeño misil contra el barco, mientras se  alejaba el misil choco contra un banco de arena explotando pero el impacto fue tan duro que golpeó  el barco provocando que volcara  junto con el avatar, el toro-ligre y los dos maestros aire.

    Varios chicos  morenos de cabello negro y corto  se encontraban de pie, en una habitación blanca  levemente iluminada en la pared se encontraban unas líneas  negras , con número para indicar la estatura,  eran un total de cinco de esas líneas de medición, la habitación no era muy grande cada  chicos sostenían un letrero con números del uno al cinco se encontraban en un reconocimiento.
    El comandante Kameo se encontraba sentado detrás del espejo de doble vista  este fijo la mirada en el primero, se llamaba Yudai Tendo,  maestro tiera delatado en la provincia de Omashu demasiado alto, en el segundo Dagueron Willis recién ingresado en la prisión de ciudad república no lo vieron haciendo ningún tipo de control lo arrestaron por hacer un grafiti en una pared de un banco, no era más joven, el tercero Ryuto Naoki prisionero de guerra de la resistencia en la nación del fuego definitivamente no, el cuarto tampoco el quinto menos,  fueron pasando al menos otros tres grupos de jóvenes  iguales ninguno de ellos se parecía al avatar en lo más mínimo, aunque los soldados ignoraban  para que lo buscaban, solo habían recibido órdenes de  llevarlos a esa base.
    -siguiente- gruño
    -Son todos señor- contestó el  teniente, el comandante volteó a verlo con cara de pocos amigos levantándose de la silla pasando a un lado del teniente-señor si me permite para que busca a ese indocumentado-
    El comandante detuvo su paso  y se dio la vuelta- porqué sabe dónde está el hijo del avatar- contestó mintiendo- hemos tenido a la chica sometida a interrogatorios por más de un mes, y con  nuestros métodos es imposible que  aún se resista-
    Salió de la habitación mientras los soldados sacaron del edificio a  los prisioneros y los devolvían a sus respectivas misiones una vez terminado el resto del trabajo de ese día el comándate  volvió a su hogar ubicado en el centro de la ciudad mientras este caminaba hacia un estudio personal lleno de libros de biografías de militares  no maestros y algunos cuadros de caballos este cerro las cortina y apago las luces,  guiándose con un linterna  agarro uno de los libros y lo abrió  ese libro estaba vacío solo tenía una llave dentro, la agarró y se dirigió hacia uno de los cuadros que media dos metros de alto y medio de ancho o que tenía pintada a un general montado en su caballo sosteniendo una espada en lo alto. El hombre quito el cuadro detrás estaba una puerta, metió la llave en el  y la abrió para bajar por una escalera de caracol hacia lo que parecía ser un sótano, era tan secreto que ni la empleada doméstica  podía entrar a limpiar esa habitación, una vez que bajo las escaleras  se dirigió hacia el fondo del cuarto estaba completamente oscuro la única luz que provenía de ahí,  era una luz azul que salía de un tubo enorme  muy alto y muy grueso podría contener a alguien dentro de pie,  Kameo se acercó al tubo y recargo la mano en él  y luego el codo para acercarse más a él estando su cara a unos centímetros de distancia, dentro estaba una figura, una persona dormida flotando en lo que parecía ser agua congelada.
    avatar
    Gama
    Leyenda
    Leyenda


    43 / 10043 / 100

    Nada

    Nada
    Resistencia
    Mensajes5115 Reputación195
    Dinero29100
    Puntos Gantz0 100 Puntos22 Vida
    100 / 100100 / 100
    950 / 999950 / 999
    0 / 9990 / 999

    Traje
    75 / 10075 / 100
    0 / 3000 / 300

    Vehiculo
    0 / 1000 / 100
    0 / 5000 / 500
    0 / 9000 / 900

    Energia
    100 / 100100 / 100
    125 / 999125 / 999
    Activado Nada

    Re: Avatar la leyenda de Burai capitulo 6

    Mensaje  Gama el Jue Abr 02, 2015 3:18 pm

    Me tomo dos dias perobya acabe este cap Xd +1





    Objetivo: Sobrevivir






      Fecha y hora actual: Lun Oct 22, 2018 10:34 pm