Gantz Club


    Avatar la leyenda de Burai capitulo 5

    Comparte
    avatar
    Diogo Rangel
    Experimentado
    Experimentado


    42 / 10042 / 100

    X-Rifle

    Nada
    Nada
    Mensajes1574 Reputación77
    Dinero98050
    Puntos Gantz0 100 Puntos4 Vida
    100 / 100100 / 100
    0 / 9990 / 999
    0 / 9990 / 999

    Traje
    100 / 100100 / 100
    0 / 3000 / 300

    Vehiculo
    0 / 1000 / 100
    0 / 5000 / 500
    0 / 9000 / 900

    Energia
    100 / 100100 / 100
    0 / 9990 / 999
    Radar Nada

    Avatar la leyenda de Burai capitulo 5

    Mensaje  Diogo Rangel el Mar Feb 03, 2015 9:47 pm

    Capítulo 5 Camino de avatar (parte 1 lo puse en dos post ya que era muy largo)
    Una enorme ola de calor recorría todo la habitación rectangular, la sensación de calor salía de una máquina de aire acondicionado colgado en el techo,  y para terminar la habitación  estaba iluminada con luces de neón rojas, dando la  sensación que estaba en un horno, un gigantesco horno calentándose, las gotas de sudor corrían por la cabeza, por el cuello y por la espalda de Burai recorriendo todo su cuerpo, llevaban horas ahí,  no sabía realmente cuanto tiempo había pasado en realidad, con tanto calor tiempo atrás el chico optó por seguir con el torso desnudo solo quedando en pans de entrenamiento, Burai respiraba profundamente varias veces primero  inhalaba por la nariz, con su postura  incida  dio un potente golpe fue evidente que no pasó nada solo fue un golpe hacia la nada, no era el resultado esperado.
    -¡mal muy mal!-gritaron desde el altavoz colgado del techo, Burai era el único en una habitación que solo tenía dianas de papel para practicar tiro al blanco y al fondo un espejo grueso de doble vista por fuera estaba un hombre viejo su cabello canoso medio  calvo y su cuerpo obeso vestido como lo haría  un doctor salido de las películas de ciencia ficción donde el doctor examina al extraterrestre recién encontrado en el desierto, incluyendo la bata de laboratorio y los enormes lentes redondos con aumento de fondo de botella, el doctor podía ver el interior de la habitación, mientras que Burai en el interior solo podía ver su reflejo el señor miraba a Burai mientras tomaba anotaciones mientras hablaba- no estás canalizando correctamente la energía de tu cuerpo necesitas  canalizarla correctamente para convertir tu  oxígeno y tu calor en fuego.
    -¡es lo que estoy haciendo!-respondió Burai volteando a ver el vidrio, ese maldito espejo que ya lo tenía  fastidiado- respiro profundamente tomo mi postura concentró toda mi energía y la descargo llevamos aquí horas tengo hambre ya es tarde y quiero dormir.
    -los bloqueadores de chi no están descansando- respondió el doctor mientras Burai caminaba directo a la puerta de salida que el chico abrió con metal control  para pasar al pasillo- chico estás loco si  tienes esos cambio bruscos de temperatura te enfermarás.
    -si no duermo me enfermaré de todas maneras- le respondo en lo personal ese hombre me ha hecho la vida imposible toda la semana- además que no me puso tres vacunas hace una semana-
    Había pasado una semana desde que Sybilla lo había  hecho entrar en estado avatar y desde el día siguiente ese hombre el doctor le había hechos pruebas de todo tipo, exámenes de orina, de sangre, del corazón, de saliva, radiografías de todo el esqueleto, y placas dentales, después recibió tres vacunas que dejaron las marcas  redondas y graciosas que te salen en los brazos  como si te hubieran enterrado todo el tubo en ella. Después hizo que  mostrara todos los movimientos de tierra control que conocía y todo lo que supiera hacer de tierra control, mover rocas, detenerlas romperlas, romperlas cuando se las lanzaron, darles formas sin romperlas,  darles formas rompiéndolas,  disparar los discos que se usan o si se usaban en el control profesional aquel deporte que se puso de moda en la época del avatar Korra, Burai daría lo que fuera por participar en un torneo de control profesional, también lo pusieron pruebas de metal control todos los de la tabla periódica, pudo manipularlos todos con excepción del aluminio y del platino, también lo pusieron a combatir uno contra usando tierra y metal control, sin límite de movimiento y contra maestros agua y un maestro fuego, pero lo peor fue la prueba psicológica fue lo más incómoda, le hicieron preguntas tan personales, que sueños tenía, cuando nació a qué hora, cuando descubrió que era maestro tierra, cuál fue el primer movimiento, como reaccionó su madre al saberlo, cuanta gente sabía  que era maestro tierra, como entrenaba solo o en secreto con alguien, cuando Burai llego a la parte de que su padre había muerto, y que entrenaba con videocintas que su padre había grabado y como había muerto, cosa que Burai nunca había sabido, su padre había muerto hace casi once años, cuando Burai tenía cinco años, cuando descubrió que era maestro tierra, su madre nunca lo mencionaba, incluso le preguntaron si tenía novia o si le atraían los chicos y preguntas similares.
    -de todas formas eres el Avatar debes dominar los cuatro elementos cuanto antes-dice el doctor el cuál no le había dicho su nombre a Burai en toda la semana, mientras Burai agarró su playera aquella playera  de color blanco con las mangas y los hombros de color negro con el logo de la escuela donde iba, la del uniforme.
    -lo entiendo, pero que no se supone que debería enseñarme un maestro fuego y que no el fuego control viene del calor del sol, ese aire acondicionado no me ayudará en nada- respondió Burai de nuevo en forma grosera ya tenía demasiado se levantaba mucho antes que todos los demás comía menos y se acostaba después.
    -todos los maestros fuego están ocupados y no podemos salir a la ciudad mucho menos al campo-
    -entonces  porque no vamos a escondidas a la nación del fuego, encontraremos a muchos maestros fuego y maestros aire y maestros agua podría entrenar los tres elementos al mismo tiempo-
    -ridículo el avatar debe dominar los  cuatro elementos en orden, si no haces fuego control menos podrás hacer aire o agua-Burai hizo que no dijo nada  en lo personal era la primera vez que  se molestaba con el ciclo del Avatar, si eso significaba que debía entrenar  en ese horno  hasta dominar el fuego control, si es que funcionaba de esa manera, preferiría no ser el avatar mientras caminaba por el pasillo vio el reloj de la pared ya había pasado la hora de la cena, pero tenía hambre  tal vez podía robar algo de la bodega, mientras caminaba por los pasillos esperando que el doctor lo detuviera tal vez se había dado cuenta de que tenía razón no necesitaba máquinas necesitaba un maestro, paso hasta la bodega de la comida recién llegada, ya no había nadie, sacó las cajas y agarro sobre de avena, y un paquete de leche,  abrió ambos paquetes y vacío la avena en el paquete de leche y así de la tomo bien fría tomaría algo más pero podrían descubrirlo así que tenía que  conformarse con eso, paso más pasillos y más pasillo hasta llegar al dormitorio aun siendo el avatar, no le darían un cuarto propia, lo que s ele hacía injusto, Sybilla y sus guardias  y el doctorcito tenían habitaciones propias, talvez era para que no hubiera quejas ya  en una semana ya todos sabían que era el avatar

    Burai despertó al día siguiente con  lo lamidos de Argus el toro ligre  directamente en la cara, Burai abrió los ojos el enorme animal estaba encima, el chico recibió  otra lamida mientras levantaba las manos para alejarlo de el.
    -tranquilo Argus-
    Se las arregló para  quitarse se encima al toro-ligre,  miro al lado esperando no haber despertado a nadie, pero al levantarse del espacio del piso vio que todos ya se habían levantado  tal vez a sus actividades o a desayunar tras levantarse y cambiarse de ropa  fue al comedor, una vez ahí la mitad de los presentes volteó a verlo algunos con curiosidad otros con envidia o enojo, la noticia de que el era el Avatar se había filtrado rápidamente en toda la base. Burai agarro la bandeja donde uno de los cocineros  dejo caer  de una cuchara enorme el desayuno, parecía avena cocina  guardada durante varios días seguidos de un pedazo de verdura cocida y después puso en el vaso de agua, puso leche.
    Burai caminó hacia  una de las mesas más apartadas, donde no se había sentado nadie  estaba bastante retirado del lugar cuando Jiro  se levantó de otra mesa y paso corriendo hacia con el periódico abierto cuando se acercó lo suficiente y se sentó enfrente quedando cara a cara  con Burai  abrió el periódico con una foto de dos oficiales  muertos en el piso sobre dos charcos de sangre.
    -mira esto… mejor escucha Burai- volteó el periódico  para poder leerlo bien Burai sentía como un grupito de curiosos  se acercaron a el
    -La unidad de la policía federal ha continuado con la investigación del asesinato de tres de los cuatro  oficiales en guardia de la policía federal de carretera de la ruta ciento cinco  el martes pasado durante la tarde, la hora del asesinato dieciséis horas y  cinco minutos.   Ryota Chiba el cuarto oficial había salido a investigar movimiento sospechosos en los alrededores, mientras los demás miembros laboraban de manera normal.
    Tras la autopsia se comprobó que la muerte de los oficiales  fue provocada por heridas de bala de un arma de calibre  de nueve milímetros, según testigos  media docena de hombres  no equipados pero si armados  se escabulleron a la zona  mediante tierra control hasta el puesto, donde acometieron el asesinato y salieron huyendo mediante tierra control…bla y lo demás-
    Jiro doblo el periódico a la mesa del comedor donde se habían sentado casi  chocando con lo que quedaba en la charola, Burai agarro el periódico leyendo la parte que Jiro no quiso leer y tras darle una simple ojeada solo venía  comentarios de diferentes políticos y vecino chismosos, de verdad ni si quiera les importaba las muertes de esos oficiales.
    -carretera  ciento cinco, sabes  yo vivo… o vivía  no muy lejos de ahí, Burai dio la vuelta la página para ver otras noticias, en verdad ni les prestaba atención, se quedó pensando la ciento cinco, volvió a ver la noticia,  párrafos más abajo decía que ambos acababan de salir del hospital tras recibir  quemaduras de  un maestro fuego, durante una persecución  apenas unas semanas atrás.
    -¿sucede algo?-
    -si cuando escapé de casa dos policías me persiguieron, los incineré con fuego control, en la carretera la ciento cinco y curiosamente son los oficiales que  mataron…-
    -¿Qué quieres decir?-
    -Que los asesinos fueron  bloqueadores de chi,  un maestro tierra hubiera sepultado los cadáveres bajo tierra…-
    -y- contesto Jiro con su cara de tonto
    -que  seguramente reportaron que un maestro tierra  hizo fuego control, lo relacionaron con el avatar y los mandaron matar…
    Fue la explicación que le dio a Jiro y una hora más tarde a Sybilla que disgustada trió le periódico al piso,  con su cara  de malos amigos fijo su vista en Burai antes de contestar.
    -y esto te afecta en…
    -no lo ves, alguien sabe que esos dos oficiales tuvieron de frente al avatar y los  callaron-
    Sybilla  se cruzó de brazos y se apoyó contra la  silla de la que estaba sentada en su oficina, lo había mandando llamar por el altavoz  tras el desayuno, Burai  paso bastante tiempo esperando en la silla de afuera mientras que lo atendían una vez dentro se adelantó a las cosas  y habló del periódico.
    -no te vieron durante el combate ni te identificaron-
    Burai  se quedó atrapado en su mente recordando la noche en que paso, revisaron su  permiso de conducir  se los dio y aceleró  miro hacia arriba  se puso las palmas  en la cara antes de bajarlas.
    -ocurrió algo-
    -cuando me detuvieron le mostré un permiso de conducir falso y se lo quedaron… no viene mi nombre pero si mi rostro-
    Sybilla se puso de pie de golpe parecía de verdad asustada, no conocían el nombre pero sea quien sea quien mató a esos oficiales  tenía una fotografía del avatar y una dirección aproximada de su pueblo natal.
    -¿Qué tan cerca vives de la ruta ciento cinco?-
    -bastante retirado de ahí, vivo en Wuhan* en las provincias, está bastante retirada, pase  por el camino del campo luego salí al camino de la ciudad y  pase hacia la ruta ciento siete durante  varios kilómetros antes de desviarme a la intersección con  seis y luego entré a la cinco.
    -¿tu madre sabe que eres maestro?-
    -si por eso me fui, entrenaba a sus espaldas-
    Sybilla miro hacia la puerta y salió caminando a prisa por ella, Burai sin pensarlo la siguió era la primera vez que la veía así, mientras intentaba hablarle  ella no hacía caso les hablo a sus guardias para  que prepararan transporte y también pidió media docena de voluntarios para una operación.
    -Sybilla por favor podrías decirme que te sucede estábamos hablando cuando de repente  has salido disparada-
    Sybilla volteo a ver a Burai directamente a los ojos, parecía preocupada por algo ,  como si hubiese recordado un examen final que tendría ese día y necesitara salir huyendo a estudiar de último minuto.
    -iremos a Wuhan sacaremos a tus padres de ahí…
    Burai instintivamente reaccionó ante las palabras de Sybilla,  se puse enfrente de ella   levantando sus manos para darle señal de que detuviera, no podía hablar en serio hacer eso podría exponer más a los maestros  si hubiese testigos los harían pasar por víctimas de secuestro y se armaría una persecución  recorriendo  medio país tendía que evitarlo.
    -Sybilla entrené  tierra y metal control a escondidas de mi familia porqué ellos  apoyan  abiertamente a los igualitarios,  ellos no entenderán nuestra causa aún si soy el Avatar y se lo digo  jamás me apoyaran y no puedo demostrarles que soy el avatar  ni siquiera puedo hacer fuego control-
    -no lo entiendes, sea quien sea quien mato a esos oficiales tiene  tu foto y sabe que eres el avatar,  no tardarán mucho antes de idear una forma de saber tu nombre y encontrar a tu familia y usarla como rehén es por eso que vamos ahora, les explicaremos todo, vienes para que puedas tenerlos tranquilos.
    Se dirigieron hacia una de las salidas más alejadas, cuando se reunieron una docena de voluntarios junto con una de los sub líderes y Burai subieron a un enorme tráiler que traía  un logo de una empresa de construcción de edificios, el camión salió inadvertido por un túnel de una de las avenida principales pasando desapercibido,  grandes cantidades sorprendentes de automóviles  iban de un lado a otro, toda esa gente no maestros que  estaban del lado del partido igualista o tal vez  tenían miedo así que fingían felicidad.
    Cuando el enorme tráiler paso hasta el puente que conducía a la salida principal una docena de policías bloqueó el acceso deteniendo el tráfico, el tráiler avanzó a vuelta de rueda mientras revisaban automóvil por automóvil  después de casi dos horas cuando llegaron al automóvil  tocaron el vidrio del conductor este bajo la ventana.
    -si oficial-  dijo en susurro  mirando al hombre vestido de azul que tenía una lista  con una pequeña tabla en las manos para hacer anotaciones.
    -a donde se dirige- le preguntó de manera de manera brusca
    -a Utaka en la ruta  doscientos diez, llevo material de construcción de unos edificios- respondió mintiendo mientras que otros dos oficiales  pasaban a la parte de atrás.
    -la llave por favor- volvió a  ordenar de manera brusca el policía.
    El señor  quito las llaves del volante apagando el automóvil y se las dio al oficial que caminó hasta la parte trasera, todo debía salir bien, el oficial fue atrás mientras los demás  revisaban ala parte posterior con una vara que tenía un espejo para ver que no había nadie debajo, abrieron el candado y al puerta corrediza dentro había vigas, tabiques,  costales de cemento y varillas metálicas.
    -todo en orden- dijo mientras bajaba del camión y cerraba la puerta y ponía de nuevo el candado paso de nuevo a la parte de enfrente y devolvió las llaves al conductor, este volvió a encender en tráiler y  continuo su camino, una vez pasados diez  minutos el conductor, bajo la velocidad y golpeó   tres veces fuerte la pared  que estaba detrás de su asiento y toco dos veces la bocina.
    -al fin-  replicaron algunos,
    En la parte de atrás, Burai y los demás salieron de bajo de las vigas, y del resto de material de construcción, el viaje era completamente incómodo, ese material no era falso era real, usaron metal control para abrirlo por el centro y esconderse entre ellos hasta pasar la aduana y salir de la ciudad sin que los vieran, pasaron a una desviación sin carretera, el tráiler se detuvo hasta llegar a una reja con alambre de púas  en la parte superior, el  conductor toco el claxon, de una caseta salió un hombre obeso  que abrió la reja corriéndola a un lado el camión volvió a acelerar solo para  pasar la reja  y estacionarse más adelante,  por fin se detuvo y salió a abrir  la puerta posterior  mientras que los voluntarios salieron del camión completamente adoloridos y quejándose del   viaje habían  viajado muy apretados  junto con todo el material de carga,  Burai miro a todos lados  el lugar estaba rodeado de un alambrado que cubría metros y metros  en todas direcciones, dentro había Aero generadores que giraban con el viento de la primavera, el lugar ideal para esconderse le había informado Sybilla ya que  esas máquinas  también como muchos de esos inventos aunque los comercializaban las compañías anexadas y los compraba el gobierno, en  verdad habían sido creados y construidos por la compañía Sato y por el clan de metal por consecuente las constructoras apoyaban a los maestros.
    El plan esperarían al anochecer para subir en un dirigible y partirían hacia Wuhan durante la noche el vuelo duraría casi un día evitarían las rutas comerciales para no levantar sospechas mientras debían pasar el tiempo vestidos de obreros y  cargando esos materiales de construcción, si eran reales, poco a poco fueron bajándolos y llevándolos a diferentes áreas  hasta que quedo el tráiler completamente vacío, comieron sándwiches, fueron hacia el dirigible, era un dirigible bastante chico, Burai nunca había subido en ningún tipo de aeronave pero si había visto helicópteros y aeronaves  de la policías y comerciales y la mayoría eran bastante más grandes, el dirigible era de color  gris y tenía en letras color verde pasto  la palabra Astro cielo, una marca comercial de una compañía que quebró muchos años atrás, al menos eso dijo el encargado de la zona, la parte  interior ovalada de color gris con alguno focos colgados,  y sucios, parecía estar en desuso desde hace varios años.  Tampoco no estaba muy amueblado no tenía muebles ni cajas, ni casilleros  ni siquiera tenía asientos, solo tenía una mesa de madera obscura en el centro bastante empolvada, Burai paso su manos por la mesa para limpiarla un poco, aunque Burai ahora pensaba cabrían todos  en un dirigible tan pequeño una vez que subieran a sus padres, primos y tíos tal vez tendrían que viajar muy incómodos y apretados ene se dirigible, mientras comenzaba el vuelo todos se acomodaron lo mejor que pudieron sentados en el suelo o  recargados en la pared, mientras la sub-líder, que pidió que le llamaran capitana, Burai ni sabía si era o no era maestra, algo le decía que si,   solos sabía que era una mujer pelirroja de mediana edad con una voz imponente y que era el único o la única sub líder disponible para ese trabajo.
    Todos se fueron a dormir dos horas después de que anocheció habían acordado hacer turnos para la guardia y para navegar, cosa que todos aceptaron, Burai estaba entre los primeros en dormir y los últimos en hacer guardia así que incómodo con la ropa de obrero, sucia y vieja y en el piso  consiguió recostarse, sin dejar de pensar en su madre cómo reaccionaría al saber que él era el avatar, le creerían incluso si no mostraba que podía dominar los demás elementos, podrían hacerlos entrar en razón o tendrían que subirlos a la fuerza,   también cuanto tardaría el partido Igualitario en saber su nombre, cuanto tardarían en buscar su casa ya estarían en camino listos para arrestar a su familia y usarla como rehén, trato de despejar su mente mientras la nave seguía su curso lentamente  sobando el cielo…
    -despierta, despierta, ya es nuestro turno- decía la imponente voz ronca de la capitana, mientras Burai despertaba mientras lo zarandeaban del hombro, mientras el chico abría el ojo derecho primero y después el izquierdo ya había amanecido mientras  abría y cerraba las manos, y se levantaba los miembros encargados de la guardia se acostaban mientras que él se ponía de pie  y caminaba tratando de no pisar los cuerpos de sus compañeros dormidos.
    Burai paso entre los cuerpos y por el pasillo hasta el otro cuarto donde estaban los controles, la capitana se sentó en el asiento  para comenzar a maniobrar la nave, Burai paseo de un lado a otro de la nave  observando por la ventana  iban a una altura muy alta no se podían ver las ciudades, pero aún con todas la preocupaciones era la primera vez que Burai volaba.
    -¿preocupado avatar? – preguntó la capitana sin dejar de maniobrar el timón
    Par Burai resultó extraño está era la primera vez que lo llamaban avatar,  por poco y no contestaba a la pregunta, podría mentirle y decirle que no pero necesitaba tranquilizarse apenas  había podido dormirse. Aunque había pasado una semana desde entonces parecía que aún no se había caído en cuenta de que era  el Avatar y la responsabilidad que se le otorgaba.
    -mi familia como los convenceré de que soy el avatar y en caso de convencerlos no se irán de la granja están enamorados del campo y apoyan a los Igualitarios- contestó el chico esperando que la capitana contestara  diciendo alguna frase motivadora o intentar calmarlo de alguna manera o incluso esperaba que está le diera idea de que decir, pero pasaron  varios segundos y la mujer seguía callada y seria, tal vez no conocía una respuesta o quizá  estaba tan centrada en la misión que ni lo había escuchado, cosa que no sorprendería a Burai,  una vez que todos  se despertaron y desayunaron fue cuando comenzaron a hacer planes de como recatar a los padres de Burai.
    -¿y eso es lo que te preocupa Avatar?- preguntó uno de los voluntarios cuando  tiraron los platos desechables al bote de basura, la capitana  había hablado en voz alta mientras desayunaban.
    -no lo había pensado como convencer a alguien que apoya a los igualitarios ¿alguien tiene una idea?- preguntó una de las chicas
    Vario levantaron la mano por un segunda la vida de Burai se ilumino dibujando una sonrisa mientras que la persona más alejada del centro se aclaró la garganta para hablar.
    -simple hacemos explotar el piso y con eso los convencemos que fue fuego control*, usamos ventiladores  y hacemos  volar algunas hojas  y ahí tienes aire control, y al final les dices que eres el avatar- decía con una voz chillona mientras la sonrisa de Burai se convirtió en mueca y en lugar de cara de felicidad tenía cara del alumno que no entendió la fórmula de física que enseñaba el maestro.
    -no seas tonto- intervino  una chica que estaba al lado de Burai-  la gente sabe distinguir entre fuego control y  un bomba lo mejor que podemos hacer es fingir un secuestro por parte de bloqueadores de chi  y tenerlos en cautiverio,  cuando Burai controle el fuego y el aire fingimos un rescate de parte nuestra con Burai liderando el rescate- La mueca de Burai iba más hacia abajo convirtiéndose en una mirada de angustia, su madre armaría un escándalo.
    -buena idea pero si se resisten mucho será un problema llevarlos de nuevo a la ciudad república-
    -en especial con lo del camión-
    -no regresaremos a la ciudad república iremos a otra guarida, los tendremos a salvo ahí-
    -tengo el plan  la capitana entra dice que necesita comunicarles algo urgente y les mostramos las cintas de Burai en estado Avatar-
    Esa idea sonaba mucho mejor, una imagen valían más que mil palabras y en esas cintas que ya había visto, en las cuales  hacía aire control podría funcionar, pero ahora que lo pensaba no traía consigo las cintas.
    -no traigo esas cintas, la misión es repentina e improvisada no fue planeada-
    -además las cintas son VHS  en mi casa solo tiene una reproductora de cintas beta – intervino Burai su comentario fue  respondido con miradas curiosas, ya casi no se usaban las cintas  betas y contada la tienda que  vendía  ese tipo de cintas.
    -¿qué? Hace dos años de robaron la reproductora de VHS justo cuando  compramos una buena película- respondió  el chico  ante esas caras  que lo veían  como si no pudieran creer que el Avatar fuera tan pobre
    -Malas noticias- dijo el conductor del dirigible por una bocina- debemos aterrizar ya que los  motores se están sobre calentado-
    La capitana fue hacia la cabina del conductor tras medio minuto el dirigible  comenzó a descender hacia el suelo una vez abajo todos  bajaron del dirigible,  por primera vez en día Burai miraba la luz del sol del amanecer, sentir el calor del  sol que había ya que los árboles  lo tapaban casi en totalidad habían aterrizado en una pradera de unos veinte  o treinta metros rodeada de gruesos y altos árboles y una pequeña montaña de roca que los cubría de cualquier mirada indiscretas, todos comenzaron a estirarse mientras apagaban el motor para que se enfriara debían esperar dos horas para poder volver a volar, en lo personal  Wuhan no estaba tan retirado de la capital a lo mucho llegarían en cinco horas, eran las nueve de la mañana reanudarían  el viaje hasta las once y llegarían en ocho horas eso significaba que llegarían a las siete, a esa hora ya todos habían llegado a la casa.
    Burai estiró las manos  para recibir la brisa del aire, casi dos semanas  escondido bajo tierra que ya había olvidado el color del azul del cielo y las blancas nubes que volaban  suavemente en ellas.
    -eso si es el sol no ese cuarto térmico que  produce calor-
    -calor, el sol- susurra uno de los voluntarios mirando hacia el cielo-eso me da una idea- dice mientras sube su volumen de voz y mirando a todos los voluntarios-¿quién de aquí es maestro fuego?-preguntó  en voz alta
    De los doce voluntarios solo dos levantaron las manos  mientras los demás miraban hacia otro lado  o comenzaban a caminar por los alrededores, eran un chico flacucho der cabello riso  poco más grande que Burai y una mujer morena  de unos veintitantos años.
    -¿Qué tienes en mente?- preguntó la  mujer mientras caminaba como lo haría una dama de primer mundo y el chico se estiraba y bostezaba  y se rascaba  las axilas a través del uniforme.
    -bueno ya que  apareció el avatar y que estaremos aquí  varias horas en la luz de día porque aprovechamos  para que le enseñen  fuego control al avatar- decía con tono orgulloso como si hubiese inventado  algo nuevo y novedoso nunca visto antes
    Para Burai sonaba bien sería su primer paso para llegar a ser el avatar y con dos maestros fuego sería muy fácil tal vez en dos horas ya se encontraría haciendo fuego control tal vez no sería un maestro pero valdría la pena.
    -definitivamente no-intervino la capitana caminando hacia ellos también con las manos en la cintura-no debemos dejas rastros de la misión, si encuentras cenizas  de fuego control nos seguirá.
    -tranquila, aquí no hay  pueblos ni ciudades cerca, estamos a kilómetros de cualquier carretera y el dirigible no está usando rutas comerciales ¿Cuál es el peligro?- preguntó el joven  mientras varios comenzaron a aceptar la idea mientras  Burai y los otros maestros fuego se alejaban del dirigible no demasiado para saber a qué hora se  largaban.
    -muy bien toma la  posición- dijo enérgicamente la mujer   mientras se cruzaba de brazos.
    -¿qué posición?-preguntó Burai mientras el otro chico  se agachaba como haciendo una sentadilla quedando recargado en el aire,  al verlo Burai lo imitó  tal vez esa la pose que  debía hacer, cosa que no tuvo que preguntar ya que ambos  comenzaron a darle consejos e instrucciones
    -inhala por la nariz y exhala por la boca- decía la mujer a lo cuál Burai obedeció
    -siente el calor de sol y concéntrate en  una llama de fuego- interviono el chico
    -no así no es adopta la postura, siente el calor, piensa en calor,  imagina el fuego, concéntrate, da un golpe mientras sacas el aire por la boca-
    - respira concéntrate y enfurécete-
    Ambos siguieron  dando consejos  subiendo su volumen de voz cada vez más , fue hasta el punto  cuando comenzaron a discutir, uno con el otro  Burai miro hacia arriba sin levantar la  cabeza respiro varias veces tanto de no escucharlos respiro profundo y dio un golpe liberando el aire no paso nada, la discusión  de los dos maestros fuego  seguía y seguía, mientras Burai  sin prestar atención comenzó a practicar el golpe  varias veces sintiendo el sol, respirando profundamente y  golpeando en el aire poniendo toda su energía en ello.
    Fue hasta quince o veinte minutos después dando golpes cuando comenzó a notar que  a cada golpe salía humo de sus nudillos,  iba progresando de cero a casi algo, ya sin prestar atención a los dos chicos que parecían estar a punto de  retarse a un Aknikai.
    Burai siguió y siguió golpeando  en el aire la mano, con la otra  con ambas, mientras ambos maestros sacaban llamas de las palmas de los dedos demostrando  su supuesta habilidad,  Burai trataba de no escuchar sus gritos mientras algunos de los demás voluntarios se habían acercado a ver el espectáculo riéndose de manera estúpida sin intervenir en la pelea.
    -es por eso que no derrotas a nadie, el capitán Ryujin siempre se queja de que por tu culpa nunca terminan bien las misiones- girtaba la chica
    -y tu eres la razón por la cuál los novatos no progresan-
    -oye yo le enseñe a Koda y en menos de un año se volvió mucho mejor que tú-
    Burai golpeó por enésima vez  ahora de sus nudillos salían chispas, mientras la las risas de lso chismosos iban en aumento a tal punto que alguien gritaba miren los esposos están  peleando. Eso significaría que los demás vendrían a ver  y a burlarse de el.
    -oye avatar no causes un incendio-
    El sudor corría por el cuerpo de Burai, el chico no sabía si era por el calor, por la actividad o por el enojo que le provocaba ese momento, Burai dejo la postura miraba a ambos chicos respiro profundo y abrió la boca.
    -¡ya cállense!-gritó con toda la fuerza que tenía, los dos chicos guardaron silencio por unos  segundos en los cuales  Burai creyó que había logrado algo pero tras esos segundos los dos volvieron a empezar a discutir.
    Burai  dio un gruñido respiro profundo y volvió a golpear con la mano está vez saco una pequeña llamara de fuego color verde que pasó por en medio de los dos gritones pasando enfrente de sus caras, poniendo fin a la discusión y arranco un wow por parte de todos los demás voluntarios.
    -saco una llama-
    -no  es fuego era algo verde-
    -no si era fuego-
    -¿fuego verde?-
    Burai también estaba  confundido eso era fuego verde, pero de verdad era fuego Burai se preparó de nuevo  en la postura y volvió a golpear  en el aire sacando de sus nudillos una pequeña llamarada,  que solo duro unos segundo en el aire antes de desaparecer, apenas se podía apreciar si era de verdad fuego o si era de color verde.
    -tengo una idea porque no  lanzas de nuevo la llama y que ellos las sostengan- susurro una de la chicas.
    Sin saber muy bien porque les hizo caso Burai respiro de nuevo y golpeó en el aire sacando la llama mientras que la  mujer maestro fuego se colocaba enfrente de Burai a escasos centímetros  con las manos estiradas lista para recibir la llama sin extinguirla, cuando Burai disparo por tercera vez el fuego , la chica ret5rocedió el paso hacia atrás y sostuvo la llama con ambas manos, Burai abandono la pose de  fuego control y miraba  de cerca, se podía ver la base azul de la llama pero no se preciaba muy bien el resto.
    -Acércate y has sombra creo que si es verde-
    Burai y el otro maestro fuego se acercaron a la chica  rodeando la llama a  lo que  el grupito de curiosos se acercaron y rodearon la llama una vez más junto taparon la luz y ahí estaba una pequeña llamarada verde estaba flotando en las manos de la maestra fuego.
    -si es fuego-
    -¿por qué es verde?-
    -no existe  ningún maestro que no saque  fuego que no sea rojo-
    -no si existe- interrumpió la capitana- a lo que varios voltearon a ver, mientras ella proseguía- tengo  cuarenta y cinco años  yo tenía treinta antes de que iniciara está revolución de maestros, mis padres apoyaban por completo al avatar Korra, de hecho ellos eran miembros del loto blanco y cuando yo ingresé encontré un documento donde se hablaba de la princesa del fuego Azula tenía llamas azules, esto se debía a que por parte de su padre era bis nieta del señor del fuego Sozin  y su bis abuela también maestra fuego que tuvieron al señor del fuego Azulon y se caso con una  maestra fuego excepcional  fue una de sus generales, y por parte de su madre Ursa una  maestra fuego bastante buena tenía  sus padres ambos llegaron a ser almirantes en el ejército de la nación del fuego, pero uno de los abuelos de Ursa la madre de Azula era el Avatar Roku.
    -¿Cómo?- preguntó  uno de los voluntarios
    - en otras palabras maestra fuego  desde el nacimiento y potenciada con el poder del avatar-intervino otro de los voluntarios.
    La explicación del voluntario no decía anda aunque estaba a complicado entenderlo pero eso no explicaba  sus llamas verdes, su familia había sido al menos por parte de su madre completamente no maestros pero no sabía nada de la familia de su padre y si  era descendiente de algún otro avatar, aunque la posibilidad era de cero o tal vez no, que el avatar anterior hubiese sabido que necesitaba renacer en algún descendiente de una de sus vidas pasadas, pero saberlo sería imposible en especial con toda la censura de la historia.

    Cuando por fin pudieron subir de nuevo al dirigible, durante el resto del viaje no se habló de otra cosa que de las llamas verdes de Burai, mientras que los tres maestros fuego se la pasaron pasando la llama de fuego de uno a otro a poca velocidad para no ocasionar un accidente en pleno vuelo,  de vez en cuando la apagaban para que Burai la  volviera a encender y así seguir practicando por así decirlo.
    Y  casi mágicamente como habían dicho el dirigible llegó a Wuhan casi a la hora acordada, a las seis de la tarde, mientras que el piloto anunciaba la llegada, todos se levantaban del piso tras aburrirse de la interminable charla de fuego control donde dijeron las  teorías  más ridículas, mientras Burai  se asomaba por la ventana ya podía ver las montañas de Wuhan, mientras  todas las mujeres  entraron en la cabina del piloto al cuál sacaron a empujones y comenzaron a cambiarse.
    -¿no entiendo para que cambiarse? Se supone que estamos de incognito- preguntó el piloto,
    -en caso de necesitarlo son trajes de bloqueadores de chi-  respo9ndió uno de los chicos mientras sacaba el uniforme, Burai se asomó a verlo en lo personal nunca le habían gustado los uniformes de  ningún tipo e bloqueador de chi ni policiaco ni militar, pero al verlo se dio cuenta de algo era de color verde oscuro, con botas especiales y guantes color café oscuros  y unos lentes amarillos.
    -si…- respondía con sarcasmo- uniformes de bloqueadores de chi de hace cuando hace cincuenta años- al parecer nadie le escucho,  cosa que no le sorprendía así eran en casa con él, pero francamente a Burai no le quedaba ser así por lo general  se preocupaba mucho por las cosas o se enfadaba muy fácilmente.
    Una vez que las mujeres salieron ya preparadas o al menos la mayoría algunas comenzaron a maquillarse todavía a fuera, los caballeros entraron en la cabina, en lo personal a Burai no le importaba donde cambiarse pero ellas insistieron así que  entraron a cambiarse por ese horrible uniforme, le quedaba  algo apretado y muy chico de las mangas y de los tobillos.
    -creo que este es para niños me queda muy apretado y muy chico- decía mientras veía que aun poniéndose los guantes y los zapatos aún le quedaban muy visibles partes de  muñeca y de tobillo.
    -si quieres cambiamos Avatar el mío aprieta mi trasero creo que es para damas-
    Una vez cambiados el conductor comenzó a aterrizar el dirigible para aterrizarlo ya se encontraban cerca de las provincias, se supone que no debían aterrizar ahí, pero increíblemente habían conseguido aterrizar bien en la base del bosque.


    Última edición por Diogo Rangel el Mar Feb 03, 2015 9:48 pm, editado 1 vez
    avatar
    Diogo Rangel
    Experimentado
    Experimentado


    42 / 10042 / 100

    X-Rifle

    Nada
    Nada
    Mensajes1574 Reputación77
    Dinero98050
    Puntos Gantz0 100 Puntos4 Vida
    100 / 100100 / 100
    0 / 9990 / 999
    0 / 9990 / 999

    Traje
    100 / 100100 / 100
    0 / 3000 / 300

    Vehiculo
    0 / 1000 / 100
    0 / 5000 / 500
    0 / 9000 / 900

    Energia
    100 / 100100 / 100
    0 / 9990 / 999
    Radar Nada

    Re: Avatar la leyenda de Burai capitulo 5

    Mensaje  Diogo Rangel el Mar Feb 03, 2015 9:47 pm

    Capitulo 5 parte 2
    Una vez que bajaron mediante señas la capitana los llamo a todos para hacer el plan, cuando había podido hacerlo en todo el día.
    -bien a partir de  aquí caminaremos hacia el sur, nada de luces ni altavoces  entramos y diez minutos después salimos,  cualquier plan para convencerles va a fallar, así que Burai tendrás que abstenerte, a partir de ahora te seguimos-
    Burai miro a todas partes, no se había fijado muy bien donde habían aterrizado, en la noche era más difícil llegar a distinguir algo.
    -primero al sur debemos buscar  un terreno más alto, una vez ahí los puedo guiar-
    El grupo comenzó a andar,  todos corrían moderadamente por el césped gracias a la iluminación de la luna llena y de las estrellas, no necesitaban linternas para poder ver, el viaje era de verdad muy incómodo, en especial con esa ropa tan retro, seguramente la habían lavado tanto que terminó por encogerse, pasaron por árboles y más árboles por el bosque cuando por fin el terreno comenzó a elevarse mientras iban colina arriba hasta llegar a lo más alto.
    Debía admitirlo en todos los años viviendo en a zona de la provincia Burai nunca había visto las casas y las granjas de esa manera se veían de verdad  hermosas sin las luces de los edificios,  todo parecía muy tranquilo incluso deshabitado.
    A partir de ahí Burai encaminaba la marcha con los demás siguiéndole o a un lado  ni si quiera  habían pensado si estaban corriendo en formación o en fila india, bajaron de la colina, pasaron por el resto del bosque, después pasaron por la cerca de otra granja, después por un camino rural no pavimentado, debían evitar la autopista, seguido por el rio de este que separaba a Wuhan con Chagang*.
    Burai se detuvo recargándose en las rodillas mientras respiraba un poco, habían corriendo durante  más de media hora había sido demasiado, francamente  dejaron la nave muy lejos.
    -todavía está lejos- preguntaron algunos que también se detuvieron y se sentaron en el piso a descansar, todos menos la capitana que se detuvo   y se volteó a regañarlos.
    -debería darles vergüenza, incluyéndote Avatar, como es que solo has corriendo un poco y ya te cansaste
    Burai se levantó no estaba cansado peor podía  escuchar a los demás  ellos  si estaban cansados además  ellos no habían tenido entrenamiento militar como aquella mujer.
    -de hecho no me cansé- respondió enérgicamente-  me detuve porque ya llegamos- continuó poniéndose de pie mientras miraba a un lado y si efectivamente ahí estaba el pequeño muelle que los pescadores usaban.
    -solo  atravesamos esa calle y listo es más iré yo solo, ustedes descansen además …-comenzó a decir de forma despreocupada.- no hay prisa no hay patrullas ni helicópteros.
    Burai se quitó las gafas y las máscara estaba artos de ellas , los arrojo al piso y  atravesó caminando la calle mientras  avanzaba un poco más y ahí estaba la granja miro hacia la casa y vio que todo estaba apagado, que no había nadie,  apenas eran las ocho y media todavía debían estar despiertos cenando o viendo la televisión.
    Burai se fue acercando mientras que algunos de los toros-ligre que criaba la familia  comenzaron a levantarse de su sueño cuando Burai se acercó algunos  Borregos corrieron hacia la cerca para a cercarse.
    -¿sucede algo?- preguntó la capitana mientras  Burai se acercaba a la reja para garrar al Borrego más pequeñito que s ele había acercado.
    -Turfla- decía mientras acariciaba al pobre borrego en la cabeza y comenzaba  a ver su lana cuando se dio cuenta de que, el pobre borrego tenía entre su lana lo que parecía ser un trozo arrancado, el chico  comenzó a levantar la  lana  de alrededor y ahí estaba un pequeño rasguño que todavía estaba cicatrizando,  se lo había hecho  recientemente, o eso parecía pero porque, más  y más borregos se fueron acercando a Burai mientras el chico comenzaba  revisarlos todos tenían en diferentes partes del cuerpo rasguños similares algunos  cerrados mediante puntadas, cuando terminó de revisar los borregos, miro hacia otro lado a ver a los toros ligre,  y si efectivamente  encontró exactamente los mismos rasguños en sus pieles cerrados mediante coceduras.
    -no deberías…
    - las luces está apagadas y a estos animales los han cortado para abrirles algo de piel, pero para que-
    -dejame ver.
    La capitana se acercó al animal para ver el rasguño más de cerca, su mirada seria cambio ahora era más sospechosa y preocupada.
    -fueron hechas con cuchillos de carniceros, heridas  medio superficiales, no para lastimar si no para revisarlos por dentro ¿dime aquí hacen eso?-
    -revisarlos no, aunque ha habido muchos operativos por la zona nunca se meten con animales de propiedad privada y menos con el ganado-
    Se escuchó un paso por detrás ambos voltearon el animal dio un ruido, el chico miro a la capitana mientras le hacía señas al chico mientras caminaban hacia atrás lentamente  y se escondían detrás del enorme pozo del cuál  sacaban agua para darles de beber a los animales, mientras veían como una linterna se acercaba, sería el tío Wan o alguien más  sea quien sea  se acercó más a donde estaban estando a solo unos centímetros del pozo, comenzaron a rodearlo mientras el o ella pasaba de largo por el pozo hasta que quedaron del otro lado sin levantar la mirada y sin dejar de verlo, mientras que la capitana y Burai se levantaban de su escondite y comenzaban a retroceder cuando Burai piso una rama y la rompió, el desconocido se dio la vuelta e ilumino a Burai con la linterna.
    -¿Burai?- preguntó una voz masculina  grave y baja que se le hacía familiar pero en esos momentos no recordaba a nadie en específico, y no era de alguien de la familia
    La luz de la linterna lo cegaba se tuvo que cubrir con las manos la cara pero no del todo para poder ver a quien se había encontrado mientras el chico susurro un -¿Quién?-
    -¿ya no te acuerdas de tu capitán?- aquella persona supuso la linterna enfrente del su cabello riso rubio veinte centímetros más alto que el quedo iluminada por la linterna,  un muchacho rubio de cabello riso con una cara  inflada debido a sus enorme cachetes y una nariz muy gruesa era el capitán del equipo de Baloncesto.
    -Tenoch ¿Qué haces aquí?-
    -te respondo si me respondes donde has estado tu chico-
    Burai se quedó mirando a Tenoch durante unos segundos, sería de confianza hablar con el podría mentirle  darle cualquier historia que se tragara y saber qué hacía el ahí.
    -sí y necesito preguntar de nuevo donde estabas después del partido  te fuiste y no volviste, tu familia estaba preocupada, y no vienes solo por lo que veo- señalo con la linterna a la capitana.
    - mejor dicho por qué estás aquí  tu casa  queda del otro lado-respondió Burai dando una evasiva-
    -si no quieres decirme lo entiendo, solo  te digo que dejaste esto en el vestidor- dijo Tenoch sacando una credencial que tenía el nombre y la fotografía de Burai, el chico estiró la mano para agarrarla pero Tenoch la alejo de Burai  alzándola en lo alto.
    -tu credencial de los videojuegos, me la robe de la oficina del director,  encontraron grietas de tierra control y encontraron tu credencial así que  tan pronto la vía la garre y me la lleve para que no tuvieras problemas días después vine y te habías ido.
    -¿y te quedaste aquí para darme la credencial?-preguntó de nuevo intentando  parecer sarcástico- si quieres saber por qué me fui, tuve una pelea con mi padres y me fui, tuve una pelea con policías y vine para evitar que la policía los moleste- decía rápidamente improvisando una medio verdad-ahora que haces aquí-
    -bueno Rui tiene un  familiar se llama Kameo, entro recientemente a los bloqueadores de chi, y entonces como en la otra escuela, lo señalaron como tramposos incluyendo al director este creyó que yo empecé rumores contra el y con media familia son bloqueadores de chi, me hizo una denuncia de que soy maestro tierra y me tuve que ir.
    -y te escondiste en mi casa-
    -más o menos, tu madre estaba ahí cuando Rui amenazó ante toda la calle de que era maestro, y tu madre me dijo que habían un túnel en tu casa, me ayudo a irme ahí y llevo escondido ahí.
    -¿y porqué están dormidos a estás hora?-
    - te responderé si me respondes, ¿Dónde has estado?-
    -viajando en carretera- contestó Burai de nuevo improvisando una  verdad a medias.
    -la semana pasada hubo un problema, encontraron a un grupo de contrabandistas e hicieron una revisión a fondo, por esos los animales están lastimados y hoy  seleccionaron a este grupo de casa para una inspección, ahora no debiste venir, el jefe de policía  cuando no te vio cuando vino se vio muy interesado en porqué no estabas.
    -pues tu tampoco deberías estar afuera en especial de porque te denunciaron, aunque no seas maestro si no te presentaste te lastimaran como a uno- le decía Burai  viendo atrás de  Tenoch entonces debían esperar, no podía decirle que era el avatar.
    -lo mismo te digo el papá de Rui quiere interrogarte además de que quiere hacerte pruebas de que no sea maestro, Rui denunció a todo el equipo y como somos a los únicos que no encontraron y como desapareciste cuando encontraron las grietas, y me dejo pensando si eres maestro tierra…- Burai  abrió la boca para decir que no pero Tenoch no dejo de hablar-si me vas a mentir o no me quieres decir lo entiendo, solo considera que siempre has confiado en mi y que yo siempre he confiado en ti.
    Burai se quedó mudo ni sabía que decirle podría decirle que no pero por  su culpa ahora Tenoch era  fugitivo, así se escondía en  la guarida y con la policía buscando  contrabando  lo encontrarían algún día, podría llevarlo con el pero eso significaría revelar que era el avatar cosa que  solo le  diría a su familia, pero la familia de Tenoch también eran buenos amigos de la familia de Burai.
    E… está bien…si soy maestro tierra ese túnel lo hice yo y si vas a delatarme para lavarte las manos- tomo postura de combate- nuestra amistad se acababa-ya que me uní a los resurgistas-
    Tenoch se dio la vuelta listo para atacar los grandes músculos de Tenoch con  rocas, Tenoch respiró profundamente miro hacia un lado a donde estaba el pozo antes de asomarse.
    -lo sabía- respondió con un tono alegre, señalándolo con el dedo- no hacía falta, ese túnel lo hiciste tú, también vi tu permiso de conducir falso una vez, y no dije nada porqué mi familia nunca apoyó a los resurgistas, ni a los maestros y no saben  que soy maestro aire-
    Burai abandono la postura de ataque eso no lo esperaba, un maestro  aire justo en el centro del reino tierra, de toda la gente que espero  que fueran maestros, incluyendo a Rui, no esperaba que Tenoch fuera algo así.
    Tenoch  se agachó en el césped y agarro algo del piso y  volvió a levantarse  estiró las manos  respiro profundo, en sus manos tenía unas hojas, el chico respiró de manera profunda y la hoja  comenzó a  flotar unos centímetros de la palma de la mano de Tenoch, después de ponerse  a girar sobre ella sin  salirse de la mano de Tenoch, después la dejo ir, volvió a respirar  y golpeó fuerte con la mano izquierda abierta  para sacar aire control la fuerte ráfaga de aire  golpeó la pequeña campana haciéndola sonar.
    -muy bien te creo, eres maestro aire yo el avatar, bien intentaron arrestarme me dispararon con choques y me activaron el estado avatar, encontré a la nieta del avatar Korra, rescatamos a Chen-Ho, él nos dejó Rin y yo  fuimos a rescatar a un niño, fue una trampa  nos hicieron prisioneros derribe la pared, me uní a los resurgistas, me hicieron entrar en estado avatar y  la semana pasada mataron a los oficiales que intentaron arrestarme y se llevaron una identificación falsa y vine por mi familia ya que los  usaran de rehenes, ahora que lo sabes  vienes conmigo, en los resurgistas no hay maestros aire y necesito- lo dijo a velocidad  ya no podían perder más  tiempo pero sus padres  no estaban, entonces debían esperar, pero Burai tomo posición volvió a respirar  y de sus manos salieron las llamas verdes.
    -A ver, a ver- decía usando las manos  como si lo estuviera deteniendo-eres el avatar y si voy contigo,  y que hacemos con tu familia, esperamos aquí y como nos llevamos-
    -tenemos una aeronave no muy lejos.
    Tuvieron que esperar al menos una hora más hasta que una camioneta llegó a  la casa era la camioneta de tío Wan tan pronto se estacionaron en el garaje,  fueron a la puerta, mientras que Burai, la capitana y Tenoch se metieron a la casa a esperarlos a la sala, una vez que entraron, Burai se levanto  de prisa dejando  sin palabra a su madre, Tenoch y la capitana también se levantaron.
    -tenemos que irnos ya- dijo de manera rápida y hablando con voz muy alta mientras les lanzaba las maletas a su madre y a su padrastro.
    -Burai como…-comenzaba a  decir sus primos
    -Burai regresaste – decía su madre mientras comenzaba a  correr hacia él, pero el chico la evadió poniéndole otra maleta en la mano.
    -rápido solo dos cambios de ropa y toda la comida que puedan, nada de joyería, ni de dinero nos vamos-
    -¿y nos vamos a dónde?-preguntó otra persona detrás de ellos en la casa sin ningún permiso entró un imponente hombre que de no ser por su cabello  pelirrojo podría ser la versión futura de Tenoch, era  el jefe  Rito, el padre de Rui y el jefe de policía de la zona de la provincia.
    Eso tomo de sorpresa a Burai no lo esperaba en lo más mínimo, sentía en todo su cuerpo y alma  que debió haber esperado unos segundos  antes de comenzar a hablar  y de haberlo hecho hubiera visto al oficial y  haber inventado alguna excusa para  salir de aquel rollo, pero  ahora tenía a sus padres acorralados había abierto la boca enfrente del jefe de policía de la zona
    -por qué solo ropa y nada de joyería o dinero se necesitan para salir de vacaciones y que es esa ropa parecen  viejos uniformes de la policía no los habrás robado o si señor Ishii, o quizá esté haciendo Cosplay.
    La familia de Burai fijo su atención en el jefe de policía  que llegó sosteniendo un bolso rojo con un broche, era el bolso de su madre que curiosamente combinaba  con su cabello rojo, aunque  no era la primera vez que Burai lo veía,  por primera vez pensaba si era rojo natural o era  cabello pintado, Burai apretó los dedos de los pies no era tiempo para distraerse.
    -señora Ishii,  dejo su bolso tirado en la comisaría a sí que con gusto vine a traerlo por usted- dijo poniendo el bolso en el sillón.
    -chico  responde, a donde quieres que vayan, si se puede saber, si son solo vacaciones no tienes de que preocuparte si es algo malo te pediré que me acompañes, ya que tú y tu amigo- señaló a Tenoch- tienen una denuncia anónima de que son maestros y al faltar a ella se vuelven sospechosos tranquilos son solo una preguntar, sacó del bolsillo su pistola eléctrica- como desean do aquel momento con muchas ansias
    -lo siento- comenzó a decir Tenoch con  más seguridad  al parecer  ya tenía algo que decir bien planeado- no sabíamos que teníamos una denuncia anónima, y si solo nos va a hacer una preguntas  ¿por qué no aquí? Son solo preguntas-terminó de decir levantando y bajando la cejas varias veces.
    -tenemos un protocolo y hacerte el tonto no te ayudará de nada- respondió el policía mientras la familia de Burai pasaba al otro lado de la casa.
    -adivinaré fue su hijo quien puso la denuncia si es por los rumores yo no los inicie- continuó  respondiendo Tenoch, Burai miro a todos lados buscando una respuesta, podían atacar a ese policía y salirse huyendo de ahí al fin eran dos contra uno, o al menos eso creyó el chico cuando entraron otros dos oficiales a la casa detrás del  jefe, era como si lo hubiesen planeado pero no habían visto a la capitana, seguramente ella daría la  alarma a los voluntarios para que  atacaran, saldrían de ahí de manera muy fácil.
    -de todas formas debo llevarlos- decía mientras subía más el volumen, mientras avanzaba dando lentos pasos, como si quisiera convertirse  el malo de la película de vaqueros, correr el riesgo o no debían  pensarlo rápido en caso de que llegara otra patrulla y atacaran, pero que, correr el riego de atacar primero,  con que con fuego  o con tierra, su fuero era débil y lento pero si Tenoch atacaba  tendrían ya un combo de fuego y  aire bastante potente, pero podrían esquivarlo pero si usaba el tierra control podría hacer  una muralla y derribarlos  y salir por atrás.
    -supongo que también sabrás lo que paso en la ruta ciento cinco,
    -¿me va a culpar por eso?-
    -bueno hace un mes que no se te ve en la escuela y pudiste llegar ahí en ese tiempo…
    El jefe de policía se cayó  y de pronto el y los dos oficiales comenzaron a retorcerse  antes de arrodillarse y caer al piso.
    -que-
    -no hay tiempo luego te lo explico vámonos- gritaba la Capitana mientras Burai miro a todos cambiando su cara  a una más seria que optó por  gritarles a todos.
    -¡¡olvídense de todo ya no hay tiempo nos vamos!!-
    -no hasta que…-
    -¡¡más tarde no hay tiempo!!-
    Sin saber muy bien porqué  todos lo siguieron  en si sabían que era maestro tierra, pero eso no significaba que debían entender todo lo que había pasado, así que  salieron corriendo pasando por encima de los oficiales directo a la  calle.
    -No hay tiempo ni de eso- le dijo Burai a su madre  cuando intentó sacar a los borregos y a los toros-ligre,  mientras corrían  por la calle directo al camino don de los demás esperaban sentados.
    -de pie maestros tierra, de pie y nos ponemos en movimiento con tierra control  ahí vienen y serán muchos.
    -¿cómo lo sabes?- preguntó Tenoch mientras que todos se levantaban
    -antes de que entraran a la casa pidió refuerzos y cuando lo paralice con sangre control  oprimió su reloj pidiendo ayuda, vendrán más.
    Todos asintieron y comenzaron a ponerse en grupos, mientras que los maestros tierra, que eran cinco,  entre ellos Burai comenzaron a usar su tierra control para  separar unas plataformas  de tierra  en las cuales se subieron todos, eran un total de veintiún personas una vez arriba de las plataformas  comenzaron a deslizarse para alejarse  y regresando  hacia el dirigible.
    -¿y tu familia?- preguntó la capitana una vez que inició la marcha en las plataformas de tierra.
    - no te preocupes ya me ocupe de eso- dijo alzando y encogiendo los hombros
    La maestra fuego, que estaba en la plataforma de tierra que movía Burai, se dio la espalda en la plataforma y sacó unos binoculares, mientras seguían avanzando.
    -creo que si sospechaban de Burai y de Tenoch las patrullas llegaron ya a la casa, decía mientras intentaba sostenerse de las ropas de Burai.
    -¡necesitamos acelerar!- grito la capitana
    -¡no podemos vamos  a casi sesenta  kilómetros por hora si vamos más rápido necesitaremos  reducir el espacio y somos demasiados!- respondió otro de los voluntarios.
    -díselos a ellos-
    Alguien más señalo hacia el cielo mientras una luz enorme comenzaba  a iluminarlos mientras seguían avanzando y el sonido de una hélice de un helicóptero se hacía más y más fuerte, mientras escuchaban una voz masculina amplificada.
    -está es la policía de Wuhan, detengan esas plataformas, repito detengan esas plataforma o abriremos fuego- gritaba el operador del helicóptero que aún los seguía con la luz.
    -¿Shawna, Rocky encárguense del helicóptero!- ordeno de nuevo la mujer
    Bur5ai no podía detenerse a ver , solo escuchaba los continuos disparos de fuego control, sin saber si  fallaban en el blanco o el helicóptero estaba brindado contra fuego control, solo sabía que movía  la plataforma sosteniendo las manos en alto inclinándose hacia adelante acelerando más y más, de vez en cuando veía como la luz  se movía de un lado, sacándolos del campo de  visión, mientras se escuchaba lo lejos las patrullas de policía que se acercaban .
    -necesito más potencia- gritaba Rocky por quinta vez.
    -permíteme- intervino Tenoch que estaba en la plataforma que estaba justo enfrente de Burai, el muchacho se dio la vuelta mientras  que los demás voluntarios lo agarraron para sostenerlo.
    -maestro fuego apunta tu mejor ráfaga hacia mis manos- le gritaba a Rocky mientras tomaba posición y comenzaba  a lanzar ráfagas de viento, sin saber cómo el maestro fuego hizo caso  se dio la vuelta de la plataforma que estaba justo al lado de la plataforma que movía Burai  este comenzó a disparar  fuego contra  las manos de Tenoch de donde salía la ráfaga de aire, cuando las llamas  chocaron con la ráfaga de aire esta se direccionó con  el doble de potencia y velocidad hacia el helicóptero Burai no podía  voltear  para ver si funcionó.
    -llegamos al bosque, desde aquí a correr hacia la nave.
    Tan pronto llegaron al límite del bosque detuvieron las  plataformas  y bajaron de ellas, dejándolas  levantadas como barreras pero eso no evitaría que  los siguieras, tan pronto bajaban de las plataformas todos comenzaron a correr colina arriba de regreso  por donde los había guiado Burai, ya no había señales del  helicóptero tal vez lo habían derribado, peor no había tiempo de preguntar, la plataforma de Burai fue la tercera en llegar, sin detenerse a ver las otras dos plataformas  siguieron andando.
    -El plan del maestro aire si derribamos el helicóptero- dijo por detrás  el maestro fuego, que  corría tras el mientras eso significaba que si los estaban siguiendo.
    Llegaron a la cima de la colina  para volver a ir  colina abajo pero solo descendieron un poco, ahora solo faltaban un par de árboles para volver a la aeronave, Burai esperaba que estuviera encendida y lista para  despegar.
    Por  fin llegaron mientras abrían la puerta poco a poco fueron subiendo, tan pronto Burai puso sus pies en ella, esperaba que su  familia  dijera algo al respecto, pero  se quedaron callados tal vez estaban cansados de la persecución que acaban de presenciar.
    -¿Qué pasa por que no despegamos?-preguntó la capitana
    -el motor necesita recalentarse-
    -primero que  está caliente  ahora que está frío no inventes- dijo alguien a quien Burai no volteó a ver estaba más preocupado por otras cosas mientras se asomaba por la ventana pudo distinguir luces de patrullas de policía.
    El chico se volteó a prisa pensando en dar un grito dramático de  advertencia, sin embargo las palabras no salían de su boca,  todo había pasado muy rápido.
    -cuanto tiempo-
    -Cinco minutos, en  cinco minutos estaremos en el aire.
    -no tenemos cinco minutos-
    Burai respiraba  rápidamente una y otra vez  trago saliva, como era posible que siendo el avatar, no pudiera  hacer algo tan simple, claro nunc había pasado por un susto así.
    -¿Burai?-preguntaba Tenoch
    El chico volvió a ver por la ventana, y luego de nuevo al interior, respiro una vez más.
    -¡tenemos compañía!-
    La capitana dejó de ver los controles y su mirada  que no sambió en anda miro a todos los presentes, que reaccionaron a las palabras del chico.
    -Rocky, Shawna, Rika, Cam, Sion, Lucy, Castor y Luka, necesitamos tiempos, ustedes síganme  los enfrentaremos, usaremos  rocas como escudos, la máxima prioridad es mantener la nave intacta, Norris- se dirigió hacia el voluntario más joven- si muero dirige a los demás a la guarida de Mercurio, la más cercana, ya conoces la seguridad, los demás vamos-
    Mo perdieron el tiempos todos sacaron de los casilleros, botellas de agua, y alambre metálico, antes de salir Burai  también fue hacia el casillero pasa sacar la  mochila que tenía el alambre metálico, aunque no había escuchado su nombre necesitaba ir con ellos,  cuando iba a la mitad  del camino la capitana se dio la vuelta  estirando la mano deteniéndolo.
    -mantente adentro, junto con tu familia-
    -¿Qué? ni hablar yo también peleo, soy maestro tierra y metal y ya comencé con el fuego-respondió desesperado la sirenas indicaban que ya la policía estaba a punto de llegar.
    -la prioridad es protegerte, si te perdemos aquí-
    -¡¡capitana!!-
    -solo mantente a salvo-
    Bajo hacia  la tierra mientras se agachaba detrás de una barrera de  roca que habían alzado los demás maestros tierra, junto con varios pilares  y columnas que pusieron alrededor del dirigible
    Burai miro hacia atrás  y luego hacia  adelante, no podía quedarse  ahí sin hacer nada, era el avatar y esa sería la primera prueba, su primera prueba con o sin los cuatro elementos, además también era su batalla,  respiro profundamente y  descendió por la rampa, concentró su chi e hizo  salir dos columnas más de tierra una delgada y alta  y otra baja y muy gruesa  de un metro de altura,  se escondió detrás de la chica.
    -es mi pelea también- dijo Tenoch que lo alcanzó unos segundos también.
    Varias patrullas de policía llegaron, los oficiales salieron armados con armas de fuego, mientras el  encargado hablaba por altavoz pidiendo que se rindieran.
    -alguna idea-
    -quien ataca primero ataca más veces- respondió Burai  poniéndose de pie, mientras se levantaba y  lanzaba las puntas afiladas de dos de las columnas que habían hecho los maestros tierra , la primera  fue  directo a un oficial que logró esquivarla y la otra que golpeo  la parte trasera del motor y  la mitad del vidrio de un patrulla.
    - no estuvo mal- le dijo Tenoch mientras que uno de los oficiales   comenzó a disparar con una escopeta a la barrera de roca donde estaban Burai y Tenoch agachados, la potencia de esa escopeta logro perforar la barricada  haciendo un pequeño orificio en ella, con suerte el disparo no le dio a ninguno de los dos chicos.
    Burai se  lanzó hacia suelo completamente acostado en el césped concentrando todo su chi en el piso, haciendo que la tierra se moviera provocando que la pierna del oficial con la escopeta que les había disparado,  el movimiento  hubiera logrado que se le  abrieran las piernas en su totalidad, provocándole un doloroso grito al oficial, mientras que Burai se levantaba del piso, sin levantarse de la barrera   concentrando de nuevo su chi, el cuerpo del oficial había quedado justo enfrente de una de las columnas, Burai   uso  tierra control para lanzar  la columnas  contra el oficial lanzándolo  lejos, ya era uno menos.
    -vamos ganando-
    Otro de los oficiales  volteó a  ver su compañero caído mientras que otro de los maestros tierra, le lanzó un latigazo de alambre metálico que golpeó al oficial, que soltó su arma y con el otro cable, le dio varios golpes, antes de ser atado con ambos cables y ser lanzado con fuerza, chocando de cabeza  contra un árbol muy grueso
    Una plataforma de tierra salió del piso empujando otra de las patrullas, que cayó sobre otra de las patrullas.
    -Ahora Shawna-
    La maestra fuego se levantó de la barrera,  y lanzó una ráfaga de fuego  directo contra el tanque de gasolina, haciendo explotar mientras gritaban abajo, la explosión fue tan fuerte que varios de los oficiales salieron disparados  contra el piso, mientras que Burai se tapaba los odios, y Tenoch se daba la vuelta, para evitar el humo que fue provocado,  Burai nunca había pensado que una explosión fuera tan fuerte estando tan cerca, pero para los demás esa fue la señal, los maestros fuego y los maestros tierra, comenzaron a lanzar llamas y  rocas contra los inconscientes oficiales.
    -¡abajo!- gritaron de nuevo a lo que todos no respondieron  a tiempo para evadir el impacto de un lanzacohetes, que lanzó otros de los oficiales, sin embargo también fue  un impacto  muy fuerte ya que salieron algunos de los  maestros salieron volando debido al impacto por la explosión, Burai se levantó, mientras pensaba como derrotarlo, otro disparo podría derribar las barricadas y no valía la pena usarlas como escudo, entonces recordó uno de los dibujos animados que veía cuando era niño, a el payaso Niko  amenazaba con disparar una pistola de agua y cuando uno de los niños  tapo la pistola con una bala de papel, no perdía nada.
    Burai sacó una roca  poco más grande  que su cabeza y la golpeó  haciéndola  atorarse contra el agujero de disparo de la lanza cohetes, el oficial,  lanzó  a lo lejos  la bazuca.
    -¡será mejor que se vayan nosotros nos encargamos!- gritó Tenoch recuperando aquel aire líder que lo convirtió en capitán del equipo de baloncesto mientras se ponía al lado de Burai, el chico lo miro parecía muy lejano aquella vez que  estuvieron  de pie juntos en aquel partido de baloncesto.
    Algunos de los maestros  se levantaron poco a poco mientras se ponían despacio de pie, el policía saco de su cinturón y de su cinturón sacó una cuerda atada a unas rocas,  una de las armas  que usaron los primeros bloqueadores de chi de la revolución anti maestros y la lanzó Burai  concentro su chi  en la pierna y  dio una patada al aire sacando un   columna pequeña que salió del piso   sirviendo como escudo, para detener la cuerda.
    Tenoch comenzó a dar golpes al aire  sacando ráfagas de aire control que el oficial comenzó a  esquivar dando salto,, Burai volvió a sacar una columna, para empujarlo, pero el  oficial, la uso como soporte para tomar vuelo y saltar hacia ellos, Tenoch dio un golpe con ambas manos sacando una ráfaga de aire más potente que golpeó a los policías.
    Burai miro hacia atrás viendo a los otros que subían al dirigible.
    -aún no termina- dijo Tenoch sin abandonar su postura de pelea.
    Burai  volteó la cabeza lentamente mientras veía como un enorme  cuerpo metálico  y muy pesado  se acercaba, al principio Burai creyó que era un insecto gigante que a se acercaba  más y más,  las llamas de las explosiones mostraron lo que era un enorme tanque metálico color gris oscuro con una ventana amarilla con enormes pizas metálicas y cuatro luces verdes en la parte frontal y rodaba hacia ellos.
    -¿Qué es eso?-preguntó el chico
    -no importa hay que irnos-
    La opción sonaba bien, pero si esa cosa atacaba al dirigible, podría  derribarlo y provocar más daño a los heridos e incluso dejar muertos, Burai uso el metal control para atraer  el alta voz del oficial,  hasta su mano, levantó la otra mano y con metal control comenzó a cerrar la puerta del dirigible, apretó el botón del altavoz para hablar por el.
    -ya tenemos lo que buscamos la misión fue  exitosa, tienen que irse yo me encargo de esto por qué es mi camino.
    -no, conductor aterrice la nave, no despegamos-
    - capitana hagamos lo que dice ya tomo su decisión y si volvemos moriremos todos-intervino Shawna.
    La capitana miro a todos, no estaban en posición para una batalla más así que miro al conductor y asintió con la cabeza,  se acercó a la ventana  mientras sacaba  del bolsillo del pantalón  algo poco más chico de su mano,  uso el agua control para sostenerlo mientras  dejaba caer el paquete con agua control esperando que no se quemara, mientras que el conductor comenzó a  despegar la nave mientras agarraba altura

    Burai soltó el altavoz  mientras  caminaba hacia donde estaba Tenoch que ya había  avanzado un poco hacia aquella máquina.
    -¿Qué tenemos aquí?- preguntó Burai una vez que esa máquina estaba lo suficientemente cerca.
    -te respondo si me respondes ¿por qué no hiciste que subiera yo?-
    -no me dejarías  peleando solo o si capitán ahora que es- respondió Burai tomando otra mochila de cable metálico del suelo
    -al jefe Rito manejando ese robo tanque, mi abuelo que en paz descanse me dijo que fueron de la primera revolución anti maestros
    -pensaba que esas cosas  eran  armas exclusivas del ejercito pero no me sorprende, alguna estrategia, el metal control no funciona con el-
    El robo tanque disparó algo que Burai no se detuvo a ver el chico se lanzó hacia un lado y Tenoch hacia el otro ambos  apenas pudieron caer bien detrás de las  columnas de tierra que quedaron levantadas, como vencer algo así, debí a admitirlo tenía la mente en blanco.
    -alguna idea- le gritó Burai a Tenoch  que parecía estar analizando  el lugar.
    -si pero es riesgosa-
    Ambos chicos se lanzaron hacia la barricada central, cuando el  robo tanque ataco con sus pinzas las columnas de piedra, una vez ahí Tenoch le susurro la estrategia  a Burai, parecía sencilla.
    -de nada vale la pena  seguirse escondiendo, yo gane- decía el jefe Rito a través de una bocina-mejor ríndanse,  no hay forma de que ganen-
    -En serio pues a tus oficiales  no les fue bien- le decía Tenoch, mientras Burai acostado   en el piso uso  tierra control para hacer salir unas rocas de unos  treinta centímetros de alto  a un metro detrás del robo tanque, una a la altura de cada pierna.
    El jefe rito saco una risotada, cuando Tenoch terminó de hablar-en serio aún tienes esa fe, en tus controles nuestros recursos son ilimitados, los de los maestros,  los resurgistas, los de Sato se están acabando aún con sus fuerzas unidas no podrán ganar y todo lo comenzaron ustedes.
    El plan de Tenoch era mantenerlo ocupado, era la ventana de  pelear contra ese hombre, era un tonto y un hablador, un verdadero operador de esas cosas  ya los hubiera atacado an tes de responder, mientras hablaba Burai preparaba  un roca  dándole forma triangular, sin quitarle mucho grosor, para tener un buen ataque.
    -pues no lo subestimes ¡Burai!-
    Burai salió detrás de la columna y usando tierra control,  lanzó un charco de lodo hacia el vidrio amarillo tapando la vista del jefe mientras Tenoch concentraba su chi y lanzaba su ráfaga de viento más poderosa que empujo el tanque, haciéndolo retroceder hasta que tropezó con las rocas, cayendo boca arriba, los chicos no perdieron el tiempo, Burai  uso tierra control para  hundir la parte central de la pieza  y enterrar bajo unos centímetros de tierra las piernas y los brazos mientras  ambos corrían hacia el tanque, sosteniendo dos rocas mediante tierra control, cuando estuvo cerca del robo tanque, saltó hacia un lado para evitar su piza metálica y lanzó la primera piedra que  impactó contra  la parte central del robo tanque con toda la fuerza que tenía, Tenoch uso el aire control para darle impulso a Burai y este subiera al tanque, el chico retiro la enorme roca de encima del robo tanque, donde ahora estaba una grieta  y coloco la otra roca  insertando la punta puntiaguda dentro del tanque mientras que el jefe  intentaba hacerlo levantarse forzándolo más y más a la pobre máquina, Burai saltó  en la base arriba de la roca  con forma triangular Burai uso tierra controlo para levantar una parte de la base hacia arriba una vez  elevada la roca, Tenoch  dio un salto y un giro en el aire mientras Burai volvía a poner esa parte en la roca que había quedado encajada en el robo tanque,  Burai salto del tanque e hizo otra barricada más con tierra control mientras Tenoch aterrizaba con más fuerza en la roca presionando más  partiendo la máquina partiendo a la mitad al robo tanque, mientras que el jefe salía despedido por aires.
    Los dos chicos se quedaron ahí un minuto o dos viendo lo que habían hecho antes comenzar a  extinguir el incendió Burai usando polvo y rocas y Tenoch extinguiéndolas con aire control, cuando empezaron a escucharse  sirenas de las patrullas, Burai camino algunos pasos para recoger lo que había caído del dirigible, mientras lo guardaba en el bolsillo, el chico  volvió a usar  tierra control para alejarse del lugar.

    *Wuhan  es la capital de la provincia de Hubei y la ciudad más poblada en la zona central de la República Popular China
    *Sokka  tuvo una idea similar cuando Aang necesitaba entrar al templo de fuego para hablar con el Avatar Rokku
    *Chagang estado de Corea del norte
    avatar
    Gama
    Leyenda
    Leyenda


    43 / 10043 / 100

    Nada

    Nada
    Resistencia
    Mensajes5115 Reputación195
    Dinero29100
    Puntos Gantz0 100 Puntos22 Vida
    100 / 100100 / 100
    950 / 999950 / 999
    0 / 9990 / 999

    Traje
    75 / 10075 / 100
    0 / 3000 / 300

    Vehiculo
    0 / 1000 / 100
    0 / 5000 / 500
    0 / 9000 / 900

    Energia
    100 / 100100 / 100
    125 / 999125 / 999
    Activado Nada

    Re: Avatar la leyenda de Burai capitulo 5

    Mensaje  Gama el Lun Feb 09, 2015 6:32 pm

    Ya casi término de leer xD esta muy largo y nomas lo leo en el camión xD pero se esta poniendo interesante +1





    Objetivo: Sobrevivir






    Contenido patrocinado

    Re: Avatar la leyenda de Burai capitulo 5

    Mensaje  Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Jue Dic 13, 2018 8:29 am